Archivos de la categoría ‘Bizkaia’

En la vertiente norte del macizo de Ganekogorta se encuentran unas modestas cimas, que a la sombra del coloso que da nombre a esta sierra, no resultan tan conocidas. Pero sí que guardan vestigios de su pasado minero y rincones peculiares que hacen despertar el interés del montañero; como por ejemplo la Fuente del Oro y la boca de la mina “Antón”de casi 90 metros de altura, situada en los alrededores de la cima del Zamaia. Para conocer estos parajes, vamos a realizar una ruta circular de 13km y 800m de desnivel, partiendo desde Alonsotegi y con el monte Gongeda como cúspide.

mapaGongeda

Mapa.

perfilGongeda

Perfil del recorrido.

Comenzamos en el mismo centro de Alonsotegi (42m), tomando la pista asfaltada (S) que lleva al barrio de Azordoiaga. En él, se encuentra la bifurcación señalizada en la que nos decantamos por el camino de la derecha; según el poste indicador son 800 metros hasta la Fuente del Oro siguiendo el PR-BI 100. Por el repecho se llega enseguida al cruce donde se inicia la variante 100.1 de este PR, será la que utilizaremos en el descenso; pero ahora seguimos de frente por la pista para terminar bajando al barranco donde se encuentra la conocida fuente y zona de esparcimiento.

IMG_7428

Cruce en Azordoiaga, por la derecha.

IMG_7429

Por la derecha el camino hacia la fuente, por la izquierda el camino de bajada.

IMG_7432

Refugio y fuente.

IMG_7435

Entorno de la Fuente del Oro.

Paralelos al arroyo continuamos por pista, que pronto comienza a remontar la ladera entre pinares. Encontramos algún sendero que ataja y nos vuelve a dejar en la pista bastante cerca ya de la bifurcación que lleva al albergue de El Somo, aunque en nuestro caso continuamos de frente (SE) en busca del Zamaia, distando 1,8km desde este punto hasta la cima según el poste. Los próximos cruces se encuentran igualmente bien señalizados, y nos encontramos con dos opciones para llegar a nuestro objetivo; la primera dando un rodeo por el “mirador” de Kobatxu (PR-BI 100.2) y la segunda siguiendo el camino más directo por el PR-BI 100, nuestra opción.

IMG_7441

Avanzamos paralelos al arroyo.

panocurva1

Ganamos altura por pista entre pinares.

IMG_7446

Atajamos por el pinar.

IMG_7456

Buena señalización en el ascenso.

Cuando la pista de grijo comienza a llanear, vemos una trialera que asciende a nuestra derecha entre el brezo y los helechos; este camino nos llevará hasta la brecha abierta por lo que fue la Mina Antón. Desde esta impresionante grieta un tranvía aéreo bajaba el hierro extirpado de sus entrañas al barrio de Linaza, donde se encontraba el cargadero del ferrocarril. Si continuamos la marcha por el cordal en busca de la siguiente cota, alcanzaremos sin problemas el buzón de Zamaia, en lo alto de una loma con roca caliza sobresaliendo de su cúspide (616m).

panozamaia1

Mirada atrás por el camino que lleva a Zamaia.

IMG_7464

Seguimos el sendero herboso hacia Zamaia.

IMG_7465

Eretza desde la grieta.

IMG_7467

Grieta abierta por la Mina Antón.

panozamagonge1

Zamaia en primer plano, Gongeda detrás y Ganekogorta al fondo.

IMG_7482

Buzón de Zamaia.

panozamaia2

Vistas desde Zamaia hacia el cordal por el que bajaremos.

Cercana se encuentra la herbosa cima de Gongeda, para llegar a ella solo tendremos que descender al collado (SW) y superar la ladera que lleva hasta su punto culminante, donde se halla el buzón (666m) con una impresionante panorámica sobre la cara norte del Ganekogorta.

IMG_7497

Buzón de Gongeda.

IMG_7500

Embalse de Lingorta desde Gongeda.

panogongeda1

Cima de Gongeda.

panogongeda2

Vistas de Ganeko desde Gongeda.

panogongeda3

Vistas desde Gongeda hacia Tontorra, Larrazelai y Pilipaondo.

Debemos bajar a continuación en busca de la pista que rodea la montaña por oriente, y seguir por ella al collado de Gongeda landa (556m). En la bifurcación, se toma a la izquierda y se desciende hasta enlazar con una amplia pista que surca toda la montaña a media ladera. Aquí continuando a la derecha, avanzamos cómodamente hasta alcanzar un nuevo cruce donde tomaremos el PR-BI 100.1 en busca de la cima de Pilipaondo (N). A escasos metros del inicio de esta otra pista, la abandonamos para subir por la ladera que tenemos de frente y coronar la cima cubierta de pinos en la que se encuentra el buzón (Pilipaondo, 514m).

IMG_7515

Seguimos las marcas de PR por la pista.

IMG_7519

Abandonamos enseguida la pista para subir directos a la cima.

IMG_7522

Buzón de Pilipaondo.

La ruta prosigue hacia el norte, pasando junto a una torre de alta tensión desde la que se ve muy bien la brecha de la Mina Antón; y se llega enseguida al alto de Larrazelai (478m), donde hay una pequeña placa a modo de buzón. Ahora con rumbo noreste dejamos el barrio de Artiba a nuestra derecha y ascendemos hacia el alto de Azpioleta (425m), con placa identificativa del G.A. Goikomendi, al igual que en todas las cimas anteriores.

IMG_7527

Torre de alta tensión cerca de la cima de Larrazelai.

IMG_7528

Brecha de la Mina Antón.

panolarrazelai1

Gongeda y Zamaia cuando estamos llegando a Larrazelai.

panolarrazelai2

Tontorra visto desde Larrazelai.

IMG_7529

Placa en Larrazelai.

IMG_7537

Placa en Azpioleta.

El sendero gira al noroeste después y en pocos minutos se alcanza el perfecto mirador herboso que es la cima de Tontorra (442m), última de la jornada. Una vez más con buzón del Goikomendi y unas vistas privilegiadas sobre este sector del macizo de Ganekogorta. La bajada la haremos siguiendo la espina dorsal de esta montaña (N); al llegar a un pequeño remanso donde hay una pequeña cantidad de diferentes especies de árboles, el PR-BI 100.1 nos hace girar a la izquierda y poco después a la derecha. Luego se camina junto a una valla y se vuelve a girar a la izquierda para llegar al paraje de Kareatxeta; donde dejamos un edificio de planta rectangular a nuestra izquierda y poco después un chalet con tejado hasta el suelo a nuestra derecha.

IMG_7540

El sendero gira al noroeste.

IMG_7541

Cima de Tontorra.

panotontorra2

Panorámica desde Tontorra al cordal por el que hemos ascendido.

IMG_7557

Seguimos el cordal desde Tontorra.

IMG_7564

Zamaia al iniciar el descenso.

IMG_7569

Llegamos a un pequeño remanso con árboles donde giramos a la izquierda.

IMG_7575

Camino a Kareatxeta.

IMG_7577

Chalet con tejado hasta el suelo.

En el siguiente cruce tendremos que decidirnos por el camino de la izquierda, el cual siguiendo el cordal que se extiende hacia Alonsotegi, nos llevará poco a poco hasta Azordoiaga, y una vez allí, sobre nuestros pasos iniciales, hasta el punto de inicio y final.

IMG_7578

Seguimos el PR BI-100.1 en el descenso, en el cruce a la izquierda.

El track en Mugibili: http://mugibili.euskadi.eus/mugibili/view.do?id=51171

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13187624

 

Anuncios

Con la intención de conseguir algunas de las mejores panorámicas sobre la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, preparamos una circular por algunas de las cimas que cobijan a Bermeo en sus faldas. Con el bocinero monte Sollube como punto culminante de la jornada, recorremos 28km con 1250 metros de ascenso acumulado, en un día que la niebla y las nubes nos dejaron sin el mejor aliciente de esta vuelta, las vistas del estuario. Joseba “Igertu”, nativo de la zona, nos acompañaría en los primeros kilómetros a Jose, Mikel y el que suscribe; ayudándonos a conocer mejor los caminos de la zona y contándonos alguna que otra anécdota. Nada mejor que poder compartir una ruta con alguien que conozca el lugar y nos enseñe sus singularidades.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Entre el campo de fútbol y el cementerio de Bermeo (Bizkaia), hay un buen aparcamiento con zona de autocaravanas; ese será nuestro punto de inicio. Damos los primeros pasos junto a la carretera que lleva al cabo Matxitxako (W); es fin de semana y son fiestas de Mundaka, y una pareja nos sorprende en una cercana campa dando muestras de la fogosidad con la que se vive la fiesta…
Al encontrar a nuestra izquierda la pista del barrio de Arene, abandonamos la carretera. Pronto llegamos a la bifurcación en la que nos encontramos con Joseba y giramos a la derecha; entrando en un camino de monte. En el próximo cruce se opta por la senda que asciende a la izquierda, pasando junto a una gran cruz y atravesando un curioso pinar.

Pasamos junto a una cruz.

Pasamos junto a una cruz.

Avanzamos por un curioso pinar.

Avanzamos por un curioso pinar.

Al salir a un cruce, continuamos ascendiendo siguiendo la línea del GR-98 (vuelta a Urdaibai), GR-123 (Bizkaiko bira) y PR-BI179 (“Tras los pasos de San Juan”); la pendiente se acentúa y después se tumba al girar hacia el mar. Rodeando el Burgoa por su cara oriental, alcanzamos el collado y recorremos los metros finales hacia nuestra primera cima: Aznabarra. Al llegar al cercado que protege la antena, cruzamos un paso habilitado y la vamos rodeando hasta encontrarnos con el hito que indica la máxima cota (434m.).

Cruzando el paso en Aznabarra.

Cruzando el paso en Aznabarra.

Parece que esto es la cima.

Parece que esto es la cima.

La niebla nos priva de las vistas que podríamos tener hacia Gaztelugatxe o Matxitxako, así que no dudamos en regresar hacia el collado por el que vinimos y seguir la línea del gasoducto (S) que lleva directamente a la cercana cima de Burgoa (451m.). En lo alto, junto al vértice, un gran muro de piedras sirve de cobijo.

Camino a Burgoa.

Camino a Burgoa.

Cima de Burgoa.

Cima de Burgoa.

Foto de equipo.

Foto de equipo.

Tras bajar por un resbaladizo sendero (S), progresamos entre pinares paralelos a la pista, por un sendero que va acompañado de los postes del gasoducto de Enagas. Nos despedimos de Joseba, que tiene tareas que hacer en el caserío Igertu, y dejamos el suelo pavimentado a nuestra izquierda para ascender por la trialera que lleva a la cima de Garbola. Al llegar al alto, nos desviamos a la derecha entre helechos en busca del buzón (477m.), escondido en medio de un joven pinar.

Seguimos el gasoducto.

Seguimos el gasoducto.

Una mirada a la costa, la niebla nos estropea la foto.

Una mirada a la costa, la niebla nos estropea la foto.

Buzón de Garbola.

Buzón de Garbola.

Una vez más siguiendo la hilera de postes amarillos, descendemos y continuamos la marcha por el cordal que lleva a lo alto del puerto de Sollube; pasando junto a lo que parece una capea. Al salir a la carretera junto al restaurante, tomamos la carretera BI-4207 que lleva hasta el mismo Sollube. Al encontrar una pista a nuestra izquierda, la seguiremos, ascendiendo al Truende (416m.) donde hay una gran cruz en recuerdo a los hechos allí acontecidos durante la guerra civil.

Camino al puerto de Sollube.

Camino al puerto de Sollube.

Hay que rezar al santo para acceder a la capea...

Hay que rezar al santo para acceder a la capea…

“Reliquias” a poca distancia del restaurante.

Cruz de Truende.

Cruz de Truende.

Un sendero desciende después al collado de Arranotegi (388m.), donde cruzamos la carretera para tomar una vez más la línea del gas y remontar el cordal (SW) pasando por la loma de Atxazpi/Atxagana (505m.). Descendiendo al siguiente collado, visitamos el dolmen de Sollube (completamente tapado) e iniciamos el fuerte ascenso a la antecima de Sollube, conocida como Iturrieta. Una vez superada la fuerte pala, atravesamos el pinar de nuestra izquierda para llegar a la ikurrina situada en la cima (661m.).

El sendero vuelve a la carretera.

El sendero vuelve a la carretera.

Subiendo la trialera que lleva a Atxazpi.

Subiendo la trialera que lleva a Atxazpi.

Pasamos por la cima de Atxazpi casi sin enterarnos.

Pasamos por la cima de Atxazpi casi sin enterarnos.

Dolmen de Sollube.

Dolmen de Sollube.

Seguimos el “gasbidea” para afrontar la gran cuesta que lleva a Iturrieta.

Ikurrina de Iturrieta.

Ikurrina de Iturrieta.

Poco nos queda para llegar al objetivo principal de la jornada. Atravesamos el prado (SW) y remontamos hacia las antenas que comienzan a aparecer entre la densa niebla. Rodeando los repetidores por la derecha, la misma pista nos lleva al buzón del Sollube (684m.); decidimos quedarnos a escasos metros del mismo para almorzar, mientras observamos como varios ciclistas se esfuerzan en llegar a lo más alto. Además de ser uno de los montes con mayor cantidad de antenas que se pueda encontrar, también es uno de los montes bocineros donde se solían hacer hogueras y tocar el cuerno para llamar a las juntas generales.

Por el prado hacia Sollube.

Por el prado hacia Sollube.

Entre la niebla asoman las antenas de Sollube.

Entre la niebla asoman las antenas de Sollube.

Buzón y antena en Sollube.

Buzón y antena en Sollube.

Tras la charleta y el picoteo, arrancamos de nuevo abandonando la pista para dirigirnos al resto de antenas que se encuentran al sureste. Un batido sendero desciende a una zona de esparcimiento con mesas y un divertido cartel que recuerda a los montes bocineros; no podemos evitar el sacarnos una foto en el mismo… Luego se gira a la izquierda por una pista que rodea el Sollube por su cara oriental, la cual seguimos para alcanzar el cordal que se extiende hacia el estuario de Urdaibai. Así, girando a la derecha al llegar a los 550m. de altura, avanzamos por la pista que atraviesa el alto de Munarrinagusi (540m.) casi sin darnos cuenta.

Zona recreativa.

Zona recreativa.

Yo soy “bocinero”.

A escasos metros de Munarrinagusi.

A escasos metros de Munarrinagusi.

Dejamos a nuestra izquierda lo que parecen los restos de un antiguo poblado en restauración, y comenzamos a perder altura por un amplio prado (E-SE) con amplia panorámica. Luego el sendero se adentra en un pinar y gira al noreste, para terminar saliendo a una pista cerca de una granja de gallinas. Por la izquierda de la granja un antiguo sendero baja hasta Urkiobe, donde se sigue primero a la derecha y a la izquierda después, para llegar a la bifurcación donde comienza el ascenso a Katillotxu. Así pues, sobre la altitud de 250 metros, encontramos a nuestra izquierda la senda que asciende entre eucaliptos y lleva a un alto (306m.), donde a pocos metros a nuestra derecha se encuentra el dolmen de Pakotene, del que ahora sólo quedan dos losas verticales. Tras la visita al monumento prehistórico, regresamos al camino y tomamos el sendero que remonta el cordal siguiendo el GR-38 (Ruta del Vino y el Pescado). No tardaremos en coronar el Arribieta (326m.), donde se encuentra el túmulo de Katillotxu II. Siguiendo el sendero se llega en pocos minutos más a la cima de Katillotxu (336m.), coronada por los túmulos de Katillotxu I (dolmen neolítico) y Katillotxu V (dolmen megalítico).

¿Antiguo poblado?

¿Antiguo poblado?

Entramos al prado que tenemos que atravesar.

Entramos al prado que tenemos que atravesar.

Bonita estampa.

Bonita estampa.

Entramos en el bosque.

Entramos en el bosque.

Tomamos el camino junto a la granja de gallinas.

Tomamos el camino junto a la granja de gallinas.

Bajando a Urkiobe con Katillotxu de frente.

Bajando a Urkiobe con Katillotxu de frente.

Es un sendero con cierto encanto.

Es un sendero con cierto encanto.

Entre eucaliptos camino a Arribieta.

Entre eucaliptos camino a Arribieta.

Dolmen de Pakotene.

Dolmen de Pakotene.

Tomando el sendero somital.

Tomando el sendero somital.

Katillotxu II.

Katillotxu II.

Vistas del cordal recorrido desde Katillotxu.

Vistas del cordal recorrido desde Katillotxu.

Dólmenes de Katillotxu.

Dólmenes de Katillotxu.

Foto de equipo en Katillotxu.

Foto de equipo en Katillotxu.

Sin olvidarnos de sacar la foto de cima y de la isla de Izaro, continuamos con nuestra andadura hacia Bermeo (N-NW) por el GR-38. Perdemos altura hasta que llegamos a un depósito de agua, allí tomamos la pista y nos situamos bajo el alto de Gaintxu; el cual nos decidimos a coronar. Remontar la breve ladera y llegamos a la cima (193m.) de este perfecto mirador sobre Bermeo.

Continuamos hacia Bermeo.

Continuamos hacia Bermeo.

Panorámica desde la cima de Gaintxu.

Panorámica desde la cima de Gaintxu.

Volviendo a la pista, la utilizamos para bajar al barrio de Demiku (118m.); donde giramos a la izquierda (W) caminando entre antiguos caseríos, para tomar el sendero que desciende y se sitúa paralelo a un arroyo. Este camino lleva por el barrio de Kurtzio al mismo puerto de Bermeo. Ahora gracias a las recomendaciones de Joseba, vamos a regresar al coche realizando una visita turística de Bermeo. Así, nos dirigimos al parque y después ascendemos por el casco viejo pasando por la plaza en la que se encuentran un antiguo kiosko musical y una imponente iglesia. De allí subimos a la puerta de San Juan, cruzando bajo su arco y siguiendo el camino a nuestra derecha después, para situarnos en un mirador sobre las lonjas del puerto. Luego por el paseo hacia la punta Talaipe y allí girar a la izquierda pasando junto a un parque con mesas y baño incluido; tras este, salimos directamente al cementerio y al aparcamiento donde iniciamos la ruta.

Escudo en un caserío de Demiku.

Escudo en un caserío de Demiku.

Pareja de felinos.

Pareja de felinos.

Sendero que nos acerca al barrio de Kurtzio.

Sendero que nos acerca al barrio de Kurtzio.

Llegamos al centro de Bermeo.

Llegamos al centro de Bermeo.

Iglesia y kiosco en lo antiguo.

Iglesia y kiosco en lo antiguo.

Puerta de San Juan.

Puerta de San Juan.

Llegamos a un mirador sobre el puerto.

Llegamos a un mirador sobre el puerto.

La gente se baña en el extremo del cabo...

La gente se baña en el extremo del cabo…

Así finaliza esta gran circular, ideal para conocer las inmediaciones de Bermeo y Sollube, y rica en miradores del estuario de Urdaibai.

Track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10860996

El track en Ibilbideak:

Entre los ríos Deba y Artibai, se encuentran dos de las montañas más conocidas entre las mugas de Bizkaia y Gipuzkoa: Kalamua/Maaxa y Urko. Tiempo hacía que quería conocer estas montañas, sobre todo por conocer a Unai, un chico que ha subido ya cerca de 2.000 veces al Urko; cuestión que me hacía pensar mucho en qué podría tener esta montaña para atraer tanto a una persona. La mejor forma de hacerlo vi que era partiendo de Barinaga, desde donde estas montañas dibujan un circo y permiten realizar una perfecta ruta circular; de 24km y 1400 metros de desnivel positivo acumulado.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Barinaga (130m. alt., Markina-Bizkaia) es nuestro punto de partida; dejamos el coche junto a la bolera y frontón, un grabado en una piedra lo reconoce como Buztinegi Kirolgunea; y es el único lugar en el que encontraremos aparcamiento con comodidad. Los primeros pasos nos llevan carretera abajo (N), hasta un puente que se cruza sobre el río Urko en busca del PR-BI-23. Pronto comenzamos el ascenso por una pista hormigonada hacia los caseríos de Arriaga, donde giro a la izquierda cruzando un paso cerrado con cadena, y al llegar a una casa remonto por su derecha, volviendo a una senda herbosa. En unos metros vuelvo a enlazar con el PR, que al parecer lo había abandonado en el cruce anterior y la senda se convierte en una curiosa calzada empedrada que gana altura entre pinares. Cuando el camino gira a la derecha y la pendiente da un descanso, decido atacar de frente campo a través, para alcanzar en pocos minutos la cima de Arantzamendi (522m.). En la cima buzón con forma de casa y un tronco a modo de asiento.

Barinaga.

Barinaga.

Salimos a la carretera camino a la iglesia.

Salimos a la carretera camino a la iglesia.

La pista de ascenso es de hormigón.

La pista de ascenso es de hormigón.

El sendero pasa a ser un camino adoquinado.

El sendero pasa a ser un camino adoquinado.

Cima de Arantzamendi.

Cima de Arantzamendi.

La ruta continúa hacia el cercano collado donde hay una chabola de madera. Allí se retoma la senda del PR y se alcanza la bifurcación en la que se opta por la pista de la izquierda, para remontar el cordal que lleva directamente a la cima de nuestro siguiente objetivo: Kalamua/Maaxa (771m.). Varios buzones y unas amplias panorámicas que dejan a cualquiera boquiabierto nos dan la bienvenida a la que para mí es la cima más gratificante del día. Entre otras observamos montañas como Anboto, Oiz, Urregarai, Peñas de Aia, Karakate, e.t.c. Podríamos jugar durante largo tiempo a identificar cimas.

Continuamos al collado donde está la chabola de madera.

Continuamos al collado donde está la chabola de madera.

En el cordal somital del Kalamua.

En el cordal somital del Kalamua.

Buzones de Kalamua.

Buzones de Kalamua.

Santuario de Arrate desde la cima de Kalamua.

Santuario de Arrate desde la cima de Kalamua.

Panorámica desde Kalamua.

Panorámica desde Kalamua.

Otra panorámica desde Kalamua.

Otra panorámica desde Kalamua.

Pero no nos podemos entretener mucho, ya que la jornada de hoy es larga; e iniciamos el descenso hacia el collado de Kalamuako lautada o Kalamuako lepoa (676m., SW), el cual nos separa de Garagoiti, próxima cumbre que tacharemos. Ascendemos por el prado alcanzando el rasante buzón (701m.) con forma de casa.

Bajando a Kalamuako lepoa.

Bajando a Kalamuako lepoa.

Rampa herbosa de camino a Garagoiti.

Rampa herbosa de camino a Garagoiti.

Buzón de Garagoiti.

Buzón de Garagoiti.

Un sendero ligeramente resbaladizo baja por el pinar al collado de Pagolain (675m.), donde existe un refugio del Club Deportivo Eibar. Y una vez más nos topamos con una pronunciada ladera herbosa, que deberemos remontar para llegar a la cuarta cima del día: Arrikurutz/Akondia (748m.). El buzón se encuentra en una amplia planicie herbosa en la que no hay flora que delimite las apreciadas vistas; un lugar que invita a sestear.

Bajamos por un sendero algo resbaladizo.

Bajamos por un sendero algo resbaladizo.

El refugio y la cima de Arrikurutz.

El refugio y la cima de Arrikurutz.

Cima de Akondia.

Cima de Akondia.

Continuando con nuestro camino hacia el collado de Ixua, muy cerca de la cima que abandonamos; topamos con un cartel que nos explica las batallas allí vividas en la Guerra Civil y las fortificaciones utilizadas en los sangrientos cruces. Y otros pocos metros más adelante observamos como alguien ha destrozado la cruz de piedra que daba su nombre a la cima de Arrikurutz; ni el monte se libra de vandalismos… Al descender a un prado por el cual continuaríamos hacia Aizketa, debemos estar atentos para girar a la derecha (SW) y encontrar el sendero que desciende a la ermita de San Pedro. Desde aquí el camino lleva sin grandes complicaciones al alto de Ixua (546m.), y además encontraremos una fuente y zona de recreo.

Cartel que nos explica las batallas de la zona.

Cartel que nos explica las batallas de la zona.

Cruz destrozada.

Cruz destrozada.

Bajando a este collado, giraremos a la derecha, hacia la ermita de San Pedro.

Bajando a este collado, giraremos a la derecha, hacia la ermita de San Pedro.

Sendero de camino a la ermita.

Sendero de camino a la ermita.

Ermita de San Pedro.

Ermita de San Pedro.

Área de esparcimiento llegando a Ixua.

Área de esparcimiento llegando a Ixua.

Llegamos al puerto, detrás se adivina Urko  ya.

Llegamos al puerto, detrás se adivina Urko ya.

Cruzando la carretera (SW) comienza el ataque al segundo objetivo principal del día: el monte Urko. El pisado sendero del GR-123 (Bizkaiko bira) remonta el cordal somital y se abre paso entre un tupido manto herboso. Se gana altura rápidamente coronando esta cumbre (795m.) que domina los pueblos de Ermua (Bizkaia) y Eibar (Gipuzkoa); muga natural entre ambos. Una vez más las panorámicas son cuasi-infinitas, y la sensación de verticalidad es real; tal vez esto sea lo que atrae al amigo Unai a ascender tantas veces esta montaña…

Antiguo indicador de camino a Urko.

Antiguo indicador de camino a Urko.

El sendero se abre paso entre el verde manto.

El sendero se abre paso entre el verde manto.

