Archivos de la categoría ‘Gipuzkoa’

1 de noviembre de 2015, me junto con mis amigos Kepa y J.Moraga, y una amiga de este último para realizar una circular entorno a Lastur (Deba-Gipuzkoa), con la intención de tachar las cimas centenarias que lo rodean: Andutz, Lizarreta, Garaluz, Gaintxipia y Otaerre. 27Km y 1650 metros de desnivel acumulado son los números de esta ruta que se hace más dura de lo que pueda parecer, los cuales demuestran que estas montañas no deberían de envidiar nada a las cercanas y más conocidas cimas de la sierra de Izarraitz, como son Erlo y Xoxote.

mapageneralLastur

Mapa general.

mapaLastur1

Detalle del mapa1

mapaLastur2

Detalle del mapa2

perfilLastur

Perfíl de la ruta.

Lo que más impresiona al llegar a Lastur (140m) es la plaza de toros que ocupa lugar en pleno centro del barrio, donde se suelen celebrar capeas con el ganado bravo “larrabehixak” (betizuak). Llama la atención también la antigua ermita de San Nikolas de Tolentino, de la cual hay referencias desde 1625. Cerca se encuentran también los molinos de Plazaola, que antes de dedicarse a la fabricación de la harina, fueron ferrerías. Actualmente se pueden visitar y adquirir harina in situ, para ello contactar con bzulaika@euskalnet.net .

panolastur3

Plaza de Lastur.

IMG_6823

San Nikolas

IMG_6836

Molinos de Plazaola

Comenzamos la andadura tomando un camino herboso bajo los molinos, rodeando el Murgimendi por su cara norte y así llegar al caserío de Murgizar. Cruzando la carretera GI-3293, ascendemos por el camino que tenemos al otro lado y dibujamos una “Z”, para dejar una borda a nuestra izquierda y tomar a la derecha (E) un sendero que mantiene la altura atravesando la cara sur del Saltsamendi. Al llegar a los caseríos de Esteixa (385m) se gira a la izquierda y se toma el camino por el que enseguida se alcanza la cresta sur del Saltsamendi. Lidiaremos entonces con la alta hierba y el karst para toparnos con el maltrecho buzón y algún recuerdo funerario (590m).

panomurgi1

Borda de referencia para tomar el desvío al sendero.

IMG_6847

Por el sendero de la cara sur de Saltsamendi

IMG_6849

Camino de Esteixa a Saltsamendi.

IMG_6851

Llegando al cordal del Saltsamendi.

IMG_6856

Cima de Saltsamendi y Andutz al fondo.

panosaltsa2

Panorámica desde el Saltsamendi.

El verde collado de Urrutzu o Urkutzu (513m) con su pequeña balsa y una borda, nos separa de nuestro siguiente objetivo, el Andutz (613m). Se alcanzan primero el vértice geodésico y buzón, y después la gran cruz de hormigón. Una línea recta virtual de 3,5km dista de esta cima al mar, la cual gracias a su altitud se convierte en un perfecto mirador con vistas tanto al Cantábrico como a las principales cimas de Euskal Herria.

IMG_6867

Alrededores del collado de Urrutzu.

IMG_6870

El Saltsamendi toma forma piramidal desde el collado.

IMG_6873

Cota principal de Andutz.

panoandutz1

Panorámica desde el Andutz.

IMG_6881

Cruz de Andutz.

IMG_6882

Buzón junto a la cruz.

Una pronunciada bajada (N) nos lleva al collado que nos separa del alto de Txorobilla, y allí se gira a la izquierda para descender al polígono industrial de Itziar, donde hoy se celebra un mercado. Nos dirigimos al centro del pueblo, el cual atravesaremos saliendo por la calle que pasa junto al santuario de Santa María de Itziar (s.VIII, reformado en el XVI). Atajamos a continuación a mano izquierda por lo que parece una antigua calzada, para entrar en otro polígono que atravesaremos de norte a sur, y así tomar el camino que lleva a Lizarreta. Entre pinos se llega a una borda, donde se encuentra el desvío que debemos tomar a izquierda (SW) para atacar nuestra siguiente cima. Entre el sombrío lapiaz cubierto por la maleza, se corona la cumbre centenaria de Lizarreta (537m), con buzón.

IMG_6887

Santa María de Itziar.

IMG_6890

Avanzamos por lo que parece una antigua calzada.

panoeguzkitza2

Borda donde se toma el desvío al Lizarreta.

IMG_6898

Entre el sombrío karst hacia Lizarreta.

IMG_6900

Buzón de Lizarreta.

Regresando sobre nuestros pasos hasta la borda, tomamos el sendero de la izquierda (W), siguiendo un PR por pinar que termina en unos prados en los que avanzaremos paralelos a una alambrada, hasta situarnos en la ladera septentrional del Arbil. Pasando junto a una borda se remonta el prado (S) y llegamos a la redondeada cima (Arbil 434m), coronada por un buzón con forma de cohete y con amplias panorámicas hacia el mar y las montañas que nos quedan por recorrer al otro lado de la depresión de Sorosakona.

panoarbil1

Arbil y el sendero que nos llevará al mismo.

IMG_6907

Borda camino a Arbil.

IMG_6915

Buzón de Arbil.

IMG_6929

Valle hacia el que debemos bajar.

panoarbil6

Las montañas que nos quedan por coronar desde Arbil.

Para descender a dicho valle, buscamos el mejor acceso al sendero que baja por el pinar que tenemos inmediatamente a nuestra izquierda. Este llega a un cruce ya muy abajo, a la izquierda iríamos a Lastur, opción por la que se decantan Jose y su amiga, mientras que Kepa y yo continuamos a la derecha sobre el canal de Lastur, por un interesante sendero que lleva al collado de Elkorrieta (186m). Cruzando la carretera tomamos la pista que asciende a los caseríos de Mantarregi y Sarobe. Por la derecha de este último remontamos la ladera y vamos en busca del mejor acceso a la cima de Sosote (519m), un balcón con buenas vistas a los montes de Arno, aunque con un acceso rodeado de espinos.

IMG_6931

Borda en la senda de bajada.

IMG_6937

Flanqueo hacia el collado de Elkorrieta.

IMG_6944

Cima de Sosote.

Bajando al collado de Txaranda (476m), nos montamos sobre una cresta caliza para evitar el lento caminar por un terreno de hierba alta y muchos agujeros. Ganando altura por ella se llega finalmente al buzón del centenario Garaluz (575m).

IMG_6947

Tomamos la cresta hacia Garaluz.

panogaraluz1

Panorama en los alrededores de la cima de Garaluz.

IMG_6954

Buzón de Garaluz y Gaintxipia en el centro.

Continuamos la marcha bajando al collado situado al sureste de la cima, por un sendero no muy limpio, hasta llegar a una solitaria borda. Allí se rodea el Hoyo de Mirubieta (SW) siguiendo una senda empedrada y después ya se coge el camino que lleva (SE) al Refugio de Lizarpe (514m), en el collado de Iturriko Zelaia. Frente a nosotros se encuentra ya la pirámide herbosa del Gaintxipia, la cual no dudo en atacar mientras que Kepa decide rodear la montaña. 626 metros de altitud son los que marca el GPS al coronar esta cima centenaria con unas vistas envidiables.

IMG_6962

Borda junto al Hoyo de Mirubieta.

IMG_6963

Se sigue por senda empedrada.

panogaintxipi1

Gaintxipia desde el collado de Iturriko zelaia.

panogaintxipi2

Panorámica de la cima de Gaintxipia.

IMG_6979

Buzón de Gaintxipia.

Desde la cima la bajada no se divisa muy cómoda, por lo que busco el acceso más directo (SW) al camino que rodea la montaña por el sur, y lo sigo para llegar al caserío abandonado de Erentza, el cual sirvió de venta antaño. Sigo el camino sin hacer caso a las diferentes bifurcaciones, y siempre con el objetivo de seguir ganando altura por el cordal, mientras dejo a Kepa que ha decidido atajar por la bajada que lleva directamente de Irubia a Lastur. Así me sitúo en los prados occidentales del Otaerre, y ya escaso de agua y con la lengua fuera, remonto la ladera con el repetidor que corona la cima a modo de faro. Unos metros más y llego a la cumbre (663m) herbosa donde se sitúan la cruz de hormigón, el vértice y el buzón.

IMG_6982

Caserío de Erentza.

IMG_6983

Por los prados que anteceden al Otaerre.

IMG_6985

Cima de Otaerre.

Sólo queda volver a Lastur. Para ello bajo en dirección NW y tomo una senda que por pinar, desciende por la cara occidental del Elordi, y después gira a la izquierda uniéndose al camino que baja de Irubia, por el barranco de Araneko sakona. Así salimos a la carretera GI-3292 a la altura del caserío Abeletxe y siguiendo el asfalto hacia oriente terminamos llegando al punto de inicio y final de esta ruta.

IMG_6994

Camino por Araneko sakona.

El track: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13187697

Entre los ríos Deba y Artibai, se encuentran dos de las montañas más conocidas entre las mugas de Bizkaia y Gipuzkoa: Kalamua/Maaxa y Urko. Tiempo hacía que quería conocer estas montañas, sobre todo por conocer a Unai, un chico que ha subido ya cerca de 2.000 veces al Urko; cuestión que me hacía pensar mucho en qué podría tener esta montaña para atraer tanto a una persona. La mejor forma de hacerlo vi que era partiendo de Barinaga, desde donde estas montañas dibujan un circo y permiten realizar una perfecta ruta circular; de 24km y 1400 metros de desnivel positivo acumulado.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Barinaga (130m. alt., Markina-Bizkaia) es nuestro punto de partida; dejamos el coche junto a la bolera y frontón, un grabado en una piedra lo reconoce como Buztinegi Kirolgunea; y es el único lugar en el que encontraremos aparcamiento con comodidad. Los primeros pasos nos llevan carretera abajo (N), hasta un puente que se cruza sobre el río Urko en busca del PR-BI-23. Pronto comenzamos el ascenso por una pista hormigonada hacia los caseríos de Arriaga, donde giro a la izquierda cruzando un paso cerrado con cadena, y al llegar a una casa remonto por su derecha, volviendo a una senda herbosa. En unos metros vuelvo a enlazar con el PR, que al parecer lo había abandonado en el cruce anterior y la senda se convierte en una curiosa calzada empedrada que gana altura entre pinares. Cuando el camino gira a la derecha y la pendiente da un descanso, decido atacar de frente campo a través, para alcanzar en pocos minutos la cima de Arantzamendi (522m.). En la cima buzón con forma de casa y un tronco a modo de asiento.

Barinaga.

Barinaga.

Salimos a la carretera camino a la iglesia.

Salimos a la carretera camino a la iglesia.

La pista de ascenso es de hormigón.

La pista de ascenso es de hormigón.

El sendero pasa a ser un camino adoquinado.

El sendero pasa a ser un camino adoquinado.

Cima de Arantzamendi.

Cima de Arantzamendi.

La ruta continúa hacia el cercano collado donde hay una chabola de madera. Allí se retoma la senda del PR y se alcanza la bifurcación en la que se opta por la pista de la izquierda, para remontar el cordal que lleva directamente a la cima de nuestro siguiente objetivo: Kalamua/Maaxa (771m.). Varios buzones y unas amplias panorámicas que dejan a cualquiera boquiabierto nos dan la bienvenida a la que para mí es la cima más gratificante del día. Entre otras observamos montañas como Anboto, Oiz, Urregarai, Peñas de Aia, Karakate, e.t.c. Podríamos jugar durante largo tiempo a identificar cimas.

Continuamos al collado donde está la chabola de madera.

Continuamos al collado donde está la chabola de madera.

En el cordal somital del Kalamua.

En el cordal somital del Kalamua.

Buzones de Kalamua.

Buzones de Kalamua.

Santuario de Arrate desde la cima de Kalamua.

Santuario de Arrate desde la cima de Kalamua.

Panorámica desde Kalamua.

Panorámica desde Kalamua.

Otra panorámica desde Kalamua.

Otra panorámica desde Kalamua.

Pero no nos podemos entretener mucho, ya que la jornada de hoy es larga; e iniciamos el descenso hacia el collado de Kalamuako lautada o Kalamuako lepoa (676m., SW), el cual nos separa de Garagoiti, próxima cumbre que tacharemos. Ascendemos por el prado alcanzando el rasante buzón (701m.) con forma de casa.

Bajando a Kalamuako lepoa.

Bajando a Kalamuako lepoa.

Rampa herbosa de camino a Garagoiti.

Rampa herbosa de camino a Garagoiti.

Buzón de Garagoiti.

Buzón de Garagoiti.

Un sendero ligeramente resbaladizo baja por el pinar al collado de Pagolain (675m.), donde existe un refugio del Club Deportivo Eibar. Y una vez más nos topamos con una pronunciada ladera herbosa, que deberemos remontar para llegar a la cuarta cima del día: Arrikurutz/Akondia (748m.). El buzón se encuentra en una amplia planicie herbosa en la que no hay flora que delimite las apreciadas vistas; un lugar que invita a sestear.

Bajamos por un sendero algo resbaladizo.

Bajamos por un sendero algo resbaladizo.

El refugio y la cima de Arrikurutz.

El refugio y la cima de Arrikurutz.

Cima de Akondia.

Cima de Akondia.

Continuando con nuestro camino hacia el collado de Ixua, muy cerca de la cima que abandonamos; topamos con un cartel que nos explica las batallas allí vividas en la Guerra Civil y las fortificaciones utilizadas en los sangrientos cruces. Y otros pocos metros más adelante observamos como alguien ha destrozado la cruz de piedra que daba su nombre a la cima de Arrikurutz; ni el monte se libra de vandalismos… Al descender a un prado por el cual continuaríamos hacia Aizketa, debemos estar atentos para girar a la derecha (SW) y encontrar el sendero que desciende a la ermita de San Pedro. Desde aquí el camino lleva sin grandes complicaciones al alto de Ixua (546m.), y además encontraremos una fuente y zona de recreo.

Cartel que nos explica las batallas de la zona.

Cartel que nos explica las batallas de la zona.

Cruz destrozada.

Cruz destrozada.

Bajando a este collado, giraremos a la derecha, hacia la ermita de San Pedro.

Bajando a este collado, giraremos a la derecha, hacia la ermita de San Pedro.

Sendero de camino a la ermita.

Sendero de camino a la ermita.

Ermita de San Pedro.

Ermita de San Pedro.

Área de esparcimiento llegando a Ixua.

Área de esparcimiento llegando a Ixua.

Llegamos al puerto, detrás se adivina Urko  ya.

Llegamos al puerto, detrás se adivina Urko ya.

Cruzando la carretera (SW) comienza el ataque al segundo objetivo principal del día: el monte Urko. El pisado sendero del GR-123 (Bizkaiko bira) remonta el cordal somital y se abre paso entre un tupido manto herboso. Se gana altura rápidamente coronando esta cumbre (795m.) que domina los pueblos de Ermua (Bizkaia) y Eibar (Gipuzkoa); muga natural entre ambos. Una vez más las panorámicas son cuasi-infinitas, y la sensación de verticalidad es real; tal vez esto sea lo que atrae al amigo Unai a ascender tantas veces esta montaña…

Antiguo indicador de camino a Urko.

Antiguo indicador de camino a Urko.

El sendero se abre paso entre el verde manto.

El sendero se abre paso entre el verde manto.

Mirada atrás antes de culminar.

Mirada atrás antes de culminar.

Buzones de Urko.

Buzones de Urko.

Ermua desde Urko.

Ermua desde Urko.

Desde Urko se ve bien el cordal que seguiremos.

Desde Urko se ve bien el cordal que seguiremos.

Un evidente cordal se extiende hacia el noroeste; es el que cierra el “circo” de nuestra circular; así que lo seguimos descendiendo al próximo collado (668m.), pasamos junto a un puesto de cazadores y seguimos unas marcas de pintura amarilla para terminar arribando a la cima de Mundio (723m.). No encontramos más que un hito de piedras marcando el lugar; pero siguiendo el cordal unos metros nos toparemos con el mojón resultante de la divisoria entre Mallabia, Ermua y Eibar; lugar que escojo para hacer el almuerzo fuerte del día.

Abandonamos la cima por un bonito sendero.

Abandonamos la cima por un bonito sendero.

Puesto de cazadores en nuestro camino a Mundio.

Puesto de cazadores en nuestro camino a Mundio.

Cima de Mundio.

Cima de Mundio.

Mojón divisorio cercano a Mundio.

Mojón divisorio cercano a Mundio.

Tras el renovante descanso, continuamos siguiendo la línea del cordal hasta llegar a una bifurcación en la que se toma la pista de la izquierda. Descendemos y realizando otro giro a la derecha después, se llega al collado de Asuntza (495m.). Frente a nosotros se encuentra la ladera herbosa que hay que remontar (W-NW) antes de alcanzar la subida final al Ariznabar. Con la cima de frente, decido atacarla directamente en lugar de seguir el sendero, la única dificultad es la de ir dibujando zetas para esquivar la maleza. En la cima (594m) sólo encontraremos un mojón que divide Markina de Mallabia.

Collado de Asuntza.

Collado de Asuntza.

Curiosa formación llegando a Ariznabar.

Curiosa formación llegando a Ariznabar.

Ariznabar frente a nosotros.

Ariznabar frente a nosotros.

Mojón en la cima de Ariznabar.

Mojón en la cima de Ariznabar.

Caminando sobre este cordal hacia el suroeste, llegamos en pocos minutos por sendero a la cima de Egiko Lezea (589m.); la cual carece de vistas por encontrarse rodeada de pinos y maleza. El siguiente paso es bajar al cercano collado (NW, 515m.) y remontar entre pinos el sendero que lleva a la insignificante cima de Urutxuri (522m.). Se trata de una simple loma infestada de pinos, sin hito ni mojón que la defina.

Egiko Leze frente a nosotros.

Egiko Leze frente a nosotros.

Esta se supone que es la cima de Egiko Leze.

Esta se supone que es la cima de Egiko Leze.

Cuesta a superar para llegar a Urutxuri.

Cuesta a superar para llegar a Urutxuri.

Pues esta se supone que es la cima de Urutxuri.

Pues esta se supone que es la cima de Urutxuri.

El sendero en cambio es limpio y evidente, por lo que lo utilizamos para bajar al próximo collado (524m.) y atravesar la pista en busca de una flecha pintada en un pino. Este símbolo nos ayudará a encontrar el sendero que remonta la ladera (NW), atajando por la breve pero pronunciada pendiente; y que enlaza con la senda somital. La cima de Olamendi (603m.) pasará prácticamente desapercibida por no estar marcada y coincidir con el camino.

Cruzamos la pista para seguir el sendero que ataja hacia Olamendi.

Cruzamos la pista para seguir el sendero que ataja hacia Olamendi.

El cual va en fuerte pendiente.

El cual va en fuerte pendiente.

Llegando a la disimulada cima de Olamendi.

Llegando a la disimulada cima de Olamendi.

La redondeada loma herbosa de Mendibil se encuentra muy cerca ya; cruzamos una alambrada por paso habilitado y pisando el manto verde ganamos los últimos metros hasta toparnos con el buzón de este perfecto mirador (613m.). Es un buen lugar para fotografiar al colosal Oiz.

Mendibil a tiro de piedra.

Mendibil a tiro de piedra.

Foto de cima en Mendibil.

Foto de cima en Mendibil.

Vistas hacia Ilunpe y los caseríos de Zuloaga.

Vistas hacia Ilunpe y los caseríos de Zuloaga.

Vistas desde Mendibil hacia Oiz.

Vistas desde Mendibil hacia Oiz.

Aunque la ruta se va acabando, todavía queda terreno por recorrer; por lo que continuamos sin parar largo tiempo, bajando por la ladera norte en busca de la pista del PR-BI-24. Un estrecho pero pisado sendero gana altura frente a nosotros por el cordal, y pasa por la mismísima cima de Ilunpe (537m.). Una vez más se trata de una cima sin vistas cubierta por el pinar. El mismo sendero nos guiará por el cordal (NE), perdiendo altura después para enlazar con una amplia pista y llegar al próximo collado (353m.). Al llegar a la siguiente bifurcación, en vez de la pista de la derecha tomamos el sendero de la izquierda, el cual nos llevará hasta el alto de Estrakin (439m.) para luego llegar a las tranquilas casas de Laitua.

Poste indicador camino a Ilunpe.

Poste indicador camino a Ilunpe.

Ahí se encuentra la cima de Ilunpe.

Ahí se encuentra la cima de Ilunpe.

Mojón en el camino.

Mojón en el camino.

En vez de seguir por la pista, tomamos el sendero de la izquierda.

En vez de seguir por la pista, tomamos el sendero de la izquierda.

Aquí esta el punto culminante de Estrakin.

Aquí esta el punto culminante de Estrakin.

Llegando a Laitua.

Llegando a Laitua.

En este punto se gira a la derecha tras superar una casa verde, y luego se atraviesa una langa de madera a mano izquierda. Una senda lleva desde aquí a lo alto de Markizburu (465m.), otra cima sin vistas ni buzón que se puede considerar la cima oriental del Baldaburu. Siendo esto así, proseguimos con la marcha hacia el collado (SE, 430m.) donde encontramos la pista que lleva a Baldako Txuntxurra/Baldaburu. El suelo pavimentado se convierte en sendero y ganamos enseguida la cima (469m.); la cual es un premio al esfuerzo realizado, ya que permite apreciar todo el cordal que hemos recorrido.

Senda de acceso a Markizburu.

Senda de acceso a Markizburu.

Esto sería la cima.

Esto sería la cima.

Salimos a la pista de acceso a Baldaburu.

Salimos a la pista de acceso a Baldaburu.

Cima de Baldako Txuntxurra.

Cima de Baldako Txuntxurra.

Lo hemos conseguido.

Lo hemos conseguido.

Observamos el cordal recorrido desde Baldaola.

Observamos el cordal recorrido desde Baldaola.

Ya no nos queda más que bajar hasta Barinaga, teniendo que retroceder para ello hasta el último collado y allí coger primero la pista y luego el sendero que desciende hacia la ermita de San Cristóbal. Una vez que estamos junto al santuario, nos espera una larga calcetinada por la pista hormigonada que baja hacia el barranco que forma el río Urko en su inicio; la cual lleva al mismo centro de Barinaga en unos 3km.

Sendero para atajar hacia la ermita de San Cristóbal.

Sendero para atajar hacia la ermita de San Cristóbal.

Ermita de San Cristóbal.

Ermita de San Cristóbal.

Nos queda una larga calcetinada por pista.

Nos queda una larga calcetinada por pista.

Últimos metros junto al arroyo Urko.

Últimos metros junto al arroyo Urko.

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10617460

El track en Ibilbideak:

Descubrir algunos de los lugares más emblemáticos de la sierra de Aralar, esa es la premisa que me animó a juntarme en esta ocasión con Kepa, Mikel y Jose M. Diseñamos una ruta de 22km y 1200 metros de desnivel positivo, que partiendo de Lizarrusti, nos llevaría por cimas tan conocidas como Alleko y Puttarri, por antiguas majadas pastoriles como las de Errenaga y Enirio y por el refrescante embalse de Lareo.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Quedamos en el amplio aparcamiento del albergue que hay en lo alto del puerto de Lizarrusti (622m.). Tras el mismo, encontramos el sendero que lleva a Igaratza, conocido también como el de la Vuelta al Alleko; el cual seguiremos hacia oriente. Pronto el estrecho sendero comienza a ganar altura a nuestra izquierda (N) y se adentra en un bosque mágico de hayas y rocas cubiertas de musgo. Al salir del karst, nos encontramos de frente con la ladera sur del Alleko, por la que tendremos que remontar rompiendo a sudar por su inclinación. Hacia los 900 metros de altitud, abandonamos el sendero balizado y continuamos ascendiendo hacia lo alto del cordal, para atacar a la cima. Con una amplia panorámica sobre las montañas de la Llanada Alavesa y la sierra de Aizkorri, terminamos llegando al buzón de la primera cima del día: Alleko (1017m.).

Albergue de Lizarrusti.

Albergue de Lizarrusti.

Sendero tras el albergue.

Sendero tras el albergue.

Subimos hacia el bosque.

Subimos hacia el bosque.

Es un bosque mágico de karst y musgo.

Es un bosque mágico de karst y musgo.

Fuerte subida hacia Alleko.

Fuerte subida hacia Alleko.

Llegando a lo alto del cordal con la sierra de Aizkorri detrás.

Llegando a lo alto del cordal con la sierra de Aizkorri detrás.

Buzón de Alleko.

Buzón de Alleko.

Panorámica desde Alleko.

Panorámica desde Alleko.

Tras entretenernos sacando unas fotos, atravesamos el hayedo (NE) en busca del camino balizado; el cual se prolonga por el cordal que se dirige (E) a la cima de Hirupagoeta; camino que hoy nos encontramos helado en algunos puntos y con restos de nieve. Iremos ganando altura progresivamente hasta llegar a un alto, a escasos metros a la izquierda se encuentra el buzón de Hirupagoeta (1235m.); el cual no dudamos en visitar por su cercanía. El siguiente paso es descender al collado (S-SW) que nos separa del Puttarri, y seguir los hitos que nos llevan hacia la cima piramidal; pasando a media subida por un curioso pasadizo de roca. Los últimos metros nos llevan por una empinada subida a la caliza cima de Puttarri/Putxerri (1299m.); otra de las supuestas moradas de Mari, que vivía en una cueva que en esta ocasión no visitamos.

Atravesamos el bosque.

Atravesamos el bosque.

Seguimos el cordal que se extiende al Este.

Seguimos el cordal que se extiende al Este.

Llegando al buzón de Hirupagoeta.

Llegando al buzón de Hirupagoeta.

Buzón de Hirupagoeta.

Buzón de Hirupagoeta.

Puttarri frente a nosotros.

Puttarri frente a nosotros.

Paso abierto en la roca.

Paso abierto en la roca.

Celebrando la cima de Puttarri.

Celebrando la cima de Puttarri.

Disfrutando de las vistas del Puttarri hacia la Sakana.

Disfrutando de las vistas del Puttarri hacia la Sakana.

Observamos Aizkorri y gran parte de Aralar desde la cima.

Observamos Aizkorri y gran parte de Aralar desde la cima.

Tras almorzar, retornamos hacia Hirupagoeta para continuar por el cordal hacia oriente. Siguiendo el GR pasamos por la doble cumbre de Aparein (1261m.), dos lomas gemelas bajo las cuales se encuentra la majada de Ormazarreta. Poco a poco iremos girando al noreste, para alcanzar el camino que une el Guardetxe con Igaratza. Siguiendo el camino dirección Igaratza (NW), llegaremos a una bifurcación, en la que tomaremos el camino que pasa junto a la cima de Atxispuru (en), para acometer el herboso ascenso a Desaomendi. Al final de la alargada loma se encuentra el buzón (1306m.); un perfecto mirador de las Malloas.

Seguimos el cordal hacia Aparein.

Seguimos el cordal hacia Aparein.

Mirada atrás a Puttarri en el ascenso a Aparein.

Mirada atrás a Puttarri en el ascenso a Aparein.

Vistas de Aparein hacia la zona de Las Malloas.

Vistas de Aparein hacia la zona de Desaomendi.

En la cima de Aparein, observamos el Puttarri a la izquierda de la foto.

En la cima de Aparein, observamos el Puttarri a la izquierda de la foto.

Ascenso a Desaomendi.

Ascenso a Desaomendi.

Buzón de Desaomendi.

Buzón de Desaomendi.

Hoy se aprecian los Pirineos Occidentales.

Hoy se aprecian los Pirineos Occidentales.

Desaomendi es un perfecto mirador.

Desaomendi es un perfecto mirador.

Regresando hacia poniente, antes de llegar a la cima de Errenaga Txiki, giramos a la derecha (N) y tomamos la cuerda que nos lleva enseguida al diminuto buzón de Errenaga (1287m.); el cual asoma de la tierra como si de una seta se tratara. Unos metros más al norte se encuentra consecutivamente la loma de Pagota (1271m.); por la cual pasamos también antes de emprender la bajada a los refugios de Errenaga. Unos metros más abajo, al suroeste; se encuentra la ermita de Andra Mari, peculiar lugar que no nos resistimos a visitar. Luego siguiendo el camino (NW), haremos una parada en los refugios de Errenaga para comer algo al calor del sol.

Camino a la cima de Errenaga.

Camino a la cima de Errenaga.

Cima de Errenaga.

Cima de Errenaga.

Una mirada a Desaomendi desde Errenaga.

Una mirada a Desaomendi desde Errenaga.

Disfrutamos de increíbles panorámicas.

Disfrutamos de increíbles panorámicas.

Camino a Pagota.

Camino a Pagota.

Estas son las vistas que ofrece la cima de Pagota.

Estas son las vistas que ofrece la cima de Pagota.

Ermita de Andra Mari.

Ermita de Andra Mari.

Interior de la ermita.

Interior de la ermita.

Paramos a comer bajo el sol a la altura de los refugios.

Paramos a comer bajo el sol a la altura de los refugios.

Al otro lado de la loma de Beaskin (1232m.), encontramos el camino de bajada a Enirio; conocido como Elizbidea. Un largo descenso ( W ) nos lleva a la majada de Doniturrietazpikoa (975m.), a la sombra del alto de Maldako Punta. Allí se gira a la derecha, para cruzar a la otra vertiente del barranco formado por el manantial de Iturbeltz; y seguir el sendero hasta llegar a las bordas de Enirio (880m.). Allí un cartel nos indica que debemos realizar un quiebro a la izquierda para ir hacia Lareo; de esta forma descenderemos al Llano de Belatxinga, al norte de Akaitz Txiki. Luego el camino va rodeando la montaña (W-SW), pasando por la fría fuente de Aitzalde y entrando en el paso de Baiarrate.

Refugios de Errenaga.

Refugios de Errenaga.

Bajada de Elizbide.

Bajada de Elizbide.

Bajamos a la derecha tras sobrepasar Doniturrietazpikoa.

Bajamos a la derecha tras sobrepasar Doniturrietazpikoa.

Seguimos el sendero hacia Enirio.

Seguimos el sendero hacia Enirio.

Llegamos a Enirio.

Llegamos a Enirio.

Abandonamos el camino en Enirio.

Abandonamos el camino en Enirio.

Fuente de Aitzalde.

Fuente de Aitzalde.


El pedregoso camino nos lleva al otro lado del paso, donde salimos a la pista que nos llevará al embalse de Lareo ( W ). En la próxima bifurcación giramos a la izquierda para cruzar una pasarela de madera (a nuestra izquierda habremos dejado antes el dólmen de Lareo) y después recorrer todo el muro de contención del pantano. En el siguiente cruce se comienza a perder altura siguiendo la pista a la izquierda (balizas SL-GR); para cruzar un pequeño puente de madera y en el entorno de Akerreta (675m.) tomar el sendero del antiguo ferrocarril maderero. Este vertiginoso sendero tallado en la roca, nos llevará bajo Lizarrustiko Haitzak hasta el albergue del puerto en un agradable paseo; y ya con esto, daremos nuestra aventura por finalizada.

Mirada atrás al paso de Baiarrate.

Mirada atrás al paso de Baiarrate.

Una pareja en el dolmen de Lareo.

Una pareja en el dolmen de Lareo.

Cruzamos la pasarela de madera.

Cruzamos la pasarela de madera.

Embalse de Lareo.

Embalse de Lareo.

Caminamos sobre el muro de contención.

Caminamos sobre el muro de contención.

Cruzamos un pequeño puente.

Cruzamos un pequeño puente.

Siguiendo el sendero del antiguo ferrocarril.

Siguiendo el sendero del antiguo ferrocarril.

Túnel artificial.

Túnel artificial.

Es un camino vertiginoso.

Es un camino vertiginoso.

Llegando a Lizarrusti.

Llegando a Lizarrusti.

El track en Wikiloc:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9237642

Y en Ibilbideak:

http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/minimap.do?id=35957

La majada de Degurixa, uno de los rincones más bellos de Euskal Herria, es el epicentro de la ruta que realizamos en esta ocasión. Tomando como campamento base el embalse de Urkulu, realizaremos una circular de 21km y 1200 metros de desnivel positivo; visitando perfectos miradores como lo son Kurutzebarri, Bizkarlatza o Andarto por ejemplo.

Mapa 1.

Mapa 1.

Mapa 2.

Mapa 2.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

Desde Aretxabaleta, accedemos al embalse de Urkulu; encontrando una buena zona de aparcamiento en el punto que se unen las carreteras GI-3131 y GI-4131. Junto a una fuente nace el camino que debemos seguir, hacia la norte del Kurutzebarri. Pronto cruzaremos una langa para atravesar un prado y al final de este, dejar a nuestra izquierda un antiguo caserío. A partir de aquí un empinadísimo sendero ataja por el pinar de frente, evitando varios zig-zags. Al llegar a la fuente de Altziniturri, se sigue el camino a la izquierda y al llegar a una borda, continuamos a la derecha.

Comenzamos por el camino de la fuente.

Comenzamos por el camino de la fuente.

El sendero ataja por una "pindia" pendiente.

El sendero ataja por una “pindia” pendiente.

Fuente de Altziniturri.

Fuente de Altziniturri.

Por este bello sendero remontamos hasta salir a campo abierto en la cuerda nororiental del Kurutzebarri. Superamos este tramo de amplias panorámicas (SW) en busca de la cruz de nuestra primera cima. Tras pasar junto a un altar, atravesamos el karst hasta la cima de Kurutzebarri (1112m.); la cima más conocida de la sierra de Zaraia. En el buzón se puede leer un sentido adiós a Felix Iñurrategi y en el centro de la cruz vemos como cuelga curiosamente el portabrocas de un taladro.

Un mar de nubes bajo nosotros al salir del bosque.

Un mar de nubes bajo nosotros al salir del bosque.

Curioso poste al acercarnos a Kurutzebarri.

Curioso poste al acercarnos a Kurutzebarri.

Alcanzando la cruz.

Alcanzando la cruz.

Buzón de Kurutzebarri.

Buzón de Kurutzebarri.

Una mirada desde la cima hacia Elorreta.

Una mirada desde la cima hacia Elorreta.

Cruz de Kurutzebarri.

Cruz de Kurutzebarri.

Buscamos el mejor paso hacia el Sur para atacar a la cúspide de la sierra de Zaraia. Destrepamos por la roca y avanzamos por un prado que nos vuelve a meter en el karst justo antes de coronar la cima de Elorreta (1141m.). Desde el buzón, bajamos guiados por algún hito (SE) hacia el pequeño alto de Apotza (1071m.). Seguimos descendiendo hasta el collado homónimo (también conocido como Kargaleku) y continuamos de frente (SW) para ascender directamente por el hayedo a la cima de Aranguren (1149m.). En esta cima de bonitas vistas, tuvimos una interesante conversación con un veterano, sobre el creciente uso de zapatillas en el monte; la agradable compañía hizo que nos olvidaramos del tiempo…

Dejamos Kurutzebarri a nuestra espalda.

Dejamos Kurutzebarri a nuestra espalda.

Camino a Elorreta.

Camino a Elorreta.

Foto de equipo en Elorreta.

Foto de equipo en Elorreta.

Panorámica desde Elorreta.

Panorámica desde Elorreta.

Vistas a Orkatzategi desde Apotza.

Vistas a Orkatzategi desde Apotza.

Atrás queda Elorreta.

Atrás queda Elorreta.

Aranguren desde Apotza.

Aranguren desde Apotza.

Ascendemos hacia Aranguren.

Ascendemos hacia Aranguren.

Buzón de Aranguren.

Buzón de Aranguren.


Pero en algún momento hay que seguir; unos 80 metros al sur-sureste se encuentra el buzón del Aranguren Sur (1136m.), al que no dudamos en acercarnos tampoco. Desde esta cima la aproximación al Aranguren Txiki, que se encuentra medio kilómetro al Sureste; se divisa complicada. Pero para solventar el caótico karst y bosque cerrado, fuimos descendiendo por el lado derecho de la cuerda que los une, hasta llegar al collado donde unas marcas de pintura indican ya la subida a la cima de Aranguren Txiki (1106m.). Lo cierto es que merece la pena bajar hasta esta cima, ya que se trata de un buen balcón sobre la depresión de Degurixa.

Buzón de Aranguren Sur y Arlutz y Erlaitz al fondo.

Buzón de Aranguren Sur y Arlutz y Erlaitz al fondo.

Descendemos hacia Aranguren Txiki.

Descendemos hacia Aranguren Txiki.

Seguimos las marcas que llevan a la cima.

Seguimos las marcas que llevan a la cima.

Vistas desde Aranguren Txiki.

Vistas desde Aranguren Txiki.


Nuestro siguiente paso es ascender al Arlutz, para lo que debemos volver al collado y pasando junto a una cueva que hace de acceso a una sima, continuar hacia el suroeste-oeste saliendo a un prado. Aquí empieza la fuerte pendiente que remontamos en busca de la mayor cota; de esta forma alcanzamos primero el Arlutz Oriental (1126m.) e inmediatamente después el Arlutz (1129m.). Otro perfecto mirador sobre el poljé de Degurixa, que lo cierra por el Oeste.

Pasamos junto a la cueva que da acceso a la sima.

Pasamos junto a la cueva que da acceso a la sima.

Sima.

Sima.

Arlutz desde el descampado.

Arlutz desde el descampado.

Arlutz Oriental en primer plano y Arlutz al fondo.

Arlutz Oriental en primer plano y Arlutz al fondo.

Aranguren desde Arlutz Oriental.

Aranguren desde Arlutz Oriental.

Maruatx desde Arlutz Oriental.

Maruatx desde Arlutz Oriental.

Buzón de Arlutz.

Buzón de Arlutz.

Muy cercano, hacia occidente, se encuentra el pequeño promontorio de Erlaitz. Aunque no tiene gran interés, su cercanía nos obliga a hacer cumbre. Bajamos a la depresión que nos separa de la cima y nos abrimos paso entre el karst hasta alcanzar el buzón (Erlaitz 1108m.). Regresamos después al camino que atraviesa por medio de las dos últimas cimas, y lo seguimos hacia el Sur. Pasando primero junto al túmulo de Deguria II y luego el de Deguria I, ascendemos hacia la aplanada loma del Bizkarlatza (1095m.); donde nos espera su buzón, vigía de los molinos de Elgea.

Hay que bajar a la depresión para acceder a Erlaitz.

Hay que bajar a la depresión para acceder a Erlaitz.

Cima de Erlaitz.

Cima de Erlaitz.

Túmulo de Deguria I.

Túmulo de Deguria I.

Bizkarlatza.

Bizkarlatza.

Regresamos sobre nuestros pasos a continuación, hasta encontrar un camino a nuestra derecha que desciende hacia Degurixa. Nos quedamos impresionados al llegar a la entrada del encajonado valle; un verde manto cubre la base rodeada de montañas de caótico karst. Atravesamos el poljé de Oeste a Este hasta llegar a la bifurcación que hay justo bajo el Maruatx. Aquí giramos a la derecha y buscamos el mejor acceso hacia la cima, llegando a la entrada de una cueva en la cara Norte de la montaña. Atravesamos la cueva saliendo por la otra boca y completamos los últimos metros hasta la cima de Maruatx (1019m.); este si que es realmente el “faro” de Degurixa, una visita que no nos debemos perder.

Tomamos el camino de bajada a Degurixa.

Tomamos el camino de bajada a Degurixa.

El poljé de Degurixa frente a nosotros, increíble lugar.

El poljé de Degurixa frente a nosotros, increíble lugar.

Mirada atrás al camino por el que hemos accedido al valle.

Mirada atrás al camino por el que hemos accedido al valle.

Lugar ideal para las cabañas de pastores.

Lugar ideal para las cabañas de pastores.

Llegando al cruce bajo Maruatx.

Llegando al cruce bajo Maruatx.

Dejamos una borda a nuestra derecha.

Dejamos una borda a nuestra derecha.

Entrada y salida de la cueva de Maruatx.

Entrada y salida de la cueva de Maruatx.

Foto de cima en Maruatx.

Foto de cima en Maruatx.

Buzón de Maruatx, "faro" de Degurixa.

Buzón de Maruatx, “faro” de Degurixa.

Descendemos por la cresta (S), hasta que encontramos una bajada factible a nuestra izquierda, para atravesar un campo de helechos (E) y comenzar el último ascenso de la jornada hacia el Andarto. Esta subida aunque breve, es dura; de las que no dan descanso. Los hitos nos guían hasta el buzón (Andarto, 1074m.), desde donde una vez más disfrutamos de las vistas sobre Degurixa y también del embalse de Urkulu.

Atravesaremos el campo de helechos hacia Andarto.

Atravesaremos el campo de helechos hacia Andarto.

Maruatx queda atrás ya.

Maruatx queda atrás ya.

Pasillo final hacia la cima.

Pasillo final hacia la cima.

Vista de pájaro sobre Degurixa.

Vista de pájaro sobre Degurixa.

Buzón de Andarto.

Buzón de Andarto.

Panorámica hacia el Sur desde el Andarto.

Panorámica hacia el Sur desde el Andarto.

Zoom a Gazteluko Aitza.

Zoom a Gazteluko Aitza.

Bajamos de la montaña al valle de nuevo, y caminamos hacia la majada pastoril (NW) para alcanzar el camino que asciende a Kontrastako Lepoa, a nuestra derecha. Este es el paso que utilizaremos para regresar a nuestro punto de partida. Un bonito PR nos guiará durante la bajada, alternando la pista con antiguos caminos, hasta alcanzar el arroyo de Arbe. Pasaremos junto a una cascada ahora seca, en la que hay una fuente; y un poco más adelante, el PR abandona definitivamente la pista, para continuar junto al cauce del arroyo. Este solitario sendero, nos deja entrever los caprichos del agua a su paso por el fondo del barranco; y enlaza con la pista casi en el mismo comienzo del embalse de Urkulu. Después, solamente tendremos que seguir el bidegorri que rodea el pantano (NW), para cruzar Goroeta y terminar llegando a nuestro punto de partida.

Tomando el camino de Kontrastako Lepoa.

Tomando el camino de Kontrastako Lepoa.

Seguimos el PR de bajada.

Seguimos el PR de bajada.

La cascada está seca.

La cascada está seca.

Aquí se abandona la pista.

Aquí se abandona la pista.

Se trata de un sendero solitario paralelo al arroyo.

Se trata de un sendero solitario paralelo al arroyo.

Llegando al final del sendero.

Llegando al final del sendero.

Estas son las vistas que nos quedan cuando se va terminando la caminata...

Estas son las vistas que nos quedan cuando se va terminando la caminata…

Goroeta.

Goroeta.

Embalse de Urkulu.

Embalse de Urkulu.


El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8202556

Llevaba años intentando quedar con Javi “Zieft” y Xabi “Smithy” para realizar la clásica escalada de la Arista Oeste del Txindoki/Larrunarri (AD Sup-IV+); completada por primera vez por J.Arrate, J.M. Peciña y A.S.Basagoitia en 1.951. Y por fín llegó la ocasión; subiríamos por la arista para después regresar por el barranco de Muitze cerrando un círculo de 8km y cerca de 1.000 metros de desnivel acumulado. Se trata de una vía ya equipada, por lo que además del material de escalada necesario para cualquier vía, sólo tendremos que llevar fisureros o friends si queremos meter algún seguro de más. Respecto a las cuerdas… con las de 50 metros tal vez pueda valer, pero si llevamos de 70m nos podremos saltar alguna reunión y ahorrarnos tiempo.

Mapa.

Mapa.

Ortofoto 1.

Ortofoto 1.

Ortofoto 2.

Ortofoto 2.

Perfil.

Perfil.

Croquis de Xabi (1).

Croquis de Xabi (1).

Croquis de Xabi (2).

Croquis de Xabi (2).

Como punto de partida tomamos la ermita de Larraitz, donde hay un amplio parking (400m.). Se cruza la barrera que hay al final de este (Zumuako langa) y seguimos el camino que va girando a la derecha. Este es el ascenso más clásico para subir al Txindoki por el collado de Egurral. Después se toma un desvío a la izquierda y ganamos altura en un par de zig-zags para terminar llegando a Gaztesuiko Langa (540m.).

Los primeros pasos se realizan por la pista.

Los primeros pasos se realizan por la pista.

El camino se encuentra balizado.

El camino se encuentra balizado.

Según atravesamos la barrera, abandonamos el camino para remontar la ladera de nuestra izquierda en busca de la cresta . La pendiente es acentuada y nos lo tomamos con calma; llegamos a la base de Amezti y lo evitamos por la izquierda en nuestro caso para llegar al collado homónimo (962m); situándonos en el comienzo de la arista.

Gaztesuiko langa.

Gaztesuiko langa.

Vistas a Ausa Gaztelu en la subida.

Vistas a Ausa Gaztelu en la subida.

Ganamos altura pronunciadamente, nos lo tomamos con calma.

Ganamos altura pronunciadamente, nos lo tomamos con calma.

Rodeamos Amezti por la izquierda.

Rodeamos Amezti por la izquierda.

El comienzo de la arista se presenta ante nosotros.

El comienzo de la arista se presenta ante nosotros.

Superamos unos primeros resaltes (II) y nos plantamos en la base del primer diedro (IV); donde ya nos tenemos que equipar. Aquí una pareja de franceses nos tomaron ventaja y entraron en la vía antes que nosotros, aunque el comienzo se les atragantó un poco y nos hicieron tener que estar esperando un largo rato en la R0; que como está a la sombra, hacía fresquito además… Detrás nuestro llegaron también un hombre y su pareja, y a estos les tocó esperar más aún; haciéndoles perder la educación en algún momento…

Superamos unos resaltes al inicio.

Superamos unos resaltes al inicio.

Primer diedro.

Primer diedro.

Lo más complicado del primer diedro es que se encuentra algo pulido, es difícil encontrar buen apoyo para el pie izquierdo, y hay que levantar bien la pierna derecha después. Xabi le da de primero y se salta la primera reunión que hay justo después de la chimenea; luego se tumba bastante la arista (II) y se llega a una brecha en la que hay que destrepar; esta sería la R1 para nosotros.

Javi saliendo del diedro.

Javi saliendo del diedro.

La arista se tumba después.

La arista se tumba después.

Nuestra primera reunión en la brecha.

Nuestra primera reunión en la brecha.

Desde la brecha, hay una salida impresionantemente aérea a la cara Sur, para acceder a una nueva chimenea (III+). Aquí hay que tener la cabeza bien templada. Al ganar la arista se puede montar una reunión, pero como vamos con cuerdas de 70m, seguimos por la arista hasta otra corta chimenea (III) y nos plantamos en la base de la Placa Bonita (R2).

La salida de la reunión hacia la chimenea es muy expuesta.

La salida de la reunión hacia la chimenea es muy expuesta.

Xabi llegando a la salida de la chimenea.

Xabi llegando a la salida de la chimenea.

Continúa remontando la arista.

Continúa remontando la arista.

La placa es una pared bastante vertical (IV), en la que los agarres son pequeñas regletas; pero se saca bastante bien. Al salir a la cresta nos plantamos (II) en el espolón más fotografiado por la gente que hace esta vía casi sin darnos cuenta. Tras un destrepe llegamos a la R3.

La placa bonita.

La placa bonita.

Javi lo lleva bien.

Javi lo lleva bien.

Foto clásica del espolón.

Foto clásica del espolón.

A partir de aquí nos acercamos a uno de los pasos más complicados. Trepamos unas placas y nos situamos en la base de un diedro (IV+). Se empieza por la derecha del diedro y al llegar a un extraplomo y unos arbustos, realizamos un paso acrobático a la pared izquierda, levantando mucho la pierna. Hay que ser un poco elástico… Así encontraremos la repisa en la que se encuentra la R4.

Javi trepando hacia el último diedro y paso más complicado.

Javi trepando hacia el último diedro y paso más complicado.

Xabi, que hasta ahora había ido de primero, se queda a la salida del diedro asegurándonos y Javi y yo continuamos de primero. Se continúa por un resbaladizo tramo de resaltes herbosos (II+), hasta que llegamos a un resalte rocoso, que tras superarlo nos sitúa en la última reunión de la vía (R5). Aquí nos reagrupamos, dejamos que pase la pareja que venía detrás nuestro, recogemos los bártulos y cuando arrancamos de nuevo vemos que llega Alberto Iñurrategi con unos niños; ¡menuda casualidad! Después hay que flanquear una zona de derrumbes (cuidado que a nosotros ya se nos cayó una piedra) y se sigue por la arista (I-II) hasta llegar a la brillante cruz de Erlabeltzeko Puntie (1.312m.). La poblada cima del Larrunarri queda a tiro de piedra, así que sin entretenernos demasiado continuamos hacia nuestro objetivo y coronamos la cima: Txindoki (1.342m.); nos llenamos de felicidad al ver cumplido el sueño de hacía tantos años…

Avanzamos por la zona de derrumbes.

Avanzamos por la zona de derrumbes.

La cresta se ensancha de camino a Erlabeltzeko Puntie.

La cresta se ensancha de camino a Erlabeltzeko Puntie.

Cruz en Erlabeltzeko Puntie, detrás Larrunarri.

Cruz en Erlabeltzeko Puntie, detrás Larrunarri.

Panorámica desde las inmediaciones de Erlabeltzeko Puntie.

Panorámica desde las inmediaciones de Erlabeltzeko Puntie.

Panorámica hacia el Norte.

Panorámica hacia el Norte.

Mis compañeros de cordada en la cima del Txindoki o Larrunarri.

Mis compañeros de cordada en la cima del Txindoki o Larrunarri.

Cima del  Larrunarri.

Cima del Larrunarri.


Y tras el merecido descanso toca descender rodeados del verde predominante en Aralar. Tomamos camino a Egurral y una vez que descendemos hasta la majada, vamos girando a la izquierda (E) para encajonarnos en el barranco de Muitze. El estrecho sendero va girando al Norte después, y poco a poco vamos viendo a nuestra izquierda como el sendero continúa por una faja bastante más abajo que nosotros, bajo la pared Norte del Txindoki. Así pasaremos primero por l