Posts etiquetados ‘espejo’

Situada en el sector más oriental de la Sierra de Artzena, se encuentra la ermita de Santa María de Mellera; colgada sobre la peña de nombre homónimo, es vigía del guarecido pueblo de Barrio (681m.). A la sombra del monte Cárabo y a 766 metros de altitud, contiene en su interior un retablo del siglo XVI y la talla de la Virgen, posiblemente del siglo XIII, que cuenta con peluca de pelo natural y brazos postizos. El topónimo de “Mellera”, dicen viene de la palabra “miel”, ya que en ese sitio crían las abejas desde tiempos remotos. Se trata de un lugar idílico, que invita a la meditación y que por su corta distancia con respecto al pueblo, se convierte en un perfecto paseo familiar. Y más ahora, que han limpiado la senda que asciende desde el mismo Barrio, y la han acondicionado con marcas y carteles.

mapamellera

Mapa.

panomellera3

Ermita de Mellera.

Con esta motivación, nos acercamos el verano de 2015 al pequeño pueblo de Barrio (Araba) en familia, aparcando junto a la iglesia de Santa María. A pocos metros de la iglesia seguimos unas escaleras que descienden hacia el arroyo y pasamos junto a un lavadero. Surcamos las calles entonces en busca del caserío más septentrional del pueblo, ya que a la izquierda del mismo se da comienzo al sendero que asciende a la ermita en poco más de un kilómetro.

img_4702

Bajamos las escaleras hacia el lavadero. Al fondo se observa el peñasco sobre el que se encuentra la ermita y el monte Cárabo tras él.

img_4703

Lavadero.

panomellera1

Inicio del camino y caserío a tener en cuenta.

Al inicio del camino acaban de colocar un poste con información de la ermita de Mellera, en el cual tengo la fortuna de que hayan utilizado una foto mía. En él se nos cuenta entre otras cosas que, se suelen realizar romerías en diferentes días del año desde las poblaciones de Villanañe, Villamaderne, Nograro y Barrio; por lo que es una ermita de mucha tradición. Comenzamos a ascender por la amplia senda bajo la sombra del pinar, mientras los piñones crujen bajo nuestros pies a cada paso. La pendiente es suave en su comienzo y ascendemos sin problemas (NW), acercándonos poco a poco a la inquietante pared sur de la Peña de Mellera, sobre la que descansa la ermita.

img_4708

Postes que indican el inicio del camino.

img_4710

Cartel explicativo.

img_4719

Avanzamos por el pinar.

Marcas blanqui-azules de pintura balizan el camino a la ermita. De pronto dejamos a nuestra derecha una plataforma de piedras y tierra, que se asimila a la repisa de una antigua carbonera. La pendiente se acentúa cuando estamos llegando a una barrera metálica, la cual deberemos cruzar, a nuestra derecha. Apenas 200 metros en suave subida (E) distan hasta la ermita ya, por un amplio camino. Al llegar al prado que antecede al santuario, un par de bancos de madera nos invitan a descansar y comer algo en el lugar. Habremos superado un desnivel positivo de un centenar de metros aproximadamente para llegar aquí. También subiremos por las escaleras que llevan a la entrada de la ermita de Nuestra Señora de Mellera, para cumplir con el objetivo de hoy; y los más aventureros, treparemos las rocas que hay tras ella y coronaremos la cumbre de la Peña de Mellera.

img_4726

Marcas blanqui-azules balizan el camino.

panomellera2

Dejamos a nuestra derecha lo que se parece a una plataforma de carbonera.

img_4733

La pendiente se acentúa antes de llegar a la barrera.

img_4743

El poste indica que debemos cruzar la barrera.

img_4745

Unos 200 metros quedan hasta la ermita.

img_4751

Saltamontes camuflado.

img_4752

Llegando al destino.

img_4754

Mojón en los alrededores de la ermita.

img_4764

Acceso a la ermita.

img_4767

Entrada.

img_4772

Colores de verano.

img_4777

Foto del retablo en la entrada.

El regreso lo realizamos por el mismo camino, aunque bien se puede realizar por la pista que baja a Barrio desde las cercanías de la barrera metálica, dando un poco más de rodeo. A la vuelta a casa un buen lugar para parar como fue en nuestro caso, es Espejo; con varios bares en los alrededores de la piscina natural que tienen en el mismo río Omecillo.

img_4788

Regresamos hacia la iglesia de Barrio.

img_4789

Detalle de un caserío.

Os dejo el enlace de una circular incluyendo la visita a la ermita, por si queréis algo más “completo”: https://elultimodestino.wordpress.com/2014/11/30/de-barrio-a-las-modestas-cumbres-de-arcena/

 

Hace poco se ha estrenado el nuevo centro BTT de Valderejo-Añana, y como tenía ganas de probarlo, me acerqué con Txauen hace unas cuantas semanas y realizamos la ruta nº10 (Sierra de Árcena). Aunque todavía no están todas las rutas disponibles, parece que en total van a ser 11, y el centro de acogida está en el camping de Angosto. En nuestro caso, la ruta que realizamos es de 31km y 600 metros de desnivel positivo.

Ortofoto del recorrido.

Perfil.

Tal y como he comentado, nos acercamos hasta el camping de Angosto; desde donde se inicia la ruta y hay sitio para dejar varios coches. Los primeros metros nos llevan a través de un puente sobre el río Tumecillo hasta la carretera general (A-2622); la cual cruzamos para entrar en el centro de Villanañe. Después, giramos a la derecha para rodar por una pista paralelos al río Omecillo y al llegar a una nueva bifurcación, otra vez a la derecha para llegar a Villanueva de Valdegobía.

El centro de acogida se encuentra en el camping.

Llegando a Villanueva.

En Villanueva giramos a la izquierda tomando la carretera de Nograro, pero enseguida nos desviamos por una pista que encontramos a mano derecha, y que nos lleva entre parcelarias (SW). Al llegar a un cruce en un pequeño alto, seguimos por la derecha; después viene un corto tramo divertido con alguna pendiente y al enlazar con otra pista, giramos a la izquierda (S) para ascender por la pista que nos llevará a Nograro. Antes de llegar al pueblo hay un pequeño descenso.

Mirada atrás desde el cruce en el alto.

Ahora toca un tramo divertido.

En Nograro ascendemos por la famosa torre y entramos en una pista forestal que atraviesa unos bonitos pinares, cuna de seteros. Al llegar a un cruce de caminos tomamos a la izquierda y tras casi kilómetro y medio, debemos estar atentos para abandonar la pista y tomar a nuestra derecha un sendero que asciende hacia lo alto de la sierra (SW).

Torre de Nograro.

La pista nos lleva a través del pinar.

Por el camino que asciende hacia la sierra.

Unas duras rampas nos harán sufrir en este tramo, alguno se tuvo que bajar de la bici a ratos… Tras superar toda la subida, llegamos a un precioso descampado con unas vistas inmejorables hacia Mota. Y a partir de aquí comienza la diversión de la ruta; rodaremos durante un rato superando pequeños sube-bajas, pero manteniendo la altura más o menos. Encontramos algún que otro salto que le dan su punto al recorrido.

Alguno se tuvo que bajar...

Llegamos al descampado con Mota encima.

Mantenemos la altura.

Comienza la diversión.

Cuando nos situamos bajo el Cantón Pero, comienza el verdadero y disfrutón descenso de esta ruta. Iremos rodeando el Batxikabo por su cara Norte y lo único que puedo decir es que es una gozada, hay que hacerlo, sin más. Debemos estar atentos en un punto que la senda principal gira al Norte y nosotros debemos desviarnos por el sendero de la derecha. Después se llega a un collado y cambiamos de vertiente, pasando a la cara Este de las peñas que rodean Batxikabo. En este tramo hay que tener cuidado, ya que el descenso es rápido y de repente nos topamos con una alambrada en medio del camino que nos podemos llevar por delante.

Comienza el verdadero descenso.

A punto de llegar a la alambrada.

Tras abrir y cerrar el paso de alambre, continuamos con una vista impresionante sobre las paredes que nos vigilan y nos acercamos hasta Batxikabo pueblo, donde paramos a echar un trago en la fuente.A continuación bajamos por la carretera para seguir enseguida por una pista agraria a nuestra izquierda. No tardamos mucho en encontrar un nuevo cruce, en el que giramos a la derecha para entrar en una pista de grava que se deja rodar a gran velocidad, y cuando estamos a punto de llegar a la carretera, giramos a la izquierda y llaneamos hasta entrar en Espejo.

Una gran vista sobre las paredes.

Paradita en Batxikabo.

Rodamos por la pista de grava.

Nos acercamos al area recreativa junto al río Omecillo y pronto abandonamos la carretera para seguir por pista a nuestra derecha, paralelos al río. Así hacemos los últimos kilómetros llaneando tranquilamente por asfalto hasta llegar a Villanañe, y de allí al camping por donde vinimos. Una ruta corta, pero disfrutona.

Area recreativa junto al Omecillo en Espejo.

El track:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2225361