Posts etiquetados ‘los castros’

Tenía pendiente alguna cima por la sierra alavesa de Arcena, y para ello preparé esta breve circular de 13km y 730metros de ascenso acumulado; que parte del solitario pueblo de Barrio. Una vuelta por pequeñas cumbres, a la sombra de otras más grandes como el Batxikabo, que nos darán una perspectiva diferente de esta solitaria sierra.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Tomando en Espejo la carretera A-4327, se llega a Barrio (681m.); dejando el coche frente a una pequeña explanada bajo el monolito conocido como El Fraile; o bien en un parking a la entrada del pueblo. En la entrada de Barrio, nuestros primeros pasos nos llevan por la pista de la derecha que desciende a la calle “Barrio Abajo”. Rodeamos allí un gran caserío a nuestra derecha, para llegar a la barrera metálica de entrada al antiguo camino que lleva a la ermita de Nuestra Señora de la Mellera. La senda pasa bajo las paredes calizas sobre las que se sostiene el santuario y asciende (NW) hasta llegar a otra barrera que cruzaremos, para girar a la derecha y llegar a la ermita (746m.). Subiendo a la entrada de la ermita, se puede trepar a lo alto del peñasco y disfrutar de unas bonitas vistas sobre Barrio.

El Fraile.

El Fraile.

Rodeamos este gran caserío.

Rodeamos este gran caserío.

Cruzamos la barrera.

Cruzamos la barrera.

El antiguo camino a la ermita.

El antiguo camino a la ermita.

Ermita de La Mellera.

Ermita de La Mellera.

Vistas de la ermita tras la trepada.

Vistas de la ermita tras la trepada.

La cima del peñasco sobre el que se sitúa la ermita.

La cima del peñasco sobre el que se sitúa la ermita.

Barrio desde la cima que hay tras la ermita.

Barrio desde la cima que hay tras la ermita.

En mi caso probé después a buscar un acceso por la vertiente Norte del Cárabo, pero aunque inicialmente hay un sendero, este termina desapareciendo y el avance resulta muy dificultoso. Así pues, lo mejor es volver atrás por la pista que vinimos y ascender por ella hacia el collado de Trevanta (795m.). En lo alto, una cruz de madera nos sirve de referencia para saber que en ese momento debemos tomar el camino que a nuestra derecha (NE) asciende al Cárabo. Una serie de hitos nos guían por la fuerte pendiente hasta llegar a la mismísima cima de este monte centenario (Cárabo, 943m.).

Veo un globo mientras investigo un nuevo acceso.

Veo un globo mientras investigo un nuevo acceso.

Collado de Trevanta.

Collado de Trevanta.

Cruz en el collado.

Cruz en el collado.

Llegando a la cima de Carabo.

Llegando a la cima de Carabo.

Buzón de Carabo.

Buzón de Carabo.

Vistas desde Carabo hacia la zona de Espejo.

Vistas desde Carabo hacia la zona de Espejo.

Pano de la sierra de Artzena desde Carabo.

Pano de la sierra de Artzena desde Carabo.

El resto de la sierra.

El resto de la sierra.

Aquí sólo me faltaba un centenario alavés ya.

Aquí sólo me faltaba un centenario alavés ya.

Bajamos a continuación con cuidado de no patinar, y al llegar al collado de Trevanta, continuamos de frente cruzando un paso habilitado, para progresar por la pista que rodea el monte Costoria por el Norte. En una curva de herradura, la abandonamos y ascendemos por una trialera (SW) y en una próxima bifurcación, seguiremos en fuerte pendiente por el camino de la izquierda; remontando ya en busca de la cima de Costoria. Esta senda se termina difuminando poco a poco, y después tendremos que avanzar bosque a través hasta llegar a la cima, por lo que os recomiendo buscar otra alternativa. En la cumbre del Costoria (1.024m.), curiosamente vemos como unas redondeadas rocas asoman en medio del pinar, convirtiéndola en una cima “diferente”. El buzón, es del C.M. Gasteiz, colocado en el 91.

Cuidado en la bajada de Carabo.

Cuidado en la bajada de Carabo.

Cruzamos el paso en el collado.

Cruzamos el paso en el collado.

Abandonamos la pista.

Abandonamos la pista.

En la bifurcación a la izquierda.

En la bifurcación a la izquierda.

A partir de aquí el camino desaparece.

A partir de aquí el camino desaparece.

Se ve la cima de la que venimos.

Se ve la cima de la que venimos.

Cima de Costoria.

Cima de Costoria.

Del Costoria bajaremos hacia el Sureste, para salir a la pista forestal y continuar descendiendo a la izquierda. Pronto encontraremos a la derecha un camino que desciende hacia el fondo del barranco, abandonamos la pista y con el Canto Pero de frente, perdemos altura hasta llegar a la bifurcación que hay abajo (840m.). A la derecha (SW) seguimos el camino, que pronto comienza a ganar altura de nuevo; a continuación se hace un giro a la izquierda (885m. NE) y se asciende suavemente hasta una nueva bifurcación. Aquí a la derecha y en el siguiente cruce tomaremos el camino de la izquierda, para llegar al camino que recorre la ladera Norte del Batxikabo.

Bajando al fondo del barranco.

Bajando al fondo del barranco.

Al llegar abajo, a la derecha.

Al llegar abajo, a la derecha.

Vamos ganando altura.

Vamos ganando altura.

Progresamos por el camino que va bajo el Batxikabo.

Progresamos por el camino que va bajo el Batxikabo.

Esta preciosa senda, nos lleva hasta el portillo de La Hoz (990m.), entre las cimas de Batxikabo y Los Castros. Al Norte, algún hito nos ayuda a remontar la empinada ladera y así alcanzar la cresta caliza que lleva hasta la cima de Los Castros (1056m.); donde disfrutamos de una amplia panorámica.

Batxikabo desde La Hoz.

Batxikabo desde La Hoz.

Subidos a la cresta de Los Castros.

Subidos a la cresta de Los Castros.

Buzón de Los Castros.

Buzón de Los Castros.

Abajo quedan Barrio y Carabo.

Abajo quedan Barrio y Carabo.

Panorámica desde Los Castros.

Panorámica desde Los Castros.

Otra vista desde Los Castros.

Otra vista desde Los Castros.

Sí foto=Sí cima

Sí foto=Sí cima

Sacamos unas fotos y regresamos al collado. Volviendo por el camino que vinimos, tras algo menos de 200 metros, encontramos a mano derecha un empinado sendero (N-NW) que desciende atajando hasta la pista que lleva a Barrio. Siguiendo ésta a la derecha, en pocos metros encontramos el camino que se bifurca y lleva al collado curiosamente llamado “El Collado” (807m.). Desde aquí, siguiendo el cordal que se extiende al Noroeste, terminaremos llegando a la cima de Berbea (848m.), caminando entre piedras movidas que en siglos pasados debieron pertenecer a un castro.

Atajamos.

Atajamos.

Por la derecha hacia El Collado.

Por la derecha hacia El Collado.

El Collado.

El Collado.

Avanzamos entre los restos del castro.

Avanzamos entre los restos del castro.

Panorámica desde la cima de Berbea.

Panorámica desde la cima de Berbea.

Hacia el otro lado de Berbea.

Hacia el otro lado de Berbea.

La bajada de Berbea a Barrio la realizamos campo a través, primero en busca del paso más accesible al descampado occidental (SE), llegando a una pequeña cavidad; y luego a través de este descampado hasta la barrera que hay cerca de la iglesia (SW). Desde la “langa” sólo nos quedará caminar calle abajo hasta llegar al coche.

Cueva en la bajada a Barrio.

Cueva en la bajada a Barrio.

Atravesamos el descampado hacia la barrera.

Atravesamos el descampado hacia la barrera.

Llegamos a Barrio por la iglesia.

Llegamos a Barrio por la iglesia.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8337606

Anuncios

Hace unos meses que ya somos uno más en la familia, y como buen montañero hay que ir enseñando las buenas costumbres al futuro heredero; así que me planteo esta circular al Peña Grajera para bautizar a Mikel en la montaña. También me acompañarían Aitor y Nuria para disfrutar de esta bonita aventura. Casi 8 kilómetros y unos 350 metros de desnivel positivo acumulado nos valdrán para visitar los Castros de Lastra (restos de un poblado del año 400 a.d.C.) y coronar esta cima que ha sido catalogada como centenaria en el nuevo catálogo de cimas de Euskal Herria de 2014. Eso si, tras la experiencia, aunque no fue mala, no recomiendo hacer la ruta con niños pequeños, ya que en la aproximación a la cima el bosque bajo cierra bastante el camino.

Mapa del recorrido.

Mapa del recorrido.

Perfil.

Perfil.

Ortofoto.

Ortofoto.

Nuestro punto de partida es la pequeña aldea de Caranca (570m.); el mejor acceso se encuentra en el PK 333 de la carretera A-2625. A la entrada del pueblo hay un pequeño hueco junto a la carretera donde dejar el coche. Comenzaremos atravesando el pueblo de Norte a Sur, y junto a uno de los últimos caseríos, tomaremos a mano izquierda el camino que desciende a una pista; desde la cual accedemos al puente que nos lleva a la otra vertiente del río Tumecillo.

Caranca, punto de partida.

Caranca, punto de partida.

Bajamos a la pista que accede al puente.

Bajamos a la pista que accede al puente.

Cruzamos al otro lado del río Tumecillo.

Cruzamos al otro lado del río Tumecillo.

Pasamos junto a un caserío y después entramos en un camino herboso. El camino principal, el cual debemos seguir, va girando a la izquierda (NE); mientras que a nuestra derecha veremos el paso del sendero por el que pasaremos a la vuelta. Aunque encontraremos varios caminos que se bifurcan en nuestro ascenso, el camino es evidente; debemos seguir siempre por el más limpio. Tras un par de zetas alcanzamos la cota 750m, donde la senda comienza a llanear en dirección sureste. Progresamos por un bosque de robles y encinas, viendo a nuestra izquierda los restos de la antigua muralla del poblado, hasta llegar a una encrucijada de caminos (2,6km.). De frente (SE) el camino que utilizaremos para la bajada; a la izquierda (N) el que seguiremos en busca de los castros.

Comenzamos a ganar altura.

Comenzamos a ganar altura.

Atrás queda ya Caranca.

Atrás queda ya Caranca.

Llaneamos entre encinas y robles.

Llaneamos entre encinas y robles.

Disfrutando de la flora y fauna.

Disfrutando de la flora y fauna.

Los restos del muro que protegía el poblado quedan a nuestra izquierda.

Los restos del muro que protegía el poblado quedan a nuestra izquierda.

En el cruce a la izquierda; de frente el camino por el que bajaremos.

En el cruce a la izquierda; de frente el camino por el que bajaremos.

Cartel indicativo en la bifurcación.

Cartel indicativo en la bifurcación.

La pendiente se acentúa de nuevo y el sendero se vuelve pedregoso, lo cual nos da una idea de que nos acercamos a los restos del antiguo poblado. Pronto encontramos un cartel en el que se nos explica la distribución del poblado y los elementos que podremos ver. Tras el cartel se sitúa el sendero que utilizaremos para bajar de la cima, pero nosotros continuamos por el camino principal en busca del cercano calero. Aprovechando que paramos a sacar unas fotos, le dejamos descansar a Mikel y le damos de comer; se está portando bastante bien a pesar de que hemos tenido que ir haciendo varias paradas.

El camino se vuelve empedrado.

El camino se vuelve empedrado.

Un pequeño claro nos deja disfrutar de vistas hacia la Sierra de Árcena.

Un pequeño claro nos deja disfrutar de vistas hacia la Sierra de Árcena.

El cartel que nos explica las partes del poblado.

El cartel que nos explica las partes del poblado.

Tras el cartel se encuentra el sendero por el que volveremos después.

Tras el cartel se encuentra el sendero por el que volveremos después.

Antiguo calero.

Antiguo calero.

Reiniciamos la marcha en dirección Noroeste, por el serpenteante sendero que nos llevará hasta el lugar donde se encuentra la mayor cantidad de restos del poblado. Un nuevo cartel nos ayuda a saber que allí hubo una ermita y una importante necrópolis. Una vez que dejamos atrás este tesoro arqueológico, vamos en busca del cortado para después seguir la cresta en dirección NW-SE. La panorámica resulta espectacular desde aquí hacia el valle del Tumecillo y la sierra de Arkamu. Llegamos después a un portillo que sirve para acceder a la cima desde Fresneda o Cárcamo y después la progresión por la cresta se hace más lenta al estar bastante cerrado el bajo bosque. Y así terminamos llegando a la cima de Peña Grajera (832m.), donde encontramos un buzón del Baskonia colocado en 1.988; y la cual quedará en nuestras memorias siempre como la primera cima de Mikel.

Continuamos por el sendero hacia los demás restos.

Continuamos por el sendero hacia los demás restos.

La parte central del poblado.

La parte central del poblado.

Otro cartel explicativo.

Otro cartel explicativo.

Tumbas.

Tumbas.

Aquí hubo una ermita.

Aquí hubo una ermita.

Abandonamos el lugar.

Abandonamos el lugar.

Panorámica al salir a la cresta.

Panorámica al salir a la cresta.

Seguimos el cordal.

Seguimos el cordal.

Portillo.

Portillo.

Foto de Familia en la cima.

Foto de Familia en la cima.

Panorámica desde la cima hacia los montes de Árcena.

Panorámica desde la cima hacia los montes de Árcena.

Panorámica desde la cima; a la izquierda queda la sierra de Arkamu.

Panorámica desde la cima; a la izquierda queda la sierra de Arkamu.

El camino de bajada en su inicio es algo difícil de seguir. Seguimos unas trazas difusas hacia el Sureste y hacia la cota de 800m. vamos girando a la derecha para toparnos con un sendero que desciende paralelo a los restos de la antigua muralla; siendo en este punto donde mejor se conservan (W-SW). Este es el camino que nos lleva al primer cartel informativo que vimos; desde donde bajaremos a la bifurcación anteriormente nombrada y tomaremos el camino de la izquierda (SE).

Bajamos por el sendero que va paralelo a los restos de la muralla.

Bajamos por el sendero que va paralelo a los restos de la muralla.

Tramo en el que mejor se conservan los restos de la muralla.

Tramo en el que mejor se conservan los restos de la muralla.

Este camino lleva hasta un cruce en la cota 677; a la izquierda llegaríamos a la venta Burguillos en el PK 330 de la A-2625 (uno de los accesos más sencillos a Los Castros). Nosotros en cambio continuamos descendiendo a la derecha (NW), paralelos a un practicamente inexistente arroyo que crea alguna que otra charca. Después nos situaremos casi a la par del Tumecillo, a la vez que encaramos la marcha hacia Caranca. Escuchando correr el agua del río; llegaremos al último caserío que vimos antes de iniciar el ascenso, y de ahí al pueblo en cinco minutos. Al pasar por Caranca aprovechamos para beber agua en una fuente e intercambiamos impresiones de la ruta mientras le damos de comer a Mikel; ha sido un gran día.

Nosotros seguimos por el camino de la derecha para regresar a Caranca.

Nosotros seguimos por el camino de la derecha para regresar a Caranca.

Hay pequeñas charcas.

Hay pequeñas charcas.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7484902