Mirada atrás antes de culminar.

Mirada atrás antes de culminar.

Buzones de Urko.

Buzones de Urko.

Ermua desde Urko.

Ermua desde Urko.

Desde Urko se ve bien el cordal que seguiremos.

Desde Urko se ve bien el cordal que seguiremos.

Un evidente cordal se extiende hacia el noroeste; es el que cierra el “circo” de nuestra circular; así que lo seguimos descendiendo al próximo collado (668m.), pasamos junto a un puesto de cazadores y seguimos unas marcas de pintura amarilla para terminar arribando a la cima de Mundio (723m.). No encontramos más que un hito de piedras marcando el lugar; pero siguiendo el cordal unos metros nos toparemos con el mojón resultante de la divisoria entre Mallabia, Ermua y Eibar; lugar que escojo para hacer el almuerzo fuerte del día.

Abandonamos la cima por un bonito sendero.

Abandonamos la cima por un bonito sendero.

Puesto de cazadores en nuestro camino a Mundio.

Puesto de cazadores en nuestro camino a Mundio.

Cima de Mundio.

Cima de Mundio.

Mojón divisorio cercano a Mundio.

Mojón divisorio cercano a Mundio.

Tras el renovante descanso, continuamos siguiendo la línea del cordal hasta llegar a una bifurcación en la que se toma la pista de la izquierda. Descendemos y realizando otro giro a la derecha después, se llega al collado de Asuntza (495m.). Frente a nosotros se encuentra la ladera herbosa que hay que remontar (W-NW) antes de alcanzar la subida final al Ariznabar. Con la cima de frente, decido atacarla directamente en lugar de seguir el sendero, la única dificultad es la de ir dibujando zetas para esquivar la maleza. En la cima (594m) sólo encontraremos un mojón que divide Markina de Mallabia.

Collado de Asuntza.

Collado de Asuntza.

Curiosa formación llegando a Ariznabar.

Curiosa formación llegando a Ariznabar.

Ariznabar frente a nosotros.

Ariznabar frente a nosotros.

Mojón en la cima de Ariznabar.

Mojón en la cima de Ariznabar.

Caminando sobre este cordal hacia el suroeste, llegamos en pocos minutos por sendero a la cima de Egiko Lezea (589m.); la cual carece de vistas por encontrarse rodeada de pinos y maleza. El siguiente paso es bajar al cercano collado (NW, 515m.) y remontar entre pinos el sendero que lleva a la insignificante cima de Urutxuri (522m.). Se trata de una simple loma infestada de pinos, sin hito ni mojón que la defina.

Egiko Leze frente a nosotros.

Egiko Leze frente a nosotros.

Esta se supone que es la cima de Egiko Leze.

Esta se supone que es la cima de Egiko Leze.

Cuesta a superar para llegar a Urutxuri.

Cuesta a superar para llegar a Urutxuri.

Pues esta se supone que es la cima de Urutxuri.

Pues esta se supone que es la cima de Urutxuri.

El sendero en cambio es limpio y evidente, por lo que lo utilizamos para bajar al próximo collado (524m.) y atravesar la pista en busca de una flecha pintada en un pino. Este símbolo nos ayudará a encontrar el sendero que remonta la ladera (NW), atajando por la breve pero pronunciada pendiente; y que enlaza con la senda somital. La cima de Olamendi (603m.) pasará prácticamente desapercibida por no estar marcada y coincidir con el camino.

Cruzamos la pista para seguir el sendero que ataja hacia Olamendi.

Cruzamos la pista para seguir el sendero que ataja hacia Olamendi.

El cual va en fuerte pendiente.

El cual va en fuerte pendiente.

Llegando a la disimulada cima de Olamendi.

Llegando a la disimulada cima de Olamendi.

La redondeada loma herbosa de Mendibil se encuentra muy cerca ya; cruzamos una alambrada por paso habilitado y pisando el manto verde ganamos los últimos metros hasta toparnos con el buzón de este perfecto mirador (613m.). Es un buen lugar para fotografiar al colosal Oiz.

Mendibil a tiro de piedra.

Mendibil a tiro de piedra.

Foto de cima en Mendibil.

Foto de cima en Mendibil.

Vistas hacia Ilunpe y los caseríos de Zuloaga.

Vistas hacia Ilunpe y los caseríos de Zuloaga.

Vistas desde Mendibil hacia Oiz.

Vistas desde Mendibil hacia Oiz.

Aunque la ruta se va acabando, todavía queda terreno por recorrer; por lo que continuamos sin parar largo tiempo, bajando por la ladera norte en busca de la pista del PR-BI-24. Un estrecho pero pisado sendero gana altura frente a nosotros por el cordal, y pasa por la mismísima cima de Ilunpe (537m.). Una vez más se trata de una cima sin vistas cubierta por el pinar. El mismo sendero nos guiará por el cordal (NE), perdiendo altura después para enlazar con una amplia pista y llegar al próximo collado (353m.). Al llegar a la siguiente bifurcación, en vez de la pista de la derecha tomamos el sendero de la izquierda, el cual nos llevará hasta el alto de Estrakin (439m.) para luego llegar a las tranquilas casas de Laitua.

Poste indicador camino a Ilunpe.

Poste indicador camino a Ilunpe.

Ahí se encuentra la cima de Ilunpe.

Ahí se encuentra la cima de Ilunpe.

Mojón en el camino.

Mojón en el camino.

En vez de seguir por la pista, tomamos el sendero de la izquierda.

En vez de seguir por la pista, tomamos el sendero de la izquierda.

Aquí esta el punto culminante de Estrakin.

Aquí esta el punto culminante de Estrakin.

Llegando a Laitua.

Llegando a Laitua.

En este punto se gira a la derecha tras superar una casa verde, y luego se atraviesa una langa de madera a mano izquierda. Una senda lleva desde aquí a lo alto de Markizburu (465m.), otra cima sin vistas ni buzón que se puede considerar la cima oriental del Baldaburu. Siendo esto así, proseguimos con la marcha hacia el collado (SE, 430m.) donde encontramos la pista que lleva a Baldako Txuntxurra/Baldaburu. El suelo pavimentado se convierte en sendero y ganamos enseguida la cima (469m.); la cual es un premio al esfuerzo realizado, ya que permite apreciar todo el cordal que hemos recorrido.

Senda de acceso a Markizburu.

Senda de acceso a Markizburu.

Esto sería la cima.

Esto sería la cima.

Salimos a la pista de acceso a Baldaburu.

Salimos a la pista de acceso a Baldaburu.

Cima de Baldako Txuntxurra.

Cima de Baldako Txuntxurra.

Lo hemos conseguido.

Lo hemos conseguido.

Observamos el cordal recorrido desde Baldaola.

Observamos el cordal recorrido desde Baldaola.

Ya no nos queda más que bajar hasta Barinaga, teniendo que retroceder para ello hasta el último collado y allí coger primero la pista y luego el sendero que desciende hacia la ermita de San Cristóbal. Una vez que estamos junto al santuario, nos espera una larga calcetinada por la pista hormigonada que baja hacia el barranco que forma el río Urko en su inicio; la cual lleva al mismo centro de Barinaga en unos 3km.

Sendero para atajar hacia la ermita de San Cristóbal.

Sendero para atajar hacia la ermita de San Cristóbal.

Ermita de San Cristóbal.

Ermita de San Cristóbal.

Nos queda una larga calcetinada por pista.

Nos queda una larga calcetinada por pista.

Últimos metros junto al arroyo Urko.

Últimos metros junto al arroyo Urko.

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10617460

El track en Ibilbideak:

Cerca de la capital Vizcaína, hay una serie de montañas que a pesar de su proximidad a la urbe, esconden rincones e imágenes con encanto. Entre ellas están Arnotegi, Pagasarri y Pastorekorta; además de otras que culminaremos en esta circular de 16,5km y 1050 metros de desnivel positivo. Tras coronar 8 cumbres retornaremos al punto de partida por el barranco de Bolintxu; donde se respira tranquilidad a la vera del río.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

El punto de partida de esta ruta se encuentra en Buia, justo en el punto que termina el barranco de Bolintxu (60m). Antes de cruzar el paso bajo la autopista que lleva al parque de Montefuerte, tomamos un cruce a la izquierda y dejamos el coche bajo un gran edificio antiguo. Comenzamos la caminata siguiendo la pista ( W ); en menos de un kilómetro se divide en dos y optamos por el camino ascendente de la derecha. Este nos llevará hasta una barrera donde hay un panel del anillo verde de Bilbao; cruzando al otro lado de la barrera (E) continuaremos avanzando hasta alcanzar la ladera oriental del Arnotegi.

Primeros pasos.

Primeros pasos.

Vistazo a los montes por los que vamos a andar hoy en la subida a Arnotegi.

Vistazo a los montes por los que vamos a andar hoy en la subida a Arnotegi.

Remontamos la ladera por la pista (NW) y después la abandonamos tomando el estrecho sendero que asciende directamente por el herboso cordal. Pasamos junto a un refugio abierto (Oskorta bidea) y seguimos ascendiendo por la cuerda hasta alcanzar los restos del Castillo de Los Mimbres; ya en la cima del Arnotegi (426m). El vértice geodésico se encuentra unos metros más adelante, desde donde disfrutamos de una de las mejores panorámicas sobre “el botxo”.

Ascendemos a Arnotegi por la ladera herbosa.

Ascendemos a Arnotegi por la ladera herbosa.

Tan cerca y tan lejos de la urbe a la vez.

Tan cerca y tan lejos de la urbe a la vez.

San Mamés, icono de Bilbao.

San Mamés, icono de Bilbao.

Pasamos junto a un refugio cruzando la zona de esparcimiento.

Pasamos junto a un refugio cruzando la zona de esparcimiento.

Cima de Arnotegi.

Cima de Arnotegi.

Castillo de Los Mimbres.

Castillo de Los Mimbres.

Serantes y la ría desde Arnotegi.

Serantes y la ría desde Arnotegi.

Siguiendo el cordal por el lado contrario al que ascendimos, perdemos altura hasta toparnos con la pista que bordea el Arnotegui por el sur. La seguiremos a la izquierda y en las siguientes bifurcaciones a la derecha, para terminar llegando al barrio de Igertu. Allí tomamos la pista que asciende hacia Ganeta (SW) y al llegar a una curva cerrada a izquierdas, atajamos por la ladera que tenemos de frente, en fuerte pendiente; hasta otro camino pavimentado. Siguiendo esta otra pista a la derecha, llegamos a un collado con zona recreativa (453m.). Pasamos junto a un refugio (NE) y atacamos a la cercana cima de Gangoiti (494m), rodeada de pinos y con un pequeño buzón.

Una mirada hacia la zona de Gangoiti, a donde nos dirigimos.

Una mirada hacia la zona de Gangoiti, a donde nos dirigimos.

Un vistazo mientras bajamos a Igertu a los montes que utilizaremos para el retorno.

Un vistazo mientras bajamos a Igertu a los montes que utilizaremos para el retorno.

Ermita de San Roque.

Ermita de San Roque.

Atajamos por la pronunciada ladera.

Atajamos por la pronunciada ladera.

Pasamos junto a una fuente de camino al collado.

Pasamos junto a una fuente de camino al collado.

Llegamos al collado que precede al Gangoiti.

Llegamos al collado que precede al Gangoiti.

Dejamos el refugio a nuestra izquierda.

Dejamos el refugio a nuestra izquierda.

Buzón de Gangoiti.

Buzón de Gangoiti.


Regresando al collado, iniciaremos un fuerte ascenso por el sendero que tenemos de frente (SW) en nuestro afán por evitar las pistas. Ponemos por excusa el disfrute de las vistas que ofrece esta subida para tomarnos un respiro de vez en cuando; y terminamos arribando a la pista de la ladera oriental del Ganeta. Siguiendo este camino durante unos 300 metros al sur-sureste, encontramos a diestra un sendero que remonta hasta lo alto del cordal; muy cerca de la cima del Ganeta ya. Con el repetidor a modo de faro que nos guía en nuestro camino, superamos el último repecho y coronamos la cumbre con su buzón pegado al vallado (685m.).

Paramos con la excusa de sacar fotos en la dura subida.

Paramos con la excusa de sacar fotos en la dura subida.

Ponemos por excusa las fotos para tomarnos un respiro.

Ponemos por excusa las fotos para tomarnos un respiro.

Cruzamos un paso siguiendo el sendero que lleva al cordal somital del Ganeta.

Cruzamos un paso siguiendo el sendero que lleva al cordal somital del Ganeta.

Buzón de Ganeta.

Buzón de Ganeta.

Por la cara opuesta descendemos al collado de Pagasarri (646m); para dejar el famoso refugio a nuestra izquierda y continuar de frente (S) hacia el cercano cordal.Ya en lo alto, tras haber cruzado un vallado; seguimos primero el cordal hacia la derecha para visitar el buzón de Lapurzulogana (677m). Tras hacernos con la cima, encaminamos la marcha hacia oriente en busca de la montaña de los bilbaínos por excelencia: el Pagasarri. Poco antes de llegar a la cúspide de la montaña, encontramos a nuestra derecha el sendero de acceso a la escuela de escalada que hay bajo la cumbre; la cual no dudamos en visitar (info de las vías aquí: http://www.gailurra.org/webgailurra/escaladaenelpagasarri/). Volviendo al cordal, recorremos los últimos metros que entre el karst nos lleván al buzón (Pagasarri, 671m).

Placa homenaje de camino a Lapurzulogana, con Biderdi-Ganekogorta detrás.

Placa homenaje de camino a Lapurzulogana, con Biderdi-Ganekogorta detrás.

Camino del cordal hacia Lapurzulogana.

Camino del cordal hacia Lapurzulogana.

Buzón de Lapurzulogana.

Buzón de Lapurzulogana.

Mugarri regresando a Pagasarri.

Mugarri regresando a Pagasarri.

Paredes de la escuela de Pagasarri.

Paredes de la escuela de Pagasarri.

Vista desde la cia de Pagasarri.

Vista desde la cima de Pagasarri.

Buzón de Pagasarri y Ganeta detrás.

Buzón de Pagasarri y Ganeta detrás.

Panorámica desde Pagasarri hacia la zona de Biderdi-Ganekogorta.

Panorámica desde Pagasarri hacia la zona de Biderdi-Ganekogorta.

No nos resistimos a sacar un montón de panorámicas, tanto de Bilbao como del Ganekogorta; pero debemos continuar, y lo hacemos siguiendo el cordal hacia allí por donde el sol sale (E). Pasando junto a una pequeña cueva retomamos el sendero que desciende hasta el collado de Pastorekorta landa (486m). Frente a nosotros una pronunciada trialera que sigue la línea del gasoducto nos alza a la cima de Pastorekortaburu (591m). Una vez más gozamos de una amplia panorámica, por lo que decidimos parar aquí a almorzar.

Un vistazo a “El botxo” antes de bajar del Paga.

Fauna local con la torre de Iberdrola detrás.

Fauna local con la torre de Iberdrola detrás.

Pasamos junto a una cavidad.

Pasamos junto a una cavidad.

Bajando hacia el collado de Pastorekorta.

Bajando hacia el collado de Pastorekorta.

Llegando al Pastorekortaburu.

Llegando al Pastorekortaburu.

Panorámica desde el Pastorekortaburu.

Panorámica desde el Pastorekortaburu.

Foto de equipo en la cima de Pastorekortaburu.

Foto de equipo en la cima de Pastorekortaburu.

Regresando al collado tras la pausa, tomamos el sendero que al noreste se dirige hacia la cercana cima de Larrako, a la cual se llega recorriendo los metros finales por un estrecho camino rodeado de maleza. La cumbre (474m) es una roca rodeada de matos y espinos. El sendero comienza a descender después (N) por una pendiente herbosa en la que sorteamos algunos escalones de roca. Enlazamos después con una pista sobre la cantera de Artxondo, la cual abandonaremos enseguida para dirigirnos al barranco de Antsola a nuestra izquierda. Al otro lado del arroyo encontramos el sendero que lleva inmediatamente a la cima de Antsola (305m); desde donde se divisa el cercano refugio verde, el cual será nuestro siguiente objetivo. De camino a este refugio nos encontraremos con otro más escondido, y una fuente en la que hay dos pilones bien diferenciados, uno para refrescar y otro para fregar. Después se alcanza el refugio que hemos visto desde Antsola, el cual se encuentra en un lugar privilegiado colgando sobre la cantera de Artxondo.

Accediendo a la cima de Larrako.

Accediendo a la cima de Larrako.

Roca que define la cima de Larrako.

Roca que define la cima de Larrako.

Una mirada hacia nuestros siguientes objetivos, Antsola y Erdiko Atxa.

Una mirada hacia nuestros siguientes objetivos, Antsola y Erdiko Atxa.

Seguimos el sendero que cruza el barranco de Antsola.

Seguimos el sendero que cruza el barranco de Antsola.

Cumbre de Antsola

Cumbre de Antsola

Antiguo Mugarri.

Antiguo Mugarri.

Un vistazo al refugio hacia el que iremos a continuación.

Un vistazo al refugio hacia el que iremos a continuación.

Otro refugio escondido.

Otro refugio escondido.

Placa en la fuente.

Placa en la fuente.

Fuente de Antsola.

Fuente de Antsola.

Llegamos al refugio.

Llegamos al refugio.

El sendero continúa hacia occidente, para cruzar el barranco de “Bolintxuko/Iruntxurreta” y llegar al collado que precede al Erdiko Atxa. Ascendemos entre espinos y karst, ayudados por las manos y llegamos a la cima (273m) de este balcón sobre el barranco de Bolintxu. Resulta espectacular la cresta que forma el Uskorta vista desde aquí. Regresando al collado se toma la pista que desciende a Uskorta, bajo la cara sur del monte homónimo; se cruza una barrera y se gira a la derecha para encontrar unos metros después, a nuestra izquierda, el sendero del barranco de Bolintxu.

En el collado que precede a Erdiko Atxa.

En el collado que precede a Erdiko Atxa.

Cima de Erdiko Atxa con Uskorta al fondo.

Cima de Erdiko Atxa con Uskorta al fondo.

Panorámica de Erdiko Atxa.

Panorámica de Erdiko Atxa.

Vista de Erdiko Atxa hacia  Artxondo.

Vista de Erdiko Atxa hacia Artxondo.

Regresamos al collado para continuar con nuestro camino.

Regresamos al collado para continuar con nuestro camino.

Bajando en busca del barranco de Bolintxu.

Bajando en busca del barranco de Bolintxu.

Erdiko Atxa cuando casi hemos llegado a la barrera.

Erdiko Atxa cuando casi hemos llegado a la barrera.

Cruzamos la barrera.

Cruzamos la barrera.

Siguiendo el curso del río, pasaremos bajo un acueducto y comenzaremos a escuchar el ruído del agua al caer de una cierta altura. Será el anuncio de que estamos a unos metros de la presa de Bolintxu. Bajamos al pie de la misma, para disfrutar de este salto artificial, y continuamos la marcha a pie del arroyo. Este agradable paseo, puede no serlo tanto en épocas de lluvias, ya que se embarra bastante; pero merece la pena realizarlo. Ya casi al final del recorrido pasamos junto a una cata minera. Se abandona el sendero después ya casi cuando estamos en el coche; dando por finalizada la circular.

Pasamos bajo el acueducto.

Pasamos bajo el acueducto.

Presa de Bolintxu vista desde arriba.

Presa de Bolintxu vista desde arriba.

Accedemos a la parte inferior.

Accedemos a la parte inferior.

Cascada de Bolintxu.

Cascada de Bolintxu.

Seguimos el cauce del río.

Seguimos el cauce del río.

Cata minera.

Cata minera.

Punto de partida y final.

Punto de partida y final.

 

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9737103

Y en Ibilbideak:
http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/minimap.do?id=39080

Aquí os va una del rudo invierno, a comienzos del 2015; cuando un gran manto de nieve tapó todas las montañas de Euskal Herria. Un ascenso poco conocido al monte Alluitz, en pleno Duranguesado; que realmente goza de un gran ambiente alpino: el canal de Kokuzkulu. Para realizar esta circular de 7km y 830metros de ascenso acumulado,nos acercaremos hasta la base del canal de Urkulu, y después realizaremos un flanqueo para entrar en el canal de Kokuzkulu y ascender por él a la Cueva del Eco; desde donde ya solo nos quedará una sencilla trepada (I) a la cima.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

Ortofoto.

Ortofoto.

Vídeo:

Las canteras de Atxarte (Mendiola, 290m) serán nuestro punto de partida como en otras tantas caminatas y escaladas. En una fría mañana de febrero, damos nuestros primeros pasos con mucha precaución, por la helada pista hormigonada que pasa junto a la ermita del Santo Cristo. Tras apenas haber recorrido medio kilómetro, a nuestra izquierda encontraremos el sendero que bajo los espolones del Astxiki, lleva hacia el collado de Artola. En este punto abandonamos la pista y cruzamos la barrera de madera para continuar la marcha por él.

Pasamos junto a la ermita del Santo Kristo.

Pasamos junto a la ermita del Santo Kristo.

Tomamos el sendero que va bajo los espolones.

Tomamos el sendero que va bajo los espolones.

Cruzamos un hayal (SE) hasta llegar a las campas de Genzelai (485m). Aquí nos sentimos pequeños ante la inmensidad del Alluitz, sus paredes hacen pequeño a cualquiera. Tras cruzar otro paso habilitado, continuamos avanzando paralelos a la ladera del monte y ganamos altura aproximadamente hasta los 615 metros de altitud. En este punto estaremos situados bajo la característica pedrera de derrubios que da inicio a la canal de Urkulu.

Atravesamos el hayal.

Atravesamos el hayal.

Al salir del bosque nos volvemos pequeños ante la pared de Alluitz.

Al salir del bosque nos volvemos pequeños ante la pared de Alluitz.

Pedrera y entrada al canal de Urkulu.

Pedrera y entrada al canal de Urkulu.

Comenzamos a subir por la inestable pedrera (NE) para llegar hasta la pared que hay a la izquierda del primer resalte de la canal de Urkulu. Aquí, nuestro camino se desvincula de la canal; ya que tendremos que realizar una travesía hacia la izquierda. En este punto decidimos equiparnos antes de que podamos tener sorpresas; así que nos colocamos los crampones, el arnés, piolets y casco. Pegados a la pared, realizamos la travesía y no tardamos en ver sobre nuestras cabezas, en lo alto del canal de Kokuzkulu, la Cueva del Eco.

Nos acercamos a la entrada del canal de Urkulu.

Nos acercamos a la entrada del canal de Urkulu.

Con la cueva a la vista, avanzamos dificultosamente, por cada dos pasos que damos, retrocedemos uno. Es importante elegir bien el día para venir aquí. Contra más nos adentramos en el canal, la pendiente también se acentúa más.Al situarnos bajo una serie de pequeñas terrazas, nos dirigimos al centro del canal y llegamos a un primer resalte (I). Lo superamos sin complicaciones y continuamos ascendiendo en línea recta, hasta toparnos con la pared. Después, realizaremos un flanquéo un poco expuesto hacia la derecha, que nos llevará justo a la Cueva del Eco; perfecto lugar para tomarse un último respiro.

Saliendo de la travesía entramos en el canal.

Saliendo de la travesía entramos en el canal.

La pendiente se vuelve mayor al ganar altura.

La pendiente se vuelve mayor al ganar altura.

Con la cueva sobre nuestras cabezas ya.

Con la cueva sobre nuestras cabezas ya.

Nos hundimos en la nieve.

Nos hundimos en la nieve.

Superando el primer resalte.

Superando el primer resalte.

Seguimos ascendiendo hacia la pared.

Seguimos ascendiendo hacia la pared.

Llegando a la pared antes del flanqueo.

Llegando a la pared antes del flanqueo.

Realizamos un flanqueo expuesto a la derecha que sale junto a la cueva.

Realizamos un flanqueo expuesto a la derecha que sale junto a la cueva.

Salida del flanqueo.

Salida del flanqueo.

Cueva del Eco.

Cueva del Eco.

Ya sólo nos queda trepar el tramo final que lleva directo a la cima. Superamos el resalte de un par de metros que se encuentra a la izquierda de la cueva (I) y a continuación traccionamos con los piolets por la inclinada pala que finaliza en el vértice geodésico de Alluitz (1034m). Las sensaciones al llegar arriba son únicas, al igual que las vistas sobre las nevadas cimas del Duranguesado. Poco después que nosotros llega Joseba, que hoy a ascendido por el canal de Askafe (II+, PD); situado en la cara norte del Alluitz (http://igertu.blogspot.com.es/2015/02/20150210-invernal-al-alluitz-1040m-por.html) . Compartimos sensaciones durante unos minutos antes de emprender el descenso.

Último resalte.

Último resalte.

Traccionando en la pala final.

Traccionando en la pala final.

En la cima con Joseba.

En la cima con Joseba.

Udalatx y Anboto desde la cima.

Udalatx y Anboto desde la cima.

Montañas del Duranguesado.

Montañas del Duranguesado.

Cresterío hacia el Anboto y Urkiolagirre.

Cresterío hacia el Anboto y Urkiolagirre.

Comenzamos a bajar por la arista noroeste, abandonándola al encontrar a nuestra derecha el haya solitaria que suele servir de referencia en el ascenso desde el collado de Artola. Desde aquí perdemos altura en línea recta (NE), hasta los 800 metros de altitud aproximadamente; y después vamos girando a la izquierda (NW) para terminar llegando al collado que separa el Astxiki del Alluitz (634m).

Comenzamos el descenso siguiendo la arista.

Comenzamos el descenso siguiendo la arista.

Bajamos en línea recta.

Bajamos en línea recta.

Hacia el collado de Artola.

Hacia el collado de Artola.

Vemos la huella dejada por Joseba en Askafe.

Vemos la huella dejada por Joseba en Askafe.

En el collado de Artola un poste indicador nos informa que debemos seguir el PR-BI-85 durante 2 kilómetros para regresar a las canteras de Atxarte. De esta forma, nos guiamos por las marcas de pintura blancas y amarillas; mientras admiramos la gran estampa del Untzillatx frente a nosotros. Bajando del collado volvemos a entrar en el bosque y enlazamos con el camino por el que vinimos al amanecer. Ya sólo nos queda desandar los metros iniciales y regresar a Atxarte tras una gran jornada de montaña invernal.

Indicación en el collado.

Indicación en el collado.

Untzillatx frente a nosotros.

Untzillatx frente a nosotros.

 

El track en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9676289

Y en Ibilbideak:
http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/minimap.do?id=38523

 

Con la intención de conocer la sierra de Leia o Aziro, me acerco junto con J.M. Guinea a Nabarniz, Bizkaia. Nuestra idea es realizar una circular de unos 15km y 700 metros de desnivel positivo pasando por las cimas de Illuntzar, Galarregi y Bustarrigan; y también por la entrada de la sima de Ineritze, la más profunda de Lea-Artibai.

Mapa.

Mapa.

Perfil.

Perfil.

A la entrada del barrio de Elexalde (363m.), encontramos un pequeño parking adecuado para dejar el coche. Siguiendo la calle principal (SE), dejamos a nuestra derecha la iglesia de Santa María de Gorritiz (s.XVI) y continuamos por asfalto hasta el barrio de Merika. Nada más entrar en el barrio, hay una bifurcación en la que se opta por la pista de la izquierda; marcada ya con un peculiar cartel en el que se lee “Iluntzar”.

Pasamos junto a la antigua iglesia de Elexalde.

Pasamos junto a la antigua iglesia de Elexalde.

A la salida del pueblo ya hay un cartel que nos habla de la sima de Ineritze.

A la salida del pueblo ya hay un cartel que nos habla de la sima de Ineritze.

El cementerio con la sierra de Arrola detrás.

El cementerio con la sierra de Arrola detrás.

Podemos ver nuestro cercano objetivo desde el comienzo.

Podemos ver nuestro cercano objetivo desde el comienzo.

El cruce que tomaremos en Merika.

El cruce que tomaremos en Merika.

No tardando mucho, la pista comienza a adentrarse en el bosque de la ladera occidental del Illuntzar; tras un giro a la derecha, la abandonaremos para continuar por una serie de senderos señalizados con postes de madera. El estrecho camino ataja ganando altura entre la vegetación, y los carteles nos terminarán guiando hasta la balsa de Pagoeta (664m.), ya en el collado situado entre la loma de Irurkitza y el Illuntzar. Remontamos a nuestra derecha la herbosa ladera para terminar culminando en lo que queda del vértice geodésico de Illuntzar (726m.); hacia el sureste, llaman la atención las vistas sobre el Bedartzandi y Urregarai.

El camino es de grava en su comienzo.

El camino es de grava en su comienzo.

Continuamos por una serie de senderos señalizados.

Continuamos por una serie de senderos señalizados.

Este tramo tiene su encanto.

Este tramo tiene su encanto.

Cruzamos la pista para continuar hacia la balsa de Pagoeta.

Cruzamos la pista para continuar hacia la balsa de Pagoeta.

Balsa de Pagoeta.

Balsa de Pagoeta.

Lo que queda del vértice.

Lo que queda del vértice.

Imponentes Bedartzandi y Urregarai.

Imponentes Bedartzandi y Urregarai.

Buzón de Illuntzar.

Buzón de Illuntzar.

Nuestros próximos pasos nos llevan de vuelta a la balsa de Pagoeta, para seguir el cordal superando la loma de Irurkitza (672m.) y descendiendo después al collado de Ineritze(644m.); donde encontraremos la entrada a la sima homónima. Esta sima posee una profundidad de 340 metros y Javi Urrutia nos cuenta en Mendikat.net sobre ella:

“La leyenda dice que una madre y su hijo se precipitraon al vacio al tratar de alcanzar una flor que había brotado de un mostajo en la entrada de la cavidad. Más abajo brota agua ferriginosa cuyo color rojo se atribuye a las vestimentas encarnadas que portaba la madre. En la ladera E. del mismo monte Illuntzar se abre la cueva de Illuntzarreko lezea, cuya profundidad es de 120 metros”.

Loma de Irurkitza.

Loma de Irurkitza.

Dejamos atrás Illuntzar.

Dejamos atrás Illuntzar.

Llegamos a Ineritze.

Llegamos a Ineritze.

Tras sacar unas fotos y observar las chapas de la reunión desde la que suelen rapelar los espeleólogos, continuamos en dirección Noroeste a través del cordal. Superamos tres lomas (Potrollokorta, Mandalesta y Motrollu) y descendemos hasta enlazar con una pista a la altura de un pabellón. Siguiéndola a nuestra derecha, cruzamos una barrera y continuamos de frente hasta llegar a un cruce de caminos. A la izquierda está la pista que utilizaremos para regresar a Elexalde más tarde; y a la derecha la que utilizaremos ahora para ascender hacia Mendinagusi y Galarregi.

Parabolts en el rápel de Ineritze.

Parabolts en el rápel de Ineritze.

Dejamos atrás la sima.

Dejamos atrás la sima.

Avanzamos por el cordal hacia el Noroeste.

Mirada atrás al cordal recorrido.

Panorámica hacia la zona del Galarregi.

Panorámica hacia la zona del Galarregi.

Antiguo tractor junto al pabellón.

Antiguo tractor junto al pabellón.

En el cruce a la derecha hacia Galarregi.

En el cruce a la derecha hacia Galarregi.

Cuando la pista hace un giro a derecha, vemos una sima en la que han tirado una moto, un coche, y alguna cosa más… así muestra el ser humano el poco respeto que tiene a la madre tierra… Unos 300 metros más adelante, encontramos también lo que posiblemente sea una prospección minera; pegando a la pista. Al llegar a la siguiente curva de herradura, abandonamos la pista y tomamos la fuerte pendiente (NE) que lleva al collado situado entre Galarregi y Mendinagusi.

Restos en la sima.

Restos en la sima.

Posible prospección.

Posible prospección.

Por la pista que asciende al collado entre las dos cimas.

Por la pista que asciende al collado entre las dos cimas.

Al llegar al collado, nosotros giramos a la derecha (E) y caminamos a través del pinar en busca de la cima de Mendinagusi (571m.); aunque no recomiendo esta visita, ya que ni hay vistas ni ningún objeto en la cima, lo cierto es que a nosotros nos regaló varios minutos de observación de un corzo que se detuvo ante nuestra presencia. Regresamos después al collado, y seguimos la senda que se dirige hacia Galarregi (W). En los últimos metros no vemos clara la aproximación a la cima, y hacemos un ataque directo entre la vegetación; llegando con dificultad al buzón (Galarregi, 596m.).

Fauna que se deja ver en Mendinagusi.

Fauna que se deja ver en Mendinagusi.

Cima de Mendinagusi, no merece la pena...

Cima de Mendinagusi, no merece la pena…

Por la senda que lleva a Galarregi.

Por la senda que lleva a Galarregi.

Cima de Galarregi.

Cima de Galarregi.

Aunque tendremos que atravesar un joven pinar intransitable y repleto de telarañas en esta época del año; continuamos hacia el Oeste para bajar a la cercana pista forestal. El camino nos lleva por otro pinar más limpio y bonito, perdiendo altura hasta enlazar con otra pista de grava. Al llegar a una bifurcación, escogemos el camino de la izquierda, pasando junto a un refugio con mesas en su exterior. Cualquiera de los dos caminos que encontramos a continuación, llevan al collado anterior al Bustarrigan; aunque el de la derecha que es el que utilizamos nosotros, da más rodeo. Una vez que estamos en el collado, lo mejor es subir directos en busca de la cima; pero en nuestro caso usamos este camino para la bajada. Nosotros para subir seguimos el camino que rodea la cima por la izquierda y después regresamos por el cordal hacia atrás hasta encontrar el buzón (Bustarrigan, 561m.); rodeado de maleza.

Avanzamos por un pinar más limpio.

Avanzamos por un pinar más limpio.

Refugio.

Refugio.

Hacia Bustarrigan.

Hacia Bustarrigan.

Cima de Bustarrigan.

Cima de Bustarrigan.

Regresamos al collado tras sacar unas fotos; y a partir de aquí os recomendaría volver por donde vinimos, para seguir por la pista pasando bajo el Galarregi y así llegar al cruce donde está la pista que baja a Nabarniz (Airoko Lepoa). Y digo esto porque nosotros seguimos el sendero que desciende hacia el Norte del Bustarrigan, el cual aparece en varios mapas; y aunque al principio parece estar bien, termina convirtiéndose en una auténtica jungla. He intentado corregir esto en el track y en el mapa para que no os encontréis en nuestra misma situación (llegamos a perder un gps que apareció días después).

El sendero que cogimos nosotros para la bajada, nada aconsejable...

El sendero que cogimos nosotros para la bajada, nada aconsejable…

La mencionada pista de hormigón baja en fuerte pendiente al barrio de Zabala, donde se continúa por carretera (S) para afrontar los últimos metros hasta Elexalde.

La pista de hormigón que lleva de vuelta a Nabarniz.

La pista de hormigón que lleva de vuelta a Nabarniz.

Figura en un edificio de Elexalde.

Figura en un edificio de Elexalde.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8268056

En esta ocasión quería quedar con Jose para iniciarle un poco en el mundo de las cuerdas, y pensé que para ello lo mejor era hacer un clásico como es la Arista SE del Mugarra. Aunque realmente es una cresta que se puede hacer sin cuerdas (PD inf; II-III); dispone de buenos bloques donde montar reuniones y practicar técnicas de escalada. La vuelta entera desde Mañaria nos supondrá casi 9km con 800 metros de desnivel positivo aproximado.

Mapa.

Mapa.

Ortofoto.

Ortofoto.

Perfil.

Perfil.

En nuestro caso aparcamos en el parking cercano a la iglesia, aunque hay otro en el centro del pueblo que nos viene mejor. Desde ese último parking se cruza al otro lado del río sobre un puente de madera y se siguen los carteles que indican el ascenso hacia Mugarra; pasando por el barrio de Axpe. Cuando llegamos a la pista que asciende hacia el collado de Mugarrikolanda, nosotros continuamos a la derecha hasta el final de la pista; para situarnos en el corte de la cantera. Hay gente que suele aprovechar un cortafuegos por el que pasa un tendido eléctrico, para ascender directamente a la cresta; pero a nosotros nos gustó más la otra opción.

Aparcamos frente a la iglesia de Mañaria.

Aparcamos frente a la iglesia de Mañaria.

Dejamos a la izquierda la pista que baja de Mugarrikolanda.

Dejamos a la izquierda la pista que baja de Mugarrikolanda.

El cortafuegos que suele utilizar la gente para acceder a la cresta.

El cortafuegos que suele utilizar la gente para acceder a la cresta.

Eskuagatx y Artatxagan.

Eskuagatx y Artatxagan.

Nosotros comenzamos desde la cantera.

Nosotros comenzamos desde la cantera.

Desde la cantera comenzamos a remontar hacia la arista, y no tardamos mucho en encontrarnos con las primeras trepadas (I-II) que aunque sencillas, resultan un tanto expuestas. Al llegar a lo alto de la cresta, comenzamos a avanzar (NW) entre grandes bloques afilados; y vemos como se estrecha enseguida. Este tramo aunque es un poco lento de andar, no es muy complicado. Según nos vamos acercando a Atxurkulu, la arista se vuelve más ancha; luego se interrumpe un momento y volvemos a crestear hasta presentarnos frente a una pared anterior a la cima. Aquí muchos optan por trepar asegurando el paso hacia la derecha y subiendo casi de frente (III); pero está muy expuesto. Nosotros optamos por seguir por la izquierda evitando este paso y encontrando una repisa diagonal que asciende hasta lo alto de la cresta (II), alcanzando así la cima de Atxurkulu (682m.).

Primeras trepadas antes de llegar a la arista.

Primeras trepadas antes de llegar a la arista.

El que suscribe en las primeras trepadas. Foto de J.M. Guinea.

El que suscribe en las primeras trepadas. Foto de J.M. Guinea.

Pronto se estrecha la arista.

Pronto se estrecha la arista.

Avanzamos por donde mejor podemos.

Avanzamos por donde mejor podemos.

Poco a poco se va anchando.

Poco a poco se va anchando.

Un poco de zoom para ver Neberondo.

Un poco de zoom para ver Neberondo.

La cosa se relaja antes de llegar a Atxurkulu.

La cosa se relaja antes de llegar a Atxurkulu.

Ya está cerca Atxurkulu.

Ya está cerca Atxurkulu.

Nosotros evitamos este paso (III) por la izquierda para subir por una repisa diagonal.

Nosotros evitamos este paso (III) por la izquierda para subir por una repisa diagonal.

El collado posterior al que se baja caminando desde la cima, es la brecha de Atxurkulu (662m.). Aquí se puede continuar por la cresta de frente o por el camino de la pedrera que hay a nuestra derecha. Nosotros seguimos por la cresta y aquí sacamos las cuerdas para practicar un poco. Buscamos algún paso aislado de III y montamos la reunión en un bloque. Luego se vuelve a estrechar, pero los pasos son sencillos, por lo que continuamos en ensamble (por no guardar todo el material) hasta llegar a un nuevo descansillo.

Así se ve Atxurkulu bajando de la cima al collado.

Así se ve Atxurkulu bajando de la cima al collado.

Lo que nos queda a partir del collado, nosotros seguiremos la cresta en vez de tomar la pedrera de la derecha.

Lo que nos queda a partir del collado, nosotros seguiremos la cresta en vez de tomar la pedrera de la derecha.

Otra mirada atrás a Atxurkulu desde el collado.

Otra mirada atrás a Atxurkulu desde el collado.

Continuamos en ensamble.

Continuamos en ensamble.

Seguimos remontando sencillas paredes.

Seguimos remontando sencillas paredes.

El tramo final se presenta vertiginoso.

El tramo final se presenta vertiginoso.

Siguiendo la cresta.

Siguiendo la cresta.

Luego nos encontramos con un diedro, que tiene un sólo paso de III y decidimos asegurarlo con un fisurero. Tras este diedro nos encontraremos con el paso más comprometido de la vía, que es un destrepe de II muy espuesto a ambos lados. Este paso lo aseguramos también pasando una cinta a un bloque. A continuación como la roca no parece buena, avanzamos unos metros por la ladera herbosa de la derecha, y evitamos en un primer momento un sendero expuesto que pasa a la ladera de la izquierda. Afrontamos después la trepada de un muro en el que hay un viejo clavo en su base, y ya todo es ir remontando terrazas (I-II) hasta el cordal somital. Así terminamos alcanzando la cima del Mugarra (969m.); perfecto mirador de todo el Duranguesado.

Jose saliendo del diedro.

Jose saliendo del diedro.

Jose tras bajar el paso más delicado.

Jose tras bajar el paso más delicado.

Con un poco más de perspectiva.

Con un poco más de perspectiva.

Seguimos un tramo por hierba.

Seguimos un tramo por hierba.

Mirada atrás desde el tramo herboso. Foto de J.M. Guinea.

Mirada atrás desde el tramo herboso. Foto de J.M. Guinea.

Mirada atrás tras haber pasado a la izquierda de la arista.

Mirada atrás tras haber pasado a la izquierda de la arista.

Superamos unas terrazas.

Superamos unas terrazas.

La arista vista desde arriba impone.

La arista vista desde arriba impone.

Zoom al destrepe delicado.

Zoom al destrepe delicado.

Ultimos metros hacia la cima.

Ultimos metros hacia la cima.

Buzón de Mugarra.

Buzón de Mugarra.

Foto de cima.

Foto de cima.

Para el regreso bajamos por el sendero de la normal hacia el collado de Mugarrikolanda; hay que tomárselo con calma debido a la pendiente. En el collado (760m.) disfrutamos de una de las mejores vistas sobre la Sur del Mugarra, donde hay vías de escala con restricciones por la nidificación de aves. Allí la pista que debemos seguir desciende hacia Axpe (SE) y nos lleva de nuevo al inicio de nuestra ruta, mientras observamos sobre nuestras cabezas la cresta que hemos realizado.

Bajando por la normal a Mugarrikolanda.

Bajando por la normal a Mugarrikolanda.

Ya se ve el collado.

Ya se ve el collado.

Mugarra visto desde Mugarrikolanda.

Mugarra visto desde Mugarrikolanda.

Panorámica.

Panorámica.

Bajamos por pista.

Bajamos por pista.

A nuestra izquierda observamos la arista.

A nuestra izquierda observamos la arista.

El track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7167449

El vídeo: