Entre los ríos Deba y Artibai, se encuentran dos de las montañas más conocidas entre las mugas de Bizkaia y Gipuzkoa: Kalamua/Maaxa y Urko. Tiempo hacía que quería conocer estas montañas, sobre todo por conocer a Unai, un chico que ha subido ya cerca de 2.000 veces al Urko; cuestión que me hacía pensar mucho en qué podría tener esta montaña para atraer tanto a una persona. La mejor forma de hacerlo vi que era partiendo de Barinaga, desde donde estas montañas dibujan un circo y permiten realizar una perfecta ruta circular; de 24km y 1400 metros de desnivel positivo acumulado.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Barinaga (130m. alt., Markina-Bizkaia) es nuestro punto de partida; dejamos el coche junto a la bolera y frontón, un grabado en una piedra lo reconoce como Buztinegi Kirolgunea; y es el único lugar en el que encontraremos aparcamiento con comodidad. Los primeros pasos nos llevan carretera abajo (N), hasta un puente que se cruza sobre el río Urko en busca del PR-BI-23. Pronto comenzamos el ascenso por una pista hormigonada hacia los caseríos de Arriaga, donde giro a la izquierda cruzando un paso cerrado con cadena, y al llegar a una casa remonto por su derecha, volviendo a una senda herbosa. En unos metros vuelvo a enlazar con el PR, que al parecer lo había abandonado en el cruce anterior y la senda se convierte en una curiosa calzada empedrada que gana altura entre pinares. Cuando el camino gira a la derecha y la pendiente da un descanso, decido atacar de frente campo a través, para alcanzar en pocos minutos la cima de Arantzamendi (522m.). En la cima buzón con forma de casa y un tronco a modo de asiento.

Barinaga.

Barinaga.

Salimos a la carretera camino a la iglesia.

Salimos a la carretera camino a la iglesia.

La pista de ascenso es de hormigón.

La pista de ascenso es de hormigón.

El sendero pasa a ser un camino adoquinado.

El sendero pasa a ser un camino adoquinado.

Cima de Arantzamendi.

Cima de Arantzamendi.

La ruta continúa hacia el cercano collado donde hay una chabola de madera. Allí se retoma la senda del PR y se alcanza la bifurcación en la que se opta por la pista de la izquierda, para remontar el cordal que lleva directamente a la cima de nuestro siguiente objetivo: Kalamua/Maaxa (771m.). Varios buzones y unas amplias panorámicas que dejan a cualquiera boquiabierto nos dan la bienvenida a la que para mí es la cima más gratificante del día. Entre otras observamos montañas como Anboto, Oiz, Urregarai, Peñas de Aia, Karakate, e.t.c. Podríamos jugar durante largo tiempo a identificar cimas.

Continuamos al collado donde está la chabola de madera.

Continuamos al collado donde está la chabola de madera.

En el cordal somital del Kalamua.

En el cordal somital del Kalamua.

Buzones de Kalamua.

Buzones de Kalamua.

Santuario de Arrate desde la cima de Kalamua.

Santuario de Arrate desde la cima de Kalamua.

Panorámica desde Kalamua.

Panorámica desde Kalamua.

Otra panorámica desde Kalamua.

Otra panorámica desde Kalamua.

Pero no nos podemos entretener mucho, ya que la jornada de hoy es larga; e iniciamos el descenso hacia el collado de Kalamuako lautada o Kalamuako lepoa (676m., SW), el cual nos separa de Garagoiti, próxima cumbre que tacharemos. Ascendemos por el prado alcanzando el rasante buzón (701m.) con forma de casa.

Bajando a Kalamuako lepoa.

Bajando a Kalamuako lepoa.

Rampa herbosa de camino a Garagoiti.

Rampa herbosa de camino a Garagoiti.

Buzón de Garagoiti.

Buzón de Garagoiti.

Un sendero ligeramente resbaladizo baja por el pinar al collado de Pagolain (675m.), donde existe un refugio del Club Deportivo Eibar. Y una vez más nos topamos con una pronunciada ladera herbosa, que deberemos remontar para llegar a la cuarta cima del día: Arrikurutz/Akondia (748m.). El buzón se encuentra en una amplia planicie herbosa en la que no hay flora que delimite las apreciadas vistas; un lugar que invita a sestear.

Bajamos por un sendero algo resbaladizo.

Bajamos por un sendero algo resbaladizo.

El refugio y la cima de Arrikurutz.

El refugio y la cima de Arrikurutz.

Cima de Akondia.

Cima de Akondia.

