Archivos de la categoría ‘Araba’

Hace unos meses que ya somos uno más en la familia, y como buen montañero hay que ir enseñando las buenas costumbres al futuro heredero; así que me planteo esta circular al Peña Grajera para bautizar a Mikel en la montaña. También me acompañarían Aitor y Nuria para disfrutar de esta bonita aventura. Casi 8 kilómetros y unos 350 metros de desnivel positivo acumulado nos valdrán para visitar los Castros de Lastra (restos de un poblado del año 400 a.d.C.) y coronar esta cima que ha sido catalogada como centenaria en el nuevo catálogo de cimas de Euskal Herria de 2014. Eso si, tras la experiencia, aunque no fue mala, no recomiendo hacer la ruta con niños pequeños, ya que en la aproximación a la cima el bosque bajo cierra bastante el camino.

Mapa del recorrido.

Mapa del recorrido.

Perfil.

Perfil.

Ortofoto.

Ortofoto.

Nuestro punto de partida es la pequeña aldea de Caranca (570m.); el mejor acceso se encuentra en el PK 333 de la carretera A-2625. A la entrada del pueblo hay un pequeño hueco junto a la carretera donde dejar el coche. Comenzaremos atravesando el pueblo de Norte a Sur, y junto a uno de los últimos caseríos, tomaremos a mano izquierda el camino que desciende a una pista; desde la cual accedemos al puente que nos lleva a la otra vertiente del río Tumecillo.

Caranca, punto de partida.

Caranca, punto de partida.

Bajamos a la pista que accede al puente.

Bajamos a la pista que accede al puente.

Cruzamos al otro lado del río Tumecillo.

Cruzamos al otro lado del río Tumecillo.

Pasamos junto a un caserío y después entramos en un camino herboso. El camino principal, el cual debemos seguir, va girando a la izquierda (NE); mientras que a nuestra derecha veremos el paso del sendero por el que pasaremos a la vuelta. Aunque encontraremos varios caminos que se bifurcan en nuestro ascenso, el camino es evidente; debemos seguir siempre por el más limpio. Tras un par de zetas alcanzamos la cota 750m, donde la senda comienza a llanear en dirección sureste. Progresamos por un bosque de robles y encinas, viendo a nuestra izquierda los restos de la antigua muralla del poblado, hasta llegar a una encrucijada de caminos (2,6km.). De frente (SE) el camino que utilizaremos para la bajada; a la izquierda (N) el que seguiremos en busca de los castros.

Comenzamos a ganar altura.

Comenzamos a ganar altura.

Atrás queda ya Caranca.

Atrás queda ya Caranca.

Llaneamos entre encinas y robles.

Llaneamos entre encinas y robles.

Disfrutando de la flora y fauna.

Disfrutando de la flora y fauna.

Los restos del muro que protegía el poblado quedan a nuestra izquierda.

Los restos del muro que protegía el poblado quedan a nuestra izquierda.

En el cruce a la izquierda; de frente el camino por el que bajaremos.

En el cruce a la izquierda; de frente el camino por el que bajaremos.

Cartel indicativo en la bifurcación.

Cartel indicativo en la bifurcación.

La pendiente se acentúa de nuevo y el sendero se vuelve pedregoso, lo cual nos da una idea de que nos acercamos a los restos del antiguo poblado. Pronto encontramos un cartel en el que se nos explica la distribución del poblado y los elementos que podremos ver. Tras el cartel se sitúa el sendero que utilizaremos para bajar de la cima, pero nosotros continuamos por el camino principal en busca del cercano calero. Aprovechando que paramos a sacar unas fotos, le dejamos descansar a Mikel y le damos de comer; se está portando bastante bien a pesar de que hemos tenido que ir haciendo varias paradas.

El camino se vuelve empedrado.

El camino se vuelve empedrado.

Un pequeño claro nos deja disfrutar de vistas hacia la Sierra de Árcena.

Un pequeño claro nos deja disfrutar de vistas hacia la Sierra de Árcena.

El cartel que nos explica las partes del poblado.

El cartel que nos explica las partes del poblado.

Tras el cartel se encuentra el sendero por el que volveremos después.

Tras el cartel se encuentra el sendero por el que volveremos después.

Antiguo calero.

Antiguo calero.

Reiniciamos la marcha en dirección Noroeste, por el serpenteante sendero que nos llevará hasta el lugar donde se encuentra la mayor cantidad de restos del poblado. Un nuevo cartel nos ayuda a saber que allí hubo una ermita y una importante necrópolis. Una vez que dejamos atrás este tesoro arqueológico, vamos en busca del cortado para después seguir la cresta en dirección NW-SE. La panorámica resulta espectacular desde aquí hacia el valle del Tumecillo y la sierra de Arkamu. Llegamos después a un portillo que sirve para acceder a la cima desde Fresneda o Cárcamo y después la progresión por la cresta se hace más lenta al estar bastante cerrado el bajo bosque. Y así terminamos llegando a la cima de Peña Grajera (832m.), donde encontramos un buzón del Baskonia colocado en 1.988; y la cual quedará en nuestras memorias siempre como la primera cima de Mikel.

Continuamos por el sendero hacia los demás restos.

Continuamos por el sendero hacia los demás restos.

La parte central del poblado.

La parte central del poblado.

Otro cartel explicativo.

Otro cartel explicativo.

Tumbas.

Tumbas.

Aquí hubo una ermita.

Aquí hubo una ermita.

Abandonamos el lugar.

Abandonamos el lugar.

Panorámica al salir a la cresta.

Panorámica al salir a la cresta.

Seguimos el cordal.

Seguimos el cordal.

Portillo.

Portillo.

Foto de Familia en la cima.

Foto de Familia en la cima.

Panorámica desde la cima hacia los montes de Árcena.

Panorámica desde la cima hacia los montes de Árcena.

Panorámica desde la cima; a la izquierda queda la sierra de Arkamu.

Panorámica desde la cima; a la izquierda queda la sierra de Arkamu.

El camino de bajada en su inicio es algo difícil de seguir. Seguimos unas trazas difusas hacia el Sureste y hacia la cota de 800m. vamos girando a la derecha para toparnos con un sendero que desciende paralelo a los restos de la antigua muralla; siendo en este punto donde mejor se conservan (W-SW). Este es el camino que nos lleva al primer cartel informativo que vimos; desde donde bajaremos a la bifurcación anteriormente nombrada y tomaremos el camino de la izquierda (SE).

Bajamos por el sendero que va paralelo a los restos de la muralla.

Bajamos por el sendero que va paralelo a los restos de la muralla.

Tramo en el que mejor se conservan los restos de la muralla.

Tramo en el que mejor se conservan los restos de la muralla.

Este camino lleva hasta un cruce en la cota 677; a la izquierda llegaríamos a la venta Burguillos en el PK 330 de la A-2625 (uno de los accesos más sencillos a Los Castros). Nosotros en cambio continuamos descendiendo a la derecha (NW), paralelos a un practicamente inexistente arroyo que crea alguna que otra charca. Después nos situaremos casi a la par del Tumecillo, a la vez que encaramos la marcha hacia Caranca. Escuchando correr el agua del río; llegaremos al último caserío que vimos antes de iniciar el ascenso, y de ahí al pueblo en cinco minutos. Al pasar por Caranca aprovechamos para beber agua en una fuente e intercambiamos impresiones de la ruta mientras le damos de comer a Mikel; ha sido un gran día.

Nosotros seguimos por el camino de la derecha para regresar a Caranca.

Nosotros seguimos por el camino de la derecha para regresar a Caranca.

Hay pequeñas charcas.

Hay pequeñas charcas.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7484902

Anuncios

Me junto en esta ocasión con Kepa y Marcos con la intención de realizar una bonita circular en torno al monte centenario alavés Perriain-Cruz de Alda. Nuestra intención es la de subir por la Senda Marquillano (PR-A 71) paralelos al barranco de Iztora o Izlora y después bajar por el barranco de Berrabia; el cual delimita Araba con Nafarroa. Para realizar esta vuelta contaremos con 15,5km de longitud y apenas 600 metros de desnivel positivo acumulado.

Mapa.

Mapa.

Ortofoto.

Ortofoto.

Perfil.

Perfil.

Nuestro punto de partida para este paseo será el pequeño pueblo alavés de Orbiso (588m.); al cual se llega con facilidad desde Santa Cruz de Campezo por la carretera A-3120. Aparcamos en la entrada y los primeros pasos nos llevan por la calle central (NW) pasando junto a la iglesia; al atravesar el casco urbano, salimos a una pista en la que continuamos a la derecha para pasar junto a una tripleta. Se cruza a continuación sobre el arroyo de Iztora y avanzamos por la pista siguiendo un via crucis, hasta encontrar un pista que se bifurca a nuestra izquierda y está señalizada como Senda de Marquillano.

Dejamos la iglesia a nuestra derecha.

Dejamos la iglesia a nuestra derecha.

Encontramos varios Eguzkilores protegiendo las casas de Orbiso del infortunio.

Encontramos varios Eguzkilores protegiendo las casas de Orbiso del infortunio.

Tripleta.

Tripleta.

Un vistazo al barranco de Iztora.

Un vistazo al barranco de Iztora.

Via Crucis.

Via Crucis.

Este camino se adentra en el encinar; llegamos a un nuevo cruce en el que optamos por el camino de la izquierda para llegar a una barrera. Poco a poco comenzamos a ganar altura, mientras las marcas de PR nos llevan por el camino principal. Hacia la cota 754m., abandonamos la pista para continuar por el sendero que a la izquierda remonta atajando entre el boj. Luego se atraviesa un bonito bosque con antiguos ejemplares de encinas y continuamos por un camino más ancho ya; llegando a pasar junto a una charca.

Cruzamos la barrera.

Cruzamos la barrera.

Siguiendo el PR.

Siguiendo el PR.

Ganando altura paulatinamente.

Ganando altura paulatinamente.

Curiosa raíz.

Curiosa raíz.

Abajo queda Orbiso.

Abajo queda Orbiso.

Abandonamos la pista.

Abandonamos la pista.

El sendero se vuelve empedrado.

El sendero se vuelve empedrado.

Por un antiguo encinar.

Por un antiguo encinar.

Charca.

Charca.

Más adelante salimos del bosque y el camino se vuelve cortafuegos; así nos vamos acercando a nuestra primera cima del día: Somorredondo (1,077m.), que no es más que una loma elevada con vértice geodésico sobre el barranco de Iztora. El siguiente paso es seguir el cordal hacia el Noreste en busca de las dos cimas que nos faltan. La segunda cumbre del día será el Txintxularri (1.124m.), algo más alto que el propio Perriain y en el que solo encontraremos un hito. Y por último y tras casi un kilómetro más, llegamos al Perriain o Cruz de Alda (1.121m.); donde reinan una cruz de madera y un buzón del Manuel Iradier.

Avanzamos por lo que parece un cortafuegos.

Avanzamos por lo que parece un cortafuegos.

Somorredondo a un paso.

Somorredondo a un paso.

Vértice de Somorredondo.

Vértice de Somorredondo.

Panorámica desde Somorredondo.

Panorámica desde Somorredondo.

Camino a Txintxularri.

Camino a Txintxularri.

Cima de Txintxularri.

Cima de Txintxularri.

Camino a Perriain.

Camino a Perriain.

Cima de la Cruz de Alda.

Cima de la Cruz de Alda.

Foto de equipo.

Foto de equipo.

A partir de aquí comienza nuestro regreso, para el cual seguimos la cuerda atravesando un bonito hayedo y bajando al collado de Mojón Largo. Aquí se continúa por el camino de la Senda de Marquillano (S), para abandonarlo casi 200 metros después junto a una charca, siguiendo el sendero que se desvincula a nuestra izquierda en busca del barranco de Berrabia. Cuando llegamos a la entrada del barranco, nos asombra lo encajonado que se encuentra; perdemos altura entonces para recorrerlo en su totalidad por el estrecho sendero y salimos del mismo junto a unos campos de colza. Rodeando estos campos de cultivo, llegamos a una bifurcación en la que continuamos a la derecha para pasar junto a un depósito de agua primero y una chabola de madera después.

Atravesamos un hayedo.

Atravesamos un hayedo.

Bajando al collado de Mojón Largo.

Bajando al collado de Mojón Largo.

Seguimos el camino que baja a nuestra derecha en el collado.

Seguimos el camino que baja a nuestra derecha en el collado.

Seguimos el sendero que lleva al barranco de Berrabia.

Seguimos el sendero que lleva al barranco de Berrabia.

Impresionante imagen cuando llegamos a la entrada del barranco.

Impresionante imagen cuando llegamos a la entrada del barranco.

Seguimos el sendero por el fondo del barranco.

Seguimos el sendero por el fondo del barranco.

Campos de colza.

Campos de colza.

Mirada atrás al barranco de Berrabia.

Mirada atrás al barranco de Berrabia.

Cabaña junto a la que pasaremos.

Cabaña junto a la que pasaremos.

Siguiendo el camino llegamos a una barrera que cruzaremos, para seguir de frente y avanzar por el camino principal en busca de la ermita de Santa Lucía. En este lugar además del pequeño santuario, encontramos fuente, mesas y asadores. Desde aquí apenas kilómetro y medio de pista nos separa de Orbiso; nuestro punto de partida.

tras cruzar la barrera tomamos el camino que nos llevará a la ermita

Tras cruzar la barrera tomamos el camino que nos llevará a la ermita

Una bonita senda nos acerca a Santa Lucía.

Una bonita senda nos acerca a Santa Lucía.

Ermita de Santa Lucía.

Ermita de Santa Lucía.

Nos vamos acercando a Orbiso.

Nos vamos acercando a Orbiso.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7214854

Otra vez más nos acercamos a las inmediaciones de la Sierra de Toloño, a medio camino entre Alava y La Rioja; para realizar una circular de 14 kilómetros y 760 metros de desnivel positivo, pasando por el monte centenario San Cristóbal.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Como punto de partida tomamos el pequeño pueblo amurallado de Salinillas de Buradón (500m.); en la entrada oriental del pueblo, frente a un bar tenemos una buena zona de aparcamiento. Comenzamos girando a la derecha junto al lavadero; y después a la izquierda por la calle San Martín, siguiendo la pista que coincide con el Camino de Santiago y el GR-99 . Dejando atrás el cementerio, llegamos a una bifurcación en la que optamos por el camino de la izquierda (SE).

Podemos aparcar a la entrada del pueblo.

Podemos aparcar a la entrada del pueblo.

Pasamos junto al lavadero.

Pasamos junto al lavadero.

Seguimos la pista que pasa junto al cementerio.

Seguimos la pista que pasa junto al cementerio.

Una vez más seguimos los pasos del GR-99 y vamos ganando altura a través de un encinar, hasta llegar al collado de La Lobera con su característica caseta (705m.). Desde aquí a poniente tenemos el monte San Mamés y a Oriente el San Cristóbal. Así que seguimos el sendero que al Oeste penetra en la maraña de boj y avanza dificultosamente remontando sobre la cresta. Terminamos llegando al San Mamés (765m.) tras remontar el último tramo por la arista. Arriba no hay buzón ni vértice, pero las vistas hacia la Rioja y las Conchas de Haro son inmejorables.

Mirada atrás a Salinillas de Buradón.

Mirada atrás a Salinillas de Buradón.

Ascendemos entre encinas.

Ascendemos entre encinas.

La caseta del collado.

La caseta del collado.

Tomamos el sendero hacia San Mamés.

Tomamos el sendero hacia San Mamés.

El avance es lento entre la cerrada vegetación.

El avance es lento entre la cerrada vegetación.

Ya tenemos la cima de frente.

Ya tenemos la cima de frente.

Hay que ayudarse un poco de las manos en algún momento.

Hay que ayudarse un poco de las manos en algún momento.

Vistas desde la cima hacia las Conchas de Haro.

Vistas desde la cima hacia las Conchas de Haro.

Regresamos hasta el collado de La Lobera abriéndonos paso entre la cerrada vegetación y desde allí, buscamos el sendero que asciende (SE) a la antecima occidental del San Cristóbal; también conocido como Espribila (845m.) y donde encontramos un vértice geodésico. Seguiremos después el cordal encadenando las cotas 838m. y 864m., mientras disfrutamos de las vistas hacia el Txulato a nuestra izquierda, Toloño de frente y La Rioja a la derecha. Así alcanzamos la cima del centenario San Cristóbal (885m.) y su buzón del Manuel Iradier (1.971), donde antiguamente hubo una ermita dedicada al santo homónimo.

Regresamos sobre nuestros pasos.

Regresamos sobre nuestros pasos.

San Cristobal y Espribila, distinguimos un fuerte desnivel desde el collado.

San Cristobal y Espribila, distinguimos un fuerte desnivel desde el collado.

Ascenso a Espribila.

Ascenso a Espribila.

Panorámica en el ascenso a Espribila.

Panorámica en el ascenso a Espribila.

Vértice de Espribila.

Vértice de Espribila.

Vistas hacia el Ebro.

Vistas hacia el Ebro.

Cordal a seguir hacia el San Cristóbal.

Cordal a seguir hacia el San Cristóbal.

Vistas hacia Txulato.

Vistas hacia Txulato.

Seguimos el cordal hacia San Cristobal.

Seguimos el cordal hacia San Cristobal.

Ya queda poco para llegar a nuestro objetivo principal.

Ya queda poco para llegar a nuestro objetivo principal.

Buzón de San Cristóbal.

Buzón de San Cristóbal.

Foto de equipo en la cima centenaria.

Foto de equipo en la cima centenaria.

Tras sacar las fotos de cima, el siguiente paso es bajar al collado de Tabuérniga (770m.); para lo cual tomaremos un sendero que nace justo detrás del buzón (E). Desde el collado, descenderemos por la pista de nuestra derecha (SE) para visitar los restos de la cercana Casa de La Marquesa o del Moro; último resquicio del desaparecido poblado de Tabuérniga.

Camino a seguir hacia el collado de Tabuérniga con Toloño al fondo.

Camino a seguir hacia el collado de Tabuérniga con Toloño al fondo.

Llegamos al collado de Tabuérniga.

Llegamos al collado de Tabuérniga.

Bajo esos peñascos se encuentra la Casa del Moro.

Bajo esos peñascos se encuentra la Casa del Moro.

Casa del Moro.

Casa del Moro.

Interior de la casa.

Interior de la casa.

Regresamos sobre nuestros pasos al collado de Tabuérniga y tomamos el camino que a la derecha (NE) asciende hacia el Portillo del Aire. Este camino nos lleva a una empinada trialera, la cual termina enlazando con una pista más cómoda que seguimos a izquierda para llegar a una barrera que cruzaremos. En la bifurcación tomamos la pista de la izquierda para acercarnos hasta la cima de Arbina (954m.); fácilmente reconocible por su antena y en la que no se disfruta de vista alguna.

Tomamos el camino que desde el collado de Tabuérniga asciende hacia el collado del Aire.

Tomamos el camino que desde el collado de Tabuérniga asciende hacia el collado del Aire.

Las procesionarias se pasean en esta época del año.

Las procesionarias se pasean en esta época del año.

Es un tranquilo sendero...

Es un tranquilo sendero…

...pero después viene una dura trialera.

…pero después viene una dura trialera.

La consecución de peñascos que quedan entre la Casa del Moro y Toloño.

La consecución de peñascos que quedan entre la Casa del Moro y Toloño.

De allí venimos.

De allí venimos.

Llegamos a la barrera del collado.

Llegamos a la barrera del collado.

Ya vemos nuestra última cima del día.

Ya vemos nuestra última cima del día.

Foto de cima en Arbina.

Foto de cima en Arbina.

Aquí terminamos con la recolección de cimas, así que regresamos a la pista por la que vinimos y descendemos en dirección a Salinillas de Buradón. La pista rodea la cima de Arbina por occidente y después marca un giro a la izquierda para enfilar directamente hacia nuestro punto de partida. En este tramo podremos observar a nuestra derecha los restos de las minas de San Torcate; donde se extraía calcita. Al llegar a Buradón, aprovechamos para dar un paseo por el pueblo, que bien merece una visita.

Bajamos por la amplia pista hacia Salinillas.

Bajamos por la amplia pista hacia Salinillas.

Herida marcada por la explotación minera.

Herida marcada por la explotación minera.

Entramos en Buradón para visitar el pueblo.

Entramos en Buradón para visitar el pueblo.

Merece la pena darse una vuelta.

Merece la pena darse una vuelta.

El track:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7089805

Un día de esos que te levantas tarde porque la previsión de la meteo era mala, y luego resulta que sale una bonita mañana; eso fue lo que me pasó en esta ocasión. Reacio a quedarme en casa a pesar de la probabilidad de lluvia que había, me decido a realizar esta ruta de 11,5km y casi 400 metros de desnivel positivo; a tan solo media hora de casa.

Mapa.

Mapa.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

 

Me desplazo hasta Mendiola (573m.), a las afueras de Vitoria/Gasteiz; para ascender a estas dos conocidas cimas de los Montes de Vitoria: Olárizu y Lendiz. Dejo el coche cerca de la bolera y sigo el GR-25 por una calle que enfila directamente hacia nuestra primera cima (W). Al final de esta pista encontramos el inclinado sendero que remonta la ladera oriental y nos lleva directos a la cumbre de Santakurutzgana/Olarizu (709m.). Una gran cruz de 10 metros colocada por la Santa Misión de Vitoria en 1.952 corona la cima; desde donde se domina una de las mejores panorámicas sobre la capital alavesa.

La calle que lleva directa a Olárizu.

La calle que lleva directa a Olárizu.

Mirada atrás desde la fuerte pendiente.

Mirada atrás desde la fuerte pendiente.

Cima de Olárizu.

Cima de Olárizu.

Panorámica de la capital alavesa.

Panorámica de la capital alavesa.


 

El siguiente paso es seguir la pista que lleva a Gaztelu (SW); pasando junto a la iglesia que en estos momentos están restaurando, cruzamos el pueblo con la vista puesta en el Alto de La Cruz (SE). Dejando una nave agrícola a nuestra derecha seguimos la pista de hormigón; la cual abandonaremos enseguida para tomar el sendero que avanza paralelo a una alambra a nuestra izquierda. No tardamos más que un par de minutos en situarnos bajo el cortafuegos; es en este momento cuando cruzamos la alambrada y comenzamos a ascender por la fuerte pendiente, resbaladiza con humedad. Así llegaremos al primer repetidor y después en lo alto del cordal, seguiremos la pista de hormigón que lleva a la siguiente antena y cota principal del Alto de La Cruz (793m.).

Gaztelu.

Gaztelu.

Tomamos el camino que pasa junto a la nave.

Tomamos el camino que pasa junto a la nave.

Aquí abandonamos la pista.

Aquí abandonamos la pista.

Cruzamos la alambrada para subir por el cortafuegos.

Cruzamos la alambrada para subir por el cortafuegos.

Vista atrás a Gaztelu.

Vista atrás a Gaztelu.

Seguimos hacia el Alto de La Cruz.

Seguimos hacia el Alto de La Cruz.

Hacia la cota máxima del Alto de La Cruz.

Hacia la cota máxima del Alto de La Cruz.

Montes de Vitoria.

Montes de Vitoria.


 

La pista desciende hasta el collado de Astazuieta, donde hay una langa y una charca más a la derecha. Pero nosotros seguiremos de frente (S) por la senda que asciende hacia nuestro objetivo principal. En breve un hito nos marca el camino directo al buzón y coronamos la cumbre desde la que disfrutamos de una amplia panorámica sobre los Montes de Vitoria: Lendizgana (848m.).

Camino al collado.

Camino al collado.

Estanque.

Estanque.

Dejamos la pista para seguir de frente.

Dejamos la pista para seguir de frente.

Un hito marca el acceso al buzón.

Un hito marca el acceso al buzón.

Cima de Lendizgana.

Cima de Lendizgana.

Los Montes de Vitoria desde Lendizgana.

Los Montes de Vitoria desde Lendizgana.

 

Ahora manteniendo el rumbo Sur, perdemos altura primero paralelos a la izquierda de la alambrada; y a la derecha después. Al final del descampado encontramos un antiguo sendero que se encuentra bastante cerrado, el cual va girando a la derecha ( W ) y termina llegando a una explotación ganadera. Tras cruzar una barrera llegamos a una bifurcación, en la que se continúa por la pista de la izquierda, siguiendo el GR-282 hacia los caseríos de La Pieza de Vitoria. Cuando hemos caminado un kilómetro por la pista aproximadamente; en una curva a derechas la abandonamos tomando la senda de frente; así atajamos por un camino en el que encontraremos algún puesto de cazadores, y saldremos a la pista del barranco de Pozeta.

Bajamos por el descampado.

Bajamos por el descampado.

Encontramos el camino al final del descampado.

Encontramos el camino al final del descampado.

Llegamos a la explotación ganadera.

Llegamos a la explotación ganadera.

Caseríos de La Pieza de Vitoria.

Caseríos de La Pieza de Vitoria.

Atrás quedan ya los caseríos de la Pieza de Vitoria.

Atrás quedan ya los caseríos de la Pieza de Vitoria.

En el siguiente cruce por el centro.

En el siguiente cruce por el centro.

Puesto de caza.

Puesto de caza.

 

Debemos seguir el camino a la izquierda (N) para regresar hacia nuestro punto de partida. A la vez que escuchamos el murmuro del arroyo de Pozeta, dejamos a nuestra izquierda el Rekutxumendi y Bardoia; mientras van dejando paso a los caseríos de Meako. Cruzando una barrera que limita el paso a vehículos, el camino pasa de ser de grava a asfalto; y caminando por él durante poco más de un kilómetro terminamos llegando a Mendiola, punto de partida.

El camino que baja paralelo al barranco.

El camino que baja paralelo al barranco.

Parte del recorrido realizado.

Parte del recorrido realizado.

Caserío a la altura de la barrera.

Caserío a la altura de la barrera.

Ultimos metros hacia Mendiola.

Ultimos metros hacia Mendiola.

Llegamos a Mendiola.

Llegamos a Mendiola.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6801771

Continúo con mi intención de conocer todos los montes centenarios de Araba, y para ello en esta ocasión me acerco hasta Kontrasta; para realizar una circular por las montañas que quedan a medio camino entre los valles de Arana (Araba) y Amescoa Alta (Nafarroa) .27km y 1.200 metros de desnivel positivo, que además de a cimas como San Cristóbal/Ilarratza, Murube, Aizluze o Etxaurte; nos llevarán también a lugares tan mágicos como el bosque encantado de Artea y la Cueva de Los Cristinos.

Mapa.

Mapa.

Perfil de la ruta.

Perfil de la ruta.

Tomando como punto de partida el recóndito pueblo de Kontrasta (820m.), desde la plaza del pueblo nos dirigimos al arco situado bajo el campanario de la iglesia. Calle arriba continuaremos (NW)) hacia el cementerio, con el San Cristóbal de frente ya, hasta llegar a una barrera. Abandonando el asfalto se entra en una húmeda senda, que comienza a ascender hacia el hayedo a la vez que gira al norte.

Comenzamos en la plaza de Kontrasta.

Comenzamos en la plaza de Kontrasta.

Por la pista del cementerio hacia el Ilarratza.

Por la pista del cementerio hacia el Ilarratza.

Atrás queda Kontrasta.

Atrás queda Kontrasta.

Varios bloques desprendidos de la peña nos rodean a ambos lados del camino; pasamos junto a una fuente/abrevadero y poco más arriba encontramos los primeros cairns que nos indican que debemos ascender por la ladera que tenemos a nuestra izquierda (960m. aprox.SW). Siguiendo los escasos hitos llegaremos a una alambrada, tras sortearla se alcanza la pista que lleva al repetidor; y desde el repetidor perseguiremos el cordal hacia el oeste hasta toparnos con los dos buzones de la cima: Ilarratza/San Cristóbal (1.142m.).

Ganamos altura por el hayedo entre enormes bloques.

Ganamos altura por el hayedo entre enormes bloques.

Los hitos nos guían hacia la cima.

Los hitos nos guían hacia la cima.

Vistas desde el repetidor.

Vistas desde el repetidor.

En la cima de Ilarratza/San Cristobal.

En la cima de Ilarratza/San Cristobal.

Ahora debemos descender otra vez hasta el punto donde comenzamos a seguir los hitos; desde allí seguiremos por el sendero hacia el norte, descenderemos hasta cruzar un canal de agua y en la siguiente bifurcación (820m.) tomamos a la izquierda. Utilizaremos este camino para salir a un prado en el que hay una borda de color blanco, para luego cruzar al otro lado del río Uiarra y subir a la carretera del puerto de Opakua directamente. Desde la carretera, emprendemos un ascenso directo hacia la sierra; como no hay un camino evidente se hace por donde mejor se puede hasta llegar a una senda que lleva a un abrevadero. A continuación tendremos que buscar el paso del portillo de Ataba, subiendo por detrás del abrevadero por una fuerte pendiente.

Cruzamos el canal y seguimos por la senda que desciende.

Cruzamos el canal y seguimos por la senda que desciende.

Salimos a un prado con un refugio blanco.

Salimos a un prado con un refugio blanco.

Cruzamos el río Uiarra.

Cruzamos el río Uiarra.

Seguimos de frente hacia la carretera y las paredes de Kontrastarregaina.

Seguimos de frente hacia la carretera y las paredes de Kontrastarregaina.

Portillo de Ataba.

Portillo de Ataba.

Cuando ya hemos cruzado la langa de Ataba, seguimos el cordal hacia el sureste; al ver un gran hito con un palo sabemos que hemos llegado a la cima de Kontrastarregaina (1.072m.). Pero lo más interesante de esta cima se encuentra un poco más adelante, y es un curioso monolito a la altura de Sagastilepo, que bien se asemeja a un animal tumbado. El sendero continúa hacia nuestro siguiente objetivo (SE) pasando junto al dólmen de Murube, difícil de diferenciar; y en pocos metros más se alcanza la cima con sus dos buzónes (Murube, 1.129m.).

Vistas a San Cristóbal/Ilarratza tras superar el portillo.

Vistas a San Cristóbal/Ilarratza tras superar el portillo.

Cima de Kontrastarregaina.

Cima de Kontrastarregaina.

Curiosa formación en Sagastilepo.

Curiosa formación en Sagastilepo.

Dólmen de Murube.

Dólmen de Murube.

Ilarratza desde las inmediaciones de Murube.

Ilarratza desde las inmediaciones de Murube.

Cima de Murube.

Cima de Murube.

Observando la panorámica desde Murube.

Observando la panorámica desde Murube.

El regreso lo haremos por los barrancos de Kontrasta.

El regreso lo haremos por los barrancos de Kontrasta.

Una vez más seguimos la espina dorsal del cordal, perdiendo altura, ayudados de unas marcas rojas que nos llevan al monolito que corona la cima de Aizluze. Dos tramos de escaleras ayudan a subir al vértice (1.068m.), y entre medio de ellas hay una breve trepada (I). Tras disfrutar de esta cima, volveremos a seguir las marcas rojas hasta llegar a la pista del puerto de Larraona.

Vista de la Amescoa Alta siguiendo el cordal.

Vista de la Amescoa Alta siguiendo el cordal.

Llegamos a Aizluze.

Llegamos a Aizluze.

Primer tramo de escaleras.

Primer tramo de escaleras.

Segundo tramo y el vértice.

Segundo tramo y el vértice.

Panorámica desde la cima de Aizluze.

Panorámica desde la cima de Aizluze.

Cruzamos estos muretes de camino al puerto de Larraona.

Cruzamos estos muretes de camino al puerto de Larraona.

Llegamos a los rasos que hay en lo alto del puerto.

Llegamos a los rasos que hay en lo alto del puerto.

Al otro lado de la pista se encuentra la ermita de San Benito, y tras esta seguimos el camino (E) que nos lleva al bosque encantado de Artea. Aquí decido perderme un poco para disfrutar de las diferentes formas rocosas que dan rienda suelta a la imaginación. Saliendo al noreste a continuación, atravesamos los rasos de Ustalaza y tras un kilómetro aproximadamente, cuando el camino gira a derecha, lo abandonamos y continuamos de frente en busca de la cercana dolina donde se encuentra la cueva de Los Cristinos (enclave de Larramendikoarro, 950m.).

Llegamos a la ermita de San Benito.

Llegamos a la ermita de San Benito.

Dejamos atrás la ermita de San Benito.

Dejamos atrás la ermita de San Benito.

Entrando en el bosque encantado.

Entrando en el bosque encantado.

El musgo recubre las rocas.

El musgo recubre las rocas.

Formaciones rocosas en el bosque encantado de Artea.

Formaciones rocosas en el bosque encantado de Artea.

Cruzando los rasos de Ustalaza.

Cruzando los rasos de Ustalaza.

Encontramos la dolina de la cueva en Larramendikoarro.

Encontramos la dolina de la cueva en Larramendikoarro.

El acceso a la cueva en la que cuenta la leyenda que Zumalakarregi lanzaba a los fusilados; se hace por una escalera bastante empinada que da acceso a una primera sala. Si descendemos al fondo de esta sala encontraremos un arroyo que termina en un sumidero. Pero lo más conocido de esta cueva es el lago interior que se suele formar en otra sala. Para acceder a él, debemos subir por otras escaleras y cruzar una puerta que hay a mano derecha según entramos a la primera sala. Es obligatorio llevar un buen frontal y muy aconsejable no entrar en solitario.

Entrada a la Cueva de Los Cristinos.

Entrada a la Cueva de Los Cristinos.

Las escaleras vistas desde el interior; ojo que resbala...

Las escaleras vistas desde el interior; ojo que resbala…

Encontramos la puerta a nuestra derecha.

Encontramos la puerta a nuestra derecha.

Formaciones en el interior de la cueva.

Formaciones en el interior de la cueva.

El terreno es resbaladizo, mejor entrar acompañados.

El terreno es resbaladizo, mejor entrar acompañados.

Tras la visita salimos de la cueva y continuamos a oriente, encontrando una pista empedrada que se dirige al Raso de Artziarri. Poco antes de llegar a esta peculiar majada, pasamos por una bifurcación en la que hay una barrera metálica de color verde. Tomamos este desvío (S) y mantenemos la dirección abandonando enseguida el camino y caminando bosque a través; para ir practicamente en línea recta a la ermita de San Lorenzo (solo aconsejable con GPS, si no se puede seguir por el camino).

Continuamos por pista al Este.

Continuamos por pista al Este.

En la bifurcación vemos la barrera por donde debemos seguir.

En la bifurcación vemos la barrera por donde debemos seguir.

Ermita de San Lorenzo.

Ermita de San Lorenzo.

Desde la ermita una serie de flechas blancas nos guían por el cordal, atravesando el hayedo de Arnotegi, hacia el puerto de Iarate. Al llegar al portillo, la cima de Etxaurte/Peña Ancha nos queda al alcance de la mano; así que voy en busca de ella sin pensarlo dos veces. Aunque lo más vistoso de este monte es la panorámica de la que dispone desde un escarpe rocoso, el punto culminante se encuentra más al interior (1.025m.).

Las flechas blancas nos guían hacia Iarate.

Las flechas blancas nos guían hacia Iarate.

Una mirada a Aranatxa bajo nosotros.

Una mirada a Aranatxe bajo nosotros.

Llegamos al portillo de Iarate.

Llegamos al portillo de Iarate.

Cima de Peña Ancha/Etxaurte.

Cima de Peña Ancha/Etxaurte.

Regreso a Iarate después para descender a Larraona. En el pueblo busco el camino que pasa por la izquierda de la iglesia y lleva a una bifurcación en la que hay una estela. La pista de la derecha nos llevará hasta el fondo de un barranco, donde cruzaremos una alambrada para buscar el puente que cruza el río Uiarra; en este punto comenzaremos a seguir la Senda de Los Barrancos de Kontrasta (PR-A 69). El sendero asciende hasta situarse bajo la cima de Tostarana, es entonces cuando llegamos a una bifurcación, en la que continuamos al árido collado de nuestra derecha (809m.) para emprender el descenso a Kontrasta.

Bajamos hacia Larraona.

Bajamos hacia Larraona.

Llegamos al pueblo pasando junto a esta pared.

Llegamos al pueblo pasando junto a esta pared.

Tripleta en Larraona.

Tripleta en Larraona.

Estela y la pista por la que seguiremos.

Estela y la pista por la que seguiremos.

Abandonando Larraona, vemos el cordal recorrido.

Abandonando Larraona, vemos el cordal recorrido.

hacia allá vamos.

hacia allá vamos.

Cruzamos esta alambrada para ir al puente.

Cruzamos esta alambrada para ir al puente.

En el puente seguimos el PR.

En el puente seguimos el PR.

No tiene pérdida.

No tiene pérdida.

Llegamos a un árido collado.

Llegamos a un árido collado.

Esta senda termina en una langa que cruzamos y después por pista llegamos al pueblo; aprovechamos este momento para acercarnos a la ermita de la Virgen de Elizmendi (s.XII), situada sobre una colina al sur del pueblo. La cabecera de estilo románico, está construida con lápidas romanas que se pueden apreciar desde el exterior.

Llegando a la barrera tenemos una bonita vista de Ilarratza y Murube.

Llegando a la barrera tenemos una bonita vista de Ilarratza y Murube.

Ya se ven San Cristóbal y Kontrasta.

Ya se ven San Cristóbal y Kontrasta.

Detalle de la ermita.

Detalle de la ermita.

Ermita de la Virgen de Elizmendi.

Ermita de la Virgen de Elizmendi.

Y terminaremos nuestra ruta regresando a la plaza del pueblo, a escasos metros al norte de la ermita. Así finaliza esta completa circular que tiene de todo: cimas, ríos, cuevas, pueblos y ermitas.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6420199

Año nuevo de 2.014; todos los montañeros tenemos la costumbre de terminar o comenzar el año llendo al monte, y por ello nosotros escogimos el 1 de Enero para realizar esta bonita mañanera y así dar el pistoletazo al nuevo año. En esta ocasión me acompañaron Marcos y Kepa para recorrer esta circular de 13,5km y 880 metros de desnivel positivo; a traves de los montes Kamaraka y Goikogane.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Partimos de los alrededores del ambulatorio de Llodio y avanzamos por la calle Zumalakarregi hasta llegar al cruce que hay antes del instituto. Allí, se toma la calle de la derecha y ascendemos hacia el barrio de Ugarte. Una vez superada la cuesta y dejado el frontón atrás, encontramos un cruce a nuestra derecha junto a un semáforo; esta pista nos llevará hasta el final del barrio del Manzanal cruzando el arroyo Inarrondo. Luego se continúa a la derecha de nuevo y llegamos a otra bifurcación, de frente hacia Leziaga y a la derecha hacia Sta. Lucía; que es a donde continuaremos.

Unos pocos metros más arriba, encontramos a nuestra derecha el camino del barranco de Iñarrondo/Errekabieta; punto en el que abandonamos la pista asfaltada. La senda nos lleva paralelos al arroyo, pasamos junto a un descampado y llegamos a un nuevo cruce en el que optamos por el camino de la izquierda. Aquí comienza el ascenso a la par del arroyo, que nos llevará a través de pasarelas y escaleras de madera hasta la cueva de una prospección minera. Siguiendo el camino desde la cueva (W), saldremos al barrio de Isusi. Allí encontramos un antiguo calero y tomamos el sendero que tras este, nos guía hasta la ermita de San Antonio.

Camino de Iñarrondo.

Camino de Iñarrondo.

Pasamos junto a un descampado.

Pasamos junto a un descampado.

Cruzamos a la izquierda para continuar junto al arroyo de Errekabieta.

Cruzamos a la izquierda para continuar junto al arroyo de Errekabieta.

Avanzamos junto al cauce.

Avanzamos junto al cauce.

Pasarelas de madera nos ayudan en nuestro avance.

Pasarelas de madera nos ayudan en nuestro avance.

Prospección minera.

Prospección minera.

Calero de Isusi.

Calero de Isusi.

Ermita de San Antonio.

Ermita de San Antonio.

Junto a la ermita nace un camino, con un cartel que indica “Ganekogorta 1h25”; el cual seguimos en nuestro caso. Así pasamos junto a un antiguo nevero y salimos sobre las campas de Sta.Lucía; a la altura de la escultura de “Lobo”. Desde aquí se sigue el camino del “Cinturón de Hierro”, visitando las trincheras recuperadas de camino al collado de Aretxiger. Poco antes de llegar a lo alto del cordal, comenzamos a girar a la derecha para enfilar hacia el Kamaraka. Superamos las últimas pendientes y alcanzamos la primera cima del día, con un viento helador (Kamaraka, 797m.).

Nevero.

Nevero.

Vistas del valle en el camino a Aretxiger.

Vistas del valle en el camino a Aretxiger.

Homenaje a Lobo.

Homenaje a Lobo.

Trincheras restauradas.

Trincheras restauradas.

Ladera de acceso al Kamaraka.

Ladera de acceso al Kamaraka.

Mirada atrás al Ganekogorta.

Mirada atrás al Ganekogorta.

En la cima de Kamaraka.

En la cima de Kamaraka.

Tras sacar las fotos de rigor, seguimos el cordal sin entretenernos demasiado; pasando primero por la cima de Mugarriluze (735m.) y coronando después la del Goikogane (702m.); disfrutamos de amplias vistas sobre el valle de Laudio aquí. Sigue soplando el viento, así que decidimos emprender enseguida el descenso en busca de un lugar más protegido; bajando para ello por la ladera suroeste.

Continuamos por el cordal hacia Mugarriluze.

Continuamos por el cordal hacia Mugarriluze.

Buzón de Mugarriluze.

Buzón de Mugarriluze.

En la cima de Goikogane.

En la cima de Goikogane.

Mirada atrás al cordal realizado.

Mirada atrás al cordal realizado.

Bajamos por la ladera Suroeste.

Bajamos por la ladera Suroeste.

Al entrar en el pinar de nuevo, encontramos un tronco que nos sirve de banco; así que aprovechamos para hacer un brindis con cava y unos polvorones. Después de deleitarnos, continuamos el descenso hasta el collado de Otxorteta/Otsaurreta, y tomamos la pista que desciende rodeando el Atxandieta por el Oeste. Este camino nos llevará hasta el barrio de Lusurbeilanda, donde volvemos a pisar asfalto para continuar bajando hasta el centro de Laudio pasando por la ikastola.

Otsaurreta.

Otsaurreta.

Llegando a Lusurbeilanda.

Llegando a Lusurbeilanda.

Y así terminamos nuestra primera ruta del 2.014, en buena compañía y brindando por un nuevo año lleno de aventuras.

El track:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6364996

A mediados de diciembre del año pasado me tocó organizar la salida mensual de Mendiak.net, y elegí para ello la sierra de Altzania; que aunque se encuentre a la sombra del Aratz y la sierra de Aizkorri, bien merece ser conocida. En 14km y unos 900 metros de ascenso acumulado, pudimos visitar cimas como las de Albeniz, Umandia, Allaitz Txiki y Allaitz; y un rincón tan mágico como es el nacimiento del río Zirauntza.

Mapa.

Mapa.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

Entrando en Araia (605m.), se atraviesa todo el pueblo por la calle Sagastui y al llegar a una curva a izquierdas cerca de Intusi, buscamos un hueco donde dejar el coche. En esta misma curva encontramos la calle por la que empieza nuestra marcha (E); la mañana es gélida y hay ganas de comenzar. Inmediatamente se llega a una bifurcación frente a un caserío de ladrillo caravista; utilizaremos el camino de la derecha para el ascenso y después bajaremos por el de la izquierda.

Al llegar al caserío de ladrillo caravista, a la derecha.

Al llegar al caserío de ladrillo caravista, a la derecha.

Seguimos el GR-25 a través del bosque, pasando por la fuente de Urbide. Después el camino va girando al Norte y la pendiente se acentúa. Cuando parece que la pista llanea un poco otra vez, continuaremos por otro camino que se bifurca a la derecha y continúa ascendiendo sin darnos tregua. Este camino nos lleva hacia el alto de Atizpar (844m.) y después vuelve a enfilar una dura subida hacia el Norte-Noreste en busca de la chabola de Martín (927m.). La subida es dura, pero la inmensidad del Umandia sobre la borda hace que nos haga sentir que merece la pena el simple hecho de llegar hasta aquí.

Pasamos por la fuente.

Pasamos por la fuente.

Gélida mañana por el bosque.

Gélida mañana por el bosque.

Curiosas rocas las que encontramos durante el ascenso.

Curiosas rocas las que encontramos durante el ascenso.

Umandia sobre nosotros según nos acercamos a la borda.

Umandia sobre nosotros según nos acercamos a la borda.

Martinen txabola.

Martinen txabola.

Una senda nos lleva desde allí (E) a la zona conocida como Apota (960m.), a medio camino entre la cresta de Umandia y el Albeniz. Giramos a la derecha entonces (SW) y nos acercamos a los curiosos bloques que anteceden a la cima. Remontando la ladera subimos a la cresta y encontramos enseguida el buzón (Albéniz/Albeizko Haitza 1.014m.). Las vistas aquí van desde Aralar, pasando por Pirineos, sierra de Andia, Urbasa, Llanada Alavesa, Elgea y Aratz. Es un buen balcón.

Albeniz en primer término y la zona de Ballo y Mirutegi detrás.

Albeniz en primer término y la zona de Ballo y Mirutegi detrás.

Nos encontramos por primera vez con parte del club de montaña de Antton.

Nos encontramos por primera vez con parte del club de montaña de Juanjo.

Mirada atrás a los bloques.

Mirada atrás a los bloques.

Vistas hacia la Hoya de La Leze desde la cima.

Vistas hacia la Hoya de La Leze desde la cima.

Umandia desde la cima, ¡qué vistas!.

Umandia desde la cima, ¡qué vistas!.

Umandia desde la cima.

Umandia desde la cima.

Aralar a lo lejos.

Aralar a lo lejos.

Foto de grupo en la primera cima del día.

Foto de grupo en la primera cima del día.

Nuestro siguiente paso será regresar hacia Apota atravesando el pinar, y buscar desde allí el sendero que nos ayudará (NE) a montarnos sobre la cresta del Umandia. Una vez arriba, seguimos el cordal (NW) entre el karst y comenzamos a ganar altura; ¡con la suerte de ver un zorro además! También fue casualidad que poco después nos encontramos con Juanjo Beaumont (forero de Mendiak), que andaba con su club por la misma zona. Según nos acercamos a la cima, la cresta se estrecha más; pero ver el vértice geodésico nos anima y coronamos el Umandia sin problemas (1.225m.).

Hacia Apota atravesando el pinar.

Hacia Apota atravesando el pinar.

Buscando el camino para subir a la cresta; queda en el lado derecho de la foto.

Buscando el camino para subir a la cresta; queda en el lado derecho de la foto.

Remontamos hacia la cresta.

Remontamos hacia la cresta.

Seguimos el cordal entre el karst.

Seguimos el cordal entre el karst.

A pesar del lapiaz se avanza bien.

A pesar del lapiaz se avanza bien.

Subimos hacia el último tramo de cresta.

Subimos hacia el último tramo de cresta.

El tramo más estrecho antes de la cima.

El tramo más estrecho antes de la cima.

Mirada atrás desde la cima de Umandia.

Mirada atrás desde la cima de Umandia.

La cima está poblada hoy.

La cima está poblada hoy.

Arriba pega el viento, así que decidimos continuar la marcha para comer algo en un sitio más tranquilo. Descendemos por donde mejor podemos (W primero y NW después), pisando nieve a ratos, hasta llegar al portillo de Atabarrate (1.094m.). Aquí decidimos hacer el “hamaiketako”, mientras Joxe Mari nos explica el argumento de una película de actualidad de una forma un tanto curiosa… Serviría para monologuista nuestro querido Joxe mari… Pero hay que seguir la marcha, ya que todavía queda; así que ascendemos de nuevo siguiendo el cordal (NW) y no tardamos mucho en alcanzar la siguiente cima: Allaitz Txiki (1.171m.); con un buzón en muy mal estado…

Bajamos pisando nieve a ratos.

Bajamos pisando nieve a ratos.

Llegamos al collado, aquí pararemos a comer.

Llegamos al collado, aquí pararemos a comer.

Ascendemos hacia Allaitz Txiki.

Ascendemos hacia Allaitz Txiki.

Ultimos metros.

Ultimos metros.

Se ve el Marutegi y los restos de su torre.

Se ve el Marutegi y los restos de su torre.

Luego bajaremos un poco y subiremos a Allaitz

Luego bajaremos un poco y subiremos a Allaitz

Cima de Allaitz Txiki y Umandia.

Cima de Allaitz Txiki y Umandia.

La depresión de Allaitz-ostea (1.150m.) nos separa de nuestra última cima del día; desde ella volveremos a ascender, guiados en ocasiones por marcas de PR, hasta llegar al buzón del Allaitz. Hay que destacar que el buzón se encuentra realmente en la antecima occidental (1.237m.), ya que la cima principal es la oriental (1.242m.). Esta cima goza de una inmejorable perspectiva sobre el Aratz.

Seguimos marcas de PR.

Seguimos marcas de PR.

Ya quedan pocos metros.

Ya quedan pocos metros.

Cima de Allaitz y Aratz.

Cima de Allaitz y Aratz.

Tras sacar las fotos de rigor, la marcha continúa bajando al collado de Allarte (1.142m.), el cual nos separa del Imeleku y el Aratz tras él. A la izquierda (SW) encontraremos el camino que debemos seguir para descender hacia Araia de nuevo. En un momento dado pasaremos junto a una bifurcación que marca “ San Miguel 2,7km”, por este camino podríamos llegar al canal occidental que lleva al nacedero del Zirauntza (habría que caminar sobre el muro del canal); pero nosotros queremos llegar al canal oriental, y para ello continuamos de frente. Atravesaremos así un hayedo y el pinar de Allondo después, hasta llegar a otra pista en la que giraremos a la derecha. Vamos directos hacia la pared y tras un par de giros llegamos al canal de agua, el cual seguiremos a la derecha para llegar al nacedero del Zirauntza. El agua forma una poza brotando de la nada, y escapa presa abajo formando unas bonitas cascadas; merece la pena pasar un buen rato en este lugar.

Tomamos el camino en el portillo de Allarte.

Tomamos el camino en el portillo de Allarte.

Pasamos junto al cruce que nos llevaría al otro extremo del canal.

Pasamos junto al cruce que nos llevaría al otro extremo del canal.

Entramos en el pinar.

Entramos en el pinar.

Descendemos hacia la pared en busca del canal.

Descendemos hacia la pared en busca del canal.

Caminamos junto al cauce de agua.

Caminamos junto al cauce de agua.

Marcas de GR en el camino.

Marcas de GR en el camino.

Llegamos a la presa.

Llegamos a la presa.

Utilizamos el puente para cruzar al otro lado.

Utilizamos el puente para cruzar al otro lado.

Surgencia del Zirauntza.

Surgencia del Zirauntza.

Pasamos un buen rato sacando fotos, y decidimos tomar el sendero balizado que va junto al río (SL-A14) para regresar al punto de partida. Este camino nos enseña las mejores estampas del Zirauntza, a la vez que vamos perdiendo altura; pasaremos junto a la fuente de La Salud y terminaremos saliendo junto a los restos de la antigua ferrería. Aunque sus comienzos datan del siglo XVIII, parece que a inicios del XIX quebró y resurgió en 1.847 de mano de la Sociedad San Pedro de Araia. Tras pasar por varios dueños, vivió su cierre definitivo en 1.985.

Bajaremos por el sendero local.

Bajaremos por el sendero local.

Bonitas estampas.

Bonitas estampas.

Cazador cazado.

Cazador cazado.

No paramos de sacar fotos.

No paramos de sacar fotos.

Es un camino que invita a relajarse.

Es un camino que invita a relajarse.

Bonito bonito.

Bonito bonito.

Mirada atrás.

Mirada atrás.

Nos separamos un poco del cauce.

Nos separamos un poco del cauce.

Mesa junto a la fuente de La Salud.

Mesa junto a la fuente de La Salud.

A punto de llegar a la antigua ferrería.

A punto de llegar a la antigua ferrería.

La antigua fábrica.

La antigua fábrica.

Dejando la fábrica atrás, la pista nos lleva a la bifurcación de la que hablamos al inicio de la ruta y por lo tanto, a nuestro punto de partida. Teníamos unos buenos tapers de pasta esperándonos al final de la ruta, así que decidimos acercarnos a la central hidroeléctrica donde hay unos cómodos jardines para sentarse y disfrutar de la comida mientras hablábamos de nuestras cosas. Luego un cafecito en Araia y para casa; un gustazo de día sin lugar a dudas.

El camino que nos lleva al cruce inicial.

El camino que nos lleva al cruce inicial.

Central hidroeléctrica.

Central hidroeléctrica.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6240047