Posts etiquetados ‘lunada’

Regresamos al tiempo del manto blanco, para recordar una clásica circular por las montañas de Lunada. 9 kilómetros escasos y 600 metros de desnivel acumulado nos bastaron para recorrer la Peña Becerril, el Bustarejo, Peña Lusa y el Copete de la Tramasquera desde las cabañas de Lunada. Pero los números no nos deben engañar, ya que el terreno es abrupto y hay que solventar varias palas y canales; los cuales nos hicieron sudar más de lo esperado a mi y mi compañero J.M.Guinea.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

ACCESO

En Espinosa de Los Monteros (Burgos) tomar la BU-570 dirección a Las Machorras. El punto de inicio se encuentra en el PK 4,5 de la carretera del puerto de Lunada (BU-571); donde encontraremos un espacio habilitado como parking junto a la carretera.

RECORRIDO

Cruzando la carretera, se adivina una pista tapada por la nieve (E); la mañana es fría y la nieve está dura, así que podemos arrancar sin raquetas. Pronto comenzamos a ascender y abandonamos la trazada de la pista en el momento que hace un giro a la derecha. Nosotros a la izquierda, remontamos una pala (NE) en busca del pasillo que se abre en medio de un pequeño bosque, bajo el peña Lusa ya.

Primeros pasos; el buen tiempo nos deja estudiar todas las cimas que recorreremos hoy.

Primeros pasos; el buen tiempo nos deja estudiar todas las cimas que recorreremos hoy.

Cubada Grande, Castro Valnera, Pico de La Miel y Picón del Fraile, unas montañas que nos acompañarán desde el comienzo de la ruta.

Cubada Grande, Castro Valnera, Pico de La Miel y Picón del Fraile, unas montañas que nos acompañarán desde el comienzo de la ruta.

En busca del pasillo que se abre entre el bosque.

En busca del pasillo que se abre entre el bosque.

Atravesamos el bosque siguiendo la inclinada ladera, unas balizas blancas y azules nos guían hasta que llegamos a un rellano que antecede a la Peña Becerril. Nuestra idea era meternos en el hoyo que hay en la cara sur de esta montaña y ascenderla por uno de los canales que hay en la pared; pero las condiciones nivológicas no son las necesarias. Por lo tanto, decidimos rodear la dolina y ascender por la pala que hay en la cara occidental de la montaña; disfrutando de las vistas sobre el Picón del Fraile. Una vez superado el repecho, alcanzamos la cima de Peña Becerril (1454m); donde un hito nos marca el punto culminante sobre el circo glaciar del Hondojón.

Seguimos marcas blancas y azules.

Seguimos marcas blancas y azules.

Caminamos hacia la dolina del Becerril.

Caminamos hacia la dolina del Becerril.

Acceso a Becerril tras la dolina.

Acceso a Becerril tras la dolina.

Zoom a la estación militar del Picón del Fraile.

Zoom a la estación militar del Picón del Fraile.

Subiendo la pala al Becerril.

Subiendo la pala al Becerril.

Cima de Becerril con Bustarejo detrás.

Cima de Becerril con Bustarejo detrás.

Panorámica desde Becerril hacia el Picón del Fraile.

Panorámica desde Becerril hacia el Picón del Fraile.

Panorámica hacia los Collados de Asón desde Becerril.

Panorámica hacia los Collados de Asón desde Becerril.

Hacia oriente se muestra ahora impenetrable nuestro siguiente objetivo: Bustarejo o Los Porrones. Bajaremos al collado que nos separa (Escalerucas) y rodearemos la montaña por el sur, a la vez que iremos ganando altura; para terminar encontrando la pala que se encuentra en medio de los dos Porrones. Remontamos la pala y subimos por un estrecho canal a nuestra izquierda, teniendo cuidado de no meter la pierna en los agujeros del karst; para terminar alcanzando la cima de Bustarejo Occidental (1514m). Volveremos a bajar después por el canal, para continuar avanzando junto al filo de la cresta y ascender rápidamente al Bustarejo Oriental (1516m). Desde aquí el Peña Lusa muestra una gran pared que lo convierte en perfecta atalaya defensiva.

Bajamos al collado que precede al Bustarejo.

Bajamos al collado que precede al Bustarejo.

Flanqueo para entrar a la pala de acceso.

