Esta ruta, basada en otra de Aurelio de “Euskadi en BTT”; nos va a llevar hasta la margen derecha de Urdaibai. Partiendo de la famosa cueva de Santimamiñe, ascenderemos a la puntiaguda cima de Ereñozar; para después bajar al sumidero de Bolinzulo y desde allí visitar el bosque pintado de Oma. Una breve circular de 11km y 700 metros de desnivel positivo, pero que bien puede presumir de visitar lugares realmente mágicos.

Mapa.

Mapa.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

A través de la carretera BI-4244, llegamos al restaurante Lezika (Barrio Basondo, Kortezubi). Para no aparcar en su parking, vamos unos metros más adelante en busca de un pequeño aparcamiento bajo la ermita de Santimamiñe. Subimos a la ermita (100m.) que rinde pleitesía a San Mamés (s.XVI), y tras ella una serie de escaleras nos llevan a la famosa cueva, que tuvo que cerrarse al público debido al deterioro que estaban sufriendo las pinturas rupestres.

Arrancamos bajo la ermita de Santimamiñe.

Arrancamos bajo la ermita de Santimamiñe.

Seguimos las escaleras hacia la cueva.

Seguimos las escaleras hacia la cueva.

Entrada a la cueva de Santimamiñe.

Entrada a la cueva de Santimamiñe.

Junto a la cueva nace el vertical sendero que asciende hacia la cima. Aunque no hay mucha pérdida, ya que solo se puede seguir el túnel abierto entre la vegetación, unas pinturas rojas nos orientan en nuestro ascenso; en el cual nos tendremos que ayudar de las manos debido al karst y la pendiente.Tras superar los aproximadamente 300 metros de desnivel, salimos directamente a la cima, donde se encuentra la ermita de San Miguel de Ereñozar (s.X). La panorámica desde el buzón (Ereñozar 447m.) comprende toda la reserva de la biosfera de Urdaibai.

Comenzamos a ganar altura sobre suelo kárstico.

Comenzamos a ganar altura sobre suelo kárstico.

Una paradita en el ascenso.

Una paradita en el ascenso.

En algún momento tenemos que ayudarnos de las manos.

En algún momento tenemos que ayudarnos de las manos.

Castillo de Arteaga.

Castillo de Arteaga.

Ermita de Ereñozar.

Ermita de Ereñozar.

Interior de la ermita.

Interior de la ermita.

El cartel nos explica un poco la historia.

El cartel nos explica un poco la historia.

Buzón de Ereñozar.

Buzón de Ereñozar.

Panorámica de la cima.

Panorámica de la cima.

Panorámica desde la cima hacia la zona de Motrolloa.

Panorámica desde la cima hacia la zona de Motrolloa.

Urdaibai.

Urdaibai.

Al otro lado de la ermita encontramos un camino que desciende (N) hasta una pista hormigonada. Haremos un giro hacia el sureste, tras el cual tendremos que estar atentos para abandonar la pista y adentrarnos en el pinar cruzando un paso a nuestra derecha. Tras recorrer algo menos de un kilómetro, llegamos a una bifurcación en la que tendremos la línea de alta tensión sobre nosotros. Aquí tomaremos el camino de la izquierda (NE), y pocos metros después seguiremos a la derecha (E) en el siguiente cruce. Un kilómetro después, en lugar de continuar hacia el barrio de Akorda; giramos a la derecha (S) para ir rodeando los altos de Madariaga y Zabalotegi. Siguiendo el camino que pasa por el Este del Zabalotegi, emprendemos el descenso que nos llevará hasta Oma a través de eucaliptos.

Bajamos de la cima.

Bajamos de la cima.

Abandonamos la pista.

Abandonamos la pista.

Bajo el tendido eléctrico, giramos a la izquierda.

Bajo el tendido eléctrico, giramos a la izquierda.

Cerca de Akorda.

Cerca de Akorda.

Perdemos altura entre eucaliptos.

Perdemos altura entre eucaliptos.

Tras pasar por los primeros caseríos de Oma, bajamos por pista hacia la carretera BI-4244; mientras adivinamos a nuestra izquierda la cascada que desaparece en el sumidero de Bolinzulo. Al salir al vial, continuamos a nuestra izquierda hasta encontrar un puente de piedra; donde un cartel nos indica el acceso a los restos del molino de Bolinzulo. Hacemos una visita al lugar para deleitarnos sacando fotos y regresamos a la carretera, para continuar dirección a Olakoerrota.

Se adivina el sumidero de Bolinzulo.

Se adivina el sumidero de Bolinzulo.

Aquí herraban a los caballos.

Aquí herraban a los caballos.

Cruzaremos el puente para ir a Bolinzulo.

Cruzaremos el puente para ir a Bolinzulo.

Luego solo hay que seguir el río.

Luego solo hay que seguir el río.

En las inmediaciones del antiguo molino.

En las inmediaciones del antiguo molino.

Molino y cascada.

Molino y cascada.

Otra vista del molino.

Otra vista del molino.

Apenas 300 metros nos separan de la entrada al bosque pintado de Oma; un gran cartel no hace dudar de que se trata del acceso a la famosa obra de Ibarrola. Una serie de escaleras ayudan en el ascenso al centro del pinar; donde deberemos tomarnos nuestro tiempo para disfrutar de todas las pinturas y adivinar los dibujos que se forman con la unión de los pinos. Algunas figuras ya no cuadran tan bien como años atrás, debido a que los pinos van creciendo; pero resulta curioso de ver. Aprovechamos esta pausa para llenar los estómagos y después continuamos ascendiendo hasta salir a la pista entre los altos de Abaroagana y Basobarri.

Entrada al bosque de Oma.

Entrada al bosque de Oma.

Ganamos altura hasta el centro del pinar.

Ganamos altura hasta el centro del pinar.

Primeras líneas.

Primeras líneas.

Es curioso como  se pueden llegar a cuadrar figuras.

Es curioso como se pueden llegar a cuadrar figuras.

Una niña...?

Una niña…?

Motoristas.

Motoristas.

Colorines...

Colorines…

Figuras geométricas.

Figuras geométricas.

Todo coincide.

Todo coincide.

A partir de aquí la ruta ya es un paseo; se sigue la pista forestal hacia Goikogana (NW) a través del PR-BI 180 y hacemos un breve descenso que nos lleva de vuelta a Lezika. Una ruta preciosa en buena compañía, la mejor forma de pasar el día.

Vistas del cordal realizado antes de la bajada a Oma.

Vistas del cordal realizado antes de la bajada a Oma.

En la pista de vuelta.

En la pista de vuelta.

Volvemos a ver el Ereñozar cuando se acerca el final.

Volvemos a ver el Ereñozar cuando se acerca el final.

Llegando al punto de inicio.

Llegando al punto de inicio.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6516880

 

Podéis encontrar el reportaje de Joseba “Igertu” aquí:

http://igertu.blogspot.com.es/2014/04/20140118-erenozar-447m-y-bosque-pintado.html?m=1 

 

Continúo con mi intención de conocer todos los montes centenarios de Araba, y para ello en esta ocasión me acerco hasta Kontrasta; para realizar una circular por las montañas que quedan a medio camino entre los valles de Arana (Araba) y Amescoa Alta (Nafarroa) .27km y 1.200 metros de desnivel positivo, que además de a cimas como San Cristóbal/Ilarratza, Murube, Aizluze o Etxaurte; nos llevarán también a lugares tan mágicos como el bosque encantado de Artea y la Cueva de Los Cristinos.

Mapa.

Mapa.

Perfil de la ruta.

Perfil de la ruta.

Tomando como punto de partida el recóndito pueblo de Kontrasta (820m.), desde la plaza del pueblo nos dirigimos al arco situado bajo el campanario de la iglesia. Calle arriba continuaremos (NW)) hacia el cementerio, con el San Cristóbal de frente ya, hasta llegar a una barrera. Abandonando el asfalto se entra en una húmeda senda, que comienza a ascender hacia el hayedo a la vez que gira al norte.

Comenzamos en la plaza de Kontrasta.

Comenzamos en la plaza de Kontrasta.

Por la pista del cementerio hacia el Ilarratza.

Por la pista del cementerio hacia el Ilarratza.

Atrás queda Kontrasta.

Atrás queda Kontrasta.

Varios bloques desprendidos de la peña nos rodean a ambos lados del camino; pasamos junto a una fuente/abrevadero y poco más arriba encontramos los primeros cairns que nos indican que debemos ascender por la ladera que tenemos a nuestra izquierda (960m. aprox.SW). Siguiendo los escasos hitos llegaremos a una alambrada, tras sortearla se alcanza la pista que lleva al repetidor; y desde el repetidor perseguiremos el cordal hacia el oeste hasta toparnos con los dos buzones de la cima: Ilarratza/San Cristóbal (1.142m.).

Ganamos altura por el hayedo entre enormes bloques.

Ganamos altura por el hayedo entre enormes bloques.

Los hitos nos guían hacia la cima.

Los hitos nos guían hacia la cima.

Vistas desde el repetidor.

Vistas desde el repetidor.

En la cima de Ilarratza/San Cristobal.

En la cima de Ilarratza/San Cristobal.

Ahora debemos descender otra vez hasta el punto donde comenzamos a seguir los hitos; desde allí seguiremos por el sendero hacia el norte, descenderemos hasta cruzar un canal de agua y en la siguiente bifurcación (820m.) tomamos a la izquierda. Utilizaremos este camino para salir a un prado en el que hay una borda de color blanco, para luego cruzar al otro lado del río Uiarra y subir a la carretera del puerto de Opakua directamente. Desde la carretera, emprendemos un ascenso directo hacia la sierra; como no hay un camino evidente se hace por donde mejor se puede hasta llegar a una senda que lleva a un abrevadero. A continuación tendremos que buscar el paso del portillo de Ataba, subiendo por detrás del abrevadero por una fuerte pendiente.

Cruzamos el canal y seguimos por la senda que desciende.

Cruzamos el canal y seguimos por la senda que desciende.

Salimos a un prado con un refugio blanco.

Salimos a un prado con un refugio blanco.

Cruzamos el río Uiarra.

Cruzamos el río Uiarra.

Seguimos de frente hacia la carretera y las paredes de Kontrastarregaina.

Seguimos de frente hacia la carretera y las paredes de Kontrastarregaina.

Portillo de Ataba.

Portillo de Ataba.

Cuando ya hemos cruzado la langa de Ataba, seguimos el cordal hacia el sureste; al ver un gran hito con un palo sabemos que hemos llegado a la cima de Kontrastarregaina (1.072m.). Pero lo más interesante de esta cima se encuentra un poco más adelante, y es un curioso monolito a la altura de Sagastilepo, que bien se asemeja a un animal tumbado. El sendero continúa hacia nuestro siguiente objetivo (SE) pasando junto al dólmen de Murube, difícil de diferenciar; y en pocos metros más se alcanza la cima con sus dos buzónes (Murube, 1.129m.).

Vistas a San Cristóbal/Ilarratza tras superar el portillo.

Vistas a San Cristóbal/Ilarratza tras superar el portillo.

Cima de Kontrastarregaina.

Cima de Kontrastarregaina.

Curiosa formación en Sagastilepo.

Curiosa formación en Sagastilepo.

Dólmen de Murube.

Dólmen de Murube.

Ilarratza desde las inmediaciones de Murube.

Ilarratza desde las inmediaciones de Murube.

Cima de Murube.

Cima de Murube.

Observando la panorámica desde Murube.

Observando la panorámica desde Murube.

El regreso lo haremos por los barrancos de Kontrasta.

El regreso lo haremos por los barrancos de Kontrasta.

Una vez más seguimos la espina dorsal del cordal, perdiendo altura, ayudados de unas marcas rojas que nos llevan al monolito que corona la cima de Aizluze. Dos tramos de escaleras ayudan a subir al vértice (1.068m.), y entre medio de ellas hay una breve trepada (I). Tras disfrutar de esta cima, volveremos a seguir las marcas rojas hasta llegar a la pista del puerto de Larraona.

Vista de la Amescoa Alta siguiendo el cordal.

Vista de la Amescoa Alta siguiendo el cordal.

Llegamos a Aizluze.

Llegamos a Aizluze.

Primer tramo de escaleras.

Primer tramo de escaleras.

Segundo tramo y el vértice.

Segundo tramo y el vértice.

Panorámica desde la cima de Aizluze.

Panorámica desde la cima de Aizluze.

Cruzamos estos muretes de camino al puerto de Larraona.

Cruzamos estos muretes de camino al puerto de Larraona.

Llegamos a los rasos que hay en lo alto del puerto.

Llegamos a los rasos que hay en lo alto del puerto.

Al otro lado de la pista se encuentra la ermita de San Benito, y tras esta seguimos el camino (E) que nos lleva al bosque encantado de Artea. Aquí decido perderme un poco para disfrutar de las diferentes formas rocosas que dan rienda suelta a la imaginación. Saliendo al noreste a continuación, atravesamos los rasos de Ustalaza y tras un kilómetro aproximadamente, cuando el camino gira a derecha, lo abandonamos y continuamos de frente en busca de la cercana dolina donde se encuentra la cueva de Los Cristinos (enclave de Larramendikoarro, 950m.).

Llegamos a la ermita de San Benito.

Llegamos a la ermita de San Benito.

Dejamos atrás la ermita de San Benito.

Dejamos atrás la ermita de San Benito.

Entrando en el bosque encantado.

Entrando en el bosque encantado.

El musgo recubre las rocas.

El musgo recubre las rocas.

Formaciones rocosas en el bosque encantado de Artea.

Formaciones rocosas en el bosque encantado de Artea.

Cruzando los rasos de Ustalaza.

Cruzando los rasos de Ustalaza.

Encontramos la dolina de la cueva en Larramendikoarro.

Encontramos la dolina de la cueva en Larramendikoarro.

El acceso a la cueva en la que cuenta la leyenda que Zumalakarregi lanzaba a los fusilados; se hace por una escalera bastante empinada que da acceso a una primera sala. Si descendemos al fondo de esta sala encontraremos un arroyo que termina en un sumidero. Pero lo más conocido de esta cueva es el lago interior que se suele formar en otra sala. Para acceder a él, debemos subir por otras escaleras y cruzar una puerta que hay a mano derecha según entramos a la primera sala. Es obligatorio llevar un buen frontal y muy aconsejable no entrar en solitario.

Entrada a la Cueva de Los Cristinos.

Entrada a la Cueva de Los Cristinos.

Las escaleras vistas desde el interior; ojo que resbala...

Las escaleras vistas desde el interior; ojo que resbala…

Encontramos la puerta a nuestra derecha.

Encontramos la puerta a nuestra derecha.

Formaciones en el interior de la cueva.

Formaciones en el interior de la cueva.

El terreno es resbaladizo, mejor entrar acompañados.

El terreno es resbaladizo, mejor entrar acompañados.

Tras la visita salimos de la cueva y continuamos a oriente, encontrando una pista empedrada que se dirige al Raso de Artziarri. Poco antes de llegar a esta peculiar majada, pasamos por una bifurcación en la que hay una barrera metálica de color verde. Tomamos este desvío (S) y mantenemos la dirección abandonando enseguida el camino y caminando bosque a través; para ir practicamente en línea recta a la ermita de San Lorenzo (solo aconsejable con GPS, si no se puede seguir por el camino).

Continuamos por pista al Este.

Continuamos por pista al Este.

En la bifurcación vemos la barrera por donde debemos seguir.

En la bifurcación vemos la barrera por donde debemos seguir.

Ermita de San Lorenzo.

Ermita de San Lorenzo.

Desde la ermita una serie de flechas blancas nos guían por el cordal, atravesando el hayedo de Arnotegi, hacia el puerto de Iarate. Al llegar al portillo, la cima de Etxaurte/Peña Ancha nos queda al alcance de la mano; así que voy en busca de ella sin pensarlo dos veces. Aunque lo más vistoso de este monte es la panorámica de la que dispone desde un escarpe rocoso, el punto culminante se encuentra más al interior (1.025m.).

Las flechas blancas nos guían hacia Iarate.

Las flechas blancas nos guían hacia Iarate.

Una mirada a Aranatxa bajo nosotros.

Una mirada a Aranatxe bajo nosotros.

Llegamos al portillo de Iarate.

Llegamos al portillo de Iarate.

Cima de Peña Ancha/Etxaurte.

Cima de Peña Ancha/Etxaurte.

Regreso a Iarate después para descender a Larraona. En el pueblo busco el camino que pasa por la izquierda de la iglesia y lleva a una bifurcación en la que hay una estela. La pista de la derecha nos llevará hasta el fondo de un barranco, donde cruzaremos una alambrada para buscar el puente que cruza el río Uiarra; en este punto comenzaremos a seguir la Senda de Los Barrancos de Kontrasta (PR-A 69). El sendero asciende hasta situarse bajo la cima de Tostarana, es entonces cuando llegamos a una bifurcación, en la que continuamos al árido collado de nuestra derecha (809m.) para emprender el descenso a Kontrasta.

Bajamos hacia Larraona.

Bajamos hacia Larraona.

Llegamos al pueblo pasando junto a esta pared.

Llegamos al pueblo pasando junto a esta pared.

Tripleta en Larraona.

Tripleta en Larraona.

Estela y la pista por la que seguiremos.

Estela y la pista por la que seguiremos.

Abandonando Larraona, vemos el cordal recorrido.

Abandonando Larraona, vemos el cordal recorrido.

hacia allá vamos.

hacia allá vamos.

Cruzamos esta alambrada para ir al puente.

Cruzamos esta alambrada para ir al puente.

En el puente seguimos el PR.

En el puente seguimos el PR.

No tiene pérdida.

No tiene pérdida.

Llegamos a un árido collado.

Llegamos a un árido collado.

Esta senda termina en una langa que cruzamos y después por pista llegamos al pueblo; aprovechamos este momento para acercarnos a la ermita de la Virgen de Elizmendi (s.XII), situada sobre una colina al sur del pueblo. La cabecera de estilo románico, está construida con lápidas romanas que se pueden apreciar desde el exterior.

Llegando a la barrera tenemos una bonita vista de Ilarratza y Murube.

Llegando a la barrera tenemos una bonita vista de Ilarratza y Murube.

Ya se ven San Cristóbal y Kontrasta.

Ya se ven San Cristóbal y Kontrasta.

Detalle de la ermita.

Detalle de la ermita.

Ermita de la Virgen de Elizmendi.

Ermita de la Virgen de Elizmendi.

Y terminaremos nuestra ruta regresando a la plaza del pueblo, a escasos metros al norte de la ermita. Así finaliza esta completa circular que tiene de todo: cimas, ríos, cuevas, pueblos y ermitas.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6420199

Año nuevo de 2.014; todos los montañeros tenemos la costumbre de terminar o comenzar el año llendo al monte, y por ello nosotros escogimos el 1 de Enero para realizar esta bonita mañanera y así dar el pistoletazo al nuevo año. En esta ocasión me acompañaron Marcos y Kepa para recorrer esta circular de 13,5km y 880 metros de desnivel positivo; a traves de los montes Kamaraka y Goikogane.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Partimos de los alrededores del ambulatorio de Llodio y avanzamos por la calle Zumalakarregi hasta llegar al cruce que hay antes del instituto. Allí, se toma la calle de la derecha y ascendemos hacia el barrio de Ugarte. Una vez superada la cuesta y dejado el frontón atrás, encontramos un cruce a nuestra derecha junto a un semáforo; esta pista nos llevará hasta el final del barrio del Manzanal cruzando el arroyo Inarrondo. Luego se continúa a la derecha de nuevo y llegamos a otra bifurcación, de frente hacia Leziaga y a la derecha hacia Sta. Lucía; que es a donde continuaremos.

Unos pocos metros más arriba, encontramos a nuestra derecha el camino del barranco de Iñarrondo/Errekabieta; punto en el que abandonamos la pista asfaltada. La senda nos lleva paralelos al arroyo, pasamos junto a un descampado y llegamos a un nuevo cruce en el que optamos por el camino de la izquierda. Aquí comienza el ascenso a la par del arroyo, que nos llevará a través de pasarelas y escaleras de madera hasta la cueva de una prospección minera. Siguiendo el camino desde la cueva (W), saldremos al barrio de Isusi. Allí encontramos un antiguo calero y tomamos el sendero que tras este, nos guía hasta la ermita de San Antonio.

Camino de Iñarrondo.

Camino de Iñarrondo.

Pasamos junto a un descampado.

Pasamos junto a un descampado.

Cruzamos a la izquierda para continuar junto al arroyo de Errekabieta.

Cruzamos a la izquierda para continuar junto al arroyo de Errekabieta.

Avanzamos junto al cauce.

Avanzamos junto al cauce.

Pasarelas de madera nos ayudan en nuestro avance.

Pasarelas de madera nos ayudan en nuestro avance.

Prospección minera.

Prospección minera.

Calero de Isusi.

Calero de Isusi.

Ermita de San Antonio.

Ermita de San Antonio.

Junto a la ermita nace un camino, con un cartel que indica “Ganekogorta 1h25”; el cual seguimos en nuestro caso. Así pasamos junto a un antiguo nevero y salimos sobre las campas de Sta.Lucía; a la altura de la escultura de “Lobo”. Desde aquí se sigue el camino del “Cinturón de Hierro”, visitando las trincheras recuperadas de camino al collado de Aretxiger. Poco antes de llegar a lo alto del cordal, comenzamos a girar a la derecha para enfilar hacia el Kamaraka. Superamos las últimas pendientes y alcanzamos la primera cima del día, con un viento helador (Kamaraka, 797m.).

Nevero.

Nevero.

Vistas del valle en el camino a Aretxiger.

Vistas del valle en el camino a Aretxiger.

Homenaje a Lobo.

Homenaje a Lobo.

Trincheras restauradas.

Trincheras restauradas.

Ladera de acceso al Kamaraka.

Ladera de acceso al Kamaraka.

Mirada atrás al Ganekogorta.

Mirada atrás al Ganekogorta.

En la cima de Kamaraka.

En la cima de Kamaraka.

Tras sacar las fotos de rigor, seguimos el cordal sin entretenernos demasiado; pasando primero por la cima de Mugarriluze (735m.) y coronando después la del Goikogane (702m.); disfrutamos de amplias vistas sobre el valle de Laudio aquí. Sigue soplando el viento, así que decidimos emprender enseguida el descenso en busca de un lugar más protegido; bajando para ello por la ladera suroeste.

Continuamos por el cordal hacia Mugarriluze.

Continuamos por el cordal hacia Mugarriluze.

Buzón de Mugarriluze.

Buzón de Mugarriluze.

En la cima de Goikogane.

En la cima de Goikogane.

Mirada atrás al cordal realizado.

Mirada atrás al cordal realizado.

Bajamos por la ladera Suroeste.

Bajamos por la ladera Suroeste.

Al entrar en el pinar de nuevo, encontramos un tronco que nos sirve de banco; así que aprovechamos para hacer un brindis con cava y unos polvorones. Después de deleitarnos, continuamos el descenso hasta el collado de Otxorteta/Otsaurreta, y tomamos la pista que desciende rodeando el Atxandieta por el Oeste. Este camino nos llevará hasta el barrio de Lusurbeilanda, donde volvemos a pisar asfalto para continuar bajando hasta el centro de Laudio pasando por la ikastola.

Otsaurreta.

Otsaurreta.

Llegando a Lusurbeilanda.

Llegando a Lusurbeilanda.

Y así terminamos nuestra primera ruta del 2.014, en buena compañía y brindando por un nuevo año lleno de aventuras.

El track:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6364996

A mediados de diciembre del año pasado me tocó organizar la salida mensual de Mendiak.net, y elegí para ello la sierra de Altzania; que aunque se encuentre a la sombra del Aratz y la sierra de Aizkorri, bien merece ser conocida. En 14km y unos 900 metros de ascenso acumulado, pudimos visitar cimas como las de Albeniz, Umandia, Allaitz Txiki y Allaitz; y un rincón tan mágico como es el nacimiento del río Zirauntza.

Mapa.

Mapa.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

Entrando en Araia (605m.), se atraviesa todo el pueblo por la calle Sagastui y al llegar a una curva a izquierdas cerca de Intusi, buscamos un hueco donde dejar el coche. En esta misma curva encontramos la calle por la que empieza nuestra marcha (E); la mañana es gélida y hay ganas de comenzar. Inmediatamente se llega a una bifurcación frente a un caserío de ladrillo caravista; utilizaremos el camino de la derecha para el ascenso y después bajaremos por el de la izquierda.

Al llegar al caserío de ladrillo caravista, a la derecha.

Al llegar al caserío de ladrillo caravista, a la derecha.

Seguimos el GR-25 a través del bosque, pasando por la fuente de Urbide. Después el camino va girando al Norte y la pendiente se acentúa. Cuando parece que la pista llanea un poco otra vez, continuaremos por otro camino que se bifurca a la derecha y continúa ascendiendo sin darnos tregua. Este camino nos lleva hacia el alto de Atizpar (844m.) y después vuelve a enfilar una dura subida hacia el Norte-Noreste en busca de la chabola de Martín (927m.). La subida es dura, pero la inmensidad del Umandia sobre la borda hace que nos haga sentir que merece la pena el simple hecho de llegar hasta aquí.

Pasamos por la fuente.

Pasamos por la fuente.

Gélida mañana por el bosque.

Gélida mañana por el bosque.

Curiosas rocas las que encontramos durante el ascenso.

Curiosas rocas las que encontramos durante el ascenso.

Umandia sobre nosotros según nos acercamos a la borda.

Umandia sobre nosotros según nos acercamos a la borda.

Martinen txabola.

Martinen txabola.

Una senda nos lleva desde allí (E) a la zona conocida como Apota (960m.), a medio camino entre la cresta de Umandia y el Albeniz. Giramos a la derecha entonces (SW) y nos acercamos a los curiosos bloques que anteceden a la cima. Remontando la ladera subimos a la cresta y encontramos enseguida el buzón (Albéniz/Albeizko Haitza 1.014m.). Las vistas aquí van desde Aralar, pasando por Pirineos, sierra de Andia, Urbasa, Llanada Alavesa, Elgea y Aratz. Es un buen balcón.

Albeniz en primer término y la zona de Ballo y Mirutegi detrás.

Albeniz en primer término y la zona de Ballo y Mirutegi detrás.

Nos encontramos por primera vez con parte del club de montaña de Antton.

Nos encontramos por primera vez con parte del club de montaña de Juanjo.

Mirada atrás a los bloques.

Mirada atrás a los bloques.

Vistas hacia la Hoya de La Leze desde la cima.

Vistas hacia la Hoya de La Leze desde la cima.

Umandia desde la cima, ¡qué vistas!.

Umandia desde la cima, ¡qué vistas!.

Umandia desde la cima.

Umandia desde la cima.

Aralar a lo lejos.

Aralar a lo lejos.

Foto de grupo en la primera cima del día.

Foto de grupo en la primera cima del día.

Nuestro siguiente paso será regresar hacia Apota atravesando el pinar, y buscar desde allí el sendero que nos ayudará (NE) a montarnos sobre la cresta del Umandia. Una vez arriba, seguimos el cordal (NW) entre el karst y comenzamos a ganar altura; ¡con la suerte de ver un zorro además! También fue casualidad que poco después nos encontramos con Juanjo Beaumont (forero de Mendiak), que andaba con su club por la misma zona. Según nos acercamos a la cima, la cresta se estrecha más; pero ver el vértice geodésico nos anima y coronamos el Umandia sin problemas (1.225m.).

Hacia Apota atravesando el pinar.

Hacia Apota atravesando el pinar.

Buscando el camino para subir a la cresta; queda en el lado derecho de la foto.

Buscando el camino para subir a la cresta; queda en el lado derecho de la foto.

Remontamos hacia la cresta.

Remontamos hacia la cresta.

Seguimos el cordal entre el karst.

Seguimos el cordal entre el karst.

A pesar del lapiaz se avanza bien.

A pesar del lapiaz se avanza bien.

Subimos hacia el último tramo de cresta.

Subimos hacia el último tramo de cresta.

El tramo más estrecho antes de la cima.

El tramo más estrecho antes de la cima.

Mirada atrás desde la cima de Umandia.

Mirada atrás desde la cima de Umandia.

La cima está poblada hoy.

La cima está poblada hoy.

Arriba pega el viento, así que decidimos continuar la marcha para comer algo en un sitio más tranquilo. Descendemos por donde mejor podemos (W primero y NW después), pisando nieve a ratos, hasta llegar al portillo de Atabarrate (1.094m.). Aquí decidimos hacer el “hamaiketako”, mientras Joxe Mari nos explica el argumento de una película de actualidad de una forma un tanto curiosa… Serviría para monologuista nuestro querido Joxe mari… Pero hay que seguir la marcha, ya que todavía queda; así que ascendemos de nuevo siguiendo el cordal (NW) y no tardamos mucho en alcanzar la siguiente cima: Allaitz Txiki (1.171m.); con un buzón en muy mal estado…

Bajamos pisando nieve a ratos.

Bajamos pisando nieve a ratos.

Llegamos al collado, aquí pararemos a comer.

Llegamos al collado, aquí pararemos a comer.

Ascendemos hacia Allaitz Txiki.

Ascendemos hacia Allaitz Txiki.

Ultimos metros.

Ultimos metros.

Se ve el Marutegi y los restos de su torre.

Se ve el Marutegi y los restos de su torre.

Luego bajaremos un poco y subiremos a Allaitz

Luego bajaremos un poco y subiremos a Allaitz

Cima de Allaitz Txiki y Umandia.

Cima de Allaitz Txiki y Umandia.

La depresión de Allaitz-ostea (1.150m.) nos separa de nuestra última cima del día; desde ella volveremos a ascender, guiados en ocasiones por marcas de PR, hasta llegar al buzón del Allaitz. Hay que destacar que el buzón se encuentra realmente en la antecima occidental (1.237m.), ya que la cima principal es la oriental (1.242m.). Esta cima goza de una inmejorable perspectiva sobre el Aratz.

Seguimos marcas de PR.

Seguimos marcas de PR.

Ya quedan pocos metros.

Ya quedan pocos metros.

Cima de Allaitz y Aratz.

Cima de Allaitz y Aratz.

Tras sacar las fotos de rigor, la marcha continúa bajando al collado de Allarte (1.142m.), el cual nos separa del Imeleku y el Aratz tras él. A la izquierda (SW) encontraremos el camino que debemos seguir para descender hacia Araia de nuevo. En un momento dado pasaremos junto a una bifurcación que marca “ San Miguel 2,7km”, por este camino podríamos llegar al canal occidental que lleva al nacedero del Zirauntza (habría que caminar sobre el muro del canal); pero nosotros queremos llegar al canal oriental, y para ello continuamos de frente. Atravesaremos así un hayedo y el pinar de Allondo después, hasta llegar a otra pista en la que giraremos a la derecha. Vamos directos hacia la pared y tras un par de giros llegamos al canal de agua, el cual seguiremos a la derecha para llegar al nacedero del Zirauntza. El agua forma una poza brotando de la nada, y escapa presa abajo formando unas bonitas cascadas; merece la pena pasar un buen rato en este lugar.

Tomamos el camino en el portillo de Allarte.

Tomamos el camino en el portillo de Allarte.

Pasamos junto al cruce que nos llevaría al otro extremo del canal.

Pasamos junto al cruce que nos llevaría al otro extremo del canal.

Entramos en el pinar.

Entramos en el pinar.

Descendemos hacia la pared en busca del canal.

Descendemos hacia la pared en busca del canal.

Caminamos junto al cauce de agua.

Caminamos junto al cauce de agua.

Marcas de GR en el camino.

Marcas de GR en el camino.

Llegamos a la presa.

Llegamos a la presa.

Utilizamos el puente para cruzar al otro lado.

Utilizamos el puente para cruzar al otro lado.

Surgencia del Zirauntza.

Surgencia del Zirauntza.

Pasamos un buen rato sacando fotos, y decidimos tomar el sendero balizado que va junto al río (SL-A14) para regresar al punto de partida. Este camino nos enseña las mejores estampas del Zirauntza, a la vez que vamos perdiendo altura; pasaremos junto a la fuente de La Salud y terminaremos saliendo junto a los restos de la antigua ferrería. Aunque sus comienzos datan del siglo XVIII, parece que a inicios del XIX quebró y resurgió en 1.847 de mano de la Sociedad San Pedro de Araia. Tras pasar por varios dueños, vivió su cierre definitivo en 1.985.

Bajaremos por el sendero local.

Bajaremos por el sendero local.

Bonitas estampas.

Bonitas estampas.

Cazador cazado.

Cazador cazado.

No paramos de sacar fotos.

No paramos de sacar fotos.

Es un camino que invita a relajarse.

Es un camino que invita a relajarse.

Bonito bonito.

Bonito bonito.

Mirada atrás.

Mirada atrás.

Nos separamos un poco del cauce.

Nos separamos un poco del cauce.

Mesa junto a la fuente de La Salud.

Mesa junto a la fuente de La Salud.

A punto de llegar a la antigua ferrería.

A punto de llegar a la antigua ferrería.

La antigua fábrica.

La antigua fábrica.

Dejando la fábrica atrás, la pista nos lleva a la bifurcación de la que hablamos al inicio de la ruta y por lo tanto, a nuestro punto de partida. Teníamos unos buenos tapers de pasta esperándonos al final de la ruta, así que decidimos acercarnos a la central hidroeléctrica donde hay unos cómodos jardines para sentarse y disfrutar de la comida mientras hablábamos de nuestras cosas. Luego un cafecito en Araia y para casa; un gustazo de día sin lugar a dudas.

El camino que nos lleva al cruce inicial.

El camino que nos lleva al cruce inicial.

Central hidroeléctrica.

Central hidroeléctrica.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6240047 

I. Extrem Turroiak

Publicado: 27 febrero, 2014 en BTT
Etiquetas: , , , , , , , ,

El 28 de diciembre del 2.013 se celebró la I.Turroiak Extrem, de mano de Aurelio de Euskadi en BTT. Una marcha BTT-ra de 29km y 650 metros de desnivel positivo a través del corazón de Izki; donde lo más importante es nutrirse a base de turrones, polvorones y cava; vamos, la mejor dieta posible…jejeje.

Mapa de la ruta.

Mapa de la ruta.

Perfil.

Perfil.

El punto de encuentro de la kdd fue el aparcamiento del area recreativa de Corres; donde hay servicios, mesas, asadores, fuente, columpios y hasta un pequeño recinto cubierto. Una vez reunido el amplio pelotón, con gente de todas las edades y sexos; nos dirigimos hacia el centro del pueblo. Tras superar la fuerte pendiente que hay a la entrada del mismo, giramos a la derecha para bajar por un bonito sendero hacia la presa de Aranbaltza. Más adelante se llega a una bifurcación junto a un gran roble; nos reagrupamos y tomamos el camino de la derecha, para cruzar al otro lado del arroyo Izkiz y continuar por la embarrada pista que lleva a Bujanda (SE).

Nos juntamos en el cruce junto al árbol.

Nos juntamos en el cruce junto al árbol.

El grupo es amplio y variado.

El grupo es amplio y variado.

Gaztelua y Soila.

Gaztelua y Soila.

Las mujeres le dan duro también.

Las mujeres le dan duro también.

Tras probar los primeros polvorones, entramos en Bujanda para atravesar el pueblo y continuar por la pista que avanza hacia el este-sureste. En la próxima bifurcación se continúa a la izquierda (NE) para en pocos metros entrar en la vía verde del Vasco-Navarro, y seguir la misma hasta el centro de interpretación de Antoñana; que curiosamente se trata de unos vagones de tren reutilizados.

Ayudando al txiki a la salida de Bujanda, que se le había trabado el pantalón.

Ayudando al txiki a la salida de Bujanda, que se le había trabado el pantalón.

Aquí cruzamos al otro lado de la carretera general y entramos en el pueblo medieval, ascendiendo hasta lo más alto para llegar a la plaza que se encuentra tras la iglesia. Ese sería nuestro avituallamiento fuerte del día, cada uno sacó todos los dulces que trajo y comenzamos a descorchar las botellas de cava para celebrar el fin de año de una forma inmejorable. Aunque tengo que admitir que alguno se despistó del grupo durante un momento y llegó un poco tarde al convite…

Entramos en Antoñana.

Entramos en Antoñana.

Es un pueblo acojedor.

Es un pueblo acojedor.

Había que regresar a la vía verde dirección a Maeztu, y para ello tomamos un camino al final del pueblo que en dirección noroeste pasaba junto a unas huertas. Este camino termina a escasos metros de la vía verde, y hay que superar un terraplén para poder subir a ella. Los más valientes probaron suerte a subir montados, aunque pocos lo consiguieron… Una vez que estábamos en el Vasco-Navarro, continuamos (NW) atravesando un túnel y avanzamos paralelos al río Berrón, cruzando un par de veces sobre él antes de llegar a una bifurcación cercana a lo que parece una antigua cantera.

Los valientes intentan subir montados el terraplén para llegar a la vía verde.

Los valientes intentan subir montados el terraplén para llegar a la vía verde.

Se nota el buen ambiente.

Se nota el buen ambiente.

En este punto giramos a la izquierda para cruzar al otro lado de la carretera, pasando bajo la misma. Este camino nos lleva a Atauri, donde cruzamos otro túnel y a la salida de este optamos por el camino que desciende a la izquierda. Pasaremos así junto a la ermita de La Soledad, del siglo XIII. Luego una pasarela nos ayuda a cruzar de nuevo sobre la carretera y siguiendo la vía verde entramos en Maeztu (640m.); con su restaurada estación de tren.

Puente a la salida de Atauri.

Puente a la salida de Atauri.

La vía verde va junto a la ermita.

La vía verde va junto a la ermita.

Atravesamos el pueblo para pasar al otro lado de la carretera general y parar a tomar un café en el restaurante Izki. Tras un buen rato de “cháchara”, continuamos por la pista que comienza junto al restaurante (SW) y en la próxima bifurcación continuamos a la derecha, iniciando el ascenso a Apellániz. Al llegar al pueblo, tendremos que girar a la izquierda superando una fuerte pendiente entre los caseríos, para coger el camino que asciende al Alto de La Tejera (828m.).

Llegamos a Apellániz.

Llegamos a Apellániz.

Alto de La Tejera.

Alto de La Tejera.

A partir de aquí comienza lo más divertido de la ruta. Comenzamos el rápido descenso por la pista (SW) y justo tras medio kilómetro desde el Alto de La Tejera, la abandonamos entrando en el bosque por un sendero a nuestra izquierda. Es un sendero encajonado, con buenos peraltes en alguna de sus curvas y bastante hojarasca. Los puntos amarillos pintados en los robles nos guían por el zig-zagueante sendero, que en ocasiones es algo confuso; pero en serio que es un senderito muy-muy divertido. Tras este tramo se sale a un descampado con unas pasarelas para evitar los humedales; donde nos volvemos a reagrupar. El camino se vuelve más ancho entonces, y no tenemos más que seguirlo para irnos acercando al arroyo Izkiz, rodeados de robledales en todo momento.

Agrupados tras la divertida bajada.

Agrupados tras la divertida bajada.

Cruzaremos los humedales.

Cruzaremos los humedales.

Atravesamos el robledal hacia Korres.

Atravesamos el robledal hacia Korres.

Nos vemos obligados a hacer alguna parada por avería mecánica; pero no es problema, no falta mucho ya. Nos ayudaremos de unas pasarelas para cruzar el arroyo y saldremos a un campo desde el que se divisan Soila y Gaztelua. Al final del campo se encuentra la pista agraria que nos lleva hasta la carretera A-3136 (E), la cual cruzamos de frente para tomar otro sendero que nos lleva directamente a la entrada del área recreativa de Korres; fin de trayecto.

Avería mecánica, habrá que acortar la cadena.

Avería mecánica, habrá que acortar la cadena.

Ojo que viene Papá Noel.

Ojo que viene Papá Noel.

Por detrás viene "la chavalería".

Por detrás viene “la chavalería”.

Nos reagrupamos en la pista que va hacia Korres.

Nos reagrupamos en la pista que va hacia Korres.

Para terminar bien la jornada, nos desplazamos hasta Urturi. Primero fuimos al Golf, donde se encuentra la central del centro BTT de Izki; y limpiamos las bicis y nos duchamos en unos inmejorables vestuarios de forma gratuita. Después nos fuimos a comer al restaurante Garimotxea; muy buena relación calidad-precio, ya que era económico y la comida muy buena. Y allí mismo se entregaron los primeros premios de Euskadi en BTT (http://www.euskadienbtt.com/), de los que resultamos ser agraciados… ¡Todo un lujo!

Unos vestuarios inmejorables en el centro-btt.

Unos vestuarios inmejorables en el centro-btt.

El Track:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6216602 

La nieve se estaba portando bien con la zona de Lunada a finales de noviembre, comienzos de diciembre; así que como tenía la ocasión de quedar con Jose, esta vez nos decantamos por subir al Castro Valnera por el conocido canal de “El Tubo”. La idea era completar una circular mañanera pero que tuviera buen ambiente invernal, y esta circular de 10,5km y 750 metros de desnivel positivo cumplía con las expectativas; a pesar del fuerte viento que sufriríamos al salir del canal…

Mapa de la circular.

Mapa de la circular.

Perfil, se aprecia que la pendiente es pronunciada.

Perfil, se aprecia que la pendiente es pronunciada.

En el PK 3 del puerto de Lunada se encuentra el cruce que lleva a las brañas del Bernacho; nosotros seguimos esta pista durante unos 800 metros para aparcar el coche (1.050m.) poco antes de donde comenzaba a haber nieve. El comienzo de la ruta nos lleva por la pista (W-SW) que atraviesa el valle de Valnera; para después por el camino de las cabañas del Bernacho comenzar a ganar altura hacia el collado que se crea entre el Pico de La Miel a nuestra derecha y el Castro Valnera a la izquierda.

Los primeros metros se hacen por la pista que va al Bernacho.

Los primeros metros se hacen por la pista que va al Bernacho.

Nos vamos acercando al Bernacho.

Nos vamos acercando al Bernacho.

Las brañas.

Las brañas.

Bordeamos el bosque dejándolo a nuestra izquierda, y tras él vemos un curioso ojo natural, conocido como el Ojo del Buitre. Los esquiadores suelen bajar en ocasiones desde el Tubo por aquí, pero nosotros seguiremos avanzando hasta la cota de 1.200 metros; donde encontraremos una ladera algo más tumbada a nuestra izquierda (W) por la que acceder al Tubo. Aquí decidimos ponernos los crampones y sacar el piolet, ya que la pendiente comienza a ser acentuada.

El camino va junto al bosque.

El camino va junto al bosque.

El Ojo del Buitre.

El Ojo del Buitre.

Ya vemos la pala por la que subiremos para buscar la entrada al Tubo.

Ya vemos la pala por la que subiremos para buscar la entrada al Tubo.

Mirada atrás desde la pala.

Mirada atrás desde la pala.

En la subida de la pala con el Pico de La Miel detrás.

En la subida de la pala con el Pico de La Miel detrás.

La pendiente es pronunciada.

La pendiente es pronunciada.

Tras superar la ladera, debemos estar atentos, porque siguiendo de frente entraríamos en un canal paralelo al Tubo. Para coger nuestro canal, haremos un breve flanqueo a la izquierda (S); teniendo cuidado porque el hielo comienza a hacer acto de presencia por lo sombría que es esta zona. Al llegar al comienzo del canal nos damos cuenta de por qué le llaman “Tubo”; tiene una perfecta forma de “U”. Así pues comenzamos el ascenso del canal (SW), que a medida que vamos avanzando tiene más pendiente. Intentando evitar las zonas más heladas, llegamos a un punto en el que tenemos dos opciones: seguir de frente por el amplio canal del Tubo, o tomar una salida por un canal con mayor pendiente a nuestra izquierda. Nosotros optamos por la última, ya que parece haber menos hielo y es más “pindia”.

Tras el flanqueo vamos entrando en el canal.

Tras el flanqueo vamos entrando en el canal.

Está claro por qué lo llaman Tubo.

Está claro por qué lo llaman Tubo.

Llegamos al punto de las dos opciones, nosotros por el canal de la izquierda.

Llegamos al punto de las dos opciones, nosotros por el canal de la izquierda.

Vista atrás antes de entrar en el canal de salida.

Vista atrás antes de entrar en el canal de salida.

Foto desde la salida del canal, se aprecian las zonas heladas.

Foto desde la salida del canal, se aprecian las zonas heladas.

Al salir del canal casi medio kilómetro después de que entramos en El Tubo, el viento sopla de una forma arrolladora. Aún así la buena visibilidad nos deja disfrutar del Castro Valnera y retomamos la marcha hacia el cordal somital (W). Tras superar una dura pala remontamos sobre la cresta y la seguimos hacia el promontorio rocoso sobre el que se sitúa la cima (SW). Antes de llegar al farallón, el hielo se apodera del suelo y toda precaución es poca; parece cristal. El último obstáculo antes de alcanzar la cima es una breve trepada (I) que nos deja a escasos metros del buzón (Castro Valnera 1.718m.). La panorámica desde la cima es de las mejores del lugar, ya que podemos observar la Cantabria Oriental, todas las grandes cimas de Lunada, Gorbea, la Sierra de La Demanda, Montes de la Peña, Cubada Grande, Sierra de Guzmántara, e.t.c.

Ya vemos el Castro, ahora a la derecha hacia la cresta.

Ya vemos el Castro, ahora a la derecha hacia la cresta.

Amplia panorámica tras salir del canal.

Amplia panorámica tras salir del canal.

Montados sobre el cordal somital.

Montados sobre el cordal somital.

No nos queda nada ya.

No nos queda nada ya.

El viento sopla con fuerza. Foto de J.M. Guinea

El viento sopla con fuerza. Foto de J.M. Guinea

Vértice.

Vértice.

Buzón del Castro Valnera.

Buzón del Castro Valnera.

El que suscribe en la cima. Foto de J.M. Guinea.

El que suscribe en la cima. Foto de J.M. Guinea.

Vistas hacia el Picón del Fraile y las demás cimas de Lunada.

Vistas hacia el Picón del Fraile y las demás cimas de Lunada.

Una panorámica desde la cima hacia el Cubada Grande.

Una panorámica desde la cima hacia el Cubada Grande.

El viento no nos da mucha calma, así que toca iniciar el descenso, buscando a unos metros del vértice geodésico un paso que nos permite bajar de la plataforma somital. Atravesamos la amplia ladera innivada para perder altura hacia el collado que nos separa del Cubada Grande (S-SE). Al llegar al final de la ladera, el paso más cómodo se encontrará a nuestra derecha, dejándonos unos metros más bajos que El Collado hacia el Oeste. Así pues caminamos hacia oriente para llegar al collado (1.444m.) y comenzamos a bajar hacia el Bernacho por la ladera derecha (E-NE).

Bajando de la cima.

Bajando de la cima.

Vamos perdiendo altura hacia el Cubada Grande.

Vamos perdiendo altura hacia el Cubada Grande.

El Cubada resulta cada vez más grande.

El Cubada resulta cada vez más grande.

Vemos de frente la Capía según buscamos el mejor paso hacia el collado.

Vemos de frente la Capía según buscamos el mejor paso hacia el collado.

Ya casi estamos en el collado que separa el Castro Valnera del Cubada Grande.

Ya casi estamos en el collado que separa el Castro Valnera del Cubada Grande.

Un poco de zoom hacia la zona del Peña Lusa.

Un poco de zoom hacia la zona del Peña Lusa.

Desde el collado, bajaremos por la ladera derecha.

Desde el collado, bajaremos por la ladera derecha.

El Bernacho queda bajo nosotros ya.

El Bernacho queda bajo nosotros ya.

Una última mirada al collado desde el que hemos bajado.

Una última mirada al collado desde el que hemos bajado.

Al llegar a las cabañas del Bernacho, pasamos junto a una charca helada y regresamos a la pista que lleva de vuelta a Lunada. Así pues, desde aquí sólo tenemos que desandar nuestros primeros metros; mientras el viento ha cesado y el sol comienza a calentar…

Volvemos al Bernacho.

Volvemos al Bernacho.

Charca helada.

Charca helada.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6180760

Joseba y yo andábamos con ganas de subir al Peña Lusa por uno de sus canales, y ya aprovechar para hacer las cimas de Peña Becerril y los Porrones de Bustarejo; y con esa intención nos acercamos en esta ocasión a Lunada, aunque más tarde la meteo haría que nos quedáramos en Peña Becerril practicando en sus sencillos canales. Una actividad mañanera que solamente nos llevaría 6km y 400 metros de desnivel positivo; pero ideal para practicar técnicas de aseguramiento en canales.

Mapa.

Mapa.

Perfil de la ruta.

Perfil de la ruta.

Así pues, al igual que pocos días antes, dejamos el coche en el punto kilométrico 4,5; junto a las cabañas de Lunada (1.120m.). Tomamos una vez más el camino que hay a la derecha de la carretera (E), el cual avanza hacia La Tramasquera. Iremos girando hacia el Norte y noroeste después, para avanzar a media ladera bajo el Peña Lusa y la doble cima de los Porrones de Bustarejo.

Primeros metros.

Primeros metros.

Giramos a la izquierda pasando junto a una charca helada.

Giramos a la izquierda pasando junto a una charca helada.

Peña Lusa queda sobre nosotros.

Peña Lusa queda sobre nosotros.

Tomamos el camino que va a media ladera.

Tomamos el camino que va a media ladera.

Una mirada hacia Lunada.

Una mirada hacia Lunada.

A media ladera avanzamos  hasta situarnos bajo Peña Lusa y Bustarejo.

A media ladera avanzamos hasta situarnos bajo Peña Lusa y Bustarejo.

Joseba me saca una foto por el camino.

Joseba me saca una foto por el camino.

Al superar los Porrones, giramos a la derecha y vemos como el Becerril se encuentra separado del Bustarejo por el portillo de las Escalerucas. En nuestro caso, en lugar de subir al portillo, decidimos hacer un ataque más directo a la cima, por una ladera que nos obliga a dejar las raquetas y ponernos los crampones (N). Los canales en los que practicaremos después se encuentran a la izquierda de esta ladera, en la cara Sur de la montaña.

Mirada atrás, vemos cómo hemos venido bajo los Porrones de Bustarejo.

Mirada atrás, vemos cómo hemos venido bajo los Porrones de Bustarejo.

Bustarejo.

Bustarejo.

Ya asoma el Becerril.

Ya asoma el Becerril.

Afrontando la pendiente hacia la cima. Foto de Joseba Calzada.

Afrontando la pendiente hacia la cima. Foto de Joseba Calzada.

Tras buscar el ascenso más cómodo entre las rocas y el hielo, superamos una última pala con nieve inestable y coronamos la cima (Peña Becerril 1.454m). El viento se ha vuelto fuerte y helador desde que hemos llegado a la base de esta montaña, así que tras sacar la foto de cima nos encaminamos directamente hacia el portillo de las Escalerucas; mientras decidimos que debemos renunciar a nuestro plan inicial por la fuerte ventisca. Desde el portillo (1.408m.), descendemos por la izquierda de una dolina (S) y después vamos girando a la derecha para entrar en la otra dolina donde se encuentran los canales.

Joseba por el acceso directo a la cima.

Joseba por el acceso directo a la cima.

Pala final con nieve inestable. Foto de Joseba Calzada.

Pala final con nieve inestable. Foto de Joseba Calzada.

Celebrando la cima. Foto de Joseba Calzada.

Celebrando la cima. Foto de Joseba Calzada.

Bajamos por la izquierda de la dolina hacia la base de los canales.

Bajamos por la izquierda de la dolina hacia la base de los canales.

Le damos primero a la primera canal de más a la derecha (ambas canales son de 50m, PD); Joseba saca la cuerda y le da de primero asegurando; vamos con tiempo así que podemos practicar tranquilos. La parte más vertical seguramente la encontramos al final del canal. La reunión se hace con un lazo alrededor de una piedra que hay en la salida. Tras recoger la cuerda, volvemos a bajar a la base de los canales dando un pequeño rodeo por el Este y buscamos nuestro segundo canal un poco más a la izquierda que el anterior. Este otro canal tiene la salida junto a un arbusto, y es de características similares al anterior, aunque sale unos metros más arriba que el otro. En esta ocasión le damos sin asegurar, ya que parece estar en buenas condiciones. A la altura del arbusto, una capa de costra hace que la nieve no esté tan estable, así que la salida hay que hacerla con precaución.

Sacamos la "ferretería".

Sacamos la “ferretería”.

Joseba tras asegurar el primer canal.

Joseba tras asegurar el primer canal.

Un poco más cerca.

Un poco más cerca.

Hueco para meter el friend. Foto de Joseba Calzada.

Hueco para meter el friend. Foto de Joseba Calzada.

Igertu me saca una foto tras asegurar el primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Igertu me saca una foto tras asegurar el primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Voy ganándole metros al primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Voy ganándole metros al primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Toca desmontar la reunión.

Toca desmontar la reunión.

Igertu dándole al segundo canal.

Igertu dándole al segundo canal.

Yo en el segundo canal. Foto de Joseba Calzada.

Yo en el segundo canal. Foto de Joseba Calzada.

Salida del segundo canal.

Salida del segundo canal.

Una vez terminados los canales, regresamos sobre nuestros pasos al aparcamiento; con un sabor un poco agridulce, agrio por no haber podido subir a Peña Lusa, y dulce por haber practicado en los canales. Aún así nos fuímos con la sensación de haber aprovechado bien la mañana.

Con un poco de zoom se pueden adivinar las dos líneas.

Con un poco de zoom se pueden adivinar las dos líneas.

En las bordas de Lunada quiere salir el sol.

En las bordas de Lunada quiere salir el sol.

Regresamos sobre nuestra huella

Regresamos sobre nuestra huella


El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6168938

Más info en: http://igertu.blogspot.com.es/2014/01/20131202-becerril-1454m.html