Hornillo, San Cristobal y cascadas de El Molino y Aguake.

Publicado: 20 diciembre, 2011 en Araba
Etiquetas:, , , , , ,

Una vez más nos vamos al corazón de Izki, tomando como punto de partida el pueblo medieval de Antoñana. En esta ocasión aprovecharemos esta circular de 21km y 900 metros de desnivel positivo para visitar “El Convento”, conocida escuela de escalada; las cimas de Hornillo y San Cristobal, centenarias; y las refrescantes cascadas de El Molino y Aguake.

Mapa 1.

Mapa 2.

En medio de la fría mañana llego a la entrada del pueblo de Antoñana y dejo el coche en el aparcamiento habilitado que hay antes de entrar al casco histórico. Subo calle arriba y giro enseguida a la derecha, para bajar por una callejuela siguiendo las marcas del GR-1 y GR-282. Al llegar a una pista, continuamos a la derecha y al llegar a un punto de reciclado de residuos, tomamos a nuestra izquierda el sendero que lleva al convento de Pierola por el GR-1.

Dejamos atrás Antoñana.

Seguimos el GR-1 hacia Pierola.

El sendero es estrecho primero y asciende entre robles, para luego convertirse en una amplia y cómoda pista. En la siguiente bifurcación que encontramos, seguiremos a la derecha, siempre por las marcas del GR-1. Más adelante la pista se volverá a dividir en dos, y en esta ocasión optaremos por el camino de la izquierda.

Ascendemos entre robles.

En este cruce a la derecha.

En este otro a la izquierda.

Si hasta ahora íbamos en dirección sureste aproximadamente, el camino comienza a girar hacia el noreste a partir de aquí. En este tramo disfrutamos de las vistas sobre los montes de la Sierra de Cantabria y el colosal Ioar, a la vez que poco a poco iremos adivinando las paredes de escalada de “El Convento”. Tras casi cuatro kilómetros de marcha, llegamos a las ruinas del convento de Pierola; una furgoneta y unas voces que provienen de las paredes, me avisan de la presencia de escaladores.

Una mirada hacia Lapoblación.

Kostalera-Ioar

Camino a Pierola.

Paredes de "El Convento".

Convento de Pierola.

Junto al convento nace una senda que asciende en dirección Noreste; es el camino que debemos tomar para ascender al Hornillo sorteando sus paredes. Según ganamos altura, el sendero pasa de ser herboso a rocoso, con madroños a ambos lados del camino. Después el bosque se cierra sobre nosotros y comenzamos a ver decenas de galanpernas, una pena no haber llevado la cesta… Al llegar a un pequeño remanso, giramos a la izquierda y seguimos los hitos (SW) para enfrentarnos a las rampas finales antes de alcanzar la cima. A continuación se sigue la cuerda sureste del Hornillo, cruzamos una alambrada y llegamos a la cima donde habita una antena (Hornillo, 996m.).

Ascendemos por el camino que nace junto a las ruinas.

En ocasiones el bosque nos engulle.

Hay mucho madroño por el camino.

Mucha galanperna también.

Tramo final del ascenso.

Cima de Hornillo.

Ahora toca descender por el cortafuegos que encontramos al Noroeste, a escasos metros de la cima. Al final del mismo enlazamos con una pista que atraviesa el bosque, y salimos a un claro justo con el San Cristobal frente a nosotros. Ahora toca dar un pequeño rodeo siguiendo la pista que encontramos a nuestra izquierda y que nos lleva a otra pista principal. En ésta última encontramos marcas del GR-282 y giramos a la derecha; en la próxima bifurcación tomamos a izquierda y comenzamos a ascender. Antes de terminar la pista, encontramos un camino forestal a nuestra derecha por el que debemos seguir. El sendero gira después a la izquierda (W) y casi un cuarto de kilómetro después encontramos una senda a nuestra derecha que se adentra en el hayedo. Este es el mejor camino para acceder al cordal del San Cristobal. Una vez arriba, giramos a la izquierda (SW) y no tardamos en coronar la cima donde se encuentra la ermita: San Cristobal (964m.).

Inicio del cortafuegos.

Una mirada al San Cristobal y a su izquierda el paso donde se encuentra la cascada de El Molino.

Seguimos la senda.

Oteo.

Damos un rodeo por la pista de nuestra izquierda.

Llegamos a la pista con marcas del GR-282.

Mirada atrás a Hornillo.

Seguimos por este camino al terminar la pista.

Entramos en el hayedo.

Ermita de San Cristobal.

Curiosa llanta, tal vez, para tocar "las campanadas".

Foto de cima, el buzón está pegado a la ermita.

Tras hacer el hamaiketako en el pórtico de la ermita, continúo la marcha por el cordal (W) siguiendo un estrecho sendero. Este camino termina saliendo a una senda más ancha en la que giramos a la izquierda, y en la próxima bifurcación giraremos a la derecha para descender hasta el río Sabando por un bonito camino. Tras cruzar el río bajamos por la pista hasta llegar al Molino de Oteo, donde encontramos la famosa cascada de “El Molino”. Tras sacar las fotos, me decido a visitar la cascada de Aguake, pero para seguir el camino más sencillo hay que dar un gran rodeo.

Continuamos por el cordal.

Venimos del camino de la derecha, y seguimos por el de la izquierda.

Cruzamos el río.

Llegamos al molino de Oteo.

Junto al molino está la cascada.

Cascada El Molino.

Otra perspectiva diferente.

Continuamos por la pista (E) durante casi 2 kilómetros hasta encontrar otra pista a nuestra derecha. En el siguiente cruce otra vez a la derecha y ya seguimos las marcas de PR y GR. Tras un largo descenso por pista, rodeados de madroños que me hacen parar a picotear; encontramos a nuestra derecha un cartel indicando la senda que hay que tomar para llegar a la cascada de Aguake. Un precioso camino se adentra en el bosque y penetra hasta el final del barranco, donde encontramos la recóndita cascada; un lugar que invita al relax…

Continuamos por la pista, atrás queda el molino.

Bajamos por la pista rodeados de madroños.

Desvío a Aguake.

Junto al río.

Jugando con la cámara.

Cascada de Aguake.

Otra vista.

La prueba de que estuvimos allí.

Tras disfrutar de unas buenas instantáneas, cruzamos a la otra vertiente del río y ascendemos hasta topar con el canal de agua. El mismo nos guiará hasta la pista que lleva de regreso a Antoñana (S). Al cruzar el pueblo me entretengo sacando alguna foto a sus estrechas calles y en un abrir y cerrar de ojos llegó al aparcamiento. Una gozada de ruta…

Inicio del canal.

Siguiéndolo llegaremos a la pista.

Camino de regreso a Antoñana.

Calles de Antoñana.

Nos despedimos del pueblo.

 

El track:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2313610

Anuncios
comentarios
  1. Zieft dice:

    Me gusta, me gusta… Lo que si veo, mucha pista, no?¿?¿ Quizas en primavera….Oye, esa camara que tienes, tira buenas fotos a las cascadas, no?¿ 😉

  2. Giroa dice:

    Argazki earrak motel, me quedo con la copla. Esas cascadas son preciosas, a ver si algún día vuelvo por la zona que lo merece.

    Ondo izan!

  3. Montañero Paparazzi dice:

    Rota!!!! mandame el track!!!!!!

    • Rotaetxe dice:

      Jajaja! te pensaba dedicar el repor cuando lo pusiera en Mendiak, sabía que te gustaría. Zieft, algo de pista si que hay, pero el único tramo que se hace algo pesado es el que va de la cascada del Molino al inicio del camino que lleva a Aguake. Gracias a todos por responder.

  4. […] Artículo: https://elultimodestino.wordpress.com/2011/12/20/hornillo-san-cristobal-y-cascadas-de-el-molino-y-agu… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s