Archivos de la categoría ‘Navarra’

En diciembre del 2015 nos juntamos la gente de Mendiak.net para realizar una circular entorno a las Dos Hermanas de Irurtzun y las cimas de Erga, Artola y Aixita, en Nafarroa. Una ruta de 17,5km y 1000 metros de desnivel positivo acumulado, por un entorno con mucha historia y leyendas. Lugar de batallas, por ser un paso estratégico; como la que tuvo lugar en 1512 entre defensores del Reino de Navarra y el de Castilla (Batalla de Irurtzun), donde los roncaleses salieron perdedores. Y cuna de los mejores progresos vascos en el mundo de la escalada, aunque también de varias aventuras con trágico final… recomiendo la lectura del artículo de Antxon Iturriza en el número 206 de la revista Pyrenaica “Historia de Dos Hermanas” http://hemeroteka.pyrenaica.com/eu/aldizkaria/206/#pyrenaica/page12-page13 . Pero vamos a la aventura que a nosotros nos corresponde.

mapaIrurtzun

Mapa general.

perfilIrurtzun

Perfil.

Tomamos como punto de encuentro el amplio aparcamiento que hay junto al hostal Machain de Irurtzun, donde el resto del grupo se quedaría después de la caminata a abastecer sus estómagos. De ahí tomamos la calle Elizpea para dejar a nuestra izquierda la parroquia de San Martín de Tours y el cementerio, y terminar llegando a una explanada donde nos topamos con el antiguo trazado del Plazaola. Este tren unió Donostia y Pamplona entre los años 1914 y 1953.

Pasamos bajo un puente (N) para seguir el SL NA-138 “Balcón de los Buitres”, que nos guiará hacia el paso de las Dos Hermanas, superándolo por el túnel que surca las faldas de la más pequeña de ambas. Pronto el sendero local gira a la derecha (E) y comienza a ascender por el precioso bosque que cubre la vertiente septentrional de la “Ahizpa Txikia”. Apenas tendremos descanso hasta llegar al collado de Allegain (725m), muy cercano a la cumbre homónima.

IMG_7267

Seguimos el SL NA-138.

IMG_7269

Camino al túnel que atraviesa la Hermana Pequeña.

IMG_7276

El sendero local gira a la derecha ascendiendo por el bosque.

IMG_7282

El collage de colores cubre de encanto el bosque.

Tras el poste indicativo, un sendero gana altura (E) y atravesando la ladera sur del Erga de Oeste a Este, nos guía directamente hacia la Ermita de la Trinidad de Erga (1015m). Hace un rato que la niebla nos ha engullido, y aprovechamos la presencia del refugio que hay junto a la ermita para resguardarnos y comer algo. Un buen lugar para improvisar, con chimenea, mesa y bancos. Una vez recuperados los ánimos para caminar, sacamos alguna foto de la ermita y remontamos el cordal (NW) para coronar la cercana cumbre de Erga (1094m). En la cima el típico buzón con forma de hacha y otro más trabajado con forma de caserío, instalado por la Sociedad Iratxo en el 2009. Las vistas… nos las imaginamos espectaculares debido a la situación de esta montaña, pero hoy el tiempo no acompaña.

IMG_7287

En Allegain se toma el sendero tras el poste.

IMG_7290

Llegamos al refugio engullidos por la niebla.

IMG_7294

Es un buen lugar para detenerse a comer algo.

IMG_7296

Ermita de la Trinidad de Erga.

panoerga1

Cima de Erga.

IMG_7302

Buzón de Erga.

Ahora toca bajar en busca de la siguiente cima. Para ello seguimos la línea del cordal (NW) descendiendo hasta la cota de 950m, momento en el que giramos a oriente, para atravesar un inclinado y precioso hayedo que lleva al collado (887m) que antecede al Artola. Buscamos la cercana cima (923m) marcada con algún hito nada más, y continuamos la marcha por el sendero que sigue el cordal que se extiende hacia Latasa. Este bonito sendero nos llevará a la antigua carretera, la cual seguiremos unos metros a la derecha para encontrar el puente que nos ayudará a cruzar a la vertiente opuesta del río Larraun y tomar la Vía Verde de Plazaola.

IMG_7308

Atravesamos un inclinado hayedo.

IMG_7312

Cima de Artola.

IMG_7315

Siguiendo el cordal que se extiende hacia Latasa.

IMG_7316

Todos juntos en alegre romería.

panoerga2

Las nubes siguen cubriendo las alturas durante nuestro descenso.

panoerga3

Continuamos la marcha hacia el fondo del valle.

panoerga5

El sendero no tiene pérdida.

IMG_7341

Vía Verde de Plazaola.

IMG_7342

Poste informativo de la Vía Verde de Plazaola.

A nuestra izquierda el SL-NA 140 o Senda de Los Pescadores nos lleva en agradable paseo paralelos al río Larraun (S). Absorbidos por un húmedo robledal, seremos partícipes de los vestigios de las ferrerías que tanto auge tuvieron años atrás (cata minera, presa, ferrería…); mientras que poco a poco nos iremos acercando a las Dos Hermanas una vez más. Situados bajo la Hermana Mayor, llegamos a la bifurcación en la que optamos por tomar a la derecha el SL-NA 131 o Sendero de Aixita. Este camino rodea la cara norte de la montaña y asciende hasta un collado (612m) donde giramos a la izquierda (E), para seguir el cordal que lleva a la cresta que culmina en los restos del Castillo de Aitzita. Para llegar al lugar se han instalado unas escaleras de madera, las cuales en mi modesta opinión están de sobra… Se han intentado recuperar los restos del castillo, del cual se hizo mención por primera vez en el año 1210 y se documenta como destruido en 1512.

IMG_7343

Poste con los senderos SL y GR de la zona.

panolarraun1

El río Larraun invita a hacer una parada en cada uno de sus meandros.

IMG_7349

Caminamos junto al río Larraun.

IMG_7350

Restos de las antiguas explotaciones mineras.

IMG_7355

Regresando a las Dos Hermanas.

panolarraun2

Presas que indican que la fuerza del agua fue aprovechada para cumplir labores industriales.

panolarraun3

Otra perspectiva de la presa.

IMG_7369

Llegamos al cruce donde tomamos el ascenso a Aixita.

IMG_7371

Las marcas del SL nos guían en fuerte repecho.

IMG_7374

Desde el collado se sigue el cordal que lleva a las ruinas del castillo.

panoaixita1

Panorámica en los últimos metros a Aixita.

IMG_7378

Últimos metros a Aixita.

IMG_7382

Escaleras innecesarias.

IMG_7386

Restos del castillo de Aixita.

IMG_7388

En la cima encontramos un breve resumen de la historia de este castillo.

IMG_7392

La cresta que nos separa de la Hermana Mayor.

