Murua-Hartzegi-Mairuelegorreta-Gorbea-Arroriano.

Publicado: 15 enero, 2012 en Araba
Etiquetas:, , , , ,

Aquí tenéis la primera ruta del 2.012, a un monte que es todo un clásico a la hora de finalizar y comenzar el año: el Gorbea. Gotzon me propuso ascender desde las canteras de Murua, así que preparé una variante para pasar por la surgencia de Hartzegi, la cual no conocía todavía; y después enlazaríamos con las cuevas de Mairuelegorreta y la subida por Dulao, para a la bajada coronar también la cima de Arroriano y descender por Egillolarra. En total, casi 14km y 800 metros de desnivel que nos dejaron un muy buen sabor de boca.

Mapa 1.

Mapa 2.

Perfil.

Dejando el coche en el parking que hay poco después de las canteras de Murua, comenzamos a caminar en medio de la heladora mañana a contracorriente del arroyo Zubialde (NW). Nos ayudamos de un par de plataformas para vadear el río y en 5 minutos llegamos a una bifurcación. Aquí abandonamos la senda Azero y seguimos por la izquierda pegados al arroyo. El sendero va junto al Zubialde en todo momento y pronto el bosque da paso al paraje kárstico junto a una curiosa cascada que dejamos a nuestra izquierda.

Las pasarelas nos ayudan a sortear el río.

Nosotros continuaremos junto al arroyo.

Dejamos una cascada a nuestra izquierda.

El sendero asciende siguiendo una tubería y después baja unos metros hasta cruzar una pasarela de hormigón. Poco más adelante, la humedad marcada por el musgo, nos indica que estamos junto a la surgencia del Hartzegi; arroyo que proviene de las entrañas de la cueva de Mairuelegorreta.

Cruzamos la pasarela de hormigón.

Nos encontramos en un paraje mitológico.

Surgencia de Hartzegi.

Interior de la cueva de Hartzegi.

Tras sacar las fotos de rigor, seguimos por el camino unos metros hasta cruzar un paso de madera. Inmediatamente giramos a la derechera para seguir el sendero que remontando la ladera lleva al camino de Mairuelegorreta. Enlazamos con el camino principal y llegamos a otro paso, que tras superarlo, encontraremos las famosas cuevas a nuestra derecha, en medio del karst. En nuestro caso entramos a Mairuelegorreta y visitamos la gran sala; no os olvidéis la linterna que merece la pena.

Volvemos al camino para acercarnos al paso.

La senda que lleva al camino principal de las cuevas.

Llegamos al paso anterior a las cuevas.

La primera de las cuevas en el sentido de la marcha.

Entrada de la cueva principal.

Tras la visita, debemos superar la pendiente que había frente al paso anterior a las cuevas (W-NW); después nos adentraremos en el bosque siguiendo el sendero y al salir de éste nos plantaremos bajo las peñas de Igiñiger. Caminando entre el brezo enfilamos hacia las peñas de Dulao, con sus verticales cortados. Remontamos dejando los cortados a nuestra derecha y no sin esfuerzo, terminamos alcanzando el collado de Aldamiñospe. De aquí a la cima nos queda por superar un último repecho con la cruz dándonos las fuerzas necesarias. Al final, coronamos la tan ansiada cima: Gorbea (1.482m.).

Camino al bosque.

Nos acercamos a las peñas de Igiñiger.

Un vistazo al cordal Alluitz-Anboto.

Camino a Dulao.

Panorámica del Duranguesado.

Ascendemos por los prados hacia Aldamiñospe.

Queda cerca Aldamin.

Karst de Aldamin.

Miramos lo que nos queda.

Nos hace sudar el ascenso.

Paramos a mirar el Lekanda para descansar.

Otro vistazo a Aldamin, a nuestras espaldas ya.

Y por fin la cruz.

Mis compañeros de aventura.

Hace un viento helador arriba, por lo que no tardamos en comenzar el descenso hacia el Arroriano. Ponemos el embalse de Uribarri como referencia (SE) y caminamos por la lomada hasta ver el espolón de Igiñiger a nuestra izquierda. Es entonces cuando vamos bordeando el barranco hacia nuestra derecha, con el siguiente objetivo ya de frente. Abandonamos el sendero para zig-zagear entre el brezo (S) hasta encontrar el buzón de Arroriano (1.341m.).

Al fondo el embalse nos sirve de referencia.

Camino a Arroriano.

Igiñiger queda a nuestra izquierda.

Buzón de Arroriano con el Gorbea de fondo.

Sacamos unas fotos al buzón y regresamos al sendero de Egillolarra (E-SE). El desnivel es cada vez más pronunciado y hay que tener cuidado de no resbalar, ya que es una zona que se suele embarrar bastante. Alcanzamos un refugio abierto y aprovechamos para hacer aquí el hamaiketako. Después nos adentramos en el hayedo para buscar la senda que nos guiará hasta Asunkorta en un continuo descenso.

Camino de Egillolarra y el monte Oketa.

Hamaiketako en el refugio.

En marcha otra vez.

Restos de cabaña.

Predominan los hayedos en el camino a Asuncorta.

Avanzamos por una amplia senda.

Al encontrarnos con la cabaña de Asunkorta, sólo nos quedará seguir el camino de nuestra derecha, que va sobre las paredes de las canteras y bajaremos hasta la carretera de los embalses del Gorbea. Un giro a la izquierda y en pocos minutos alcanzamos las canteras, para poco después, llegar al aparcamiento donde iniciamos la jornada. Una de las rutas más recomendables por el parque del Gorbea, sin lugar a dudas.

Asunkorta.

Pasamos sobre la cantera.

Las canteras desde abajo ya.

Cruzando el puente llegamos al parking.

El track:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2390161

comentarios
  1. Zieft dice:

    Ya sabes que soy un copion… igual lo repito este finde… o si no, igual me voy a la zona de Mena a hacer alguno de por alli…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s