Posts etiquetados ‘oleta’

24 de Octubre de 2015, mi compañero Mikel anda dándole fuerte a la BTT últimamente y nos proponemos seguir completando tramos de la Trans Euskal Herria BTT; en esta ocasión completaremos el tramo que va desde Ubidea a Legutio. En este caso resulta fácil enlazar el comienzo y el final comenzando desde el mismo Legutio, realizando una ruta circular de 49km y 1100 metros de desnivel acumulado. El camino nos guiará por bosques pincelados por los colores del otoño y rincones tan peculiares como el Balcón de Urkiola o el embalse de Albina.

mapagenerallegutio

Mapa general.

mapa1legutio

Mapa 1.

mapa2legutio

Mapa 2.

mapa3legutio

Mapa 3.

mapa4legutio

Mapa 4.

perfillegutio

Perfil de la ruta.

Legutio (550m) es nuestro punto de partida en esta mañana de otoño, la mejor época para realizar la ruta. Como nuestra intención es recorrer la mayor distancia posible de la TEH, seguimos la carretera que cruzando el embalse de Urrunaga lleva hasta Ubidea (N-240). Son cerca de 8km que vienen bien para calentar las piernas, aunque podríamos evitar la carretera si quisiéramos a través de los montes Aiaogana y Esnauritzagana.

imgp3933

Legutio.

imgp3934

Cruzaremos el puente sobre el embalse.

Poco después de dejar a nuestra izquierda el cruce para entrar en el barrio San Juan de Ubidea, nos encontramos a la derecha la pista por la que debemos ascender en fuerte pendiente hacia el caserío de Goikoetxe. Al llegar al mismo, la pista continúa a la derecha, cruzamos una valla y en la siguiente bifurcación giramos a la izquierda; siguiendo la senda que asciende al precioso collado de Eskortalekueta (740m.); situada entre los montes Motxotegi y Esnauritzagana, testigos de la Guerra Civil. De hecho, en los bosques del segundo, aún se puede encontrar la punta de una bayoneta clavada en un haya.

imgp3937

Ubidea.

imgp3939

En Goikoetxe, a la derecha.

imgp3940

Vistas hacia Gorbea.

imgp3941

Cruzamos una valla.

imgp3944

Collado de Eskortalekueta.

A continuación se desciende (NE) hacia la cola del pantano de Urrunaga, y avanzamos por pista, con el barrio Mekoleta a nuestra derecha, hasta alcanzar el área recreativa de Presazelai. Este área, asentada en las orillas del río Urkiola, se encuentra envuelta en un acogedor hayedo trasmocho, provisto de mesas , asadores y fuentes. Atravesando el parque hacia oriente, tomamos un bonito sendero que junto al río, nos guiará hasta la entrada de Otxandio; precioso pueblo que bien merece una parada para fotografiar e incluso tomarse un caldo para entrar en calor. Salimos del pueblo por Samartoi Kalea, cruzando sobre el río Urkila. Poco a poco el camino va girando al norte y se convierte en sendero en el que predominan los pinos en un principio. Después, ganando altura de una forma constante pero moderada, el haya se apodera del territorio en el que nos encontramos con algunos seteros. Preciosos bosques nos acompañan en nuestro camino a Urkiola, a donde llegaremos por medio de una de las pistas que atraviesan la ladera occidental de Urkiolagirre, después de haber remontado todo el cordal desde Otxandio.

imgp3946

Bajamos hasta la cola del embalse de Urrunaga.

imgp3948

Presazelai.

imgp3949

Otxandio.

imgp3950

Volvemos a entrar en monte después de dejar Otxandio atrás.

imgp3954

Es temporada de setas y se nota.

imgp3955

Seguimos el cordal hacia Urkiola.

panosaibi1

Vistas hacia la zona del Saibi.

El Santuario de Urkiola está dedicado a los Santos Antonios (Abad y de Padua), y algunos sitúan la construcción de la primera ermita entre los siglos VIII y IX, aunque el santuario actual data del s.XX. Es de remarcar, que su situación coincide con el centro geográfico de la CAV y en su entrada, se encuentra una roca que muchos afirman es un trozo de meteorito, al cual la creencia popular le asigna el poder de conseguir marido a las mozas solteras si dan vueltas alrededor de la misma. Unos metros al norte de la entrada del santuario, se encuentra el conocido Balcón de Urkiola con sus tres cruces, el cual no dudamos en visitar. No hay mejor panorámica de las cumbres del Duranguesado que desde aquí: Mugarra, Untzillatx, Astxiki, Alluitz y Anboto en una misma secuencia de fotos; nos sentimos envueltos en un mar de caliza.

imgp3961

El Santuario de Urkiola y el “meteorito”.

imgp3967

Balcón de Bizkaia.

panomirador1

Balcón de Urkiola y las peñas del Duranguesado.

Pero hay que proseguir con nuestro camino, para lo cual volvemos a la zona de aparcamientos. Ahora la ruta original continúa por la pista que rodea el Urkiolagirre por su cara meridional, hacia Asuntze. Pero queremos darle un toque de dureza y nos decidimos a ascender por la “pindia” ladera herbosa que lleva hasta la cima del mismo (1008m). Es una subida que se hace dura, pero el premio de tener una de las mejores fotografías del Anboto lo merece.

imgp3985

Foto de cima en Urkiolagirre, punto culminante de la ruta.

panourkiolamendi1

Panorámica de Anboto desde Urkiolagirre.

Un rápido descenso nos sitúa en el collado (876m) desde el cual se sigue en ascenso la pista, junto a las faldas del Anboto. Tras dejar a nuestra derecha el alto de Arluziaga y antes de llegar a Pagazelaiburu, tomamos a la derecha el camino que utilizaremos para comenzar el camino de regreso; el cual enfila hacia el sur y nos adentra en un robledal donde se produce un estallido de colores que nos recuerda la época en la que nos encontramos. La belleza de este tramo es tal, que resulta abrumadora. Paralelos al arroyo de Oleta, se llega al pueblo homónimo; luego se sigue la carretera BI-3941 hasta la curva en la que nos encontramos con las instalaciones del parque de aventura de “Hontzaextrem”.

imgp3992

Bajo el Anboto.

imgp3993

Comienza la explosión de colores.

Aquí abandonamos el asfalto para cruzar el arroyo y adentrarnos en otro precioso sendero que atraviesa el hayal rodeando las instalaciones del parque. De esta forma saldremos a una pista que seguiremos hacia el sureste durante unos kilómetros, para enlazar con la carretera del puerto de Kurtzeta. Al salir a la carretera, la seguimos unos metros a la izquierda, para tomar el primer cruce que encontraremos a nuestra derecha; camino forestal que lleva a la cola del embalse de Albina. Ahora rodeamos todo el embalse, por un húmedo camino que nos llevará hasta la misma presa. Saliendo del bosque, ya sólo nos quedará rodar por la pista que lleva hasta Legutio, nuestro punto de partida.

imgp3996

Rodamos junto a las tirolinas.

imgp3997

Instalaciones del parque de aventura.

El track en Mugibili: http://mugibili.euskadi.eus/mugibili/view.do?id=55882

El track en Wikiloc: https://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13188183

Para más información de Trans Euskal Herria: https://transeuskalherria.wordpress.com/

Ruta de los Pinares y las Ermitas

Publicado: 21 mayo, 2013 en BTT
Etiquetas:, , , , , ,

Os voy a describir la ruta BTT-ra que he bautizado como Ruta de los Pinares y las Ermitas, ya que son los que predominan en élla; y creo que es digna de tener nombre propio. Se trata de 41km con 1,300 metros de desnivel positivo, a través de los montes Pagolar e Idubaltza; con un alto porcentaje de sendas con firme en buen estado.

Mapa de la ruta.

Mapa de la ruta.

Perfil de la ruta.

Perfil de la ruta.

La ruta comienza en Laudio/Llodio (125m.), ascendiendo por el barrio de Landaluze; cuando pasamos los restos de un antiguo calero llegamos a una bifurcación en la que seguimos a la izquierda, camino a la ermita de San Juan. Dejando ésta atrás, tendremos que seguir por la pista asfaltada ascendiendo hasta la casa rural de Ane Miren Etxea. Unos metros más adelante, entramos en el pinar y comienza la pista hormigonada que asciende hasta el Pagolar.

Ermita de San Juan.

Ermita de San Juan.

Son poco más de 2km de subida, pero bastante duros, alguna curva supera el 27% (os recomiendo mirar la descripción de Altimetrías: http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=418 ). Tras ponernos a prueba con las dos fuertes curvas de herradura que encontraremos, terminamos alcanzado el cordal somital, donde haremos una parada obligatoria para coger aire(684m.). Desde aquí si quisiéramos podríamos coronar la cercana cumbre del Pagolar, que se encuentra tras la antena; pero ese no es mi objetivo de hoy, así que comienzo el descenso.

A buestra derecha queda el Pagolar.

A nuestra derecha queda el Pagolar.

Tras disfrutar de las vistas sobre el Pagonabarra y el Valle de Ayala, desciendo por el camino (S-SE) unos 300 metros, hasta encontrar otra senda a mi derecha que gana altura suavemente entre el pinar. En un momento dado, se divide en dos, y tomamos el de la izquierda iniciando un rápido descenso. Tras medio kilómetro encontramos un paso a nuestra derecha que debemos cruzar, hay que estar atentos porque si no nos lo saltaremos (565m.). Cruzamos el paso (N) y llaneamos durante un rato por terreno más seco, para después volver a perder altura rápidamente tras una curva de herradura a la izquierda. Así volvemos a enlazar con la cómoda senda de pinar que nos llevará en un interesante descenso hasta Okondo (145m.).

Comenzamos a descender.

Comenzamos a descender.

El camino se divide, descendemos por la izquierda.

El camino se divide, descendemos por la izquierda.

Tras cruzar el paso, desde el camino vemos el monte al que nos dirigiremos después.

Tras cruzar el paso, desde el camino vemos el monte al que nos dirigiremos después.

Tras cruzar el río Izalde por el puente, salimos a la carretera A-3641, la cual seguimos a la izquierda (SW) hasta llegar a una fuente que encontraremos a nuestra derecha. Junto a ésta arranca una pista (Camino de Esquinalta o de Otaola) por la que ascenderemos (SW), de hormigón y grava; hasta alcanzar la ermita de Otaola. Anexa a la ermita encontramos una habitación con fuego bajo y unos papeles que nos hablan de la historia de la ermita y los habitantes de la zona. En ellos podremos leer que se cree que la ermita de Otaola fue construída entre los años 1.690 y 1.710, y que se dice que la campana que tiene en la entrada, se utilizaba para ahuyentar a las tormentas… aunque se dió la casualidad de que yo la toqué para librarme del agua (el día estaba muy plomizo) y un minuto después comenzó a llover repentinamente. ¿Mala suerte?…

Parada en la fuente antes de comenzar el ascenso.

Parada en la fuente antes de comenzar el ascenso.

Mirada atrás, la pista por la que subimos y la zona por la que hemos descendido del Pagolar.

Mirada atrás, la pista por la que subimos y la zona por la que hemos descendido del Pagolar.

Ermita de Otaola.

Ermita de Otaola.

Interior de la habitación o refugio.

Interior de la habitación o refugio.

Uno de los manuscritos explicativos.

Uno de los manuscritos explicativos.

Tras la parada continúo ascendiendo, pero ahora por otra senda de pinar que apenas tiene rodadas; da gusto pedalear por élla. Vamos ganando altura a través de las laderas orientales de los montes Kurtziagan y Mastondo, hasta llegar al collado de Ganubiarte (507m.); junto al Astola. Después se va girando hacia el Oeste y tras un semi-llaneo llegaremos al enlace con un cruce de pistas de grava-hormigón (538m.). Tomaremos la de la izquierda, que desciende fuertemente hasta el collado de Arrugarai (455m.), donde continuaremos por la senda que se adentra en otro pinar a nuestra derecha (N).

Progresamos por una cómoda senda de pinar.

Progresamos por una cómoda senda de pinar.

Dominan los pinares.

Dominan los pinares.

Mirada atrás desde Ganubiarte.

Mirada atrás desde Ganubiarte.

Avanzamos hacia Garando.

Avanzamos hacia Garando.

Enlazamos con la pista por la que bajaremos al collado.

Enlazamos con la pista por la que bajaremos al collado.

En el collado tomamos la senda de la derecha.

En el collado tomamos la senda de la derecha.

Esta senda avanza primero junto a un joven hayedo (NW) y después desciende adentrándose en un precioso pinar, tipo a esos que solemos ver en los videos “Pros” del mundo de la MTB. Así bajaremos al puro estilo endurero a través de la loma de la “Campa el Pino” y “La Cagolitera”, por senderos casi desaparecidos hasta enlazar con la pista que lleva a la ermita de Nuestra Señora de La Blanca. Aquí pararemos para disfrutar del lugar, haciendo un repaso mental al divertido descenso realizado.

Cruzamos un joven hayedo.

Cruzamos un joven hayedo.

Descenderemos por un pinar de ensueño hacia la ermita.

Descenderemos por un pinar de ensueño hacia la ermita.

Ermita de La Blanca.

Ermita de La Blanca.

La marcha continúa hacia el Sureste, por la pista asfaltada; pasando junto a la diminuta ermita de San Nicolás y ganando altura suavemente hasta un curioso robledal. Tras este pequeño bosque se encuentra la nueva pista por la que debemos seguir, así que lo atravesamos y ascendemos por élla hasta la cota 380m. En esta curva de izquierdas, se abandona la pista, y tomamos la senda que a nuestra derecha atraviesa todo un cordal que desciende hasta Zuaza (230m.); muy divertido también este tramo.

Pasamos junto a la ermita de San Nicolás.

Pasamos junto a la ermita de San Nicolás.

Curiosa edificación cercana a la ermita.

Curiosa edificación cercana a la ermita.

Atravesamos el robledal.

Atravesamos el robledal.

Abandonamos la pista para seguir este cordal.

Abandonamos la pista para seguir este cordal.

Se rueda rápido y es divertido.

Se rueda rápido y es divertido.

Salimos a la carretera A-3641 una vez más y la seguimos (S) hasta el cruce que lleva a Respaldiza, tomando ahora la A-3624. Tras casi un kilómetro, veremos una senda a nuestra izquierda , por la cual ascenderemos por terrenos arcilloso (E). Al llegar al alto (310m.) el camino pasa a ser pista de hormigón, y lo debemos seguir (E-SE) sin hacer caso de los primeros cruces con los que nos toparemos. Unos dos kilómetros después de haber abandonado la carretera, llegamos a una bifurcación en la que debemos decidirnos por el camino que a nuestra izquierda desciende al arroyo de Las Monjas(N). Justo antes de cruzarlo encontramos un sendero a la derecha que avanza en paralelo al cauce, es un tramo que suele estar muy embarrado (pero bonito) y nos llevará hasta la ermita de Santo Domingo en Luyando (180m.).

Abandonamos la carretera de Respaldiza tomando esta senda.

Abandonamos la carretera de Respaldiza tomando esta senda.

El camino pasa a ser pista.

El camino pasa a ser pista.

Paralelos al arroyo.

Paralelos al arroyo.

Ermita de Santo Domingo.

Ermita de Santo Domingo.

Una vez que estamos en Luyando, bajamos al paseo fluvial del Nervión, tomándolo a la altura de Zubibarri. Ahora solo nos queda seguir todo este paseo hasta Laudio junto al río Nervión; pasando junto al puente de Otazu y sorteando las conocidas pasarelas rojas.

Zubibarri.

Zubibarri.

Pasamos junto al puente de Otazu.

Pasamos junto al puente de Otazu.

Nos acercamos a una de las pasarelas sobre el Nervión.

Nos acercamos a una de las pasarelas sobre el Nervión.

Una delicia de vuelta con unos senderos sin apenas rodadas, y realmente entretenidos y solitarios. Os lo recomiendo.

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4515805

El track en Ibilbideak: http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/view.do?id=13196

Vídeo: