Vuelta a Valderejo

Publicado: 25 noviembre, 2010 en Araba
Etiquetas:, , , , , , , ,

 Estamos en otoño, y una vez más el tiempo no es muy favorable; por lo que me decido a visitar una zona bien conocida: el parque natural de Valderejo. La idea es cubrir con 27km las tres principales cimas del parque: Arrayuelas, Recuenco y Vallegrul; y además, visitar las pinturas rupestres y el menhir descubiertos hace no mucho tiempo.

Mapa 1.

Mapa 2.

Mapa 3.

Perfil.

Partimos del parking que hay a la entrada de Lalastra, volviendo unos metros atrás por la carretera encontramos la bifurcación que lleva al Portillo de La Sierra. En este punto hay un “rollo”, que después pasó a ser Cruz de Término y como su nombre lo indica, se utilizaba para marcar límites jurisdiccionales.

Abandonamos la carretera.

El camino a seguir hacia la sierra es evidente, cruzamos una barrera y continuamos por la ancha pista que asciende dibujando varias “S”-s; hasta llegar al Portillo de La Sierra. Desde el collado, seguimos el cordal que se sitúa a nuestra derecha, pasando primero por la antena del Cueto de La Coronilla (1.122m.) y llegando unos 700 metros después al buzón del Arrayuelas (1.128m.). Desde esta última cima, las vistas al cresterío que lleva hasta Peña Karria son impresionantes.

Divisamos la antena desde el portillo.

El cordal a seguir desde la cima del Cueto.

Cima de Arrayuelas.

A continuación volvemos al Portillo de la Sierra y recorremos el cordal hacia el noroeste, ayudándonos de un sendero que avanza unos metros más abajo que la cresta. Esta parte de la sierra suele estar cerrada a los caminantes del 1 de Enero al 15 de Agosto para no dañar la reproducción de los buitres. Cuando ya tenemos las paredes del Recuenco de frente, nos acercamos hasta el Portillo de Lerón, ya que en este paso se encuentran las pinturas rupestres encontradas por Andoni Aldama en el 2.006; unas pinturas que se sitúan entre el Calcolítico y la Edad de Bronce.

Por el cordal hacia Recuenco.

Pinturas rupestres.

El Recuenco y sus paredes desde el portillo.

Nuestro próximo objetivo es el menhir de Gustal, situado en el saliente del cortado del Recuenco; así que caminamos junto al abismo y nos acercamos hasta él. Este monumento arqueológico fue descubierto por Félix Murga en 1.982, por aquel entonces se encontraba dividido en dos cachos, pero recientes trabajos han hecho que ahora esté unido y en pie, en su antigua posición; siendo visible desde todo el valle (tiene 3,65metros de altura). El siguiente paso es coronar la cumbre del Recuenco o Lerón, así que buscamos la cota más alta desde el menhir y no tardamos en alcanzar la cima (1.240m.).

Menhir de Gustal.

Cima de Recuenco, la niebla enfría el ambiente.

Si continuamos al Noroeste, alcanzamos otra vez el Camino de la Sierra; lo seguimos a la izquierda para ir rodeando el valle y acercarnos hasta el portillo de Los Barrerones. Los carteles indican ya que debemos continuar rodeando el valle (SE) para llegar a la ermita de San Lorenzo, lugar en el que pararemos a hacer el aperitivo del día.

Alcanzamos la Senda de La Sierra.

Dejamos a nuestra izquierda el portillo.

Camino a la ermita.

Ermita de San Lorenzo.

Tras llenar un poco el estómago, tomamos la senda del Vallegrul; llegamos enseguida al cruce en el que giramos a la derecha (W-SW) y ascendemos hasta el cordal somital, el cual se extiende hacia el sureste. Caminando por un terreno un tanto incómodo, llegamos primero al buzón del Vallegrul (1.226m) del año 1.972, y poco más adelante se sitúa el vértice geodésico, en una cota de altura similar.

Vallegrul desde la ermita.

En el cruce, ascendemos a nuestra derecha.

Buzón de Vallegrul.

Vértice geodésico de Vallegrul.

Volviendo al cruce, giraremos a la derecha para tomar la senda que desciende al pueblo abandonado de Ribera, pasando bajo las paredes del Vallegrul. Este camino también suele estar cerrado del 1 de enero al 15 de agosto por la cría de los buitres; si miramos a las paredes, veremos que se encuentran llenas de nidos.

El cartel advierte de la prohibición.

La senda avanza bajo las paredes.

Llegando a Ribera vemos el Santa Ana, mirador de Valderejo.

Al llegar a Ribera, visitamos su iglesia en ruinas; en la que se puede ver un retablo del siglo XVI con varios frescos. En la parte baja del pueblo encontramos el camino que lleva de regreso a Lalastra, cruzamos el puente sobre el río Purón y seguimos el camino paralelos a éste, a contracorriente.

Iglesia de Ribera.

Frescos.

En el cruce a la izquierda.

Cruzamos el puente y otra vez a la izquierda.

Paralelos al río.

A la izquierda queda el barranco que une Villamardones y Ribera.

El arroyo Polledo se cruza en nuestro camino y lo evitamos con un pequeño puente; unos metros más arriba un sendero se interna a nuestra izquierda en el bosque y nos invita a abandonar la pista. Atravesamos el pinar y volvemos a tomar el camino principal, el cual lleva ya de regreso a Lalastra, mientras disfrutamos de las vistas sobre Villamardones y todo el parque.

En frente tenemos el paso del arroyo.

Abandonamos la pista.

En la pista denuevo, con vistas a todo el parque.

Llegamos a Lalastra.

 

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1321787

Anuncios
comentarios
  1. Juan dice:

    Eskerrik asko erreportajeagatik.
    Urtaro honetan ere naturak badu bere xarma, ezta?

  2. Andua dice:

    No cabe duda Ibán que tienes un fiel compañero de rutas. Que bonito Valderejo y que solitario, mersis.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s