Archivos de la categoría ‘Rutas de montaña’

Tras la gran jornada de montaña vivida en Somiedo, buscamos un lugar para dormir con la furgoneta por la comarca de Babia. Así terminamos aparcando junto a una iglesia y disfrutando de una cena de ensalada de restaurante de estrella Michelín, con todos los condimentos habidos y por haber. Había que nutrirse bien, ya que la mañana siguiente nos esperaba una caminata que en un principio tenía las dos Ubiñas y alguna cima más por objetivo; aunque al final el tiempo nos obligaría a rebajar nuestras pretensiones y dejarlo en una ida y vuelta de 11km y 1150m de ascenso acumulado a Peña Ubiña desde Torrebarrio.

mapaUbina

Mapa.

perfilUbina

Perfil.

Arrancamos en la húmeda mañana cruzando sobre el arroyo que atraviesa Torrebarrio (1243m) de norte a sur, como si fuésemos al barrio de La Vega. A nuestra izquierda aparece entonces una pista de tierra que avanza junto a los muretes de diferentes prados; continuamos por ella (NE) y pronto comenzamos a ganar altura dejando a nuestra derecha el roquedo de la Peña del Águila. Si nos giramos aquí y echamos un vistazo a Torrebarrio, nos recordará a cualquier pueblo pirenaico con sus tejados de pizarra; nada que envidiar a la gran cordillera.

IMG_6533

Tomamos la pista al cruzar el río.

panotorrebarrio1

Los tejados de pizarra nos traen recuerdos de otros territorios.

panoubinas1

Parece que el macizo de las Ubiñas se va a liberar de la niebla, pero nuestra esperanza se verá truncada…

Una vez llegados al collado Gamonal (1430m), habremos abandonado la pista con las inmensas paredes de Peña Ubiña sobre nosotros, para seguir los diferentes hitos y pinturas de PR que nos llevarán en dirección al collado que separa las dos Ubiñas. Tras superar el sendero que se desenvuelve (E-SE) entre derrubios y rocas, se llega al collado de El Ronzón (1937m); un verde prado entre la Ubiña Pequeña y Peña Ubiña, con el solitario promontorio rocoso de La Carba como lazo de unión entre las dos.

IMG_6548

Peña Ubiña se presenta imponente.

IMG_6549

Abandonamos la pista siguiendo los hitos.

IMG_6551

Entre rocas hacia el collado.

IMG_6557

La Ubiña Pequeña se quiere dejar descubrir entre la niebla

panoascenso1

La comarca de Babia queda muy abajo cuando estamos llegando al collado.

panopequena1

La Carba y Ubiña Pequeña desde el collado de El Ronzón.

panopequena2

Mirada atrás desde el collado.

La nube nos engulle en este punto, y nos resulta complicado adivinar por dónde continúa el ascenso a Peña Ubiña. Desde el collado enfilamos la ladera con orientación N-NW y no tardamos en encontrar los rastros del sendero que nos llevará hasta la cima. El comienzo es sencillo por un sendero con bastante pendiente pero en terreno herboso, aunque no tardará en aparecer la roca caliza que nos acompañará el resto del ascenso. La humedad de la nube en la que estamos metida convierte el terreno en bastante resbaladizo en sus tramos arcillosos, y unas sencillas trepadas que no pasan de primer grado se nos pueden atragantar un poco debido a esta misma razón. Una pena que no vemos nada, porque por lo demás la subida es entretenida y de disfrutar.

IMG_6564

Entramos en terreno calizo poco después de abandonar el collado.

IMG_6565

Sencillas trepadas se interponen en nuestro camino.

Las marcas blancas y amarillas nos guían hasta la cima meridional (2374m), desde donde seguimos la arista (NE) unos 300 metros, para terminar coronando nuestro objetivo del día: Peña Ubiña (2411m). El vértice, buzón y varias placas conmemorativas jalonan la cima; donde a pesar de no ver nada, disfrutamos de la simple estancia en el lugar, sentados, usando la roca a modo de sofá, como si fuera nuestro hogar…

IMG_6570

Arista final.

IMG_6572

Placa en la cima.

IMG_6580

Encontramos un buen “sofá” en la cima.

Pero unas gotas de lluvia nos hacen despertar de nuestro momento de relajación, y decidimos bajar por si la cosa va a más. Utilizaremos para ello el mismo camino, y según vamos llegando al collado de El Ronzón, sin mediar casi palabra damos por decidido que volveremos a Torrebarrio sin hacer ninguna cima más; Mikel me conoce bien, sabe que voy cansado y nos queda el viaje de vuelta, y además tampoco nos motiva subir a ninguna cumbre más para no ver nada. Así que desandando los primeros pasos de la jornada, nos plantamos de vuelta en el pequeño pueblo de la comarca de Babia; pero la sensación no es para nada de derrota, es de la victoria que invita a repetir en la zona.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13188296

Anuncios

Recuerdo que desde aquel especial de la Cordillera Cantábrica de la revista Pyrenaica (nº219, año 2005), con unos “teitos” como portada, tuve claro que algún día tenía que visitar Somiedo. Esas curiosas cabañas con techo vegetal, junto con la cercana presencia del oso, crearon una gran atracción en mí e hicieron inevitable que llegara el día en el que visitara este parque natural Asturiano. Junto con Mikel, mi gran compañero de caminatas; recorreríamos 33km con 1800metros de desnivel positivo, circundando el parque y obteniendo algunas de sus mejores panorámicas.

mapaSomiedototal

Mapa general.

mapaSomiedo1

Mapa detallado 1

mapaSomiedo2

Mapa detallado 2

mapaSomiedo3

Mapa detallado 3

perfil_somiedo

Perfil.

A pesar de que gran parte del recorrido lo vamos a realizar por tierras asturianas, nuestro punto de inicio tiene lugar en la pequeña aldea de Torrestío (1370m), perteneciente al ayuntamiento de San Emiliano y por tanto a la comarca de Babia, en León. Los primeros metros por el pueblo ya nos harán sentir la cercanía de las tierras asturianas, con la presencia de hórreos y pastores que aún utilizan las madreñas (zuecos de madera) para caminar sobre las húmedas tierras. Siguiendo la pista que lleva a las últimas casas de la villa, cuando llega a la bifurcación donde se coge la pista de la Farrapona, nosotros continuamos por el camino que a la izquierda (S) avanza paralelo al arroyo de Valverde. Es aquí donde mi compañero me relata aquella ocasión en la que vio una manada de lobos atacando a un rebaño de ovejas, y poco pudo hacer por salvarlas.

IMG_6276

Cerca del lugar donde Mikel vio los lobos.

Tras pasar junto a un refugio abierto, ganamos altura en busca del barranco situado entre la Peña Corros y el Pico Vallera. Remontando por la izquierda (NW), alcanzamos el pequeño y verde valle de Sousas (1645m), con la llamativa Peña Cualmarce como telón de fondo. Ascendemos entonces siguiendo la hilera de derrubios de esta montaña para llegar a una collada, desde la que se sigue los rastros de sendero que pasando bajo la Peña Cualmarce y La Colorada, llevan a la Collada Cualmarce (1968m, estamos en el límite de Asturias y León); muy cerca ya de la Peña Calabazosa. Con una amplia vista sobre el valle homónimo, seguimos el cordal (S-SW) hasta dominar la cima (2104m). Desde aquí se disfruta también de la instantánea de los Picos Albos.

panocualmarce1

Valle de Sousas.