Continuando con nuestro camino hacia el collado de Ixua, muy cerca de la cima que abandonamos; topamos con un cartel que nos explica las batallas allí vividas en la Guerra Civil y las fortificaciones utilizadas en los sangrientos cruces. Y otros pocos metros más adelante observamos como alguien ha destrozado la cruz de piedra que daba su nombre a la cima de Arrikurutz; ni el monte se libra de vandalismos… Al descender a un prado por el cual continuaríamos hacia Aizketa, debemos estar atentos para girar a la derecha (SW) y encontrar el sendero que desciende a la ermita de San Pedro. Desde aquí el camino lleva sin grandes complicaciones al alto de Ixua (546m.), y además encontraremos una fuente y zona de recreo.

Cartel que nos explica las batallas de la zona.

Cartel que nos explica las batallas de la zona.

Cruz destrozada.

Cruz destrozada.

Bajando a este collado, giraremos a la derecha, hacia la ermita de San Pedro.

Bajando a este collado, giraremos a la derecha, hacia la ermita de San Pedro.

Sendero de camino a la ermita.

Sendero de camino a la ermita.

Ermita de San Pedro.

Ermita de San Pedro.

Área de esparcimiento llegando a Ixua.

Área de esparcimiento llegando a Ixua.

Llegamos al puerto, detrás se adivina Urko  ya.

Llegamos al puerto, detrás se adivina Urko ya.

Cruzando la carretera (SW) comienza el ataque al segundo objetivo principal del día: el monte Urko. El pisado sendero del GR-123 (Bizkaiko bira) remonta el cordal somital y se abre paso entre un tupido manto herboso. Se gana altura rápidamente coronando esta cumbre (795m.) que domina los pueblos de Ermua (Bizkaia) y Eibar (Gipuzkoa); muga natural entre ambos. Una vez más las panorámicas son cuasi-infinitas, y la sensación de verticalidad es real; tal vez esto sea lo que atrae al amigo Unai a ascender tantas veces esta montaña…

Antiguo indicador de camino a Urko.

Antiguo indicador de camino a Urko.

El sendero se abre paso entre el verde manto.

El sendero se abre paso entre el verde manto.

Mirada atrás antes de culminar.

Mirada atrás antes de culminar.

Buzones de Urko.

Buzones de Urko.

Ermua desde Urko.

Ermua desde Urko.

Desde Urko se ve bien el cordal que seguiremos.

Desde Urko se ve bien el cordal que seguiremos.

Un evidente cordal se extiende hacia el noroeste; es el que cierra el “circo” de nuestra circular; así que lo seguimos descendiendo al próximo collado (668m.), pasamos junto a un puesto de cazadores y seguimos unas marcas de pintura amarilla para terminar arribando a la cima de Mundio (723m.). No encontramos más que un hito de piedras marcando el lugar; pero siguiendo el cordal unos metros nos toparemos con el mojón resultante de la divisoria entre Mallabia, Ermua y Eibar; lugar que escojo para hacer el almuerzo fuerte del día.

Abandonamos la cima por un bonito sendero.

Abandonamos la cima por un bonito sendero.

Puesto de cazadores en nuestro camino a Mundio.

Puesto de cazadores en nuestro camino a Mundio.

Cima de Mundio.

Cima de Mundio.

Mojón divisorio cercano a Mundio.

Mojón divisorio cercano a Mundio.

Tras el renovante descanso, continuamos siguiendo la línea del cordal hasta llegar a una bifurcación en la que se toma la pista de la izquierda. Descendemos y realizando otro giro a la derecha después, se llega al collado de Asuntza (495m.). Frente a nosotros se encuentra la ladera herbosa que hay que remontar (W-NW) antes de alcanzar la subida final al Ariznabar. Con la cima de frente, decido atacarla directamente en lugar de seguir el sendero, la única dificultad es la de ir dibujando zetas para esquivar la maleza. En la cima (594m) sólo encontraremos un mojón que divide Markina de Mallabia.

Collado de Asuntza.

Collado de Asuntza.

Curiosa formación llegando a Ariznabar.

Curiosa formación llegando a Ariznabar.

Ariznabar frente a nosotros.

Ariznabar frente a nosotros.

Mojón en la cima de Ariznabar.

Mojón en la cima de Ariznabar.

Caminando sobre este cordal hacia el suroeste, llegamos en pocos minutos por sendero a la cima de Egiko Lezea (589m.); la cual carece de vistas por encontrarse rodeada de pinos y maleza. El siguiente paso es bajar al cercano collado (NW, 515m.) y remontar entre pinos el sendero que lleva a la insignificante cima de Urutxuri (522m.). Se trata de una simple loma infestada de pinos, sin hito ni mojón que la defina.

Egiko Leze frente a nosotros.

Egiko Leze frente a nosotros.

Esta se supone que es la cima de Egiko Leze.

Esta se supone que es la cima de Egiko Leze.

Cuesta a superar para llegar a Urutxuri.

Cuesta a superar para llegar a Urutxuri.

Pues esta se supone que es la cima de Urutxuri.

Pues esta se supone que es la cima de Urutxuri.

El sendero en cambio es limpio y evidente, por lo que lo utilizamos para bajar al próximo collado (524m.) y atravesar la pista en busca de una flecha pintada en un pino. Este símbolo nos ayudará a encontrar el sendero que remonta la ladera (NW), atajando por la breve pero pronunciada pendiente; y que enlaza con la senda somital. La cima de Olamendi (603m.) pasará prácticamente desapercibida por no estar marcada y coincidir con el camino.

Cruzamos la pista para seguir el sendero que ataja hacia Olamendi.

Cruzamos la pista para seguir el sendero que ataja hacia Olamendi.

El cual va en fuerte pendiente.

El cual va en fuerte pendiente.

Llegando a la disimulada cima de Olamendi.

Llegando a la disimulada cima de Olamendi.

La redondeada loma herbosa de Mendibil se encuentra muy cerca ya; cruzamos una alambrada por paso habilitado y pisando el manto verde ganamos los últimos metros hasta toparnos con el buzón de este perfecto mirador (613m.). Es un buen lugar para fotografiar al colosal Oiz.

Mendibil a tiro de piedra.

Mendibil a tiro de piedra.

Foto de cima en Mendibil.

Foto de cima en Mendibil.

Vistas hacia Ilunpe y los caseríos de Zuloaga.

Vistas hacia Ilunpe y los caseríos de Zuloaga.

Vistas desde Mendibil hacia Oiz.

Vistas desde Mendibil hacia Oiz.

Aunque la ruta se va acabando, todavía queda terreno por recorrer; por lo que continuamos sin parar largo tiempo, bajando por la ladera norte en busca de la pista del PR-BI-24. Un estrecho pero pisado sendero gana altura frente a nosotros por el cordal, y pasa por la mismísima cima de Ilunpe (537m.). Una vez más se trata de una cima sin vistas cubierta por el pinar. El mismo sendero nos guiará por el cordal (NE), perdiendo altura después para enlazar con una amplia pista y llegar al próximo collado (353m.). Al llegar a la siguiente bifurcación, en vez de la pista de la derecha tomamos el sendero de la izquierda, el cual nos llevará hasta el alto de Estrakin (439m.) para luego llegar a las tranquilas casas de Laitua.

Poste indicador camino a Ilunpe.

Poste indicador camino a Ilunpe.

Ahí se encuentra la cima de Ilunpe.

Ahí se encuentra la cima de Ilunpe.

Mojón en el camino.

Mojón en el camino.

En vez de seguir por la pista, tomamos el sendero de la izquierda.

En vez de seguir por la pista, tomamos el sendero de la izquierda.

Aquí esta el punto culminante de Estrakin.

Aquí esta el punto culminante de Estrakin.

Llegando a Laitua.

Llegando a Laitua.

En este punto se gira a la derecha tras superar una casa verde, y luego se atraviesa una langa de madera a mano izquierda. Una senda lleva desde aquí a lo alto de Markizburu (465m.), otra cima sin vistas ni buzón que se puede considerar la cima oriental del Baldaburu. Siendo esto así, proseguimos con la marcha hacia el collado (SE, 430m.) donde encontramos la pista que lleva a Baldako Txuntxurra/Baldaburu. El suelo pavimentado se convierte en sendero y ganamos enseguida la cima (469m.); la cual es un premio al esfuerzo realizado, ya que permite apreciar todo el cordal que hemos recorrido.

Senda de acceso a Markizburu.

Senda de acceso a Markizburu.

Esto sería la cima.

Esto sería la cima.

Salimos a la pista de acceso a Baldaburu.

Salimos a la pista de acceso a Baldaburu.

Cima de Baldako Txuntxurra.

Cima de Baldako Txuntxurra.

Lo hemos conseguido.

Lo hemos conseguido.

Observamos el cordal recorrido desde Baldaola.

Observamos el cordal recorrido desde Baldaola.

Ya no nos queda más que bajar hasta Barinaga, teniendo que retroceder para ello hasta el último collado y allí coger primero la pista y luego el sendero que desciende hacia la ermita de San Cristóbal. Una vez que estamos junto al santuario, nos espera una larga calcetinada por la pista hormigonada que baja hacia el barranco que forma el río Urko en su inicio; la cual lleva al mismo centro de Barinaga en unos 3km.

Sendero para atajar hacia la ermita de San Cristóbal.

Sendero para atajar hacia la ermita de San Cristóbal.

Ermita de San Cristóbal.

Ermita de San Cristóbal.

Nos queda una larga calcetinada por pista.

Nos queda una larga calcetinada por pista.

Últimos metros junto al arroyo Urko.

Últimos metros junto al arroyo Urko.

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10617460

El track en Ibilbideak:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s