La Omañuela, León y Astorga.

Publicado: 11 febrero, 2014 en Viajes
Etiquetas:, , , , , ,

A finales de septiembre del año pasado, nos fuimos a pasar un fin de semana a León; y para ello escogimos como campamento base la casa rural Aguas Frías ( http://www.aguasfrias.info/ ) , en la perdida aldea de La Omañuela. Se trata de una casa del alquiler completo, pequeña pero lo suficientemente acojedora para una pareja. El mayor problema que nos podemos encontrar es el de aparcar, ya que en la casa hay sitio para dos coches bien ajustados; y en el pueblo poco más sitio encontraremos.

El primer día, empleamos la mañana en el viaje y acomodarnos en la casa. Tras comer allí mismo haciendo uso de la cocina, nos fuimos a León capital a pasar la tarde. Aparcamos cerca de la Plaza de Sto.Domingo, y al ser fin de semana no había que pagar OTA. Nuestros primeros pasos nos llevaron hacia la Basílica de San Isidoro y luego pasando por la Plaza Santo Martino, atravesamos el Barrio Romántico hasta llegar a la Calle Ancha, avenida principal del casco histórico.

Casa Rural Aguas Frías.

Casa Rural Aguas Frías.

Dejando atrás la basílica de San Isidoro.

Dejando atrás la basílica de San Isidoro.

Atravesando el barrio Romántico.

Atravesando el barrio Romántico.

Desde la Calle Ancha, subiendo a la izquierda llegamos a la Plaza de Regla; donde se encuentra la majestuosa Catedral de León (s.XIII, gótica). Rodeando la misma, nos acercamos a ver parte de la muralla romana de los siglos III-IV; y volviendo a la Calle Ancha, calle abajo encontramos la Plaza de San Marcelo, donde están situados dos edificios tan famosos como el Palacio de Los Guzmanes y la Casa Botines ( 1.892-93 Gaudí, neogótico). Por suerte pudimos entrar a la Casa Botines y ver una exposición relacionada con las momias.

Catedral de León.

Catedral de León.

Portada de la catedral de León.

Portada de la catedral de León.

La catedral de noche.

La catedral de noche.

Visitamos la muralla tras la catedral.

Visitamos la muralla tras la catedral.

Escultura de camino a la calle Ancha.

Escultura de camino a la calle Ancha.

Lateral del Palacio de Los Guzmanes.

Lateral del Palacio de Los Guzmanes.

Casa Botines.

Casa Botines.

Casa Botines al anochecer.

Casa Botines al anochecer.

El Palacio de los Guzmanes en la nocturnidad.

El Palacio de los Guzmanes en la nocturnidad.

Pasamos a la plaza que hay al otro lado de la calle para adentrarnos en el Barrio Húmedo, famoso por el tapeo. Paseando entre calles llegamos a la parroquia de Ntra. Sñra. Del Mercado, para desde ella subir a la Plaza Mayor, donde paramos a tomar una cerveza en un acojedor pub. A la noche volveríamos a cenar a esta plaza aprovechando que era la Feria de la Morcilla, coincidiendo con las Fiestas de San Froilán. Pero antes que eso fuimos a visitar las murallas de la ciudad, y de casualidad nos topamos con el Acto de Entrega y Recogida de Las 100 Doncellas. Se trata de una ceremonia que nos traslada a los tiempos en los que los musulmanes reinaban en España; en la que cien doncellas guiadas por una sotadera, eran entregadas a los principes musulmanes a cambio de que no atacaran la ciudad. Es algo curioso de ver.

Pasamos por la plaza que hay al otro lado de la calle.

Pasamos por la plaza que hay al otro lado de la calle.

Ntra. Sñra. del Mercado.

Ntra. Sñra. del Mercado.

Plaza Mayor.

Plaza Mayor.

Tomamos algo en el pub.

Tomamos algo en el pub.

Visitando las murallas.

Visitando las murallas.

Ceremonia de las 100 doncellas.

Ceremonia de las 100 doncellas.

Y por último como os he comentado, nos fuimos a la Plaza Mayor a cenar morcilla; pero ojo, que la morcilla no se servía embutida como estamos acostumbrados y la hacían hasta acompañada de manzana. Luego también quisimos probar alguna tapa por los bares, pero eso ya fue demasiado… ¡menudas raciones! Ahora ya sé por qué tiene tanta fama León con las tapas… Así que con la tripa bien llena tuvimos que tocar retirada y regresar a la casa rural.

Al día siguiente tomamos camino a Astorga. Hicimos un alto en el Mirador de La Cepeda, y en ese momento nos encontramos con más de una veintena de Mercedes antiguos que estaban corriendo un rally histórico. Tras dejarlos atrás, llegamos a la ciudad y aparcamos en un amplio parking que hay junto al parque “El Melgar”. Cruzamos el parque bajo la atenta mirada del Palacio de Gaudí y primero nos acercamos a ver el aljibe medieval. Después accedemos al recinto amurallado a través de la puerta romana y nos acercamos a la Catedral (inicio de construcción año 1.471). Junto a ella pudimos ver también la iglesia de Santa Marta.

Mirador de La Cepeda.

Mirador de La Cepeda.