IMG_6298

Abajo queda el valle de Sousas.

panocalabazosa2

Por la pared de la derecha avanza el sendero hacia el Calabazosa.

panocollada1

Acceso a la collada Cualmarce.

panoalbos1

Picos Albos desde los alrededores del Calabazosa.

IMG_6325

Subiendo a Calabazosa con La Colorada y Peña Cualmarce detrás.

IMG_6329

Metros finales a Calabazosa.

IMG_6331

Cima del Calabazosa.

panocalabazosa3

Panorámica de Somiedo desde el Pico Calabazosa.

La marcha continúa siguiendo la línea marcada por el cordal; para ello perdemos altura en busca de un paso que nos ayude a destrepar el contrafuerte sobre el que estamos situados, y llegamos al collado Congosto (1983m). Frente a nosotros una pequeña mole caliza se interpone en el cordal, es La Peña (2017m); la cual decidimos remontar por su cresta en busca de diversión.

IMG_6340

Cima de La Peña con el Pico Blanco de fondo.

A continuación desde la Horcada Cimera (2004m), ganamos el cercano Pico Blanco (2061m) y volvemos a descender hasta llegar al collado de la Cuerria. Desde aquí observamos que de seguir por la cresta una vez más, nos vamos a retrasar mucho para completar la circular que tenemos en mente, así que decidimos evitar por el norte las siguientes cimas hasta llegar a situarnos bajo la horcada de La Verderona.

IMG_6344

La Peña en primer término y Calabazosa con su contrafuerte.

IMG_6348

En la cima de Pico Blanco.

IMG_6349

Continuar por esa cresta nos ralentizaría mucho, bordeamos por la derecha.

panoverderona1

Situados bajo La Verderona.

Ascendemos por la inclinada ladera que da acceso al collado que antecede a la Torre Orniz (La Verderona, 2075m); haciendo una breve parada a media subida para avituallar, antes de que sople el viento. Al llegar arriba, bajo nosotros queda la Laguna Congosto. Pasando a la vertiente opuesta a la que seguíamos, un sendero avanza bajo la cresta y nos guía hasta la mismísima cumbre de Peña Orniz (2191m), techo de la jornada y de Somiedo.

panocongosto1

Cambiamos de vertiente a la altura de la laguna Congosto.

panocongosto3

Mirada atrás a la laguna Congosto y el cordal.

IMG_6370

Vivac antes de llegar a Peña Orniz.

IMG_6379

En la cima de Peña Orniz.

panorniz1

Panorámica de Somiedo desde Peña Orniz.

Con las Fuentes del Sil a nuestra izquierda, nacimiento del río homónimo que termina uniéndose al Miño; descenderemos por el cordal hacia occidente, alcanzando el punto de inflexión en el Collado Orniz (2008m), para remontar después hasta la cima de Cuetalbo (2074m). A partir de aquí la ruta cambia completamente, y pasaremos del lento y aéreo avance por las crestas, al más ligero y cómodo de las vegas y lagos.

panosil1

Comenzamos a perder altura con las Fuentes del Sil a nuestra izquierda.

IMG_6386

Lejos queda ya Peña Orniz cuando vamos llegando al Cuetalbo.

panocuetalbo1

Llegando a la cima del Pico Cuetalbo.

panocuetalbo3-montihuero

Panorámica desde el Cuetalbo hacia el Montihuero.

IMG_6387

Cima del Pico Cuetalbo.

Con dirección N-NW, buscaremos un paso sobre la Pradera de Cebolledo para abandonar la Sierra de la Mortera , que nos llevará al Collado La Paredina (1734m), situado entre los Picos Blancos y las inmensas paredes de Peña la Mortera. Desde aquí, continuamos en descenso hacia el valle que tenemos de frente y, por fín, llegamos a Murias Chongas (1650m), nuestro primer contacto con una majada de teitos. Además de varios de techo vegetal, los encontraremos también de piedra; sumergiéndonos en un viaje en el tiempo que nos hará soñar con la trashumancia.

IMG_6400

Impresionante cara norte de Peña Orniz.

panocebolleu1

Caminamos hacia la pradera de Cebolledo.

panopicosblancos1

Praderas de Cebolledo bajo nosotros.

IMG_6411

Llegando al collado de La Paredina.

IMG_6419

Murias Chongas.

IMG_6423

Teito.

IMG_6432

Más cerca.

panomortera1

Picos de la Mortera desde Murias Chongas.

panomurias1

Teitos en Murias Chongas.

panomurias3

Los hay enteros de piedra.

Seguramente gastaremos buena parte de la memoria SD sacando fotos en este lugar, pero hay que seguir con el camino que aún es largo, y para ello tomaremos la pista (N) que lleva a la captación de agua del Canal de la Braña. Al llegar al comentado pozo, buscaremos a nuestra derecha el sendero que avanza sobre el canal y nos guiará sin problemas hasta el Lago el Valle (1566m). Siguiendo el perímetro del lago en sentido de las agujas del reloj, se alcanza la fotografiada Cabaña Cobrana y su cercana fuente.

IMG_6451

Llegados a la captación de agua, buscamos un sendero a la derecha.

IMG_6462

El canal de la Braña.

panocanal1

Sobre el sendero del canal.

panocanal2

Queda poco para llegar al Lago el Valle.

panolagovalle1

Llegamos al Lago el Valle.

panolagovalle5

Cabaña Cobrana.

Volveremos unos metros atrás para tomar el PR AS-15 y ascender a la Vega Camayor (1716m), impresionante prado por su gran extensión que aliviará nuestro caminar. Cuando llegamos al final de la veiga nos encontramos sumergidos en una cortina de lluvia, dejamos las fotos durante un rato a la vez que descendemos a la Veiga Freisnéu y atravesando esta (E-SE), alcanzamos la pista de la Ruta de los Lagos; justo a la altura del Lago Cerveiriz. Debemos continuar por este rojizo camino en dirección al Alto de la Farrapona (E), a la vez que vamos adivinando accidentes geográficos que son testigo de la explotación minera sufrida años atrás. No tardaremos mucho en vernos perdiendo altura sobre el lago de la Cueva, al final del cual se encuentra otro teito restaurado en el que nos vemos obligados a guarecernos de la lluvia una vez más.

IMG_6504

Ganamos altura por el PR AS-15

panovallelago1

Panorámica hacia el Valle del Lago.

panocamayor1

Veiga Camayor.

IMG_6513

Lago Cerveiriz bajo el Albo.

IMG_6522

Bajando al Lago de la Cueva.

panocueva1

Vamos en busca del teito para protegernos.

Cuando calma un poco seguimos hasta la cúspide del Alto de la Farrapona (1707m) e iniciamos el largo descenso de la pista que lleva a Torrestío, donde esta vez el agua nos “bañará” sin perdón, pero no ahogará nuestra sensación de gloria tras completar esta gran circular.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13188388

 

Después de haber ascendido a La Mira en Gredos, pusimos rumbo a Candelario (junto a Béjar, Salamanca) con la intención de ascender el día siguiente a los techos de Salamanca (Canchal de la Ceja) y Cáceres (El Torreón, que a su vez también es el techo de Extremadura). Para coronar las cumbres, realizamos un recorrido circular de 17 km y 1000 m de desnivel acumulado, partiendo de la Plataforma del Travieso y pasando por las cimas de Calvitero, Canchal de la Ceja, el Torreón y Los Hermanitos, para después regresar por la impresionante Hoya Moros.

mapacalvi

Mapa.

perfilcalvi2

Perfil.

