Pandillo – Castro Valnera

Publicado: 11 julio, 2008 en Cantabria
 
 Hace un par de semanas ascendimos al Castro Valnera (1718m.) desde Pandillo (Cantabria), una de las ascensiones más duras a la cota más alta de la sierra de Valnera (1450 m. de ascensión acumulados). Una increible ruta para conocer el Valle Pasiego, con sus típicas casas de piedra de pastores; un lugar en el que parece que el tiempo no ha pasado, y en el que podremos disfrutar de los auténticos sobaos de Vega de Pas. En nuestro caso utilizamos dos días para nuestra aventura; en el primero dejamos el coche por la tarde ya en el final de la carretera de Pandillo, para caminar un par de kilómetros hasta cerca de la zona conocida como “Aguasal”, y allí acampar con unas bellas vistas sobre la pared Oeste del Castro al anochecer. En el segundo día, volveríamos hasta el coche para dejar el material no necesario e iniciaríamos la ruta. Si para ir a Aguasal giramos a la izquierda tras pasar el puente; para ir al Valnera giraríamos a la derecha.
 
Anochecer en las murallas del Castro
pandillo_castro117
 
 
  Se trata de un recorrido de 18km entre ida y vuelta, algo exigente; no solo por el desnivel, sino por la orientación y la vegetación también. Al no ser un camino muy concurrido, nos podemos encontrar con tramos bastante cerrados. Pero esto le da cierto encanto a esta ruta también, ya que nos sentiremos como auténticos exploradores.
 
Mapa
mapa1
 
mapa2
 
mapa3
 
Perfil
perfil
 
  Iniciamos la marcha en Pandillo, donde termina la carretera. Cruzamos el puente de piedras y tomamos el sendero que asciende a la derecha (SE); al inicio se trata de un bonito sendero que mezcla tierra con piedras, pero después se estrechará por la vegetación. Cruzaremos un pequeño arroyo y tomaremos dirección Sur antes de encontrarnos con las primeras casas de ganaderos pasiegos. Debemos seguir siempre el sendero más evidente, aunque en ocasiones nos será más facil adentrarnos en alguna campa cercada para evitar el camino que se cierra (cuidado con los pastores eléctricos). Como referencia para nuestro camino, deberemos seguir la línea de chabolas, siempre junto al río Pandillo; sabiendo que debemos llegar a la última chabola que se ve en el Este, bajo el alto de La Capia (o Alto de Peña Negra).
 
Cruzando el puente del inicio
 pandillo_castro007
 
  De esta forma cruzaremos una primera vez el río hacia la vertiente derecha, y más adelante; deberemos de cruzar otro río más a la derecha justo antes de que el camino realmente se “empine”. Al cruzar el río nos encontramos con un sendero que se adentra en el bosque, lo seguimos hasta encontrar un claro a mano izquierda, el cual cruzaremos para acercarnos al cauce, donde el sendero vuelve a ser más claro. A partir de aquí tomaremos como referencia el collado que hay entre La Capia y el Pico del Rostro.
 
Cruzando el río por última vez
pandillo_castro026
 
Parada en el ascenso
pandillo_castro029
 
Cabaña pasiega anterior al collado
pandillo_castro042
 
Una vez que llegamos al collado, tomamos dirección Este para buscar una pequeña canal que se abre en la ladera Sur de La Capia. Un fácil paso en el que nos tendremos que ayudar un poco de las manos, y después iremos rodeando la cima para llegar a otra cabaña; desde la que ya encontraremos el claro sendero que va hacia el Castro, dejando el Cubada Grande (o Peñanegra) a mano derecha. Caminamos al Norte, para después ir girando al Noreste por el valle que se abre entre el Cubada y el Castro. Nos debemos fijar entonces a mano izquierda en una brecha que se abre en las murallas del Castro, ya que por ahí deberemos avanzar. Siguiendo el sendero después, llegaremos a una “semicueva”; la cual atravesaremos haciéndonos pasar por espeleólogos (sin complicaciones) para enseguida salir a un raso de roca con la cima del Castro al fondo ya.
 
Canal de La Capia
pandillo_castro054
 
Rodeando La Capia
pandillo_castro062
 
Hacia el Norte, vemos el Castro
pandillo_castro069
 
Vista atrás a La Capia
pandillo_castro079
 
Jugando a “espeleólogos”
pandillo_castro084
 
 
   Los últimos pasos resultan más fáciles ya, al saber que la torre natural que tenemos frente a nosotros es la tan ansiada cima. En la parte final una fácil trepada (si se le puede llamar trepada) nos da acceso al casco donde se encuentran el vértice geodésico y el buzón del Castro Valnera (1718m.). Las vistas… increíbles, tenéis que ir. Para la vuelta en nuestro caso utilizamos más o menos el mismo camino, pero fue debido a que por culpa de la niebla no encontramos un sendero que debe ir desde el collado que hay entre el Castro y La Capia, por el Cerro de La Vara y hasta Pandillo.
 
Casco del Castro
pandillo_castro087
 
 
 
Trepada final
pandillo_castro093
 
Buzón

 

pandillo_castro094
 
Cubada grande
 pandillo_castro105
 
Tierra de corzos y rebecos
pandillo_castro108
 
 
 
Anuncios
comentarios
  1. De Cantabria dice:

    En Cantabria no se llaman “sobados” sino SOBAOS y tampoco “chabolas pasiegas” sino CABAÑAS PASIEGAS. Un poco de cultura local además de montañismo no viene mal. Yo estuve el pasado sábado y han limpiado los caminos los de “Desarrollo Rural” y la zona está espléndida. La primavera le sienta genial!

    • Rotaetxe dice:

      Gracias por las correcciones, ya he actualizado el reportaje. Espero que me perdones tales erratas, ya que en ocasiones no presto mucha atención a esos detalles por la falta de tiempo para hacer los reportajes. Saludos, y nos vemos en las montañas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s