Indusi – Cuevas de Baltzola – Errialtabaso

Publicado: 20 agosto, 2007 en Bizkaia
 
   Este es un recorrido que consta de casi 16 km entre ida y vuelta y 840 metros de desnivel positivo acumulado; el cual guarda su encanto en la visita a una de las zonas más significativas de la mitología vasca. Las cuevas de Baltzola son la posible morada de Mikelatz, el hijo de Mari (la Dama de Anboto) y Sugoi (el Hombre-serpiente); también nos encontraremos con el túnel de Abaro, maravilla de la naturaleza; y como no pasaremos bajo el famoso arco de roca que tantas leyendas a creado: Gentilzubi. Además, es un lugar que atrae a miles de escaladores al año; no hay más que mirar a las paredes de las cuevas para encontrarse con el material que usan estos para asegurarse.
 
  Nuestra ruta comienza en el Barrio de Indusi (Bizkaia), en un cruce a la izquierda en la carretera de Dima a Otxandio. Partimos de la ermita de San Francisco, dejando el coche junto a un txoko. Cruzamos el puente sobre el río y giramos a la izquierda para seguir este a contracorriente hasta llegar a otro puente donde encontramos un cartel indicativo de las cuevas. Cruzamos sobre el río una vez más y ascendemos por la pista que nos lleva hasta el caserío de Gibiltar. Al llegar al mismo, encontramos a la derecha un sendero que baja hasta el arroyo y lo cruza, para enseguida llevarnos al paso bajo el famoso Gentilzubi; un gran arco de roca, puerta a la tierra de los Gentiles, hombres gigantes y fuertes que vivían en los bosques de nuestras tierras. Lo cierto es que sorprende el gran tamaño de esta formación natural. 
 
  Tras pasar el arco, seguimos un corto ascenso; y pronto descubrimos la entrada a la cueva de Baltzola, abierta en medio de la pared de la montaña Kobagan. Tomamos pues el camino de frente y caminamos entre helechos hasta la entrada de la cueva. Ahora deberemos disponer de una linterna para aventurarnos dentro de ella; nada más entrar giraremos a la derecha, pasaremos un corto tramo resbaladizo y seguiremos de frente hasta encontrar la otra entrada de la cueva; un lugar ideal para la escalada. A continuación seguimos un estrecho sendero entre la cerrada vegetación, que nos llevará hasta la boca del túnel de Abaro; por donde cruza un riachuelo. Esta cavidad nos llevará a través de más de 70 metros hasta cruzar al otro lado de la montaña, donde tras caminar un rato junto al río; nos unimos al camino que vemos a nuestra derecha.
 
  Continuamos la marcha de frente, cruzando un puente primero y ascendiendo al Barrio de Balzola después. Tras dejar atrás los primeros caseríos, llegamos a un cruce donde giraremos a la derecha. Nos encontramos entonces con la ermita de San Lorenzo y una fuente donde reponer las cantimploras. Ahora continuamos avanzando por la pista forestal unos cuantos kilómetros; encontraremos un cruce que nos da la opción de subir a Leungane, pero nosotros seguiremos la pista hasta llegar a otra bifurcación sin señalización; donde tomaremos la opción de la izquierda, la que enfila directamente hacia nuestra cima. Debemos seguir el camino sin tomar ninguno de sus ramales; para pronto comenzar a ganar altura pronunciadamente en un par de zig-zags. La pista ya es senda y por fin llegamos a la parte alta del macizo.
 
  Llegamos a una nueva bifurcación y frente a nosotros, siguiendo el cortado; vemos una pequeña cima que coronaremos en un par de minutos. Pero antes nos encontramos a nuestra derecha con un antiguo nevero digno de visitar. Llegamos a la cima de Izoztegi (919 m.) y hacemos un pequeño descanso. Volviendo al cruce nos enfrentamos al Errialtabaso. Ascendemos en línea recta por el descampado hasta llegar al promontorio rocoso, para seguir unos metros a la izquierda paralelos a la roca, hasta encontrar el sendero marcado con hitos que nos llevará hasta la cima. Resulta un poco difícil encontrar este sendero, así que debemos estar atentos. Según ganamos altura nos encontramos con unos mugarris que separan Dima de Mañaria; seguimos los mismos hasta encontrar el sendero que viene de Neberazar y giramos a la derecha pasando por un pasillo de roca que nos lleva hasta el escondido buzón de Errialtabaso (1018m.)
 
  Para la vuelta usamos el mismo camino, pero al llegar a las cuevas evitaremos las mismas por el sendero que las rodea a su izquierda.
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s