Posts etiquetados ‘aizkorri’

Este invierno por fin pude hacer una actividad a la que le tenía muchas ganas: subir al Aizkorri por Kanal Haundi Directo, con salida directa a la cruz. Se trata de uno de los accesos más directos a la cima del Aizkorri, en la que sortearemos varios resaltes de grado II y la inclinación ronda los 50-55º. Después realizaríamos la bajada cerrando una circular por el túnel de San Adrián, de 9km y 990 metros de desnivel positivo.

Mapa.

Mapa.

Ortofoto 3D.

Ortofoto 3D.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

Un par de días antes andaba acordando el plan con Joseba “Igertu”, no teníamos muy claro dónde ir debido a la meteo; y al final como pronosticaron fuertes vientos del Sur, decidimos meternos a la Norte del Aizkorri para estar protegidos. Tomamos como punto de partida el caserío Buenabista (590m.) en el barrio Goialdea de Zegama; donde apenas hay sitio para dos coches. Allí nos encontraríamos con el forero de Mendiak.net Aballarri; que subían con la intención de esquiar. Qué pequeño es el mundo…

Caserío Buenabista.

Caserío Buenabista.

Siguiendo la pista que va por la derecha del caserío, subimos hacia Altzukaran y tomamos el camino forestal, a izquierda, que cruzando una langa nos llevará hasta el canal de agua. Seguimos ascendiendo hasta llegar a una bifurcación (765m.); a la izquierda vemos el camino por el que bajaremos después, pero nosotros continuamos por la derecha (NW). Continuamos ganando altura hasta un cruce donde se separan el SL-GI 19 y PR-GI 70; aquí, entre hayas trasmochas, abandonamos toda senda y ascendemos directamente por donde mejor podemos; hasta la altitud de 1.000 metros aproximadamente.

Cruzamos la langa o barrera.

Cruzamos la langa o barrera.

Las torrenteras bajan caudalosas.

Las torrenteras bajan caudalosas.

Ascenderemos entre hayas trasmochas.

Ascenderemos entre hayas trasmochas.

Paramos para disfrutar de las vistas hacia Aralar.

Paramos para disfrutar de las vistas hacia Aralar.

La nieve ya comienza a mantener un manto contínuo a partir de este punto; donde realizamos un flanqueo a la derecha (N), para dirigirnos al pequeño llano donde se sitúa la cruz que marca el comienzo del canal (1.038m.). Este lugar resulta abrumador, las grandes paredes de Aizkorri se cierran sobre nosotros, y la niebla no nos deja ver la salida de nuestro canal… Aprovechamos para comer algo y ponernos los crampones; y de haberlo sabido nos hubiéramos puesto los arneses también.

El manto de nieve comienza a ser continuo.

El manto de nieve comienza a ser continuo.

Ya se ve claramente por dónde va nuestro canal.

Ya se ve claramente por dónde va nuestro canal.

Cruz que indica el inicio del canal.

Cruz que indica el inicio del canal.

Comenzamos a remontar los primeros metros por una pala con restos de varios aludes. Vamos alternando zonas de nieve blanda con otras totalmente heladas; hay que mirar bien dónde se pisa. Según vamos ganando altura, el canal se estrecha y va ganando pendiente. Cuando parece que el canal gira un poco a la derecha, nos vemos obligados a subir casi hasta la pared que tenemos de frente y hacer un flanqueo a la derecha de uno en uno, intentando no desprender una placa de nieve inestable.

Joseba en los primeros metros.

Joseba en los primeros metros.

Ganamos metros en un suelo con diferentes calidades de nieve.

Ganamos metros en un suelo con diferentes calidades de nieve.

Ya empieza a ser mejor no resbalarse...

Ya empieza a ser mejor no resbalarse…

Vamos entrando en la nube y nos encontramos con las primeras placas importantes de hielo.

Vamos entrando en la nube y nos encontramos con las primeras placas importantes de hielo.

El canal se estrecha poco a poco. Foto de Igertu.

El canal se estrecha poco a poco. Foto de Igertu.

Hay que ir clavando bien los crampones ya. Foto de Igertu.

Hay que ir clavando bien los crampones ya. Foto de Igertu.

Joseba en el flanqueo evitando romper la placa de nieve inestable.

Joseba en el flanqueo evitando romper la placa de nieve inestable.

El que suscribe antes de realizar el flanqueo. Foto de Igertu.

El que suscribe antes de realizar el flanqueo. Foto de Igertu.

Al otro lado de la placa nos encontramos con la entrada al primer resalte (10m, 50º); ya llevábamos el segundo piolet en la mano y lo superamos sin complicaciones; el ambiente comienza a ser brutal. Después la pendiente se suaviza un poco y tras pasar un tramo cargadito de nieve, alcanzamos el comienzo del segundo resalte (55º, II). No está cubierto por completo y resulta bastante expuesto, por lo que Joseba decide asegurarme con la cuerda tras pasar él primero (hay un buen bloque arriba).

Superando el primer resalte. Foto de Igertu.

Superando el primer resalte. Foto de Igertu.

Entrando al segundo resalte.

Entrando al segundo resalte.

En el segundo resalte asegurado. Foto de Igertu.

En el segundo resalte asegurado. Foto de Igertu.

Tras pasar sin problemas pero con algo de tensión este resalte, realizamos un flanqueo a la derecha; que nos deja en una terraza con vistas a Kanal Haundi Principal. Desde aquí se aprecia una salida sencilla al cordal, pero nosotros giramos a la izquierda en busca del acceso directo a la cruz. Así nos metemos en otro resalte de unos 6metros y 55º; luego se avanza algo más relajados y encontramos la entrada al último resalte, entre unos grandes bloques de roca. Hay que entrar por el lado derecho para después hacer un pequeño giro a la izquierda; y desde una repisa expuesta, remontar el escalón rocoso (II+) de unos 4 metros. Joseba decide asegurar este paso también, ya que una caída aquí sería fatal.

Desde la terraza se ve Kanal Haundi Principal. Foto de Igertu.

Desde la terraza se ve Kanal Haundi Principal. Foto de Igertu.

Entrando al tercer resalte.

Entrando al tercer resalte.

Esto es lo que se ve desde la repisa.

Esto es lo que se ve desde la repisa.

Ambientazo de camino al último resalte. Foto de Igertu.

Ambientazo de camino al último resalte. Foto de Igertu.

Entrada al último resalte.

Entrada al último resalte.

Vaya ambientazo hay tras de mí.

Vaya ambientazo hay tras de mí.

Superando el último resalte. Foto de Igertu.

Superando el último resalte. Foto de Igertu.

Una vez superada esta dificultad, tenemos el acceso a la cima en nuestras manos. De repente el viento nos golpea con gran fuerza, cuando coronamos la cima de Aizkorri (1.528m.). No hay quien aguante allí arriba, así que sacamos las fotos de rigor y bajamos al refugio de la ermita de Santo Kristo (SE). Casualidad que allí se encuentra otro compañero de Mendiak.net, F.J.Andueza; menuda sorpresa nos llevamos… Aprovechamos para comer algo de nuevo y reponer fuerzas; y tras calmarse un poco el viento reemprendemos la marcha hacia el túnel de san Adrián.

La ventisca nos engulle cuando nos acercamos a la cruz. Foto de Igertu.

La ventisca nos engulle cuando nos acercamos a la cruz. Foto de Igertu.

Joseba en la cima.

Joseba en la cima.

Foto de cima juntos. Foto de Igertu.

Foto de cima juntos. Foto de Igertu.

Bajamos hacia el refugio en medio de una fuerte ventisca.

Bajamos hacia el refugio en medio de una fuerte ventisca.

Con nuestro compañero de Mendiak.net. Foto de Igertu.

Con nuestro compañero de Mendiak.net. Foto de Igertu.

Seguiremos el camino del Calvario ahora, pasando por la cima de Aiztontor Altua (1.454m.) primero. Al bajar de la cima nos encontramos con un paso algo expuesto, el cual será el último paso complicado del día. Aunque es sencillo, hay que tener cuidado porque hay un buen patio a nuestra izquierda. Después la pendiente se suaviza y entramos en el bosque. Avanzamos por un surco abierto en la nieve por el paso de la gente, que ha hecho que esta se encuentre endurecida. Así llegamos a la calzada romana y la entrada del túnel; al cual entramos con la mirada puesta en los carámbanos que hacen peligrar nuestras cabezas.

Panorámica desde el refugio.

Panorámica desde el refugio.

Otra panorámica desde los alrededores del refugio.

Otra panorámica desde los alrededores del refugio.

Nos despedimos de la ermita.

Nos despedimos de la ermita.

Iniciamos el descenso.

Iniciamos el descenso.

Nos acercamos a la segunda cima del día.

Nos acercamos a la segunda cima del día.

Junto al buzón de la última cima del día. Foto de Igertu.

Junto al buzón de la última cima del día. Foto de Igertu.

Aquí nos encontramos con el último tramo expuesto.

Aquí nos encontramos con el último tramo expuesto.

Yo en el último paso que exige un poco de precaución. Foto de Igertu.

Yo en el último paso que exige un poco de precaución. Foto de Igertu.

Mirada atrás para ver el patio que teníamos en el último paso de prestar atención.

Mirada atrás para ver el patio que teníamos en el último paso de prestar atención.

Llegando al bosque.

Llegando al bosque.

Llegando a la entrada del túnel. Foto de Igertu.

Llegando a la entrada del túnel. Foto de Igertu.

Entrada al túnel.

Entrada al túnel.

Un vistazo a las recientes excavaciones que han realizado junto a la ermita y continuamos la marcha por el Camino de Santiago hacia la ermita de Santi Espiritu (NE). El camino continúa avanzando entre hayas trasmochas y tras pasar junto a varios refugios, terminamos enlazando con el camino por el que iniciamos la jornada. Así pues, volvemos a cruzar el canal de agua y bajamos hacia el caserío Buenabista, mientras charlamos de lo emocionante que ha sido la jornada. Una actividad muy recomendable pero para la que hay que tener una cierta preparación.

Ermita de San Adrián.

Ermita de San Adrián.

Ya fuera de la cueva seguimos el Camino de Santiago.

Ya fuera de la cueva seguimos el Camino de Santiago.

Vamos dejando atrás San Adrián.

Vamos dejando atrás San Adrián.

Pasamos por Santi Espiritu.

Pasamos por Santi Espiritu.

Por allí hemos estado.

Por allí hemos estado.

Regresando al cruce del principio.

Regresando al cruce del principio.

Ultimos metros.

Ultimos metros.

Estudiamos los canales para próximas aventuras.

Estudiamos los canales para próximas aventuras.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6955056

 

 

 

Os recomiendo ver el reportaje de Igertu; sus fotos resultan más impresionantes:

http://igertu.blogspot.com.es/2014/02/20140204-aizkorri-1528m-por-kanal.html

Anuncios

En esta ocasión Joseba me propone irme con Bea y con él a subir a Aizkorri desde Arantzazu, aprovechando la nieve caída los últimos días; Andoni también se apunta al plan y allí que vamos los cuatro. La vuelta que vamos a hacer es el ascenso clásico al Aizkorri y después a la vuelta coronaremos las cimas de Iraule y Arbelaitz, ya que son las que yo todavía tenía sin ascender en ese sector. 17Km y unos 1.100 metros de ascenso acumulado por un auténtico “pastel de nata montada”.

Mapa 1.

Mapa 1.

Mapa 2.

Mapa 2.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

Son cerca de las 8.45h cuando partimos del congelado parking de Arantzazu, nos encaminamos hacia la basílica para atravesar todo el pueblo y seguimos la pista que hay al final de éste hasta llegar a la característica barrera donde se inicia el camino clásico que lleva a Urbia. Nos adentramos en el bosque, teniendo que sortear en los primeros metros unos árboles caídos en el camino por las talas. A partir de la fuente que hay a medio camino, ya empezamos a encontrar la nieve de una forma continua y cada vez con mayor espesor.

Pasamos junto a la basílica.

Pasamos junto a la basílica.

Ganamos altura y queda atrás el santuario.

Ganamos altura y queda atrás el santuario.

La fuente a medio camino.

La fuente a medio camino.

Hay un buen paquetón y tras casi 4 kilómetros, la huella abierta en la nieve nos ayuda a alcanzar el collado de Elorrola; entre Gorostiaran y Zabalaitz. De aquí se llega en un abrir y cerrar de ojos a la ermita de Ntra. Sñra. de Arantzazu, y en poco más a la fonda de Urbia; mientras que nos deleitamos con el blanco paisaje merengado que tenemos frente a nosotros.

Empieza a haber una gran cantidad de nieve.

Empieza a haber una gran cantidad de nieve.

Mirada atrás hacia Urkilla-Elgea.

Mirada atrás hacia Urkilla-Elgea.

Llegando a Elorrola.

Llegando a Elorrola.

Desde Elorrola seguimos la huella hacia la fonda.

Desde Elorrola seguimos la huella hacia la fonda.

Hasta las ramas están bien cargadas.

Hasta las ramas están bien cargadas.

Mucho "merengue" y a lo lejos nuestro objetivo.

Mucho “merengue” y a lo lejos nuestro objetivo.

Rodeando la ermita entre los contraluces.

Rodeando la ermita entre los contraluces.

Parada en la fonda de Urbia.

Parada en la fonda de Urbia.

Hacemos una paradita en la fonda, donde nos encontramos a un solitario gato; a Bea le parece que tiene que estar hambriento y no duda en darle de comer… el gato arrasa con unas decenas de frutos secos… Un cartel nos hace saber que la fonda solo se abre en fines de semana y festivos; así que tras picar un poco de nuestras reservas, reiniciamos la marcha hacia el Aizkorri.

Reiniciamos la marcha hacia Aizkorri.

Reiniciamos la marcha hacia Aizkorri.

Mis compañeros de aventura.

Mis compañeros de aventura.

Abrimos huella con las raquetas en dirección a las cabañas de Arbelar (E), atravesamos el arroyo de Urbia y sorteamos las chabolas por la ladera situada detrás de éllas. Hay que tener en cuenta que esta ruta está hecha con nieve, y avanzamos por donde mejor nos parece, no por el camino normal; por lo tanto ojo al descargarse el track… Ganamos altura por la ladera (SE), haciendo un flanqueo complicado para las raquetas, pero es que hay mucha nieve. Volvemos a enlazar con el camino normal bajo el Iraule y llegamos a Pagobakar, está claro de donde viene el nombre… Seguimos avanzando unos metros más abajo que la cresta, y ya a la altura del Aketegi decidimos colocarnos los crampones, hay hielo en algunos tramos y no queremos sorpresas.

Cruzamos el arroyo de Urbia.

Cruzamos el arroyo de Urbia.

Hay que sortear cornisas y ventisqueros.

Hay que sortear cornisas y ventisqueros.

Una preciosa cornisa cerca de Arbelar.

Una preciosa cornisa cerca de Arbelar.

Rodearemos las cabañas de Arbelar por detrás.

Rodearemos las cabañas de Arbelar por detrás.

Ganando altura por la ladera.

Ganando altura por la ladera.

Mirada abajo.

Mirada abajo.

Urbia bien cargadito.

Urbia bien cargadito.

Ascendemos bajo Iraule.

Ascendemos bajo Iraule.

Pagobakar.

Pagobakar.

Llegamos al poste metálico.

Llegamos al poste metálico.

Nos queda un flanqueo hasta el Aizkorri dejando de lado el Aitzabal; nos encontramos con cornisas y a la derecha hay una buena caída; así que nos lleva algo de tiempo abrir huella. Finalmente, sin más complicaciones coronamos la cima del día: Aizkorri (1.528m.). y de las vistas qué os voy a decir… Pirineos, Aralar, Beriain, la Demanda, Anboto… un sinfín de cimas cubiertas de nieve.

Continuamos flanqueando hacia Aizkorri.

Continuamos flanqueando hacia Aizkorri.

Aitzabal está cerca ya.

Aitzabal está cerca ya.

Cuidado con la caída de la derecha.

Cuidado con la caída de la derecha.

Ya queda poco.

Ya queda poco.

Cima de Aizkorri.

Cima de Aizkorri.

Foto de cima, de Andoni "Txauen".

Foto de cima, de Andoni “Txauen”.

Pano con la ermita y refugio de Aizkorri.

Pano con la ermita y refugio de Aizkorri.

Pano hacia el resto del cordal.

Pano hacia el resto del cordal.

Vistas al Norte.

Vistas al Norte.

Tras sacarnos las fotos de cima con la camiseta de Ibilbideak, regresamos sobre nuestra huella hasta Pagobakar. Allí, Andoni y Bea regresan hacia la fonda y Joseba y yo continuamos hacia Iraule en busca de un poco más de emoción. Pasamos por la salida del canal de Iraule y tras un breve repecho coronamos la segunda cima del día: Iraule (1.511m.).

Regresamos.

Regresamos.

Aquí nos separamos de Andoni y Bea.

Aquí nos separamos de Andoni y Bea.

Salida del canal de Iraule.

Salida del canal de Iraule.

Pala final de Iraule.

Pala final de Iraule.

Joseba en Iraule.

Joseba en Iraule.

Ahora debemos descender unos metros hacia la vertiente de Urbia, para luego hacer un flanqueo que se hace algo incómodo debido a las rocas que se esconden bajo la nieve. Luego otro fuerte pero breve repecho y alcanzamos la última cima: Arbelaitz (1.513m.).

Descendemos unos metros.

Descendemos unos metros.

Flanqueo hacia Arbelaitz.

Flanqueo hacia Arbelaitz.

Los últimos metros son duros.

Los últimos metros son duros.

Cima de Arbelaitz.

Cima de Arbelaitz.

Una huella abierta por alguien anteriormente, nos orienta siguiendo el cordal hasta encontrar una clara línea imaginaria que nos llevará hasta Urbia en dirección Oeste. Tras el rápido descenso, regresamos a las campas donde nos volvemos a poner las raquetas. Al llegar a la fonda, Bea y Andoni nos esperan en compañía del gato de antes y otro más, y no se separan de ellos…¿por qué será? Volvemos a aprovechar la parada para comer y beber un poco y reiniciamos la marcha después hasta el collado de Elorrola. La huella está muy marcada en la nieve, tanto que parece una pista de Bobsleigh; así que nos quitamos las raquetas y comenzamos a perder altura por el bosque. Llevamos un buen ritmo a través del camino que utilizamos al inicio de la jornada, tanto que en ocasiones lo convertimos en “trote cochinero”; y casi sin enterarnos completamos los 4 kilómetros que nos separan de Arantzazu. Una gran jornada de nieve, que más que quitarnos el mono, nos ha dejado con ganas de más. Bestial.

Alzamos la vista a Aloña.

Alzamos la vista a Aloña.

Seguimos las huellas en busca de la bajada.

Seguimos las huellas en busca de la bajada.

Atrás queda Arbelaitz ya.

Atrás queda Arbelaitz ya.

Camino a la fonda.

Camino a la fonda.

La huella está muy marcada ya.

La huella está muy marcada ya.

Enseguida entraremos en el bosque.

Enseguida entraremos en el bosque.

El track:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3919806