Regresamos ahora sobre nuestros pasos hasta el collado, donde coincidiendo un tramo con el GR-20 (Vuelta a Aralar), seguiremos el SL-NA 131. En una bifurcación señalizada, giraremos a la izquierda para descender en dirección al paso de Las Dos Hermanas una vez más. Una pasarela de madera nos ayuda a cruzar el río Larraun por última vez, justo bajo la Hermana Mayor, y caminamos unos pocos metros río arriba para encontrar el paso que nos lleva a la entrada norte del túnel que surca la Hermana Menor. Ahora sólo nos queda pasar a la boca sur y seguir la carretera hasta el final, ya que nos llevará casi directos a nuestro punto de partida.

IMG_7399

Volveremos por donde hemos venido hasta el collado.

IMG_7400

Durante un rato seguiremos el GR-20

IMG_7407

El mantenimiento de los senderos parece adecuado.

IMG_7411

Regresando hacia el paso de las Dos Hermanas.

IMG_7415

Cruzamos la pasarela de madera.

panohermanas1

Nos despedimos de las Dos Hermanas.

IMG_7425

Al final del día un cielo despejado nos deja disfrutar del Erga.

Con un sabor agridulce, por haber disfrutado de una gran ruta, pero no haber tenido las panorámicas deseadas en la cima de Erga, nos despedimos de nuestros compañeros que se quedan a comer, y emprendemos la vuelta a casa con la idea de volver en otra ocasión, ya que el lugar lo merece.

En esta ocasión no pude grabar el track para GPS, por lo que os pongo el enlace al track de Andoni “Txauen”: http://mugibili.euskadi.eus/mugibili/view.do?id=45990

Anuncios

En octubre del 2015 me animé a quedar una vez más con los compañeros que han hecho posible la travesía de Euskadi en BTT; en esta ocasión para realizar la etapa nº 7 que va de Doneztebe a Hondarribia siguiendo la Vía Verde del Bidasoa. Esta vía verde, que hace de frontera con Francia en buena parte, recupera parte del trazado del “Tren Txikito”; el cual circuló entre Irun (Gipuzkoa) y Elizondo (Nafarroa) del año 1916 a 1956. El desnivel curiosamente es negativo, ya que vamos de la montaña al mar; por lo que los 55km de ruta serán un auténtico paseo a la vera del río.

mapaBidasoa1

Mapa 1

mapaBidasoa2

Mapa2

mapaBidasoa3

Mapa 3

mapaBidasoa4

Mapa 4

mapaBidasoa5

Mapa 5

mapaBidasoa6

Mapa 6.

Gracias a la organización de la web de www.euskadienbtt.com , un autobús de Sportbus nos llevaría a Doneztebe (Nafarroa) y nos recogería después en Hondarribia (Gipuzkoa). Paramos en el polígono industrial y después de sacar las bicis del remolque, nos dirigimos al centro de la acogedora villa a calentar nuestros estómagos con un buen café; la excusa perfecta para darse una vuelta y conocer el pueblo. Una vez entrados en calor, ponemos rumbo al norte en busca de la Vía Verde del Bidasoa; tomando el camino que se abre paso por el barranco que separa los montes Axkin y Oteitzoiana. Así, a escasos metros del Bidasoa, paralelos al mismo por su margen izquierda, rodamos los primeros kilómetros atravesando túneles y esquivando los cientos de “herizos” que han caído de los castaños.

IMGP3848

Calles de Doneztebe.

IMGP3854

Río Bidasoa.

IMGP3855

Cruzamos túneles siguiendo la vía verde.

IMGP3857

Encontraremos varias presas como esta en el camino.

Al llegar a Sunbilla, junto al puente, se sigue de frente y el camino se separa un poco del río; pero pronto volveremos a rodar junto a él. Poco más adelante se pasa junto a una casa rural en la que hay una fuente muy bonita de la que podremos coger agua. Así continuamos por sombra en la mayor parte del recorrido, dejando a ambos lados los accesos a pueblos como Berrizaun, Etxalar o Lesaka.

IMGP3871

Fuente junto a la casa rural.

Nuestra siguiente parada tiene lugar en Bera / Vera de Bidasoa, para lo cual abandonamos momentaneamente la vía verde (E) y acercándonos a los primeros edificios del pueblo, paramos en una pastelería que tiene una de las mejores variedades en bollería. Un placer para el paladar de golosos como yo… El GR-11 nos lleva después al centro del pueblo, donde no debemos perdernos la visita al ayuntamiento (edificio de estilo neoclásico, año 1776). Volviendo atrás sobre nuestra rodada medio kilómetro, tomamos la primera callejuela a la derecha y cabalgamos por un antiguo puente sobre el río Bidasoa (puente de San Miguel, vistas del monte Larhun), en el cual hay una lápida en recuerdo al capitán británico Daniel Cadoux; quién defendió con su vida este paso del ejercito de Napoleón cuando este ya estaba de retirada. Podéis encontrar más datos de este hecho histórico en http://arte-historia-curiosidades.blogspot.com.es/2013/06/batalla-puente-san-miguel-bera.html , os lo recomiendo.

IMGP3876

Entrando en Bera.

IMGP3879

Foto del equipo de Euskadi en BTT.

IMGP3881

Ayuntamiento de Bera.

IMGP3883

Iglesia de Bera.

IMGP3885

Puente de San Miguel.

IMGP3887

Lápida en recuerdo al capitán Daniel Cadoux.

IMGP3889

Observando el monte Larhun desde el puente.

Al otro lado del puente volvemos a sumarnos a la vía verde. Una vez más cruzaremos algún túnel, y dejaremos a nuestra izquierda las ermitas de Endarlatsa y San Miguel. El valle se va abriendo según vamos llegando a la costa; en Behobia cambiamos de margen y en la rotonda de la entrada tomamos la última salida para continuar por bidegorri junto al Bidasoa. Con el olor a salitre bañando nuestros cuerpos, nos encontraremos surcando la bahía de Txingudi camino a Hendaya; donde no dudamos en acercarnos hasta la playa, buen lugar para hacer otra parada.

IMGP3891

Salimos de otro túnel.

panohendai1

Por bidegorri junto al Bidasoa.

IMGP3898

Entrando en la bahía del Txingudi.

panohendai2

Panorámica del Txingudi desde la costa de Hendaya.

IMGP3909

Llegando a Hendaya, hay tiempo para echar unas risas.

panohendai4

En la playa de Hendaya.

panohendai5

Panorámica de la playa de Hendaya.

Retrocederemos hasta la estación de ferrocarril para cruzar la frontera y entrar a Irún pasando junto al pabellón del Ficoba. Iremos en busca de la N-638, carretera que nos guiará hasta Hondarribia, y allí subiremos hasta el conocido parador, situado en el castillo de Carlos V (s. X); parada obligatoria y fin de nuestra travesía. Curiosamente no nos resulta fácil conseguir pintxos para saciar nuestros estómagos en una de las plazas más fotografiadas de Euskal Herria; pero el colorido de las casas invita a relajarse en esta perfecta atalaya.

IMGP3923

Accediendo al casco histórico de Hondarribia.

panohondar1

El parador de Hondarribia.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10979144

 

Tiempo hacía que quería conocer la sierra navarra de Lokiz; había observado en varios reportajes los impresionantes cortados que caen sobre el valle de Lana, y la tenía metida entre ceja y ceja. Diseñamos para ello esta inusual circular, que trata de enlazar las principales cimas que se pueden alcanzar desde Gastiáin, pasando por las zonas más accesibles del cortado. 24Km y cerca de 1000 metros de desnivel son los números a tener en cuenta para esta ruta que entre otros lugares, nos enseñará también el escondido valle colgado de Arnaba o Ernaba.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Dejando el coche junto a las antiguas escuelas, partimos hacia el extremo noroeste de Gastiáin, para cruzar la carretera y tomar la pista que se enfila hacia la sierra. Tras cruzar una barrera metálica, en la próxima bifurcación nos decidimos por la senda de la izquierda, la cual comienza a ganar altura repentinamente hasta llegar a otro remanso. Es entonces cuando un hito nos indica que debemos abandonar este camino, y seguir el sendero que se adentra en el cerrado bosque. Un pasillo se abre paso hasta situarnos bajo las paredes más occidentales de Lokiz; el sendero coge entonces una pendiente tan acentuada que hace casi imprescindibles los bastones.

Antigua maquinaria en Gastiáin.

Antigua maquinaria en Gastiáin.

Cruzamos la carretera y continuamos por la pista.

Cruzamos la carretera y continuamos por la pista.

Abandonamos el camino para adentrarnos en el bosque.

Abandonamos el camino para adentrarnos en el bosque.

Nos situamos bajo los muros más occidentales de Lokiz.

Nos situamos bajo los muros más occidentales de Lokiz.

La pendiente se vuelve pronunciada.

La pendiente se vuelve pronunciada.

Ganamos altura de forma rápida.

Ganamos altura de forma rápida.

Un hayedo nos da la bienvenida cuando estamos entrando en el valle colgado de Ernaba; el camino se vuelve un poco confuso aquí, pero lo mejor es seguir nuestro instinto. Al salir del bosque descubrimos el peculiar valle, salpicado por hayas y lleno de rocas desprendidas de las inmensas paredes que nos rodean . El sendero avanza hacia oriente, pasamos junto a una evidente grieta que podríamos utilizar para atajar hacia la cima de Arnaba (canal empinado); pero en este caso continuamos hasta el collado que separa dicha cima de la de Okomendia. Desde aquí retrocedemos por el cortado (W) para llegar al buzón que el CM Gasteiz colocó en la cima del Arnaba (1248m), y disfrutamos de bellas vistas sobre los cortados calizos y el valle de Lana.

Entramos en el hayedo.

Entramos en el hayedo.

Valle colgado de Arnaba.

Valle colgado de Arnaba.

Inmensas paredes nos vigilan.

Inmensas paredes nos vigilan.

Es un lugar mágico el valle de Arnaba.

Es un lugar mágico el valle de Arnaba.

Seguimos el sendero hacia el fondo del valle.

Seguimos el sendero hacia el fondo del valle.

Vemos el canal por el que se podría atajar.

Vemos el canal por el que se podría atajar.

Una mirada desde la salida del canal.

Una mirada desde la salida del canal.

Desde otra perspectiva se ve bastante “pindio”.

Buzón de Arnaba.

Buzón de Arnaba.

Fotografiando los cortados.

Fotografiando los cortados.

Aunque lo pueda parecer no estamos en otoño ni invierno.

Aunque lo pueda parecer no estamos en otoño ni invierno.

No podía faltar la foto de equipo en Arnaba.

No podía faltar la foto de equipo en Arnaba.

Cortados desde las inmediaciones de la cima de Arnaba.

Cortados desde las inmediaciones de la cima de Arnaba.

Regresando al collado, avanzamos (E) por el bosque en busca de la cercana cumbre de Okomendia/Montesanto (1258m.). En esta cima encontramos el vértice geodésico y un buzón de Bardulia Mendi Taldea colocado en el año 2008; las vistas son amplias, aunque no tan interesantes como las del Arnaba. Por ello continuamos la marcha hacia el cortado (SE) y pronto nos adentramos en un hayedo, en el cual se abre paso un canal entre las hayas, que seguimos en sentido descendente. Al salir a campo abierto, cruzamos una alambrada y vemos una curiosa loma al norte; lo cierto es que somos unos tachacimas, y no podemos evitar el ir a visitar esa loma que realmente no es reseñable. En pocos minutos la coronamos (1155m.); en los mapas se identifica como “Los Caracierzos” y queda situada entre Askitxa y Artatxueta.

Seguimos por bosque hacia Okomendia.

Seguimos por bosque hacia Okomendia.

Foto de equipo en Montesanto.

Foto de equipo en Montesanto.

Vistas desde la cima de Okomendia.

Vistas desde la cima de Okomendia.

El valle de Lana cuando volvemos al cortado desde Montesanto.

El valle de Lana cuando volvemos al cortado desde Montesanto.

Bajamos por el canal que se abre paso en el hayedo.

Bajamos por el canal que se abre paso en el hayedo.

Una loma nos llama la atención.

Una loma nos llama la atención.

En lo alto de Los Caracierzos.

En lo alto de Los Caracierzos.

Panorámica desde Los Caracierzos.

Panorámica desde Los Caracierzos.

Incorporándonos al plan inicial, seguimos la cuerda de la loma bajando al vallecito que nos separa de nuestra siguiente cima, y comenzamos a remontar el cordal del Artatxueta. A nuestra derecha quedará un pequeño pozo poco antes de que coronemos la cima, donde un hito marca la cumbre (1194m.). Es un buen lugar para tener otra perspectiva del Okomendia.

Dejamos un pequeño pozo a la derecha.

Dejamos un pequeño pozo a la derecha.

Cima de Artatxueta con Okomendia de telón de fondo.

Cima de Artatxueta con Okomendia de telón de fondo.

Bajamos de la cima para incorporarnos a la senda que atraviesa el valle y se dirige hacia los Corrales de Arriba. Tras cruzar el bosque y volver a campo abierto, seguimos la pista intentando no perder mucha altura; y una vez que las cimas de Zepoteta y Larraineta quedan a nuestra izquierda en perpendicular, tomamos el sendero que se dirige hacia ellas. Nos decidimos primero por ascender al Zepoteta, pasamos por el collado de San Saturnino y tras un breve pero pronunciado repecho, coronamos la cima (1082m.). En élla no hay nada, pero es un buen mirador.

Bajamos al camino que atraviesa el valle.

Bajamos al camino que atraviesa el valle.

Tomamos el desvío que lleva a Zepoteta y Larraineta.

Tomamos el desvío que lleva a Zepoteta y Larraineta.

Nos decidimos por atacar primero a Zepoteta.

Nos decidimos por atacar primero a Zepoteta.

Avanzamos hacia Zepoteta.

Avanzamos hacia Zepoteta.

En la cima de Zepoteta.

En la cima de Zepoteta.

Tras almorzar algo, regresamos al collado y atacamos directamente a la ladera que tenemos de frente (E-SE). Una buena pendiente que tiene recompensa en forma de buzón, ya que al llegar a lo más alto de Larraineta (1118m.) nos topamos con el depósito de tarjetas instalado por el Alpino Uzturre en el año 1990.

Volvemos hacia el collado para ascender a Larraineta.

Volvemos hacia el collado para ascender a Larraineta.

Buzón de Larraineta.

Buzón de Larraineta.

Siguiendo de frente, tomamos una pista y dejamos a nuestra derecha una cabaña metálica. Girando al sur perdemos altura y después seguimos la cuerda que se extiende al sureste. El camino nos llevará hasta el cuidado Corral de Ramiro, desde donde atacamos a la cima del Zikilamendi (1092m.); arriba encontramos buzón y un puesto de vigilancia contra incendios (observatorio de Viloria), además de una panorámica de 360º.

Por el camino, a lo lejos está Zikilamendi.

Por el camino, a lo lejos está Zikilamendi.

Corral de Ramiro.

Corral de Ramiro.

En la cima de Zikilamendi.

En la cima de Zikilamendi.

Puesto de vigilancia de Zikilamendi.

Puesto de vigilancia de Zikilamendi.

Panorámica desde el buzón hacia la zona recorrida.

Panorámica desde el buzón hacia la zona recorrida.

Toca regresar poco a poco hacia el punto de partida; volviendo al Corral de Ramiro, vamos en busca de la pista que hay al W-SW. Cruzamos un paso canadiense donde un cartel limita el paso a vehículos no autorizados; este es el camino que lleva a la ermita de San Cristóbal. Pero nosotros giraremos a la derecha en un cercano cruce y avanzando 200 metros más, abandonamos la pista y atravesamos el campo de nuestra izquierda. Durante poco más de medio kilómetro caminamos hacia poniente y después giramos al suroeste, para llegar directos a la cima de Irasabela/Peñalarga (1095m.); donde sin duda alguna encontramos una de las mejores vistas sobre el valle de Lana y los cortados de Lokiz.

Volvemos al Corral de Ramiro.

Volvemos al Corral de Ramiro.

Cruzamos el paso canadiense.

Cruzamos el paso canadiense.

Vamos hacia el cortado en busca de la cima.

Vamos hacia el cortado en busca de la cima.

Abrumadora panorámica desde Irasabela.

Abrumadora panorámica desde Irasabela.

Preciosas vistas del cortado camino al portillo.

Preciosas vistas del cortado camino al portillo.

Una vez que nos saciamos de fotografiar tan abrumador paisaje, progresamos junto al abismo, hacia occidente. Abriéndose un hueco entre la roca encontraremos el portillo de Narkue (1100m.); las piedras colocadas por el hombre para reforzar sus muros, nos hablan de la importancia que pudo tener este acceso en tiempos más gloriosos para la ganadería. El camino desciende hasta llegar a un repetidor sobre el pueblo de Narkue, y después se gira a la derecha para continuar por la cómoda senda que nos llevará de vuelta a Gastiáin.

Portillo de Narkue.

Portillo de Narkue.

Los muros de piedra sujetan el camino.

Los muros de piedra sujetan el camino.

Por la cómoda senda hacia Gastiáin.

Por la cómoda senda hacia Gastiáin.

Llegando a Gastiáin.

Llegando a Gastiáin.

Mirada atrás a la sierra.

Mirada atrás a la sierra.

Un recorrido un tanto peculiar; ideal para conocer esta sección de la sierra de Lokiz, que sin lugar a dudas, nos dejará un gran sabor de boca; on egin.

El track en Ibilbideak/Mugibili:

Y en Wikiloc:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11140369

Hace varias semanas ya, me acerqué junto con Jose y Andoni a la ermita de Codés; con la intención de realizar una circular integral de la sierra homónima. Se trata de una exigente ruta que atraviesa la sierra de Kodes de Oeste a Este, cerrando el círculo después de 22km y 1,300 metros de desnivel acumulado; varias trepadas y parajes difíciles de encontrar en otros lugares, harán que nos quede un buen sabor de boca.Eso sí, pantalones largos obligados; a partir de Peña Gallet tendremos que cruzar un mar de boj…

Mapa del recorrido.

Mapa del recorrido.

Perfil del recorrido.

Perfil del recorrido.

Tal y como ya os he comentado, el punto de partida es la ermita de Codés, a donde se accede desde Torralba del Río. Allí mismo hay una buena fuente donde abastecerse, y también un Bar, aunque no sé cuando abre. Tras sacar unas bonitas fotos del lugar, buscamos un sendero con marcas del GR-1 a la izquierda del santuario (W-NW). Tras dejar a nuestra izquierda las cabañas del corral de Codés, se llega a una bifurcación en la que continuamos por la senda de la izquierda. Este camino se adentra en un bosque de encinas y carrasca, avanzando a media ladera hasta encontrarse de lleno con las “Dos Hermanas”. Hay una leyenda de estas curiosas formaciones, que según Mendikat cuenta que son las figuras petrificadas de dos hermanas de Uxanuri ( Genevilla ), trasformadas en piedra por invocación de su malvada madrastra al retrasarse en la llegada a casa en un día de fuerte tormenta.

Ermita de Codés.

Ermita de Codés.

Detalle del pórtico.

Detalle del pórtico.

Cabañas del corral de Codés.

Cabañas del corral de Codés.

A través del encinar.

A través del encinar.

Las Dos Hermanas.

Las Dos Hermanas.

El camino rodea las Dos Hermanas por el sur y después se abandona la pista tomando un sendero que a nuestra derecha (NE) asciende por el Valle de Los Penitentes; llamado así por la formación que tienen las rocas a modo de procesión. Ganamos altura de forma repentina según avanzamos por el valle, ayudados de los hitos. El sendero se pone cada vez más vertical, y tras cruzar una placa de roca conglomerada algo más abajo de Peña Blanca, algo expuesta; nos da un respiro.

Vistas hacia Lapoblación.

Vistas hacia Lapoblación.

Entramos en el Valle de Los Penitentes.

Entramos en el Valle de Los Penitentes.

Ganamos altura repentinamente.

Ganamos altura repentinamente.

Detalle de la cresta.

Detalle de la cresta.

Cruzamos una placa.

Cruzamos una placa.

Tras asomarnos a un corte desde el que se divisa la otra vertiente de las Dos Hermanas (en la cual parece existir un acceso también); tomamos el sendero que ya se dirige claramente hacia la cercana cima de Joar. Pero antes haremos una parada en la cima de Pico Royo (1.321m.), para la cual sólo nos tenemos que desviar menos de un centenar de metros. Tras sacar unas fotos atacamos la última pala del Joar y coronamos la cima acompañados de su horrible antena (1.419m.). Arriba encontramos además, una cruz y varios buzones.

Joar frente a nosotros tras superar la placa.

Joar frente a nosotros tras superar la placa.

Nos acercamos a ver lo que parece otro acceso.

Nos acercamos a ver lo que parece otro acceso.

En el fondo del barranco parece haber camino.

En el fondo del barranco parece haber camino.

En las inmediaciones de Pico Royo.

En las inmediaciones de Pico Royo.

Afrontando la última pala al Joar.

Afrontando la última pala al Joar.

Detalle de Los Penitentes.

Detalle de Los Penitentes.

Cima de Joar.

Cima de Joar.

Buzón de Joar.

Buzón de Joar.

Foto de equipo.

Foto de equipo.

La marcha continúa tomando la pista que se inicia tras la antena, pero abandonándola al de pocos metros (E-NE), para adentrarnos en el hayedo por el que descenderemos al collado de La Llana. Desde aquí iniciamos un pronunciado ascenso (E), ayudados de algunos hitos que nos llevarán hasta la cresta de La Plana, la cual se puede seguir sin problemas hasta coronar la cima, o si no también se puede llegar por el sendero que avanza unos metros más abajo. En la cumbre (La Plana, 1.337m.) un par de buzones y grandes vistas sobre las principales cimas de Kodes.

Bajamos por el hayedo.

Bajamos por el hayedo.

La Plana y el collado por el que accederemos.

La Plana y el collado por el que accederemos.

Cresta de La Plana.

Cresta de La Plana.

Buzón de La Plana

Buzón de La Plana

Foto de cima en La Plana.

Foto de cima en La Plana.

Admirando el cordal que seguiremos desde La Plana.

Admirando el cordal que seguiremos desde La Plana.

Unas fotos y continuamos atravesando el bosque que tenemos bajo nosotros (NW), para después hacer un poco “el jabalí” a través de un campo de brezo, hasta alcanzar la senda que nos guiará a lo largo del cordal. Una vez en el camino, lo seguimos ascendiendo hacia la cercana loma (NE) para coronar en pocos minutos la cima de San Cristóbal (1.245m.); donde encontramos los restos de la antigua ermita. La siguiente cima que alcanzaremos en este cordal de trámite, es Peña Redonda (1.207m.), apenas diferenciable y solamente marcada con un hito.

Llegamos al sendero.

Llegamos al sendero.

Restos de la ermita de San Cristóbal.

Restos de la ermita de San Cristóbal.

El largo cordal a recorrer.

El largo cordal a recorrer.

Mirada atrás desde Peña Redonda.

Mirada atrás desde Peña Redonda.

Después la cuerda toma orientación Noreste, y tras un largo tramo de breves sube-bajas, se alcanza el portillo de Názar (1.157m.). Al otro lado del camino vemos unos hitos que nos guían entre el boj para ascender a La Tortura; lugar donde hacemos una parada para nutrirnos antes de iniciar el cresterío de Kostalera. Reiniciando la marcha, no se tarda mucho en alcanzar la cima del Kostalera Occidental (1.228m.). Después, tendremos que destrepar una pared hasta llegar al siguiente collado (1.163m.), aunque no nos exigirá mucho más que apoyar las manos. Con el Kostalera frente a nosotros ya, nos adentramos en una canaleta que lo rodea por la izquierda y ascendemos hasta una brecha donde se encuentra el acceso a la cumbre. Nos ayudamos de las manos en un primer momento y tras superar el último tramo (algo expuesto), llegamos a la ansiada cumbre (Kostalera, 1.234m.).

Llegamos al portillo de Nazar

Llegamos al portillo de Nazar

Camino de La Tortura.

Camino de La Tortura.

Una mirada al camino recorrido desde La Tortura.

Una mirada al camino recorrido desde La Tortura.

Kostalera Occidental.

Kostalera Occidental.

Destrepamos esta pared.

Destrepamos esta pared.

Kostalera frente a nosotros ya.

Kostalera frente a nosotros ya.

Ascendemos por una canaleta a la izquierda.

Ascendemos por una canaleta a la izquierda.

Accediendo por la brecha, nos ayudamos de las manos después.

Accediendo por la brecha, nos ayudamos de las manos después.

Tramo expuesto a la cima.

Tramo expuesto a la cima.Foto de Andoni “Txauen”

Curioso buzón en Kostalera.

Curioso buzón en Kostalera.

Panorámica desde Kostalera.

Panorámica desde Kostalera.

Cima de Kostalera.

Cima de Kostalera.

Regresando al sendero seguimos el cordal, descendiendo al siguiente collado (1.136m.) y entrando ya en un campo de boj otra vez; cruzamos la alambrada y la seguimos hasta alcanzar la última cima: Peña Gallet (1.158m.). A partir de aquí el descenso hacia Nazar se hace duro; tendremos que abrirnos paso entre el boj, intentando seguir siempre lo más cercanos posibles al cortado. Tras casi 1,5km desde la cima, alcanzamos un collado (965m.) que queda justo sobre Nazar; el cual utilizamos para bajar al pueblo. En las paredes de este sendero, apreciamos algunas vías de escalada equipadas mientras enlazamos con la pista que baja del portillo de Nazar.

Camino a Peña Gallet.

Camino a Peña Gallet.

Vista atrás desde Peña Gallet.

Vista atrás desde Peña Gallet.

Joar y campos de colza.

Joar y campos de colza.

Bajando por el cresterío hacia el portillo.

Bajando por el cresterío hacia el portillo.

Ya vemos el sendero de bajada a Nazar.

Ya vemos el sendero de bajada a Nazar.

Bajo nosotros el camino que lleva a Nazar.

Bajo nosotros el camino que lleva a Nazar.

Descendiendo a Nazar.

Descendiendo a Nazar.

Una vez que alcanzamos el pueblo, vamos hasta la iglesia pasando por la ermita de La Virgen de Loreto. Junto al santuario se encuentra la pista que debemos seguir, tomando a la izquierda en la primera bifurcación, para llegar después hasta Otiñano por lo que supuestamente es el PR-NA-189. En Otiñano encontramos una gran fuente donde saciar nuestra sed y un lavadero en buenas condiciones. Decidimos continuar por la carretera que une Otiñano con la ermita de Codés, y tras una fuerte subida, al llegar a un alto desde el que se divisa el Malpica; la abandonamos continuando por una senda a nuestra derecha que se adentra en el bosque.

Ermita de la Virgen de Loreto.

Ermita de la Virgen de Loreto.

Iglesia de Nazar.

Iglesia de Nazar.

Bonitas estampas de camino a Otiñano.

Bonitas estampas de camino a Otiñano.

Mirada atrás al PR que va de Nazar a Otiñano.

Mirada atrás al PR que va de Nazar a Otiñano.

Llegamos a Otiñano.

Llegamos a Otiñano.

La iglesia del pueblo y el Joar sobre ella.

La iglesia del pueblo y el Joar sobre ella.

En el alto abandonamos la carretera.

En el alto abandonamos la carretera.

En una primera bifurcación continuaremos a la izquierda y en la siguiente ascenderemos por la derecha; esta senda nos llevará al Chalet de San Vicente. Un agradable paseo nos guiará después hasta las ruinas de la Cabaña de Los Pastores y descendiendo por los Corrales de Botanga regresaremos al fín a la ermita de Codés; nuestro punto de partida.

Es un cómodo paseo.

Es un cómodo paseo.

Pasamos junto a la Cabaña de Los Pastores.

Pasamos junto a la Cabaña de Los Pastores.

 

Track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4627672

Track en Ibilbideak: http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/view.do?id=13477

Con motivo de seguir cumpliendo con las cimas que me corresponden del reto 600 Mendi de Mendiko Lagunak; esta vez nos vamos a hacer el Txaradigorri por la conocida Ruta de los Dólmenes, o lo que es lo mismo: el PR-NA 133. Se trata de una ruta ideal para los días de calor, ya que se va todo el rato a la sombra del bosque y la visita a los túmulos funerarios la hace muy amena.En total 15km y más de 800 metros de desnivel acumulado.

Mapa.

Perfil.

En la entrada del camping de Etxarri-Aranatz encontramos una explanada donde dejar el coche(490m.). Allí mismo vemos el cartel con el mapa del recorrido y tras estudiarlo bien, comenzamos nuestra andadura por la pista que nace junto a éste (W-NW). Caminamos por la amplia pista admirando los continuos robles centenarios; al llegar a una bifurcación, seguimos de frente y en pocos minutos nos acercamos a la regata de Iraigorri, la cual debemos cruzar.

Encontramos el panel explicativo al inicio del recorrido.

Los robles destacan hoy por su verde “eléctrico”.

Un puente ayuda a cruzar la regata.

El camino nos guía hasta la ermita de San Adrián, y después nos sorprendemos al encontrar una zona repleta de mesas y bancos; instaladas para la multitudinaria romería del 16 de Junio. En medio de esta maraña, una senda comienza a ascender (N) bruscamente y donde antes dominaban los robles, ahora lo harán las hayas. Tras comenzar a sufrir los primeros sudores, vemos el cartel (700m.) que indica que abandonando el camino, a nuestra derecha se encuentra el dólmen de Beitzeta.

Ermita de San Adrián.

Continuamos por el camino que hay en medio de tanta mesa.

Dólmen de Beitzeta.

Unas fotos y proseguimos con el ascenso. Otra fuerte subida a la sombra del hayedo, nos acerca hasta el dólmen de Iruiturrieta. 200 metros nos separan solamente del siguiente “montón de piedras”, Jentilzulo. Después, seguimos las marcas blancas y amarillas, y pegados a la alambrada alcanzamos el dólmen de Bentatzar y la cercana cima de Bentatzargañe (923m.).

Superamos otra fuerte subida.

Iruiturrieta.

Jentilzulo.

Las hayas hacen curiosas formaciones entre sí.

Dólmen y detrás la cercana cima de Bentatzargañe.

Un breve descenso (N) nos planta en el collado (collado Bentatxar 901m.) que nos separa de la siguiente cumbre, y tras superar la fuerte pendiente que tenemos de frente, llegamos a la cima de Hirumugarrieta. Aquí encontramos el famoso mugarri del año 1.777 que marca la divisoria de Ataun, valle de Burunda y Etxarri-Aranatz; el cual da nombre a la mítica montaña. Además, este será uno de los pocos puntos en los que dispondremos de una panorámica hacia Aralar.

Realizamos un breve descenso.

Debemos superar la fuerte pendiente.

Mugarri y buzón de Hirumugarrieta.

El camino hasta el dólmen de Zelatamuno es prácticamente un llaneo siguiendo las marcas de PR y GR. Ascendemos a la cercana cumbre (Zelatamuno 952m.) marcada con un simple hito, y continuamos bajando por el sendero (N) en un par de zetas, para en pocos minutos alcanzar el dólmen de Mintegitxuta. Seguimos la divisoria (NE) para encontrar el cruce donde podríamos tomar camino a Lizarrusti, y seguimos ascendiendo por el hayedo para alcanzar el dólmen y cima de Txaradigorri. Hay que decir que en algunos sitios se dice que esta cima es en realidad Miruatza y que Txaradigorri sería su antecima Oeste; y que a su vez el dólmen sería el de Antatxula. Yo no puedo confirmaros cuál es la verdadera realidad…

Debemos seguir las marcas de PR y GR.

Dólmen de Zelatamuno.

Cima de Zelatamuno.

Una mirada a la sierra de Satrustegi.

Bajamos dibujando un par de zetas.

Dólmen de Mintegitxuta.

Por el hayedo camino a Txaradigorri.

Foto de cima con el dólmen de Txaradigorri.

Ahora el camino toma dirección sureste y emprendemos el descenso por caminos de entresaca hasta llegar al refugio Auntzetxe. Continuando por la senda de la izquierda, llegamos al collado Olano, donde se inicia el ascenso al Fagamendi (814m.); coronamos la cumbre y el dólmen tras un breve pero fuerte repecho. El descenso se hace hacia el Este, cruzamos una pista para seguir por el sendero del PR y así llegar al dólmen de Maitzegur, habiendo pasado primero por la cima homónina (782m.) sin apenas habernos enterado.

Auntzetxe.

En el collado Olano iniciamos el ascenso a Fagamendi.

Dólmen y cima de Fagamendi.

Debemos cruzar la pista para continuar por el PR.

Uno de los pocos huecos por los que se dejará ver el Txaradigorri.

Maitzegur.

Desde el dólmen iniciamos la búsqueda de la cima de Gañaundi, pocos metros más al Este. Lo único que encontramos en la cumbre (767m.) son los restos de un tronco con el que ha entrenado algún haizkolari; así que no tardamos en descender a nuestra derecha en busca del camino de regreso. Una vez en la pista de saca de madera, emprendemos un pronunciado descenso en zig-zag y cuando la bajada comienza a suavizarse, el roble se vuelve a adueñar del terreno.

Toca descender.

Ya solo nos queda continuar por el camino más evidente, después cruzamos un puente y salimos a la carretera, donde tomamos el bidegorri a nuestra derecha; el cual nos llevará a nuestro punto de partida.

Salimos a la carretera con vistas al Beriain.

Regresamos por el bidegorri al punto de inicio.

El track:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2844599

Ha nevado en cotas bajas, y hay ganas de quitar el mono de nieve… tenía ganas de algo exigente, y por eso me voy a las Malloas en Aralar. Sus increíbles paredones me harán superar un desnivel de más de 1.500 metros en una circular que aunque la tenía prevista de 15km, terminaría siendo de 20km. Aunque la cantidad de nieve es un poco “justa”, el frío hará que la ruta sea algo más complicada.

Mapa 1.

Mapa 2.

Perfil.

El pequeño pueblo de Intza(313m.), situado en el valle de Araitz; es el centro neurálgico de esta aventura. Junto a la iglesia de Sta. Krutz encuentro un pequeño parking donde dejar el coche y desde allí parto hacia el centro del pueblo. Tras dejar un molino a mi derecha, busco la pista cementada que a mano izquierda asciende al caserío de Ansonegoikoa.

Dejamos el molino a nuestra derecha.

Una estela funeraria junto a la pista de hormigón.

Antes de llegar al caserío la pista pasa a ser un camino rural. Tras pasar por Ansonegoikoa, llegamos a una alambrada que cruzamos e inmediatamente giramos a la derecha, ganando altura por un barrizal que pronto sale a campo abierto. Poco más adelante el camino se adentra en un bosque de hayas y robles, y comienza a superar un fuerte desnivel mediante continuas biras. Así terminamos llegando a una fuente, desde ella enfilamos hacia el E-NE y encontramos un pequeño vivac situado en un “balcón”(931m.), perfecto mirador de las Malloas.

Pasamos por Ansonegoikoa.

Tras la alambrada, a la derecha.

Vamos ganando altura por el bosque.

Casi a la cota de 700 metros comenzamos a ver nieve.

Llegamos a las inmediaciones de la fuente, a la izquierda el "balcón".

Fuente.

En el vivac, con vistas sobre las Malloas.

Aprovecho la parada para cubrirme una ampolla con “compeed”, es lo que tiene estrenar las botas… y después busco el ascenso por toda la loma hacia el norte. Tras un fuerte repecho, aparecen frente a mi Alborta y Ttutturre; el primero lo dejaré para otra ocasión, ya que no creo que me vaya a sobrar tiempo hoy. Llegando a los metros finales del Ttuturre, hay mucho hielo y subo con cuidado; en la cima me aguardan unas vistas increíble que a ratos desaparecen entre la niebla.(Ttutturre, 1.282m.).

Cordal por el que continuamos.

Tenemos que superar un fuerte repecho.

Alborta y Ttutturre aparecen frente a nosotros.

Las vistas comienzan a ser increíbles.

Tramo final del Ttutturre.

Cima.

Bajo por donde he subido y me dirijo al collado que me separa de Pallardi (W), parando primero en una cavidad bajo el Ttutturre para comer algo. Fotografío una bonita estampa de nuestra primera cima al pasar por la borda que hay en el collado, y medio trepando entre rocas después alcanzamos la cima de Pallardi (1.291m.).

Bajo al collado.

Bonita estampa del Ttutturre.

Dejamos la cabaña a nuestras espaldas.

La cima está cercana.

Buzón de Pallardi.

Algún pequeño resbalón nos sorprende bajando al siguiente collado (W, 1.196m.) y una vez abajo nos encontramos de frente con una auténtica barrera de karst (karst de Argañeta). Atallorbe queda más al Sur, pero nosotros superamos esta barrera siguiendo el sentido de la marcha, llegando a un alto desde el que buscamos la bajada a otro pequeño collado cruzando un bosque lleno de bloques calizos. Una pequeña cabaña nos sorprende entonces, y junto a élla un “Arkue”; los Arkuek se dice que son cabañas cupulares de los gentiles, aunque la teoría más realista habla de primitivas chabolas de pastores. Unos metros más arriba, encuentro un paso abierto en la roca y es entonces cuando me sorprenden bajo mis pies otras dos “Arkuek”. Mendi no se encuentra muy agusto en este momento entre el Karst de Argañeta, le resulta difícil avanzar.

Bajo al siguiente collado, después superaremos el muro que tenemos de frente.

Desde el alto vemos a donde nos hemos de dirigir.

Cruzamos el bosque.

Encontramos una cabaña.

Primer Arkue junto a la cabaña.

Bajo mis pies aparecen los otros Arkuek.

Más cerca.

Parecen iglús...

Desde estos curiosos “iglús”, solo nos queda ganar el cordal (W-SW) para alcanzar la cima de Mendiaundi (1.307m.); desde donde conseguimos una mejor perspectiva del camino que nos queda. Curiosamente, queda bastante menos nieve de la que se adivinaba al inicio de la jornada; y esto ayuda a que avancemos rápidos hacia el cercano Kurutzeaga, rodeando el valle de dolinas que nos separa de él. En la cima, un buzón y vistas espectaculares sobre las Malloas (1.308m.).

En la cima de Mendiaundi.

Kurutzeaga desde Mendiaundi.

Nos acercamos a la cima de Kurutzeaga.

Mirada atrás a Mendiaundi.

Coronamos la cumbre.

Volvemos unos metros atrás, y continuamos por la línea del cordal; en nuestro camino comienzan a aparecer unas marcas de puntos de pintura roja que nos guían entre las rocas hacia la siguiente cumbre: Beldarri (1.405m.). Y de aquí al cercano Irumugarrieta/Intzeko Dorrea, se llega en un abrir y cerrar de ojos; el enorme vértice de la cima nos hace las funciones de un faro. Nos encontramos en la cima más alta de Aralar (1.430m.).

Seguimos las marcas de pintura entre la roca.

Cima de Beldarri, con Intzako Dorrea detrás.

Nos acercamos a la última cima del día.

Mirada atrás al Beldarri.

Intzako Dorrea.

Buzón.

Me entretengo jugando con las luces.

Tras aguantar una fuerte ventolera en la cima mientras comíamos algo, iniciamos el descenso a Baratzailko lepoa. Al llegar al collado, vemos que ha venteado mucho y se ha formado una placa de nieve que no me convence. Desciendo cinco metros y mis pies patinan con una capa de hielo que hay bajo la nieve, así que vuelvo a subir para ponerme los crampones. Llegados al punto más vertical, Mendi se niega a bajar y me veo obligado a atarle, después baja sin problemas. Pasado el punto conflictivo me quito los crampones y en ese momento un golpe de viento se lleva la bolsa en que los guardo; salgo corriendo por detrás… pero cae barranco abajo… ¡rayos!

Desciendo hacia el portillo, bajo el Aldaon.

Al llegar al portillo surge alguna duda.

Una mirada atrás tras el paso más conflictivo.

Bajamos a través del hayedo, por un camino marcado pero resbaladizo por el hielo, y tras dibujar varias zetas llegamos a los prados de Larremear. Allí se alcanza la pista que baja a Gaintza, al llegar al primer caserío, giro a la derecha para intentar tomar una senda que me lleve a Intza por la ermita de Sta.Cruz; pero hay tanto barro que me veo obligado a volver atrás y bajar hasta el pueblo para tomar la pista a mano derecha que después enlaza con el GR-20. Tras medio kilómetro siguiendo las marcas blancas y rojas, tomamos una bifurcación a mano derecha que nos lleva por fín de vuelta a Intza. Amen.

Perdemos altura a través del hayedo.

Nos acercamos a los prados de Larremear.

Las Malloas nos ensombrecen.

Caminamos hacia Gaintza.

Tomamos el desvío hacia el GR junto a un lujoso caserío.

Ya en el GR, una mirada atrás.

Volvemos al punto de inicio.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1374408

 

Vamos a unir las sierras de Urbasa y Andia, mediante una circular de 23km y 1050 metros de desnivel positivo acumulado; pasando por algunos de sus parajes más sorprendentes, como pueden ser las Peñas de Ollide con su forma de sierra o el arco natural de Portupekoleze. Una ruta que sin duda alguna no nos dejará indiferentes, con vertiginosos cortados en la cara Norte y suaves prados en la Sur.

 

Mapa.

 

 

Perfil.

Partiendo del pueblo de Lizarraga (607m.), seguimos por la carretera del puerto dejando atrás las últimas casas; y en la primera curva de herradura que gira a la izquierda encontramos la pista que se dirige hacia el San Adrián (W). Pronto llegamos a un depósito de agua en el que abandonamos el camino, girando a la izquierda (SW); para coger la amplia pista que va al alto de Urteta (775m.).

 

En los primeros metros, pasamos bajo las peñas de Ollide.

 

Con el San Adrián al fondo, antes de llegar a la curva tomar a la derecha.

En el alto, giramos a la izquierda (S) tomando la senda que nos llevará hasta la cueva que hay bajo el pico de San Adrián. Bajo la cavidad encontraremos el precioso sendero que nos llevará entre hayedos y pedreras hasta lo alto del puerto de Etxarri.

 

Abrevadero de camino a la cueva.

 

Interior de la cueva.

 

Camino al puerto.

Desde lo alto del puerto no nos resultará muy difícil orientarnos, girar a la izquierda y continuar todo el rato paralelos al cortado. No nos llevará mucho más tiempo coronar la cima de San Adrián (1.113m.); donde nos encontraremos con su ermita-refugio, un buen lugar incluso para pernoctar: limpio, amplio y con chimenea. La marcha continúa al E-SE, entrando en terreno kárstico ya.

 

Buzones de San Adrián.

 

Nos despedimos de la ermita.

De pronto, arrimados al cortado, nos encontramos con la primera de las cinco peñas de Ollide (1.124m.); junto a ella, las ruinas de un curioso edificio que parecia ser para la recogida de aguas.

Aquí empieza un cresterío de 2km de largo, en el que todas las peñas son accesibles, teniendo que ayudarnos un poco de las manos en alguna de ellas.

 

Primera Peña.

La siguiente, la segunda peña, es la cima principal: Ollide (1.134m.), una increíble proa que no opone resistencia alguna en su ataque. La niebla nos envuelve en este día, pero aún así estamos disfrutando como niños con este paisaje lleno de increíbles accidentes kársticos.

 

De camino a la segunda peña.

La tercera peña (1.131m.) resulta atractiva también, por la cara Oeste se muestra a modo de dos puntas gemelas, una sobre otra. Y por la Oeste, el hermanito más pequeño se deja ver; un diminuto monolito a su lado, que queda sobre el pueblo de Lizarraga como telón de fondo.

 

Tercera peña.

La siguiente es la 4ª peña(1.121m.), un “muñón” rocoso con una fácil trepada que le da su pequeño atractivo. La peña 5ª (1.110m.) pasará casi desapercibida, ya que no resulta tan llamativa como las demás y se encuentra más separada. Así nos despedimos de los cortados de Ollide y por pequeñas trazas de sendero nos acercamos a uno de los atractivos de esta ruta: Portupekoleze, un curioso arco natural sobre una depresión, con una cueva en la parte baja.

 

Cuarta peña.

 

Portupekoleze.

Continuamos hacia el Este, por el cresterío; para pasar sobre la cantera que hay en lo alto del puerto de Lizarraga. Pasamos por la cima conocida por Usaide (según M.Angulo, no he encontrado más referencias) y así pasamos al otro lado del túnel de Lizarraga. Volvemos a ganar altura entre el karst, llegando a una antecima (Tunelgaña,1.140m), desde aquí en un abrir y cerrar de ojos nos presentamos en el Saratsa/Usabide (1.171m.).

 

Cruzamos sobre el túnel de Lizarraga.

 

Camino al Saratsa.

 

Buzón.

Progresamos por la cresta, dejando poco a poco la balsa de Sarasa a nuestra derecha. El terreno es herboso ahora, hasta que nos encontramos con el sobresaliente pico de Aitzorrotz (1.192m.). Después, volveremos a entrar en una cresta kárstica, para culminar en poco tiempo el Eskalaborro (1.228m.).

 

Aitzorrotz.

 

Eskalaborro de frente.

Tras el descenso a Lurgorriko portua (1.194m.), la siguiente cima es Pagomotxeta (1.237m.). Siguiendo el cordal, encontraremos el paso de Elordia; desde el que tomaremos el sendero que lleva a Dorrao por un barranco paralelo al de Lezitza. Pasaremos junto a la ermita de San Pedro antes de llegar al pueblo, y una vez adentrados en Dorrao, tomaremos la carretera NA-7101, que lleva a la ermita de San Juan. Desde aquí, giramos a la derecha para continuar medio kilómetro por la NA-7100 y entonces encontraremos a mano izquierda la pista que nos llevará de vuelta a Lizarraga.

 

Bajamos a Lugorriko Portua, con Pagomotxeta al fondo.

 

En la cima de Pagomotxeta.

 

Paso de Elordia.

 

Camino de descenso.

 

Ermita de San Pedro.

 

Un vistazo al cordal realizado.

 

Dejamos atrás Dorrao.

 

La pista nos lleva de vuelta a Lizarraga.

 

El track en wikiloc: Saratsa Wikiloc

 

Y en el skydrive: Track Saratsa