Parque de El Melgar y el palacio de Gaudí.

Parque de El Melgar y el palacio de Gaudí.

Portada de la catedral de Astorga.

Portada de la catedral de Astorga.

Catedral de Astorga.

Catedral de Astorga.

La catedral y el Palacio.

La catedral y el Palacio.

Santa Marta.

Santa Marta.

Muy cerca se encuentra el palacio de Gaudí ( http://www.palaciodegaudi.es/ ); un majestuoso palacio iniciado en 1.886 por el famoso arquitecto, y que aunque al principio estaba destinado a residencia episcopal, nunca fue utilizado como tal y en 1.964 se abrió el Museo de Los Caminos. Para entrar hay que pagar (3€) y la verdad que merece la pena si os gusta este tipo de arquitectura. Tras recorrer todo el edificio, nos fuimos hasta la Plaza Mayor siguiendo el Camino de Santiago; en ese tramo hicimos una parada para comprar en una panadería unos hojaldres típicos de allí.

Entrada del palacio de Gaudí.

Entrada del palacio de Gaudí.

Parece un palacio de cuentos.

Parece un palacio de cuentos.

Sala en el interior del palacio.

Sala en el interior del palacio.

Sótano del palacio.

Sótano del palacio.

En la plaza se encuentra el ayuntamiento, con un curioso reloj con figuras en su campanario. Desde la plaza accedimos al monumento a los Sitios y junto a este encontramos un restaurante en el complejo Santocildes, donde entramos a comer. En mi caso escogí el típico cocido Maragato, que se inicia con siete carnes, después los garbanzos y la berza, y por último la sopa (20€ agua y postre incluidos). Qué difícil fue llegar al final… Pero recomendable.

Plaza Mayor de Astorga.

Plaza Mayor de Astorga.

Campanario del ayuntamiento.

Campanario del ayuntamiento.

Monumento a los Sitios.

Monumento a los Sitios.

Cocido Maragato.

Cocido Maragato.

Con la tripa a reventar, por la izquierda del ayuntamiento nos acercamos a la iglesia de San Bartolomé y un poco más adelante encontramos un recinto de ruínas romanas con importantes mosaícos. Al llegar al edificio de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, girando a la derecha entramos en el jardín de la Sinagoga. Este se encuentra delimitado por la antigua muralla de la ciudad, que a su vez nos sirvió de perfecto mirador. En tranquilo paseo nos acercamos a las ruínas del foro romano y el Santuario de Fátima. Luego volveríamos al paseo de la muralla, para rodear el Seminario Mayor y pasando junto al Convento de San Spiritus regresar a la catedral. Y de allí al coche.

Ruinas romanas.

Ruinas romanas.

Hay un importante mosaico.

Hay un importante mosaico.

Frente a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago.

Frente a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago.

Mirada atrás al entrar en el parque.

Mirada atrás al entrar en el parque.

Paseo de las murallas.

Paseo de las murallas.

Ruínas del foro.

Ruínas del foro.

Santuario de Fátima.

Santuario de Fátima.

Antes de regresar a La Omañuela, pasamos por el embalse de Selga de Ordás; una tranquila presa que dispone de pasarelas para que los minusválidos puedan pescar y donde se puede disfrutar del “birding”. Al llegar a nuestro “campamento”, aprovechamos para darnos un paseo junto al río Omaña; antes de que oscureciera el día…

embalse de Selga de Ordás.

Embalse de Selga de Ordás.

Puente sobre el río Omaña y la Omañuela.

Puente sobre el río Omaña y la Omañuela.

Paseando por La Omañuela.

Paseando por La Omañuela.

Río Omaña.

Río Omaña.

Camino junto al Omaña.

Camino junto al Omaña.

El último día, antes de emprender el viaje de regreso, decidimos acercarnos a Los Barrios de Luna. Primero nos acercamos a ver la iglesia del siglo XIV de este pueblo que se encuentra bajo la pared de la presa; miedo me daría vivir allí… Y después subimos a la presa del embalse de Luna, para recorrerla de lado a lado y ver como entre los restos del castillo que allí hubo ( http://www.xn--castillosdeespaa-lub.es/es/content/luna-castillo-de-1 ); hay instalaciones de escalada (varios parabolts y reuniones). La próxima vez habrá que ir con las cuerdas…

Iglesia de Los Barrios de Luna.

Iglesia de Los Barrios de Luna.

Vista del pueblo y la presa.

Vista del pueblo y la presa.

Edificación junto a la presa.

Edificación junto a la presa.

Paredes sobre las que se encontraba el castillo.

Paredes sobre las que se encontraba el castillo.

¿Aljibe?

¿Aljibe?

Otra vista del lugar.

Otra vista del lugar.

Se adivina la base de una de las torres.

Se adivina la base de una de las torres.

Observando el pantano de Luna.

Observando el pantano de Luna.

Zona equipada.

Zona equipada.

Restos del muro del castillo.

Restos del muro del castillo.

La presa dominante sobre los Barrios de Luna.

La presa dominante sobre los Barrios de Luna.

Tras la visita había que volver a casa, y así acababan nuestras “mini-vacaciones”; que al menos, fueron bien provechosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s