Flanqueo para entrar a la pala de acceso.

Pala de acceso a los Porrones.

Pala de acceso a los Porrones.

Bustarejo Occidental.

Bustarejo Occidental.

Bajamos por el estrecho canal siguiendo nuestras huellas.

Bajamos por el estrecho canal siguiendo nuestras huellas.

Seguimos la cresta.

Seguimos la cresta.

La cima occidental desde la oriental.

La cima occidental desde la oriental.

Peña Lusa desde la cota principal de Bustarejo.

Peña Lusa desde la cota principal de Bustarejo.

Descendiendo por la pala que accedimos a Bustarejo, realizamos un flanqueo (derecha) hacia la cara occidental del Peña Lusa. Seguimos la inclinada ladera con cuidado de no resbalar, en busca de una roca solitaria que queda justo debajo del canal de acceso a la cima. Tras un breve descanso, arrancamos canal arriba asegurando cada paso con piolets y crampones; la mañana va avanzando y la nieve es cada vez más inestable. Subimos hasta el final del canal, donde nos encontramos con una serie de resaltes y terrazas a nuestra derecha, que superaremos sin gran dificultad para alcanzar la meseta superior. Tras superar una primera cota (1555m), se desciende a un pequeño collado desde donde se alcanza la cima en un par de minutos: Peña Lusa (1575m).

ladera inclinada para llegar al canal de acceso.

ladera inclinada para llegar al canal de acceso.

Canal de acceso a Peña Lusa.

Canal de acceso a Peña Lusa.

Aseguramos cada paso.

Aseguramos cada paso.

Las dos cimas de Bustarejo vistas desde la antecima de Peña Lusa.

Las dos cimas de Bustarejo vistas desde la antecima de Peña Lusa.

Cima principal de Peña Lusa desde la primera cota.

Cima principal de Peña Lusa desde la primera cota.

Buzón de Peña Lusa.

Buzón de Peña Lusa.

Foto de equipo en la cima.

Foto de equipo en la cima.

Disfrutando de las vistas en el objetivo principal del día.

Disfrutando de las vistas en el objetivo principal del día.

Tras haber disfrutado de nuestra cumbre principal y sus increíbles panorámicas, seguimos el cordal (SE); superando otra cota (1569m) y caminando por el caótico karst en busca de Las Tramasqueras. Llegaremos a un punto en el que la meseta cae en picado; a partir de aquí buscaremos el mejor camino para bajar, ayudados en contados momentos por algún hito. Teniendo que hacer uso en alguna ocasión del apoyo de las manos, llegamos al collado y nos dirigimos a la cercana cima del Copete de Las Tramasqueras (1454m.).

Resto del cordal de Peña Lusa desde la cima principal.

Resto del cordal de Peña Lusa desde la cima principal.

La meseta cae en picado hacia el collado.

La meseta cae en picado hacia el collado.

Peña Lusa desde el Copete.

Peña Lusa desde el Copete.

Vistas hacia las principales cimas de Lunada desde el Copete.

Vistas hacia las principales cimas de Lunada desde el Copete.

El siguiente paso es seguir el cordal hasta el Collado de La Tramasquera (1374m), donde tomaremos el camino de bajada (W) hacia el lugar donde dejamos el coche. Estamos a 1,5km de terminar la ruta, que los realizamos con las raquetas puestas debido al cambio del estado de la nieve. Al llegar al punto de partida, los niños se divierten con sus trineos con una sonrisa de oreja a oreja; igual a la que tenemos nosotros por haber disfrutado de un gran día de montaña con una meteo genial.

Paredes de La Inmunia en nuestro camino al collado de La Tramasquera.

Paredes de La Inmunia en nuestro camino al collado de La Tramasquera.

Un vistazo a las cimas que hemos recorrido en un momento de la bajada.

Un vistazo a las cimas que hemos recorrido en un momento de la bajada.

Llegando a nuestro punto de partida.

Llegando a nuestro punto de partida.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9966116 

 

Anuncios

La nieve se estaba portando bien con la zona de Lunada a finales de noviembre, comienzos de diciembre; así que como tenía la ocasión de quedar con Jose, esta vez nos decantamos por subir al Castro Valnera por el conocido canal de “El Tubo”. La idea era completar una circular mañanera pero que tuviera buen ambiente invernal, y esta circular de 10,5km y 750 metros de desnivel positivo cumplía con las expectativas; a pesar del fuerte viento que sufriríamos al salir del canal…

Mapa de la circular.

Mapa de la circular.

Perfil, se aprecia que la pendiente es pronunciada.

Perfil, se aprecia que la pendiente es pronunciada.

En el PK 3 del puerto de Lunada se encuentra el cruce que lleva a las brañas del Bernacho; nosotros seguimos esta pista durante unos 800 metros para aparcar el coche (1.050m.) poco antes de donde comenzaba a haber nieve. El comienzo de la ruta nos lleva por la pista (W-SW) que atraviesa el valle de Valnera; para después por el camino de las cabañas del Bernacho comenzar a ganar altura hacia el collado que se crea entre el Pico de La Miel a nuestra derecha y el Castro Valnera a la izquierda.

Los primeros metros se hacen por la pista que va al Bernacho.

Los primeros metros se hacen por la pista que va al Bernacho.

Nos vamos acercando al Bernacho.

Nos vamos acercando al Bernacho.

Las brañas.

Las brañas.

Bordeamos el bosque dejándolo a nuestra izquierda, y tras él vemos un curioso ojo natural, conocido como el Ojo del Buitre. Los esquiadores suelen bajar en ocasiones desde el Tubo por aquí, pero nosotros seguiremos avanzando hasta la cota de 1.200 metros; donde encontraremos una ladera algo más tumbada a nuestra izquierda (W) por la que acceder al Tubo. Aquí decidimos ponernos los crampones y sacar el piolet, ya que la pendiente comienza a ser acentuada.

El camino va junto al bosque.

El camino va junto al bosque.

El Ojo del Buitre.

El Ojo del Buitre.

Ya vemos la pala por la que subiremos para buscar la entrada al Tubo.

Ya vemos la pala por la que subiremos para buscar la entrada al Tubo.

Mirada atrás desde la pala.

Mirada atrás desde la pala.

En la subida de la pala con el Pico de La Miel detrás.

En la subida de la pala con el Pico de La Miel detrás.

La pendiente es pronunciada.

La pendiente es pronunciada.

Tras superar la ladera, debemos estar atentos, porque siguiendo de frente entraríamos en un canal paralelo al Tubo. Para coger nuestro canal, haremos un breve flanqueo a la izquierda (S); teniendo cuidado porque el hielo comienza a hacer acto de presencia por lo sombría que es esta zona. Al llegar al comienzo del canal nos damos cuenta de por qué le llaman “Tubo”; tiene una perfecta forma de “U”. Así pues comenzamos el ascenso del canal (SW), que a medida que vamos avanzando tiene más pendiente. Intentando evitar las zonas más heladas, llegamos a un punto en el que tenemos dos opciones: seguir de frente por el amplio canal del Tubo, o tomar una salida por un canal con mayor pendiente a nuestra izquierda. Nosotros optamos por la última, ya que parece haber menos hielo y es más “pindia”.

Tras el flanqueo vamos entrando en el canal.

Tras el flanqueo vamos entrando en el canal.

Está claro por qué lo llaman Tubo.

Está claro por qué lo llaman Tubo.

Llegamos al punto de las dos opciones, nosotros por el canal de la izquierda.

Llegamos al punto de las dos opciones, nosotros por el canal de la izquierda.

Vista atrás antes de entrar en el canal de salida.

Vista atrás antes de entrar en el canal de salida.

Foto desde la salida del canal, se aprecian las zonas heladas.

Foto desde la salida del canal, se aprecian las zonas heladas.

Al salir del canal casi medio kilómetro después de que entramos en El Tubo, el viento sopla de una forma arrolladora. Aún así la buena visibilidad nos deja disfrutar del Castro Valnera y retomamos la marcha hacia el cordal somital (W). Tras superar una dura pala remontamos sobre la cresta y la seguimos hacia el promontorio rocoso sobre el que se sitúa la cima (SW). Antes de llegar al farallón, el hielo se apodera del suelo y toda precaución es poca; parece cristal. El último obstáculo antes de alcanzar la cima es una breve trepada (I) que nos deja a escasos metros del buzón (Castro Valnera 1.718m.). La panorámica desde la cima es de las mejores del lugar, ya que podemos observar la Cantabria Oriental, todas las grandes cimas de Lunada, Gorbea, la Sierra de La Demanda, Montes de la Peña, Cubada Grande, Sierra de Guzmántara, e.t.c.