En Candelario pasamos la noche en el Hostal El Pasaje, donde cenamos a gusto y disfrutamos de una habitación digna de luna de miel… Pero antes que eso nos dedicamos a hacer un poco de turismo por el que según un cartel, es uno de los pueblos más bonitos de España. La verdad que es un pueblo acogedor, y llama la atención la doble puerta de la que disponen las casas, utilizada antiguamente para poder ventilar la casa cuando había que preparar los embutidos, según nos explicó un lugareño.

panocande1 - copia

Centro del pueblo.

IMG_5721 - copia

Antiguas cabinas de teléfono.

IMG_5726 - copia

Sistema de puerta doble para airear la planta baja.

IMG_5734

Calles en cuesta y balcones de madera, distintivo de Candelario.

IMG_5746 - copia

Camino a la iglesia.

Al día siguiente ascendemos con el coche por la carretera que lleva desde el mismo pueblo directamente hasta la Plataforma del Travieso (1850m). Partimos desde una altitud considerable ya, lo que hace que el desnivel a superar no sea excesivamente duro. Desde el comienzo del aparcamiento, un sendero asciende entre los piornos (SE) y nos lleva a la fuente de La Goterita (2320m). Aquí gira hacia el S-SW y se alcanza la meseta, por la que llegaremos a la primera cima del día en pocos minutos: Calvitero (2397m). Cerca de la cima había una figura de una virgen, ahora destrozada; y el buzón que de momento sigue en pie.

IMG_5773

Fuente de La Goterita.

panocalvi1

El sendero marca un pasillo entre los piornos.

panocalvi2

Alcanzamos la meseta.

IMG_5784

Lugar donde se encontraba la virgen.

IMG_5786

Buzón de Calvitero.

El siguiente objetivo está a la vista, simplemente tendremos que seguir el cordal y remontar la loma de roca descompuesta hacia el este, a la vez que dibujamos una media luna para coronar el Canchal de la Ceja (2428m). No encontramos rastro del buzón con forma de cohete que jalonaba la cima, pero disfrutamos de una agradable panorámica de las Lagunas de El Trampal que se encuentran bajo la cara norte de la montaña.

panocanchal1

El Canchal de la Ceja queda cerca.

IMG_5790

Lagunas de El Trampal.

panocanchal2

Paredes del Canchal.

IMG_5809

Hito en la cima del Canchal de la Ceja.

El cordal desciende (SW) al collado (2308 m) que nos separa de la cumbre de Talamanca, mientras dejamos a nuestra derecha el paraje de Las Agujas y a la izquierda en el fondo del valle, la Laguna del Duque. Remontamos la ladera para coronar el Alto de Talamanca (2394 m) y desde aquí seguir los hitos que desviándose un poco a la izquierda, nos guían al acceso del Paso del Diablo. Se trata de una chimenea compuesta de enormes bloques (II), que está equipada con una cadena para facilitar su paso. Una vez que hemos bajado, seguimos el sendero que lleva a la cima del Torreón (2400 m), mientras vemos a nuestra espalda cómo hay otra chimenea equipada con una sirga para sortear el Paso del Diablo. En la cumbre del techo de Cáceres, encontramos el vértice sobre una torre de piedras. A continuación, visitaremos también la cima sur del Torreón, la cual nos ofrece mayor resguardo del viento y aprovecharemos para llenar los estómagos.

panoagujas1

Junto al paraje de Las Agujas.

panolagunaduque1

Laguna del Duque a lo lejos desde el Alto de Talamanca.

IMG_5841

Iniciando el destrepe del Paso del Diablo.

IMG_5851

Detalle del otro canal en el que hay una sirga.

IMG_5853

Montañera fotografiando el Paso del Diablo.

IMG_5858

En lo alto de El Torreón.

IMG_5867

Queda cerca la cima sur de El Torreón.

Como habíamos preparado la ruta de un día para otro debido a la meteo, no teníamos un camino de regreso diferente previsto; pero al norte del cordal veíamos un valle por el que parecía factible realizar el retorno a nuestro punto de partida. Suerte tuvimos en ese momento de topar con un montañero que conocía la zona, y nos explicó que se trataba del circo glaciar de la Hoya Moros y que una serie de hitos nos guiarían hasta nuestro objetivo. Así pues, descendemos camino al collado de los Buitres (2283 m) y no podemos evitar la tentación de atacar a las cumbres de Los Hermanitos. La cumbre oriental es la más altiva (2329 m) y tiene un acceso algo comprometido, ya que hay que trepar por el granito (II). Mientras tanto la cumbre occidental (2322 m) que es la más sencilla, es la que posee el buzón.

IMG_5880

Observamos un rudimentario refugio de camino a Los Hermanitos.

IMG_5881

Las dos cimas de Los Hermanitos.

IMG_5882

Tramo final del acceso al Hermanito Oriental.

IMG_5887

Buzón en el Hermanito Occidental.

panohermani2

Panorámica desde la cumbre occidental de Los Hermanitos.

panohermani1

Los Hermanitos.

Regresando al collado, una serie de hitos (E-NE) nos guían en el acceso a la Hoya Moros, allí donde nace el río Cuerpo de Hombre. El sendero avanza serpenteante entre enormes rocas de granito, dónde los escaladores suelen disfrutar de vías de bloque de gran dureza. Lo cierto es que cuando te sumerges en este lugar, te enamora. Aunque puede que perdamos los hitos durante un rato, remontaremos la Loma de la Culebrilla (N) y volveremos a recuperar el sendero; el cual se irá adentrando en un campo de piornos bajo la cima del Calvitero. Tras cruzar la vaguada de un arroyo, nosotros giramos a la derecha para retomar el sendero inicial, pero también es posible continuar de frente para terminar en el final del aparcamiento; os recomiendo esta última opción, ya que nos tocó caminar sobre los piornos unos 50 m. Y de esta forma terminamos la ruta, contentos de haber regresado por la Hoya Moros, ya que regresar por el cordal se nos hubiera hecho pesado y además descubrimos un rincón que nos pareció increíble. Os lo recomiendo.

IMG_5900

Caminamos entre enormes bloques.

panohoya2

No podemos evitar detenernos a admirar la Hoya Moros.

IMG_5908

Escaladores practicando bloque.

panohoya3

Atravesamos la Hoya de sur a norte.

IMG_5915

Atrás quedan las paredes de Los Hermanitos.

panohoya4

Ya queda atrás el valle glaciar.

IMG_5924

Siguiendo los hitos atravesaremos campos de piornos.

 

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12931419

Agosto de 2015, tenía planeado con mi compañero de caminatas J.Benito marchar un fin de semana a los Astazus, pero la meteo nos hace cambiar de planes y desplazarnos hasta la Sierra de Gredos en Ávila. El viernes nos desplazaríamos hasta Arenas de San Pedro, donde ejercimos de turistas muy a gusto, y el sábado pasando por el pueblo de Guisando accedimos al aparcamiento de Nogal del Barranco, punto de partida de esta ruta de 16km y 1400 metros de desnivel acumulado. Sin duda alguna el poder disfrutar del ambiente escalador que se vive en las paredes de Los Galayos es uno de los grandes alicientes de este ascenso.

IMG_5427

Castillo en Arenas de San Pedro.

IMG_5446

Puente.

IMG_5437

Taberna-museo.

IMG_5441

Alambique en el museo.

mapa1

Mapa1.

mapa2

Mapa 2.

mapageneral

Mapa general.

mapamira

Mapa general 2.

perfilmira

Perfil.

Aparcamiento de Nogal del Barranco (1240m), aunque hemos madrugado nos encontramos bastantes coches; incluso vemos a gente vivaqueando en el bosque. Una fuente junto al aparcamiento nos asegura un trago fresco al final de la ruta. Junto a un refugio comienza el camino enlosado que nos acompañará durante un buen rato en nuestro ascenso por el PR-AV 43 “Carril de los Galayos” (N-NW). Después de dibujar un par de zetas, salimos del bosque y ganamos altura progresivamente con el fondo del valle a nuestra izquierda y las paredes sobre las que se encuentra el refugio Victory de frente. Es un ascenso que se hace largo, ya que vemos continuamente la ruta a seguir.

IMG_5449 - copia

Aparcamiento de la plataforma de Nogal del Barranco.

IMG_5451 - copia

Tenemos una buena fuente al inicio de la ruta.

IMG_5455 - copia

El camino enlosado no tiene pérdida.

IMG_5465 - copia

A lo lejos vemos ya las paredes a sortear.

IMG_5471 - copia

Avanzamos con el barranco a nuestra izquierda.

panocamino1

Mirada atrás.

panocirco2

Vamos llegando a la pared sobre la que se sitúa el refugio Victory.

Hacia la cota de 1500m pasaremos por la fuente de Macario, la más fiable entre otras que pueda haber en el camino recorrido hasta aquí. Ya con los Galayos sobre nuestras cabezas, llegaremos a una bifurcación (1700m) en la que continuaremos de frente abandonando el camino. Este es el camino de “La Apretura”, que aunque había leído que era “complicado”, lo único que tiene es pendiente y mucha piedra suelta. A la izquierda habremos dejado el camino de “las zetas”, que lo utilizaremos para el descenso en nuestro caso. Y así es como terminamos llegando al refugio Antonio Victory (1970m), donde nos topamos con una docena de escaladores a los que saludamos amablemente, y a cambio recibimos un tímido “hola” de uno sólo de ellos… Odio cuando me pasa esto en la montaña, donde uno de los mayores valores que predicamos es el compañerismo. Este refugio fue inaugurado en 1949, está guardado y pueden dormir unas 10 personas en la planta superior; venden bebidas pero tener en cuenta que es un refugio “de los de verdad”, nada de comodidades, os tendréis que bajar la basura que produzcáis.

IMG_5484 - copia

Fuente de Macario.

IMG_5502 - copia

Utilizaremos “las zetas” al regreso.

IMG_5506 - copia

Cabras montesas se desenvuelven con soltura en este entorno.

IMG_5512 - copia

Tomamos el camino de “La Apretura”.

IMG_5536 - copia

El Torreón destaca entre Los Galayos.

panovictory4

Se trata de un refugio “de los de siempre”.

IMG_5539 - copia

Ambiente escalador en el refugio Victory.

IMG_5540 - copia

Estas no se asustan ante nuestra presencia.

panogalay3

Los Galayos desde los alrededores del refugio.

Tras un pequeño descanso continuamos el ascenso, aunque no hay sendero a ratos, el sentido a seguir es intuitivo y algunos hitos nos ayudan a no confundirnos. Tras dejar el Gran Galayo a nuestra derecha, giramos a la izquierda (W-NW) y remontamos por una colladía que da paso al raso de Los Pelaos. Aquí continuaremos en busca de la máxima cota (SW) por terreno despejado, hasta alcanzar el torreón que culmina la cima de La Mira (2343m). La mirada se pierde directamente hacia la cresta de Los Galayos desde aquí, siempre altiva y aterradora (E); pero al oeste en cambio no es mucho menos interesante la panorámica, con el Almanzor y las cumbres más importantes de Gredos a la vista.

IMG_5543 - copia

Ganamos altura dejando el Gran Galayo a nuestra derecha.

IMG_5548 - copia

Atrás van quedando Los Galayos.

panocordal1

Panorámica al llegar al cordal.

panogalay2

Los Galayos al llegar al cordal.

IMG_5555 - copia

Sólo queda seguir el cordal hasta la cima.

IMG_5559 - copia

Una torre de piedras corona la cima.

panomira1

Cima de La Mira.

IMG_5562 - copia

Foto de equipo en La Mira.

IMG_5581 - copia

Vistas desde La Mira hacia las cumbres principales de Gredos.

Queremos prolongar un poco la marcha y para ello, decidimos seguir la cuerda hasta la cercana cima de Las Molederas (2242m); donde unas enormes rocas redondeadas de granito son las únicas moradoras. A continuación, volvemos hacia oriente en busca del refugio derruido de Los Pelaos, unos metros más abajo del camino que habíamos seguido en busca de la cumbre principal del día.

IMG_5591

Bonitas vistas camino a Las Molederas.

panorisco1

Camino a Las Molederas.

IMG_5602

Unas enormes rocas jalonan la cima de Las Molederas.

IMG_5615

Camino a Los Pelaos.

IMG_5616

Mirada atrás.

panorefu1

Entorno del refugio de Los Pelaos.

panorefu2

Así está el refugio actualmente.

IMG_5625

Restos del refugio.

Para el descenso volveremos hasta el refugio Victory sobre nuestros pasos. Una vez allí decidimos hacer una parada larga para comer mientras disfrutamos de la escalada de las diferentes cordadas que hay hoy en Los Galayos. El refugio se convierte en un perfecto auditorio, la acústica es genial y podemos escuchar las instrucciones que los primeros de cordada dan a los segundos. Tras el refugio, en un estrecho balcón comienza el camino que lleva al paso de “las zetas”. Pequeños contrafuertes de piedras dan forma a este breve “puerto de montaña” que finaliza en la bifurcación del comienzo de La Apretura.

IMG_5630

Se ve bien el canal por el que bajaremos de nuevo hacia el refugio Victory.

IMG_5633

Una parada para observar Los Galayos.

panovictory1

Llegamos al refugio Victory una vez más.

IMG_5638

Vemos varias cordadas en El Torreón.

IMG_5680

No dejamos de estudiar los pasos que dan los escaladores.

IMG_5688

Tomamos el camino que hay tras el refugio.

IMG_5701

Las zetas bajo nosotros.

Y tras este peculiar paso el resto del camino es ya conocido. Seguiremos el evidente camino hasta la Plataforma de Nogal del Barranco y nos refrescaremos y asearemos con el agua helada de la fuente que allí nos espera.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12527593

La ruta vista desde la perspectiva de Javi: http://zieft.blogspot.com.es/2015/08/20150815-la-mira-por-galayos.html

En esta ocasión os quiero presentar uno de los clásicos de Cantabria, la vuelta al monte Buciero; una auténtica atalaya cubierta por el encinar cantábrico, protegiendo a los santoñeses de la bravura del mar Cantábrico. Se trata de una circular de unos 14,5km y 600 metros de desnivel positivo, que denota una gran personalidad por la visita a los faros del Pescador y del Caballo, y los fuertes de San Martín, Napoleón y del Mazo. Una de las cosas que más atrae a la gente a realizar este recorrido, es la visita al Faro del Caballo, para el cual hay que descender 682 escalones según algunos o 700/763 según los carteles que hay al inicio de las escaleras. Os invito a contarlas si tenéis suficiente paciencia para que podamos confirmar este dato. El esfuerzo que supone superar las verticales escaleras, se podrá ver recompensado con un refrescante baño junto al faro en época estival.

mapaBuciero

Mapa de la ruta.

perfilBuciero

Perfil del recorrido.

Accedemos al famoso pueblo pesquero por la S-401, carretera que atraviesa la Reserva Natural de de las Marismas de Santoña; y aparcamos en el parking subterráneo cercano a la plaza de toros. El coso taurino, curioso por ser seguramente el único que se encuentra pegado al mar, es el inicio de esta nuestra ruta (11m). Calentamos las piernas por el paseo marítimo hacia oriente, mientras contrastamos figuras culturales como la escultura del Pescador de Sulas con otras de una índole más política, como es el monumento a Carrero Blanco. A continuación al otro extremo del campo de rugby, se llega a las escaleras de acceso al fuerte de San Martín (S.XVII). Subimos por ellas y seguimos después la pista que lleva a la batería alta de San Martín.

IMG_4798

Caminamos hacia el Fuerte de San Martín.

IMG_4803

Interior del fuerte de San Martín.

Este camino lleva al penal del Dueso, pero en el transcurso de este recorrido pasamos primero junto a la Casa Blanca y llegamos al cruce cercano al Polvorín del Helechal. Aquí seguimos el camino enlosado que lleva al Fuerte de Napoleón o del Mazo (164m, del año 1810). Como no está abierto, no tardamos en regresar sobre nuestros pasos al cruce de caminos, y comenzamos a descender en dirección al Dueso, pasando enseguida por el polvorín homónimo. A continuación, nos decidimos a seguir el límite perimetral del penal en dirección a la playa de Berria, y de esta forma llegamos a la batería de La Cueva, erigida en 1811 por orden de Napoleón y la única que conserva una garita de vigilancia de la época en Cantabria (actualmente en restauración).

IMG_4814

El camino asciende junto a la Casa Blanca.

IMG_4826

Polvorín del Helechal.

panobuciero1

Una parada de camino al Fuerte de Napoleón.

IMG_4827

Fuerte de Napoleón.

panocarcel1

En lo alto queda ya el Fuerte de Napoleón.

IMG_4835

Camino al Dueso.

IMG_4837

Polvorín del Dueso.

IMG_4846

Penal del Dueso.

IMG_4848

Batería de La Cueva.

panocemen1

Zona recreativa en la playa de Berria.

Volviendo atrás al último cruce, tomamos el Camino del Acantilado a nuestra izquierda, por el cual llegamos al punto en el que un sendero desciende a la Punta del Águila. Según indica un cartel en el punto que se inicia el sendero”[…]podemos encontrar los restos de la Batería del Águila, de época napoleónica, emplazamiento defensivo que cubría la zona entre la Punta del Águila y la Punta del Pescador. Se conservan dos plataformas para artillería y a escasos metros, dos estancias para alojamiento y almacén de municiones. Aquí se encontró un cañón que se instaló en el barrio de San Antonio en Santoña.”

panoplaya1

Playa de Berria

IMG_4864

Plataforma para artillería en la Punta del Águila.

IMG_4866

El sendero pasa junto a una de las estancias de la Punta del Águila.

panoruinas1

Restos de una estancia en la Punta del Águila.

Si retomamos la pista del Camino del Acantilado, esta nos llevará en suave paseo al Faro del Pescador, situado en la punta homónima. Situado a 13 metros sobre el terreno y 39 sobre el nivel del mar, se encendió por primera vez el 1 de febrero de 1864, alumbrado por una lámpara de aceite de oliva. Junto al vallado superior del vigía marítimo se inicia el sendero que rodea la vertiente oriental del monte Buciero; señalizado con marcas del PR-S 49. A la sombra del encinar cantábrico que esconde el caótico karst, vamos ganando altura para llegar al cruce de Cuatro Caminos (200 m).

IMG_4872

Mirada atrás poco antes de llegar al Faro del Pescador.

IMG_4880

Faro del Pescador.

IMG_4881

Seguimos las marcas de PR.

IMG_4884

El karst se encuentra escondido a la sombra del encinar.

Es en este lugar donde encontramos la señalización del Faro del Caballo, la cual indica que tomando el camino de la izquierda (E) se llega a las vertiginosas escaleras. Un cable acerado hará las veces de pasamanos para ayudarnos a afrontar los escalones construidos por reclusos del penal del Dueso; que la primera impresión al verlos, puede ser bastante fuerte para gente poco habituada a las alturas. El faro, que comenzó a funcionar el 31 de agosto de 1863; tiene el plano focal a 24 metros sobre el nivel del mar y 13 sobre el terreno. Actualmente no funciona y unas escaleras permiten el acceso del mismo al mar, lo que hace que mucha gente baje a darse un baño en este idílico lugar.

IMG_4887

En el cruce de Cuatro Caminos el cartel indica el camino al faro.

IMG_4892

No tardamos en descubrir el esfuerzo que supone afrontar el ascenso de las escaleras.

panoescaleras1

Bajando las escaleras.

IMG_4900

El cable hace la función de pasamanos.

IMG_4907

Llegamos al Faro del Caballo.

panofaro1

Faro del Caballo.

IMG_4908

Disfrutamos de preciosos cortados junto al Faro del Caballo.

IMG_4922

La gente aprovecha a bañarse junto al faro.

Tras las fotos de rigor queda lo más duro de la jornada, subir las verticales escaleras… Nuestros cuádriceps y gemelos se encontrarán resentidos cuando lleguemos a superar el último escalón; será entonces cuando continuemos a la izquierda para visitar la Batería de San Felipe. “Construida en 1741 en este excepcional emplazamiento, esta batería, que consta de dos plataformas, conserva el trazado original del S. XVIII. Llegó a disponer de una guardia permanente de 20 soldados alojados en un único edificio del que aun se conserva la plataforma y restos de los muros. Varios de sus cañones fueron arrojados al mar, no habiéndose podido recuperar ninguno hasta la fecha.”

IMG_4925

Va siendo hora de subir…

IMG_4941

Las dos plataformas de la batería de San Felipe.

IMG_4948

El Faro del Caballo desde la batería de San Felipe.

Desde la batería no encontramos un sendero que de continuidad; así que regresamos atrás para volver al cruce de Cuatro Caminos, y desde allí seguimos hacia el sur. Tras pasar junto a la Casa de la Peña, se llega al mirador de la Peña del Fraile; lugar de obligada parada. Poco a poco continuaremos perdiendo altura hacia Santoña y pasaremos por la Batería de Galvanes, la cual completaba la defensa de los fuertes de San Carlos y San Martín. Data del año 1863 y consta de dos explanadas a diferentes niveles. Desde aquí no tardaremos mucho hasta el Fuerte de San Martín, desde donde ya sólo nos quedará desandar nuestros primeros pasos.

IMG_4955

De camino a la Casa de La Peña.

IMG_4959

Pasamos junto a la casa de La Peña.

panoespolon1

Vistas a la Peña del Fraile.

panofinal1

El camino comienza a perder altura en su tramo final.

IMG_4986

Batería de Galvanes.

Completar la excursión con una tarde de playa o compras de la famosa anchoa del cantábrico puede ser la guinda de este pastel.

El track: Vuelta al monte Buciero

Tiempo hacía que quería conocer la sierra navarra de Lokiz; había observado en varios reportajes los impresionantes cortados que caen sobre el valle de Lana, y la tenía metida entre ceja y ceja. Diseñamos para ello esta inusual circular, que trata de enlazar las principales cimas que se pueden alcanzar desde Gastiáin, pasando por las zonas más accesibles del cortado. 24Km y cerca de 1000 metros de desnivel son los números a tener en cuenta para esta ruta que entre otros lugares, nos enseñará también el escondido valle colgado de Arnaba o Ernaba.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Dejando el coche junto a las antiguas escuelas, partimos hacia el extremo noroeste de Gastiáin, para cruzar la carretera y tomar la pista que se enfila hacia la sierra. Tras cruzar una barrera metálica, en la próxima bifurcación nos decidimos por la senda de la izquierda, la cual comienza a ganar altura repentinamente hasta llegar a otro remanso. Es entonces cuando un hito nos indica que debemos abandonar este camino, y seguir el sendero que se adentra en el cerrado bosque. Un pasillo se abre paso hasta situarnos bajo las paredes más occidentales de Lokiz; el sendero coge entonces una pendiente tan acentuada que hace casi imprescindibles los bastones.

Antigua maquinaria en Gastiáin.

Antigua maquinaria en Gastiáin.

Cruzamos la carretera y continuamos por la pista.

Cruzamos la carretera y continuamos por la pista.

Abandonamos el camino para adentrarnos en el bosque.

Abandonamos el camino para adentrarnos en el bosque.

Nos situamos bajo los muros más occidentales de Lokiz.

Nos situamos bajo los muros más occidentales de Lokiz.

La pendiente se vuelve pronunciada.

La pendiente se vuelve pronunciada.

Ganamos altura de forma rápida.

Ganamos altura de forma rápida.

Un hayedo nos da la bienvenida cuando estamos entrando en el valle colgado de Ernaba; el camino se vuelve un poco confuso aquí, pero lo mejor es seguir nuestro instinto. Al salir del bosque descubrimos el peculiar valle, salpicado por hayas y lleno de rocas desprendidas de las inmensas paredes que nos rodean . El sendero avanza hacia oriente, pasamos junto a una evidente grieta que podríamos utilizar para atajar hacia la cima de Arnaba (canal empinado); pero en este caso continuamos hasta el collado que separa dicha cima de la de Okomendia. Desde aquí retrocedemos por el cortado (W) para llegar al buzón que el CM Gasteiz colocó en la cima del Arnaba (1248m), y disfrutamos de bellas vistas sobre los cortados calizos y el valle de Lana.

Entramos en el hayedo.

Entramos en el hayedo.

Valle colgado de Arnaba.

Valle colgado de Arnaba.

Inmensas paredes nos vigilan.

Inmensas paredes nos vigilan.

Es un lugar mágico el valle de Arnaba.

Es un lugar mágico el valle de Arnaba.

Seguimos el sendero hacia el fondo del valle.

Seguimos el sendero hacia el fondo del valle.

Vemos el canal por el que se podría atajar.

Vemos el canal por el que se podría atajar.

Una mirada desde la salida del canal.

Una mirada desde la salida del canal.

Desde otra perspectiva se ve bastante “pindio”.

Buzón de Arnaba.

Buzón de Arnaba.

Fotografiando los cortados.

Fotografiando los cortados.

Aunque lo pueda parecer no estamos en otoño ni invierno.

Aunque lo pueda parecer no estamos en otoño ni invierno.

No podía faltar la foto de equipo en Arnaba.

No podía faltar la foto de equipo en Arnaba.

Cortados desde las inmediaciones de la cima de Arnaba.

Cortados desde las inmediaciones de la cima de Arnaba.

Regresando al collado, avanzamos (E) por el bosque en busca de la cercana cumbre de Okomendia/Montesanto (1258m.). En esta cima encontramos el vértice geodésico y un buzón de Bardulia Mendi Taldea colocado en el año 2008; las vistas son amplias, aunque no tan interesantes como las del Arnaba. Por ello continuamos la marcha hacia el cortado (SE) y pronto nos adentramos en un hayedo, en el cual se abre paso un canal entre las hayas, que seguimos en sentido descendente. Al salir a campo abierto, cruzamos una alambrada y vemos una curiosa loma al norte; lo cierto es que somos unos tachacimas, y no podemos evitar el ir a visitar esa loma que realmente no es reseñable. En pocos minutos la coronamos (1155m.); en los mapas se identifica como “Los Caracierzos” y queda situada entre Askitxa y Artatxueta.

Seguimos por bosque hacia Okomendia.

Seguimos por bosque hacia Okomendia.

Foto de equipo en Montesanto.

Foto de equipo en Montesanto.

Vistas desde la cima de Okomendia.

Vistas desde la cima de Okomendia.

El valle de Lana cuando volvemos al cortado desde Montesanto.

El valle de Lana cuando volvemos al cortado desde Montesanto.

Bajamos por el canal que se abre paso en el hayedo.

Bajamos por el canal que se abre paso en el hayedo.

Una loma nos llama la atención.

Una loma nos llama la atención.

En lo alto de Los Caracierzos.

En lo alto de Los Caracierzos.

Panorámica desde Los Caracierzos.

Panorámica desde Los Caracierzos.

Incorporándonos al plan inicial, seguimos la cuerda de la loma bajando al vallecito que nos separa de nuestra siguiente cima, y comenzamos a remontar el cordal del Artatxueta. A nuestra derecha quedará un pequeño pozo poco antes de que coronemos la cima, donde un hito marca la cumbre (1194m.). Es un buen lugar para tener otra perspectiva del Okomendia.

Dejamos un pequeño pozo a la derecha.

Dejamos un pequeño pozo a la derecha.

Cima de Artatxueta con Okomendia de telón de fondo.

Cima de Artatxueta con Okomendia de telón de fondo.

Bajamos de la cima para incorporarnos a la senda que atraviesa el valle y se dirige hacia los Corrales de Arriba. Tras cruzar el bosque y volver a campo abierto, seguimos la pista intentando no perder mucha altura; y una vez que las cimas de Zepoteta y Larraineta quedan a nuestra izquierda en perpendicular, tomamos el sendero que se dirige hacia ellas. Nos decidimos primero por ascender al Zepoteta, pasamos por el collado de San Saturnino y tras un breve pero pronunciado repecho, coronamos la cima (1082m.). En élla no hay nada, pero es un buen mirador.

Bajamos al camino que atraviesa el valle.

Bajamos al camino que atraviesa el valle.

Tomamos el desvío que lleva a Zepoteta y Larraineta.

Tomamos el desvío que lleva a Zepoteta y Larraineta.

Nos decidimos por atacar primero a Zepoteta.

Nos decidimos por atacar primero a Zepoteta.

Avanzamos hacia Zepoteta.

Avanzamos hacia Zepoteta.

En la cima de Zepoteta.

En la cima de Zepoteta.

Tras almorzar algo, regresamos al collado y atacamos directamente a la ladera que tenemos de frente (E-SE). Una buena pendiente que tiene recompensa en forma de buzón, ya que al llegar a lo más alto de Larraineta (1118m.) nos topamos con el depósito de tarjetas instalado por el Alpino Uzturre en el año 1990.

Volvemos hacia el collado para ascender a Larraineta.

Volvemos hacia el collado para ascender a Larraineta.

Buzón de Larraineta.

Buzón de Larraineta.

Siguiendo de frente, tomamos una pista y dejamos a nuestra derecha una cabaña metálica. Girando al sur perdemos altura y después seguimos la cuerda que se extiende al sureste. El camino nos llevará hasta el cuidado Corral de Ramiro, desde donde atacamos a la cima del Zikilamendi (1092m.); arriba encontramos buzón y un puesto de vigilancia contra incendios (observatorio de Viloria), además de una panorámica de 360º.

Por el camino, a lo lejos está Zikilamendi.

Por el camino, a lo lejos está Zikilamendi.

Corral de Ramiro.

Corral de Ramiro.

En la cima de Zikilamendi.

En la cima de Zikilamendi.

Puesto de vigilancia de Zikilamendi.

Puesto de vigilancia de Zikilamendi.

Panorámica desde el buzón hacia la zona recorrida.

Panorámica desde el buzón hacia la zona recorrida.

Toca regresar poco a poco hacia el punto de partida; volviendo al Corral de Ramiro, vamos en busca de la pista que hay al W-SW. Cruzamos un paso canadiense donde un cartel limita el paso a vehículos no autorizados; este es el camino que lleva a la ermita de San Cristóbal. Pero nosotros giraremos a la derecha en un cercano cruce y avanzando 200 metros más, abandonamos la pista y atravesamos el campo de nuestra izquierda. Durante poco más de medio kilómetro caminamos hacia poniente y después giramos al suroeste, para llegar directos a la cima de Irasabela/Peñalarga (1095m.); donde sin duda alguna encontramos una de las mejores vistas sobre el valle de Lana y los cortados de Lokiz.

Volvemos al Corral de Ramiro.

Volvemos al Corral de Ramiro.

Cruzamos el paso canadiense.

Cruzamos el paso canadiense.

Vamos hacia el cortado en busca de la cima.

Vamos hacia el cortado en busca de la cima.

Abrumadora panorámica desde Irasabela.

Abrumadora panorámica desde Irasabela.

Preciosas vistas del cortado camino al portillo.

Preciosas vistas del cortado camino al portillo.

Una vez que nos saciamos de fotografiar tan abrumador paisaje, progresamos junto al abismo, hacia occidente. Abriéndose un hueco entre la roca encontraremos el portillo de Narkue (1100m.); las piedras colocadas por el hombre para reforzar sus muros, nos hablan de la importancia que pudo tener este acceso en tiempos más gloriosos para la ganadería. El camino desciende hasta llegar a un repetidor sobre el pueblo de Narkue, y después se gira a la derecha para continuar por la cómoda senda que nos llevará de vuelta a Gastiáin.

Portillo de Narkue.

Portillo de Narkue.

Los muros de piedra sujetan el camino.

Los muros de piedra sujetan el camino.

Por la cómoda senda hacia Gastiáin.

Por la cómoda senda hacia Gastiáin.

Llegando a Gastiáin.

Llegando a Gastiáin.

Mirada atrás a la sierra.

Mirada atrás a la sierra.

Un recorrido un tanto peculiar; ideal para conocer esta sección de la sierra de Lokiz, que sin lugar a dudas, nos dejará un gran sabor de boca; on egin.

El track en Ibilbideak/Mugibili:

Y en Wikiloc:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11140369

Con la intención de conseguir algunas de las mejores panorámicas sobre la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, preparamos una circular por algunas de las cimas que cobijan a Bermeo en sus faldas. Con el bocinero monte Sollube como punto culminante de la jornada, recorremos 28km con 1250 metros de ascenso acumulado, en un día que la niebla y las nubes nos dejaron sin el mejor aliciente de esta vuelta, las vistas del estuario. Joseba “Igertu”, nativo de la zona, nos acompañaría en los primeros kilómetros a Jose, Mikel y el que suscribe; ayudándonos a conocer mejor los caminos de la zona y contándonos alguna que otra anécdota. Nada mejor que poder compartir una ruta con alguien que conozca el lugar y nos enseñe sus singularidades.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Entre el campo de fútbol y el cementerio de Bermeo (Bizkaia), hay un buen aparcamiento con zona de autocaravanas; ese será nuestro punto de inicio. Damos los primeros pasos junto a la carretera que lleva al cabo Matxitxako (W); es fin de semana y son fiestas de Mundaka, y una pareja nos sorprende en una cercana campa dando muestras de la fogosidad con la que se vive la fiesta…
Al encontrar a nuestra izquierda la pista del barrio de Arene, abandonamos la carretera. Pronto llegamos a la bifurcación en la que nos encontramos con Joseba y giramos a la derecha; entrando en un camino de monte. En el próximo cruce se opta por la senda que asciende a la izquierda, pasando junto a una gran cruz y atravesando un curioso pinar.

Pasamos junto a una cruz.

Pasamos junto a una cruz.

Avanzamos por un curioso pinar.

Avanzamos por un curioso pinar.

Al salir a un cruce, continuamos ascendiendo siguiendo la línea del GR-98 (vuelta a Urdaibai), GR-123 (Bizkaiko bira) y PR-BI179 (“Tras los pasos de San Juan”); la pendiente se acentúa y después se tumba al girar hacia el mar. Rodeando el Burgoa por su cara oriental, alcanzamos el collado y recorremos los metros finales hacia nuestra primera cima: Aznabarra. Al llegar al cercado que protege la antena, cruzamos un paso habilitado y la vamos rodeando hasta encontrarnos con el hito que indica la máxima cota (434m.).

Cruzando el paso en Aznabarra.

Cruzando el paso en Aznabarra.

Parece que esto es la cima.

Parece que esto es la cima.

La niebla nos priva de las vistas que podríamos tener hacia Gaztelugatxe o Matxitxako, así que no dudamos en regresar hacia el collado por el que vinimos y seguir la línea del gasoducto (S) que lleva directamente a la cercana cima de Burgoa (451m.). En lo alto, junto al vértice, un gran muro de piedras sirve de cobijo.

Camino a Burgoa.

Camino a Burgoa.

Cima de Burgoa.

Cima de Burgoa.

Foto de equipo.

Foto de equipo.

Tras bajar por un resbaladizo sendero (S), progresamos entre pinares paralelos a la pista, por un sendero que va acompañado de los postes del gasoducto de Enagas. Nos despedimos de Joseba, que tiene tareas que hacer en el caserío Igertu, y dejamos el suelo pavimentado a nuestra izquierda para ascender por la trialera que lleva a la cima de Garbola. Al llegar al alto, nos desviamos a la derecha entre helechos en busca del buzón (477m.), escondido en medio de un joven pinar.

Seguimos el gasoducto.

Seguimos el gasoducto.

Una mirada a la costa, la niebla nos estropea la foto.

Una mirada a la costa, la niebla nos estropea la foto.

Buzón de Garbola.

Buzón de Garbola.

Una vez más siguiendo la hilera de postes amarillos, descendemos y continuamos la marcha por el cordal que lleva a lo alto del puerto de Sollube; pasando junto a lo que parece una capea. Al salir a la carretera junto al restaurante, tomamos la carretera BI-4207 que lleva hasta el mismo Sollube. Al encontrar una pista a nuestra izquierda, la seguiremos, ascendiendo al Truende (416m.) donde hay una gran cruz en recuerdo a los hechos allí acontecidos durante la guerra civil.

Camino al puerto de Sollube.

Camino al puerto de Sollube.

Hay que rezar al santo para acceder a la capea...

Hay que rezar al santo para acceder a la capea…

“Reliquias” a poca distancia del restaurante.

Cruz de Truende.

Cruz de Truende.

Un sendero desciende después al collado de Arranotegi (388m.), donde cruzamos la carretera para tomar una vez más la línea del gas y remontar el cordal (SW) pasando por la loma de Atxazpi/Atxagana (505m.). Descendiendo al siguiente collado, visitamos el dolmen de Sollube (completamente tapado) e iniciamos el fuerte ascenso a la antecima de Sollube, conocida como Iturrieta. Una vez superada la fuerte pala, atravesamos el pinar de nuestra izquierda para llegar a la ikurrina situada en la cima (661m.).

El sendero vuelve a la carretera.

El sendero vuelve a la carretera.

Subiendo la trialera que lleva a Atxazpi.

Subiendo la trialera que lleva a Atxazpi.

Pasamos por la cima de Atxazpi casi sin enterarnos.

Pasamos por la cima de Atxazpi casi sin enterarnos.

Dolmen de Sollube.

Dolmen de Sollube.

Seguimos el “gasbidea” para afrontar la gran cuesta que lleva a Iturrieta.

Ikurrina de Iturrieta.

Ikurrina de Iturrieta.

Poco nos queda para llegar al objetivo principal de la jornada. Atravesamos el prado (SW) y remontamos hacia las antenas que comienzan a aparecer entre la densa niebla. Rodeando los repetidores por la derecha, la misma pista nos lleva al buzón del Sollube (684m.); decidimos quedarnos a escasos metros del mismo para almorzar, mientras observamos como varios ciclistas se esfuerzan en llegar a lo más alto. Además de ser uno de los montes con mayor cantidad de antenas que se pueda encontrar, también es uno de los montes bocineros donde se solían hacer hogueras y tocar el cuerno para llamar a las juntas generales.

Por el prado hacia Sollube.

Por el prado hacia Sollube.

Entre la niebla asoman las antenas de Sollube.

Entre la niebla asoman las antenas de Sollube.

Buzón y antena en Sollube.

Buzón y antena en Sollube.

Tras la charleta y el picoteo, arrancamos de nuevo abandonando la pista para dirigirnos al resto de antenas que se encuentran al sureste. Un batido sendero desciende a una zona de esparcimiento con mesas y un divertido cartel que recuerda a los montes bocineros; no podemos evitar el sacarnos una foto en el mismo… Luego se gira a la izquierda por una pista que rodea el Sollube por su cara oriental, la cual seguimos para alcanzar el cordal que se extiende hacia el estuario de Urdaibai. Así, girando a la derecha al llegar a los 550m. de altura, avanzamos por la pista que atraviesa el alto de Munarrinagusi (540m.) casi sin darnos cuenta.

Zona recreativa.

Zona recreativa.

Yo soy “bocinero”.

A escasos metros de Munarrinagusi.

A escasos metros de Munarrinagusi.

Dejamos a nuestra izquierda lo que parecen los restos de un antiguo poblado en restauración, y comenzamos a perder altura por un amplio prado (E-SE) con amplia panorámica. Luego el sendero se adentra en un pinar y gira al noreste, para terminar saliendo a una pista cerca de una granja de gallinas. Por la izquierda de la granja un antiguo sendero baja hasta Urkiobe, donde se sigue primero a la derecha y a la izquierda después, para llegar a la bifurcación donde comienza el ascenso a Katillotxu. Así pues, sobre la altitud de 250 metros, encontramos a nuestra izquierda la senda que asciende entre eucaliptos y lleva a un alto (306m.), donde a pocos metros a nuestra derecha se encuentra el dolmen de Pakotene, del que ahora sólo quedan dos losas verticales. Tras la visita al monumento prehistórico, regresamos al camino y tomamos el sendero que remonta el cordal siguiendo el GR-38 (Ruta del Vino y el Pescado). No tardaremos en coronar el Arribieta (326m.), donde se encuentra el túmulo de Katillotxu II. Siguiendo el sendero se llega en pocos minutos más a la cima de Katillotxu (336m.), coronada por los túmulos de Katillotxu I (dolmen neolítico) y Katillotxu V (dolmen megalítico).

¿Antiguo poblado?

¿Antiguo poblado?

Entramos al prado que tenemos que atravesar.

Entramos al prado que tenemos que atravesar.

Bonita estampa.

Bonita estampa.

Entramos en el bosque.

Entramos en el bosque.

Tomamos el camino junto a la granja de gallinas.

Tomamos el camino junto a la granja de gallinas.

Bajando a Urkiobe con Katillotxu de frente.

Bajando a Urkiobe con Katillotxu de frente.

Es un sendero con cierto encanto.

Es un sendero con cierto encanto.

Entre eucaliptos camino a Arribieta.

Entre eucaliptos camino a Arribieta.

Dolmen de Pakotene.

Dolmen de Pakotene.

Tomando el sendero somital.

Tomando el sendero somital.

Katillotxu II.

Katillotxu II.

Vistas del cordal recorrido desde Katillotxu.

Vistas del cordal recorrido desde Katillotxu.

Dólmenes de Katillotxu.

Dólmenes de Katillotxu.

Foto de equipo en Katillotxu.

Foto de equipo en Katillotxu.

Sin olvidarnos de sacar la foto de cima y de la isla de Izaro, continuamos con nuestra andadura hacia Bermeo (N-NW) por el GR-38. Perdemos altura hasta que llegamos a un depósito de agua, allí tomamos la pista y nos situamos bajo el alto de Gaintxu; el cual nos decidimos a coronar. Remontar la breve ladera y llegamos a la cima (193m.) de este perfecto mirador sobre Bermeo.

Continuamos hacia Bermeo.

Continuamos hacia Bermeo.

Panorámica desde la cima de Gaintxu.

Panorámica desde la cima de Gaintxu.

Volviendo a la pista, la utilizamos para bajar al barrio de Demiku (118m.); donde giramos a la izquierda (W) caminando entre antiguos caseríos, para tomar el sendero que desciende y se sitúa paralelo a un arroyo. Este camino lleva por el barrio de Kurtzio al mismo puerto de Bermeo. Ahora gracias a las recomendaciones de Joseba, vamos a regresar al coche realizando una visita turística de Bermeo. Así, nos dirigimos al parque y después ascendemos por el casco viejo pasando por la plaza en la que se encuentran un antiguo kiosko musical y una imponente iglesia. De allí subimos a la puerta de San Juan, cruzando bajo su arco y siguiendo el camino a nuestra derecha después, para situarnos en un mirador sobre las lonjas del puerto. Luego por el paseo hacia la punta Talaipe y allí girar a la izquierda pasando junto a un parque con mesas y baño incluido; tras este, salimos directamente al cementerio y al aparcamiento donde iniciamos la ruta.

Escudo en un caserío de Demiku.

Escudo en un caserío de Demiku.

Pareja de felinos.

Pareja de felinos.

Sendero que nos acerca al barrio de Kurtzio.

Sendero que nos acerca al barrio de Kurtzio.

Llegamos al centro de Bermeo.

Llegamos al centro de Bermeo.

Iglesia y kiosco en lo antiguo.

Iglesia y kiosco en lo antiguo.

Puerta de San Juan.

Puerta de San Juan.

Llegamos a un mirador sobre el puerto.

Llegamos a un mirador sobre el puerto.

La gente se baña en el extremo del cabo...

La gente se baña en el extremo del cabo…

Así finaliza esta gran circular, ideal para conocer las inmediaciones de Bermeo y Sollube, y rica en miradores del estuario de Urdaibai.

Track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10860996

El track en Ibilbideak: