Liébana

Publicado: 6 septiembre, 2006 en Viajes
 Mi último viaje ha sido a Liébana, donde este año es "año de peregrinaje" a la ermita de Santo Toribio; donde mantienen el pedazo más grande de la Cruz de Jesucristo.
 
 Liébana es la comarca más occidental de la Comunidad Autónoma de Cantabria, que se encuentra en el norte de España, a orillas del mar Cantábrico.Para llegar a Liébana desde el norte es preciso tomar la carretera N-621, que nace en Unquera y discurre durante 22 Km. paralela al río Deva ofreciendo, desde su comienzo, un atractivo paisaje que anuncia progresivamente la grandeza de los Picos de Europa, su destino final.A partir de la localidad de La Hermida la carretera discurre por un angosto camino ("el desfiladero o garganta de la Hermida"), de roca caliza con paredes casi verticales que llegan a alcanzar los 600 m. de altura.
 
 Así pues, nuestra salida comenzó temprano a las 7h de la mañana, y en algo más de dos horas llegamos a la ermita de Santo Toribio. El horario de visitas de este templo es de 10 a 11.30h y de 16h a 19h y la entrada es gratuita. La ermita no es nada del otro mundo por fuera, pero por dentro resulta acojedora. Al entrar se da un rodeo a la sala principal, donde se dan las misas; y después se pasa al lugar donde tienen el pedazo de la Cruz. El cacho de madera, de unos 5cm, se encuentra en la parte inferior de una cruz metálica; y en el lugar te dejan tocarlo o besarlo, aunque parece algo ciertamente ilógico y antihigiénico. La visita no durará mucho más de 5 minutos. Después, se puede ir hasta el mirador cercano a la ermita, donde tendremos una de las mejores vistas a La Morra de Lechugales, Picos de Europa.
 
  El siguiente punto de visita fue el teleférico de Fuente Dé o El Cable. Este es un lugar muy turístico y uno de los principales puntos de inicio de rutas en los Picos de Europa. Tal y como os he dicho es muy turístico, y si no queréis esperar una hora hasta que os toque subir, os recomiendo madrugar. El horario en verano es de 9 a 20h y el viaje de ida y vuelta cuesta algo más de 12€ (un poco caro la verdad) y para los federados hay descuentos de 1,50€ aproximados. Con el teleférico se afronta un desnivel de más de 800 metros en pocos minutos y nos deja de uno de los mejores parajes de Picos de Europa,  con el Peña Remoña y el collado de Liordes como mayores puntos de interés. Tanto en la parte alta como en la baja del teleférico, tenemos restaurantes, tiendas y servicios. En la parte alta hay un servicio de paseos en todoterreno.
 
 Tras comer en El Cable y dar un paseo, volvimos a bajar y fuimos a nuestro último destino del día: Potes. Este es un pueblo muy atractivo, con una arquitectura bastante antigua, con caminos adoquinados y casas de piedra con grandes balconadas de madera. Resulta muy agradable pararse a tomar algo en la terraza de uno de los tantos bares que hay y gozar de las vistas a los Picos de Europa. En Potes hay varias casas-torre, monumentos y museos; entre éllos uno dedicado a la brujería. Y en todas las tiendas encontraremos sin lugar a dudas el famoso licor de Liébana, de todos los gustos y colores: de café, de chocolate blanco, de orujo de hierbas, de frutas del bosque… La verdad es que se trata de un pueblo con encanto.
 
 Ya cansados de no parar en todo el día, después de visitar Potes solo quedaba el regreso a casa; un rápido viaje con bonitas vistas por todo el camino.
 
Aquí tenéis un enlace muy interesante sobre Liébana: http://www.liebanaypicosdeeuropa.com
 
En la sección de panorámicas os pongo más fotos de la zona.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s