Ya vemos el Castro, ahora a la derecha hacia la cresta.

Ya vemos el Castro, ahora a la derecha hacia la cresta.

Amplia panorámica tras salir del canal.

Amplia panorámica tras salir del canal.

Montados sobre el cordal somital.

Montados sobre el cordal somital.

No nos queda nada ya.

No nos queda nada ya.

El viento sopla con fuerza. Foto de J.M. Guinea

El viento sopla con fuerza. Foto de J.M. Guinea

Vértice.

Vértice.

Buzón del Castro Valnera.

Buzón del Castro Valnera.

El que suscribe en la cima. Foto de J.M. Guinea.

El que suscribe en la cima. Foto de J.M. Guinea.

Vistas hacia el Picón del Fraile y las demás cimas de Lunada.

Vistas hacia el Picón del Fraile y las demás cimas de Lunada.

Una panorámica desde la cima hacia el Cubada Grande.

Una panorámica desde la cima hacia el Cubada Grande.

El viento no nos da mucha calma, así que toca iniciar el descenso, buscando a unos metros del vértice geodésico un paso que nos permite bajar de la plataforma somital. Atravesamos la amplia ladera innivada para perder altura hacia el collado que nos separa del Cubada Grande (S-SE). Al llegar al final de la ladera, el paso más cómodo se encontrará a nuestra derecha, dejándonos unos metros más bajos que El Collado hacia el Oeste. Así pues caminamos hacia oriente para llegar al collado (1.444m.) y comenzamos a bajar hacia el Bernacho por la ladera derecha (E-NE).

Bajando de la cima.

Bajando de la cima.

Vamos perdiendo altura hacia el Cubada Grande.

Vamos perdiendo altura hacia el Cubada Grande.

El Cubada resulta cada vez más grande.

El Cubada resulta cada vez más grande.

Vemos de frente la Capía según buscamos el mejor paso hacia el collado.

Vemos de frente la Capía según buscamos el mejor paso hacia el collado.

Ya casi estamos en el collado que separa el Castro Valnera del Cubada Grande.

Ya casi estamos en el collado que separa el Castro Valnera del Cubada Grande.

Un poco de zoom hacia la zona del Peña Lusa.

Un poco de zoom hacia la zona del Peña Lusa.

Desde el collado, bajaremos por la ladera derecha.

Desde el collado, bajaremos por la ladera derecha.

El Bernacho queda bajo nosotros ya.

El Bernacho queda bajo nosotros ya.

Una última mirada al collado desde el que hemos bajado.

Una última mirada al collado desde el que hemos bajado.

Al llegar a las cabañas del Bernacho, pasamos junto a una charca helada y regresamos a la pista que lleva de vuelta a Lunada. Así pues, desde aquí sólo tenemos que desandar nuestros primeros metros; mientras el viento ha cesado y el sol comienza a calentar…

Volvemos al Bernacho.

Volvemos al Bernacho.

Charca helada.

Charca helada.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6180760

Joseba y yo andábamos con ganas de subir al Peña Lusa por uno de sus canales, y ya aprovechar para hacer las cimas de Peña Becerril y los Porrones de Bustarejo; y con esa intención nos acercamos en esta ocasión a Lunada, aunque más tarde la meteo haría que nos quedáramos en Peña Becerril practicando en sus sencillos canales. Una actividad mañanera que solamente nos llevaría 6km y 400 metros de desnivel positivo; pero ideal para practicar técnicas de aseguramiento en canales.

Mapa.

Mapa.

Perfil de la ruta.

Perfil de la ruta.

Así pues, al igual que pocos días antes, dejamos el coche en el punto kilométrico 4,5; junto a las cabañas de Lunada (1.120m.). Tomamos una vez más el camino que hay a la derecha de la carretera (E), el cual avanza hacia La Tramasquera. Iremos girando hacia el Norte y noroeste después, para avanzar a media ladera bajo el Peña Lusa y la doble cima de los Porrones de Bustarejo.

Primeros metros.

Primeros metros.

Giramos a la izquierda pasando junto a una charca helada.

Giramos a la izquierda pasando junto a una charca helada.

Peña Lusa queda sobre nosotros.

Peña Lusa queda sobre nosotros.

Tomamos el camino que va a media ladera.

Tomamos el camino que va a media ladera.

Una mirada hacia Lunada.

Una mirada hacia Lunada.

A media ladera avanzamos  hasta situarnos bajo Peña Lusa y Bustarejo.

A media ladera avanzamos hasta situarnos bajo Peña Lusa y Bustarejo.

Joseba me saca una foto por el camino.

Joseba me saca una foto por el camino.

Al superar los Porrones, giramos a la derecha y vemos como el Becerril se encuentra separado del Bustarejo por el portillo de las Escalerucas. En nuestro caso, en lugar de subir al portillo, decidimos hacer un ataque más directo a la cima, por una ladera que nos obliga a dejar las raquetas y ponernos los crampones (N). Los canales en los que practicaremos después se encuentran a la izquierda de esta ladera, en la cara Sur de la montaña.

Mirada atrás, vemos cómo hemos venido bajo los Porrones de Bustarejo.

Mirada atrás, vemos cómo hemos venido bajo los Porrones de Bustarejo.

Bustarejo.

Bustarejo.

Ya asoma el Becerril.

Ya asoma el Becerril.

Afrontando la pendiente hacia la cima. Foto de Joseba Calzada.

Afrontando la pendiente hacia la cima. Foto de Joseba Calzada.

Tras buscar el ascenso más cómodo entre las rocas y el hielo, superamos una última pala con nieve inestable y coronamos la cima (Peña Becerril 1.454m). El viento se ha vuelto fuerte y helador desde que hemos llegado a la base de esta montaña, así que tras sacar la foto de cima nos encaminamos directamente hacia el portillo de las Escalerucas; mientras decidimos que debemos renunciar a nuestro plan inicial por la fuerte ventisca. Desde el portillo (1.408m.), descendemos por la izquierda de una dolina (S) y después vamos girando a la derecha para entrar en la otra dolina donde se encuentran los canales.

Joseba por el acceso directo a la cima.

Joseba por el acceso directo a la cima.

Pala final con nieve inestable. Foto de Joseba Calzada.

Pala final con nieve inestable. Foto de Joseba Calzada.

Celebrando la cima. Foto de Joseba Calzada.

Celebrando la cima. Foto de Joseba Calzada.

Bajamos por la izquierda de la dolina hacia la base de los canales.

Bajamos por la izquierda de la dolina hacia la base de los canales.

Le damos primero a la primera canal de más a la derecha (ambas canales son de 50m, PD); Joseba saca la cuerda y le da de primero asegurando; vamos con tiempo así que podemos practicar tranquilos. La parte más vertical seguramente la encontramos al final del canal. La reunión se hace con un lazo alrededor de una piedra que hay en la salida. Tras recoger la cuerda, volvemos a bajar a la base de los canales dando un pequeño rodeo por el Este y buscamos nuestro segundo canal un poco más a la izquierda que el anterior. Este otro canal tiene la salida junto a un arbusto, y es de características similares al anterior, aunque sale unos metros más arriba que el otro. En esta ocasión le damos sin asegurar, ya que parece estar en buenas condiciones. A la altura del arbusto, una capa de costra hace que la nieve no esté tan estable, así que la salida hay que hacerla con precaución.

Sacamos la "ferretería".

Sacamos la “ferretería”.

Joseba tras asegurar el primer canal.

Joseba tras asegurar el primer canal.

Un poco más cerca.

Un poco más cerca.

Hueco para meter el friend. Foto de Joseba Calzada.

Hueco para meter el friend. Foto de Joseba Calzada.

Igertu me saca una foto tras asegurar el primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Igertu me saca una foto tras asegurar el primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Voy ganándole metros al primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Voy ganándole metros al primer canal. Foto de Joseba Calzada.

Toca desmontar la reunión.

Toca desmontar la reunión.

Igertu dándole al segundo canal.

Igertu dándole al segundo canal.

Yo en el segundo canal. Foto de Joseba Calzada.

Yo en el segundo canal. Foto de Joseba Calzada.

Salida del segundo canal.

Salida del segundo canal.

Una vez terminados los canales, regresamos sobre nuestros pasos al aparcamiento; con un sabor un poco agridulce, agrio por no haber podido subir a Peña Lusa, y dulce por haber practicado en los canales. Aún así nos fuímos con la sensación de haber aprovechado bien la mañana.

Con un poco de zoom se pueden adivinar las dos líneas.

Con un poco de zoom se pueden adivinar las dos líneas.

En las bordas de Lunada quiere salir el sol.

En las bordas de Lunada quiere salir el sol.

Regresamos sobre nuestra huella

Regresamos sobre nuestra huella


El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6168938

Más info en: http://igertu.blogspot.com.es/2014/01/20131202-becerril-1454m.html

Me proponen Bea y Joseba en esta ocasión irnos a hacer una raquetada a Lunada; una vueltilla de casi 8km y menos de 600 metros positivos pasando por las cimas de La Inmunia y el Copete de Las Tramasqueras. Y claro está que con las condiciones nivológicas que teníamos a finales de noviembre… ¡no me podía negar!

Mapa.

Mapa.

Perfil de la ruta.

Perfil de la ruta.

Dejamos el coche junto a las bordas de Lunada, en el P.K. 4,5; y nos podemos las raquetas desde el primer metro, hoy hay buen paquetón. Comenzamos caminando al Este, por donde se adivina el paso de una pista; Baloo, el perro de Joseba, corretea como loco al ser su primer día en nieve. Según vamos ganando altura el camino va girando a la derecha (SE) para llegar a la base de un denso bosque que hay bajo la antecima Norte de La Inmunia.

Partimos de las cabañas de Lunada.

Partimos de las cabañas de Lunada.

Vamos subiendo hacia el bosque que se ve a la derecha.

Vamos subiendo hacia el bosque que se ve a la derecha.

Becerril, Bustarejo y Peña Lusa quedan a nuestra izquierda.

Becerril, Bustarejo y Peña Lusa quedan a nuestra izquierda.

Mirada atrás a la trilogía: Cubada Grande, Castro Valnera y Pico de La Miel.

Mirada atrás a la trilogía: Cubada Grande, Castro Valnera y Pico de La Miel.

Los árboles están increíbles hoy.

Los árboles están increíbles hoy.

Entrando al bosque.

Entrando al bosque.

Avanzamos hacia el cruce.

Avanzamos hacia el cruce.

Aquí dibujaremos una "V" a la derecha.

Nos vamos acercando al cruce.

Hacia la cota de 1.310 metros, dibujamos una V hacia nuestra derecha, siguiendo un camino que cruza el bosque hasta un característico espolón (SW). Rodeando el espolón seguimos el sendero que se adentra en el bosque del barranco de Valdecarneros. Cuando salimos a campo abierto de nuevo, encontramos una pala que asciende al collado entre la antecima Norte y la principal de La Inmunia. Ahora toca tirar un poco de gemelos, ya que la pendiente se acentúa.

Joseba encuentra el camino que debemos seguir a la derecha dibujando una "V".

Joseba encuentra el camino que debemos seguir a la derecha dibujando una “V”.

Es un terreno ideal para raquetear.

Es un terreno ideal para raquetear.

Cada vez que se abre un claro las vistas son espectaculares.

Cada vez que se abre un claro las vistas son espectaculares.

Llegando al espolón.

Llegando al espolón.

Una parada junto al espolón para sacar una foto con el Peña Lusa.

Una parada junto al espolón para sacar una foto con el Peña Lusa.

Espolón característico que nos sirve de referencia.

Espolón característico que nos sirve de referencia.

El sol nos pega de frente antes de entrar en el barranco de Valdecarneros.

El sol nos pega de frente antes de entrar en el barranco de Valdecarneros.

Al salir a un claro ascendemos otra pala.

Al salir a un claro ascendemos otra pala.

Mirada atrás.

Mirada atrás.

Ascendemos hacia el cordal para luego girar a la derecha.

Ascendemos hacia el cordal para luego girar a la derecha.

Según nos vamos acercando al cordal somital, iremos girando a la derecha para encarar los últimos metros a la cima. Una serie de losas apiladas coronan la cima, aunque ahora se asemejan más a Carolinas de merengue (La Inmunia 1.512m.). Hemos tenido suerte con el día, y podemos disfrutar tranquilamente mientras comemos de las vistas que hay 360º alrededor nuestro: Castro Valnera, Pico de la Miel, La Mota, Peña Lusa, San Vicente, Anboto, Gorbea, Picón Blanco, y un sin fín de cimas más.

La zona del Castro Valnera está impresionante.

La zona del Castro Valnera está impresionante.

Vistas al llegar al cordal somital.

Vistas al llegar al cordal somital.

Ya se adivina la cima de La Inmunia.

Ya se adivina la cima de La Inmunia.

Vistas hacia el San Vicente en Cantabria.

Vistas hacia el San Vicente en Cantabria.

Cima de Inmunia.

Cima de Inmunia.

Las losas apiladas parecen merengues hoy.

Las losas apiladas parecen merengues hoy.

Foto de cima en La Inmunia.

Foto de cima en La Inmunia.

Amplia panorámica hacia el Picón Blanco.

Amplia panorámica hacia el Picón Blanco.

La niebla cubre la parte burgalesa.

La niebla cubre la parte burgalesa.

El Picón Blanco no queda muy lejos.

El Picón Blanco no queda muy lejos.

Más vistas desde la cima.

Más vistas desde la cima.

Bea avituallando.

Bea avituallando.

El siguiente objetivo es El Copete de Las Tramasqueras, y si intentáramos enlazar con él siguiendo el cordal hacia el norte; nos encontraríamos un cortado un tanto complicado para las raquetas. Así que decidimos volver sobre nuestros pasos hasta el punto donde dibujamos una V en el bosque; y allí ascendemos hacia el noreste en busca del collado que queda bajo el cortado mencionado anteriormente. Siguiendo esta pala alcanzamos el cordal, que siguiéndolo al norte nos lleva directos a la cima del Copete de Las Tramasqueras (1.454m.). Desde esta cima el Peña Lusa resulta espectacular, comenzamos a dibujar líneas por sus canales y a darle vueltas a un futuro proyecto, pero esa es otra historia…

Regresamos sobre nuetros pasos.

Regresamos sobre nuetros pasos.

Bajamos hacia el barranco de Valdecarneros otra vez.

Bajamos hacia el barranco de Valdecarneros otra vez.

Atravesando el bosque hacia el espolón.

Atravesando el bosque hacia el espolón.

Joseba disfrutando del día.

Joseba disfrutando del día.

Ascendemos la pala que lleva al collado entre Inmunia y el Copete.

Ascendemos la pala que lleva al collado entre Inmunia y el Copete.

Bea saliendo del bosque.

Bea saliendo del bosque.

Subiendo hacia El Copete.

Subiendo hacia El Copete.

Pow pow...

Pow pow…

Atrás queda la antecima Norte de la Inmunia.

Atrás queda la antecima Norte de la Inmunia.

Cima del Copete de Las Tramasqueras.

Cima del Copete de Las Tramasqueras.

Joseba y Baloo en la cima, admirando la mole de Peña Lusa.

Joseba y Baloo en la cima, admirando la mole de Peña Lusa.

Foto de equipo en El Copete.

Foto de equipo en El Copete.

Tras otra paradita para fotos y comer alguna cosa; descendemos al collado que nos separa del Peña Lusa. Después giramos a la izquierda (W) y nos adentramos en el bosque por una pronunciada pala. Perdemos altura continuamente para buscar la salida del barranco, y en nuestro camino nos encontramos con un corzo al que un árbol caído le atrapó la cabeza, y con el que después algún depredador o carroñero se deleitó. Al salir del bosque se gira hacia el suroeste en busca del camino por el que empezamos la ruta, cerrando de este modo la circular. En medio kilómetro más alcanzamos el aparcamiento, con una sonrisa de oreja a oreja gracias a la nieve y el día que hemos tenido. Una mañanera muy recomendable.

Contrastes de colores.

Contrastes de colores.

Bajamos hacia el bosque desde el collado.

Bajamos hacia el bosque desde el collado.

La bajada es pronunciada.

La bajada es pronunciada.

Impresionante el día que tenemos.

Impresionante el día que tenemos.

La naturaleza no perdona...

La naturaleza no perdona…

A la salida del bosque.

A la salida del bosque.

Cerrando el círculo para regresar al camino inicial de la ruta.

Cerrando el círculo para regresar al camino inicial de la ruta.

Ultimos metros.

Ultimos metros.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5707968