Posts etiquetados ‘luyando’

Aquí os va otra breve pero intensa vuelta de BTT; 31,5Km y 950 metros de ascenso acumulado que partiendo de Laudio, nos llevarán por los alrededores de la ermita de Sta. Lucía del Yermo y el monte Pagonabarra.

Mapa general.

Mapa general.

Detalle del mapa 1.

Detalle del mapa 1.

Detalle del mapa 2.

Detalle del mapa 2.

Perfil.

Perfil.

Desde el mismo centro de Llodio, frente al parque de Lamuza tomamos la calle que sube hacia la ikastola. Siguiendo esta carretera hasta su final, se llega al barrio de Lusurbeilanda; donde tomaremos el camino forestal que hay a nuestra derecha (W-NW) antes de alcanzar el último caserío.

Entre pinares ya, la pendiente se vuelve a acentuar y después de una curva de herradura, se llega a un bonito hayal; el verde primaveral hace acto de presencia aquí. Si en este pequeño bosque la pendiente se había tumbado un poco, ahora que debemos rodear el Atxandita por su vertiente occidental, se vuelve a pronunciar. Llegando al collado de Otsaurreta (434m.) podremos respirar de nuevo, ya que el camino se allana. En esta encrucijada, se toma la pista de la izquierda; la cual se abre paso a media ladera por la vertiente sur de los montes Goikogane, Mugarriluze y Kamaraka; hasta llegar al barrio de Isusi. Se trata de un camino que avanza en continuos sube-bajas, pero sin afrontar grandes desniveles; entre hayedos, pinares y antiguos castaños. Una gozada de camino para la BTT.

Poco antes de llegar a los caseríos de Isusi, encontramos a la derecha un sendero que se desvincula de la pista, pasando por encima de un antiguo calero. Lo seguimos para poder evitar durante unos metros la carretera que asciende a la ermita de Sta. Lucía; aunque no tardaremos en unirnos a élla. A continuación se llega primero a la diminuta ermita de San Antonio, y unos cientos de metros después al final de la carretera, a la fotogénica ermita de Sta. Lucía del Yermo.

Santa Lucía.

Santa Lucía.

Un trago en las frías aguas de la fuente para saciar nuestra sed, y continuamos la marcha por el camino que hay a la derecha de la casa del cura. Una palabra pintada en el muro nos indica que esta es la bajada que lleva a Dubiris. El descenso es rápido, tras cruzar una langa de madera la bajada se pronuncia y no tardamos en llegar a los caseríos del barrio. Luego continuamos por la carretera que baja hacia Palanca; aunque en una curva a izquierdas veo trazas de un antiguo sendero a mano derecha, que desciende en fuerte pendiente por el pinar, y me meto por él (Sautondo). Los primeros metros son ciclables, después según se arrima al arroyo de Almuerreka la vegetación se va cerrando; y aunque se mantiene una borrosa línea del sendero, resulta mejor bajarse de la bici durante un centenar de metros. A la altura de una pequeña presa el camino vuelve a ser ciclable, y terminamos saliendo a la carretera en la mismísima curva de herradura de Palanca.

Pequeña presa llegando a Palanca.

Pequeña presa llegando a Palanca.

Ahora toca rodar por asfalto un buen rato. Ascenderemos hasta el alto de Gárate (278m.); desde allí en mi caso bajo al barrio de Zaballa en busca de un sendero que ataja por monte, pero como no es ciclable, vuelvo a la carretera que lleva a Okondo (A-3632). Al llegar al pueblo unos kilómetros después, seguimos la carretera que va hacia Zuaza (Sur, A-3641). Rodaremos tranquilamente con el arroyo Izalde a nuestra izquierda, hasta sobrepasar la casa-torre de Negorta. Será entonces cuando encontraremos a mano izquierda una pista que se dirige hacia unos caseríos.

Alto de Gárate.

Alto de Gárate.

Vamos hasta el último caserío de esta pista (SE, Kadaltso) y tomamos la trialera de la izquierda. Pronto nos veremos afrontando unos duros repechos y siguiendo siempre el camino más rodado, terminaremos enlazando con la pista que une Pagonabarra con Undio; eso sí, teniendo que empujar la bici en alguna ocasión seguramente (este camino es más recomendable para bajar). Seguimos la pista en sentido ascendente , como si fuéramos a Pagonabarra (casi hasta Ansoleta); hasta que encontramos a nuestra izquierda un sendero que desciende (NE). Este camino nos llevará a una bifurcación en la que por la izquierda podríamos ir hacia Pagolar, y a la derecha hacia Luyando, que es por donde continuaremos.

Subiendo a Ansoleta.

Subiendo a Ansoleta.

Aquí comienza un entretenido descenso. Lo más fácil será seguir siempre el camino más marcado, ya que al ser una zona habitual de explotación forestal, resulta un paisaje bastante cambiante. A media bajada superamos un breve repecho tras el cual nos encontramos con una bifurcación en un alto con vistas al Pagolar. Por la derecha se va a la ermita de San Lorenzo, pero nosotros continuamos de frente (Senda de Panabarra); ya que el descenso por aquí tiene una bajada menos pronunciada y resulta más entretenido. Así terminaremos saliendo a una pista hormigonada que queda justo encima de la circunvalación de Luyando. Bajamos entonces a mano derecha para pasar bajo la carretera y llegar al centro del pueblo. Una vez allí, seguimos la carretera que atraviesa el pueblo en dirección a Llodioy retornamos a nuestro punto de partida por la A-625.

Ortofoto.

Ortofoto.

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9676068

Y en Ibilbideak:
http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/minimap.do?id=38521

 

Anuncios

Aquí os va otra vuelta en BTT por Aiaraldea, en esta ocasión de 44km y 1400 metros de desnivel positivo acumulado; coronando las cimas de Pagolar y Babio y conociendo lugares emblemáticos como la ermita de Etxaurren y el parque lineal del Nervión.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Inicio la marcha en Llodio (130m.); subo por el barrio de Larrazabal/Landaluze y en vez de tomar la carretera del puerto de Malkuartu, continúo a la izquierda hacia la ermita de San Juan. Sigo la carretera hasta Goiaskoa; allí entraremos al pinar iniciando la fuerte subida al Pagolar por pista forestal hormigonada. Llegamos al alto junto a la antena repetidora, tras superar unos desniveles mayores incluso del 22%. Como ya he estado en la cima muchas veces, la dejo de lado e inicio el descenso por la trialera (S-SE) que lleva al collado entre Pagolar y Pagonabarra. Este tramo lo acaban de arrasar con la limpieza de los pinares, y se encuentra bastante irreconocible.

Vistas desde el alto de Pagolar.

Vistas desde el alto de Pagolar.

Sigo a continuación los caminos que llevan al caserío abandonado de Panabarra y junto a este encontramos el camino (S) que evita el monte Pagonabarra por su cara oriental. Este camino termina enlazando con una pista forestal que si la seguimos sin tomar bifurcaciones, nos llevará hasta Repaldiza. Entraremos al pueblo a la altura de la iglesia para acceder desde ella a la carretera general.

Llegamos a Respaldiza.

Llegamos a Respaldiza.

Cruzaremos la carretera general para ver una antigua casa-torre e inmediatamente tomar la pista de la izquierda (SE, barrio La Llana). Este camino lleva a los caseríos más altivos del pueblo y después pasa a ser una pista de grava que seguiremos en fuerte pendiente hacia el collado que divide el Pico de Los Asnos del Eskoritas. Cuando el camino pasa a ser herboso, estamos atentos a un sendero que a nuestra derecha asciende al collado. Desde este punto bajamos a la ermita de Etxaurren, donde disfrutamos de una de las mejores panorámicas sobre la sierra de Gorobel.

Casa-torre en Respaldiza.

Casa-torre en Respaldiza.

Ermita de Etxaurren.

Ermita de Etxaurren.

Desde la ermita regresamos por donde vinimos hasta el collado y seguimos la senda que se dirige al sureste para luego descender hacia Izoria. Tras cruzar un paso de alambre, el camino tiene un breve tramo técnico de piedra suelta y después por hormigón hasta el pueblo ( 254m.). Tras la iglesia accedemos a la carretera general, que la cruzamos para tomar la pista que cruza el río Izoria; luego ascendemos unos metros y en la siguiente bifurcación a la derecha (SW). Aquí comienza una fuerte subida hacia el Babio. Siguiendo la pista enlazamos con otra en la que continuamos a la derecha (S) y tras un fuerte repecho encontramos a nuestra derecha una pista forestal por la que tendremos que continuar. Cuando este camino llega a su punto más alto, aparece justo a nuestra izquierda (E-NE) la senda que asciende directamente a la cima del Babio. Este tramo hay que tomárselo con calma si no queremos que nos pase factura, y además es realmente bonito para disfrutar del entorno. Una vez arriba nos encontramos con el curioso buzón con forma de montañero (583m.) y una de las mejores vistas sobre Amurrio.

Babio.

Babio.

El siguiente paso es el descenso de Babio a Mendeika (462m.), por un sendero realmente divertido (S) que lleva a un paso canadiense, a partir del cual la pista es de grava hasta el pueblo. Al llegar a la bifurcación anterior a las primeras casas, giramos a la izquierda (N) para continuar con nuestra bajada hacia Etxegoien, pasando junto a un antiguo lavadero. Otra bajada interesante por sendero y salimos a Etxegoien, donde seguimos de frente la pista que lleva a la ikastola para desde allí descender al centro del pueblo de Amurrio.

Atravesamos el pueblo de punta a punta dirección Bilbao, y en la rotonda del barrio de San José tomamos la salida de la derecha para buscar la carretera que sube a San Roque. Tras dejar a nuestra derecha el restaurante Ruperto, buscamos a la izquierda un camino que se adentra en el monte y lleva a la estación de tren de Luyando pasando por detrás de la fábrica de Tubos. Cruzando al otro lado de las vías del tren, solo nos quedará recorrer el parque lineal del Nervión en nuestro regreso a Laudio.

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8879591

Y en Ibilbideak:

http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/minimap.do?id=33236

Nuestra tierra, la tierra de Ayala; es una zona ideal para la práctica de la BTT. Todo tipo de caminos y senderos se dan lugar en élla y bajo la sombra de la sierra de Gorobel, nos aguardan rincones muy singulares. Con esta ruta de casi 54km y 1400 metros de ascenso acumulado, voy a intentar enseñaros parte de élla; partiendo desde Laudio para conocer pueblos como Luyando, Respaldiza o Amurrio, y cimas como Eskoritas y Babio; para terminar la vuelta recorriendo el parque lineal del Nervión.

Mapa.

Mapa.

Ortofoto.

Ortofoto.

Perfil.

Perfil.

Inicio la marcha en Llodio (130m.); me acerco a la estación de renfe para cruzar al barrio de Lateorro por el paso subterráneo. Después voy en busca de otro paso subterráneo (SW) que me ayuda a evitar la carretera de entrada al pueblo, y me da acceso a la tienda de muebles de Bautista. Avanzo por el aparcamiento hasta la ermita de Santa Cruz y cruzando el arroyo, subo al camino que va paralelo a la autovía. Lo sigo hasta unas escaleras de madera, donde decido bajar y seguir de frente para llegar a un segundo cruce en el que tomo la pista de la izquierda; un tranquilo camino que da acceso a las huertas de Gardea. Al final de este camino se gira a la derecha y llegamos a un puente rojo, donde nos unimos al parque lineal del Nervión.

A contracorriente del río, continuamos cruzando otro puente colorado antes de entrar en Luyando. Abandonaremos el “bidegorri” a la altura de Zubibarri, para tomar la salida por carretera de Luyando hacia Amurrio y así llegar a la pequeña ermita de Santo Domingo. Tras ésta comienza un bonito sendero que asciende paralelo al arroyo Areillores; al cruzarse con una pista, ascendemos por élla a la izquierda y llegamos a otra pista forestal (10km.). Continuando a occidente, en algo más de un kilómetro enlazamos con la pista que une Respaldiza y Pagonabarra; giramos a la izquierda (S-SW) para dirigirnos al pueblo y entramos al mismo por la iglesia.

Salimos a la pista forestal desde donde vemos el Eskoritas ya.

Salimos a la pista forestal desde donde vemos el Eskoritas ya.

Seguimos la pista hasta enlazar con la que une Respaldiza y Pagonabarra.

Seguimos la pista hasta enlazar con la que une Respaldiza y Pagonabarra.

Cruzaremos la carretera general para ver una antigua casa-torre e inmediatamente tomar la pista de la izquierda (SE, barrio La Llana). Este camino lleva a los caseríos más altivos del pueblo y después pasa a ser una pista de grava que seguiremos en fuerte pendiente hacia el collado que divide el Pico de Los Asnos del Eskoritas. Cuando el camino pasa a ser herboso, estamos atentos a un sendero que a nuestra derecha asciende al collado. Desde este punto podríamos bajar a la ermita de Etxaurren, pero en nuestro caso giraremos a la derecha (N) para ascender hasta la cima de Eskoritas (642m.). Este ascenso merece realmente la pena, ya que no es excesivamente duro, ofrece una amplia panorámica sobre el valle y la bajada es disfrutona.

Casa-torre en Respaldiza.

Casa-torre en Respaldiza.

El otoño muestra sus colores en la subida.

El otoño muestra sus colores en la subida.

Llegamos al collado entre el Pico de los Asnos y Eskoritas.

Llegamos al collado entre el Pico de los Asnos y Eskoritas.

A lo lejos se ve la ermita de Etxaurren.

A lo lejos se ve la ermita de Etxaurren.

Esta es la panorámica que ofrece la ermita de Etxaurren.

Esta es la panorámica que ofrece la ermita de Etxaurren.

Subida a la cima de Eskoritas.

Subida a la cima de Eskoritas.

Panorámica desde el Eskoritas.

Panorámica desde el Eskoritas.

Vértice y buzón.

Vértice y buzón.

Observando Respaldiza desde la cima.

Observando Respaldiza desde la cima.

Desde el buzón regresamos por donde vinimos hasta el collado y seguimos la senda que se dirige al sureste para luego descender hacia Izoria. Tras cruzar un paso de alambre, el camino tiene un breve tramo técnico de piedra suelta y después por hormigón hasta el pueblo ( 254m.). Tras la iglesia accedemos a la carretera general, que la cruzamos para tomar la pista que cruza el río Izoria; luego ascendemos unos metros y en la siguiente bifurcación a la derecha (SW). Aquí comienza una fuerte subida hacia el Babio. Siguiendo la pista enlazamos con otra en la que continuamos a la derecha (S) y tras un fuerte repecho encontramos a nuestra derecha una pista forestal por la que tendremos que continuar. Cuando este camino llega a su punto más alto, aparece justo a nuestra izquierda (E-NE) la senda que asciende directamente a la cima del Babio. Este tramo hay que tomárselo con calma si no queremos que nos pase factura, y además es realmente bonito para disfrutar del entorno. Una vez arriba nos encontramos con el curioso buzón con forma de montañero (583m.) y una de las mejores vistas sobre Amurrio.

Vistas desde la cima de Babio.

Vistas desde la cima de Babio.

Panorámica de la cima de Babio.

Panorámica de la cima de Babio.

Vértice y buzón de Babio.

Vértice y buzón de Babio.

El siguiente paso es el descenso de Babio a Mendeika (462m.), por un sendero realmente divertido (S) que lleva a un paso canadiense, a partir del cual la pista es de grava hasta el pueblo. Al llegar a la bifurcación anterior a las primeras casas, giramos a la izquierda (N) para continuar con nuestra bajada hacia Etxegoien, pasando junto a un antiguo lavadero. Otra bajada interesante por sendero y salimos a Etxegoien, girando inmediatamente a la derecha para cruzar el arroyo y continuar por el camino que lleva a la Venta de los Trigueros. Al enlazar con la pista subimos hasta el alto, donde encontramos otro camino a la izquierda justo antes de la Venta; este es el sendero que seguiremos hasta Urkamendi (282m.), otro pequeño balcón sobre Amurrio. Para llegar al panel panorámico que hay tras esta cima, tendremos que acceder por un empinado sendero a la derecha del descampado. Desde el panel, un sendero baja hasta la carretera que atraviesa la villa de sur a norte (en este punto hay una fuente).

Panel en Urkamendi.

Panel en Urkamendi.

Sendero de bajada de Urkamendi a la general.

Sendero de bajada de Urkamendi a la general.

Atravesamos el pueblo hasta la rotonda de la iglesia, donde se sigue dirección Gasteiz para llegar al cruce del polideportivo Bañueta. Tras el mismo, ascendemos pasando bajo la circunvalación y cintinuamos por la pista de la izquierda para subir a Larra. Descenderemos desde allí al valle que forma el arroyo de Mariaka e iniciaremos un duro ascenso a los caseríos de Pardio (370m.). Aquí hay una nueva bifurcación en la que optamos por la senda de la izquierda (N). Este es un bonito camino que se adentra en el bosque y termina enlazando con la pista de subida al barrio de Aldama. Por lo tanto, al llegar al amplio camino forestal, volvemos a iniciar una fuerte subida; que nos llevará a conocer la ermita de Aldama y siguiendo la pista, al cruce de Bostarratxeta después. Aquí se toma la pista forestal a la izquierda (N), que atraviesa este cordal y nos lleva hasta el collado situado entre el Eskorla e Inordio (563m.).

Pardio.

Pardio.

Ermita de Aldama.

Ermita de Aldama.

En este punto nos adentramos en el pinar (NW) descendiendo por una cómoda senda que rodea el Inordio. Tras ascender un poco, llegamos a una bifurcación en la que se sigue a la derecha para emprender el descenso definitivo hacia las inmediaciones de la presa de Olarte en Luyando. Hay que estar atentos para encontrar un rato después a la diestra el desvío del empinado sendero que nos lleva al arroyo que desciende de la presa. Una vez cruzado el arroyo, se sube unos metros hasta la pista y bajamos por élla hasta el parque lineal del Nervión. A partir de este punto solo nos quedará regresar junto al río hasta el lugar donde iniciamos la marcha.

Por el pinar hacia Luyando.

Por el pinar hacia Luyando.

 

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8796375

Y en Ibilbideak:

http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/minimap.do?id=32958