Vuelta por los Alanos, de Ruzkia a Tacheras.

Publicado: 3 marzo, 2009 en Pirineos
 
  Interesante invernal por la Sierra de Alano; de 13km y unos 1.100 metros de ascenso acumulado, que no nos dejaron para nada defraudados. Una ruta que en principio se nos presentaba suave, y que después cogió mucho ambiente con Las Canaletas de Ruzkia y el Atxar de Alano. Obligatorio dominar bien el uso de crampones y piolet; sino podemos tener complicaciones en algunos de los pasos.
 
 
Mapa general.
 
Mapa detallado1.
Mapa detallado2.
 
Perfil.
 
 
  Arrancamos sobre las 8.15h desde el camping de Zuriza e iniciamos la marcha por la pista (E) que lleva a Tacheras (GR11); aunque al principio hace fresco, el sol enseguida empieza a calentar… Caminamos paralelos al río hasta marcar una línea perpendicular con respecto al pico Ruzkia.
 
Una vista a Ezkaurre y Punta Abizondo antes de arrancar.
 
Inicio de la pista del GR11.
 
 
Llegamos al punto donde marcamos la perpendicular.
 
  Tras una curva a la derecha (2km), cruzamos el río con mucho cuidado; en nuestro caso las rocas estaban heladas y dificultaban el paso (alguno ya metió la pata en el agua…). Así ascendemos por la ladera que tenemos de frente y nos metemos en un tubo (SO) donde la nieve se encuentra en diferentes estados de transformación, dificultándonos el progreso.
 
Tenemos el Ruzkia encima, cruzamos el río en este punto.
 
Tras cruzar el río, nos metemos en ese tubo que se ve a la izquierda.
 
  Poco a poco vamos ganando altura bordeando el bosque por su derecha, para después superarlo por encima girando a la izquierda y así rodear la cresta que nos separa de las Canaletas de Ruzkia. En este punto la ladera se acentúa y decidimos ponernos los crampones por la presencia de hielo.
 
Ganamos altura junto al bosque.
 
Pasando por encima del bosque.
 
Rodeando la cresta, el Txamantxoia queda al fondo.
 
 
  Llegamos a la entrada del canal, al principio es una pendiente que se sube bien (O-SO), con nieve polvo; pero según ganamos altura, el hielo hace acto de presencia y el desnivel sube pronunciadamente. Nos vemos obligados a arrimarnos a la pared izquierda para evitar el hielo duro,  y escogemos la canaleta que se encuentra más cercana de esta pared para salir al collado; superando una repisa de nieve más blanda en la parte final.
 
Hacia las canaletas.
 
Las vistas desde el corredor son increíbles.
Lo que nos queda… y está bastante helado.

Mikel en la salida del corredor.

 

Yo en la salida.

 

Impresiona un poco mirar desde el collado hacia el canal.
 
Espelunga y Ezkaurre desde el collado.
 
  Desde el collado, seguimos la cresta a mano derecha y en 5 minutos coronamos la cima del Pico Ruzkia (2.074m.).
 
Vistas hacia La Ralla.
Ruzkia desde el collado.
 
Yo en la cima de Ruzkia.
 
Espelunga desde la cima.
 
  Tras disfrutar de unas vistas impresionantes, volvemos hasta el collado de Las Canaletas y seguimos el cordal hacia el Este en busca de nuestro próximo objetivo: Peña o Ralla de Alano; el más altivo de los Alanos. Superamos la pala y tenemos cuidado con la cornisa de nieve para coronar la cima (2.157m.).
 
Camino a La Ralla.
 
 
Mikel llegando a la cima.
 
Vistas desde La Ralla, qué bonito está el Castillo de Acher.
 
  El calor comienza a hacer mella en nosotros cuando vemos en el fondo del valle a dos personas encordadas; pensamos que estarán practicando… Sobre ellos se encuentra el Trasveral, parece una loma sin importancia; pero nos decidimos a atacarlo pensando en las panorámicas. Descendemos la pala por la vía directa, dibujando una linea recta hacia nuestro objetivo (S).
 
Descendiendo la pala.
 
Las vistas increíbles en el descenso.
 
  No tardamos mucho tiempo en coger la espina dorsal del Trasveral, y en un abrir y cerrar de ojos nos presentamos en la cumbre (2.094m.). La panorámica sobre todo el macizo de los Alanos resulta impresionante, y en este momento nos llama mucho la atención un monte que no teníamos en mente: el Atxar de Alano. A mí no me convence el ascenso, lo veo algo peligroso; pero Mikel que es más “luchador” que yo, se decide con paso firme hacia él. No me quedan más cojones que seguirle, a pesar de que me siento algo deshidratado; aún así tengo que admitir que una voz dentro de mi también me dice que debo subir.
 
Cogemos la espalda del Trasveral.
 
En la cima de Trasveral.
Increíbles vistas a la sierra de Alano.
 
  Paso firme en dirección Este-Noreste, y nos presentamos a los pies del majestuoso Atxar. Primero una fuerte pala, después un paso un tanto vertical en el que hay que evitar la roca; y por último, una chimenea con una trepada de grado II. Nos quitamos los crampones y trepamos con cuidado. Me siento como si tocara el cielo al llegar arriba… Atxar de Alano (2.075m.)
 
Con paso firme al próximo objetivo.
 
Subiendo al Atxar.
 
Aunque no lo parezca, ahí alante estaba uno de los pasos más difíciles.
 
La chimenea.
 
Mikel en la cima.
 
Ambos en la cima.
 
  Comentamos en la cima que sólo con lo realizado ya nos sentimos completamente realizados, es una vuelta con “emoción”; pero aún nos queda lo más difícil de todo: el descenso. Comenzamos a bajar con cuidado, Mikel destrepa primero porque va más seguro, y detrás voy yo. Nos colocamos los crampones y toca descender la pala de nieve; nada estable por el calor… Para bajar nos ponemos de cara al suelo y siempre con tres apoyos. Nos lleva tiempo, pero hay que ir poco a poco. Tras pasar el paso más complicado, yo me confío y resbalo con una piedra; caigo tres metros ladera abajo y paro enseguida con la técnica de autodetención, menos mal que aquí no había tanta pendiente ya…
 
Mikel destrepando el paso de II grado.
 
  Una vez abajo, reina la calma y la satisfacción entre nosotros, y nos dirigimos hacia el paso de Tacheras. Cruzamos la puerta natural y bajamos por el canal (N) que se encuentra algo helado. Antes de ir en busca de las granjas que nos guiarán en el descenso, nos quitamos los crampones para ponernos las raquetas; el progreso resulta mucho más rápido. Tras bajar a la última granja, seguimos la huella de la pista para abandonarla enseguida, en busca de un atajo bosque a través que nos lleve hasta el río.
 
Bajando por Tacheras.
 
Vista atrás a Tacheras.
 

Un poco de zoom a las Canaletas de Ruzkia.
 
Hacia la granja.
 
Los Alanos desde las granjas.
Atajamos por el bosque.
 
  Salimos a un claro cuando vemos el puente que nos ayudará a cruzar el río en esta ocasión. Tras cambiar de vertiente, tomamos la pista del GR11 en dirección Noroeste; que en algo más de 2 kilómetros nos llevará hasta el punto de inicio. Rondan las 17.30h, el sol se esconde…
 
Cruzamos el puente
 
El sol se esconde…
 
*Algunas fotos son por cortesía de Mikel Salazar.
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s